Seleccionar página

La tienda de Bogotá será ampliada y remodelada.

cartier - Stephane LeforestierStephane Leforestier, vicepresidente de ventas para América Latina, anunció la ampliación y remodelación de la tienda en Bogotá, que reabrirá en noviembre con un espacio de 120 metros cuadrados, la más grande de la marca en la región.

En Colombia, Cartier se está multiplicando por dos. Por estos días cerró su tienda en Bogotá, pero para ampliarla. Cuando sea reinaugurada en noviembre, tendrá el doble de fachada, el doble de altura, el doble de empleados y sus directivos esperan que esta renovación incentive las ventas y se dupliquen en menos de tres años.

La remodelación del local actual obedece a una mayor confianza de la marca de lujo en el futuro del país y su potencial.

Así lo explicó Stephane Leforestier, vicepresidente de ventas para América Latina, quien estuvo en Colombia.

Él no habla del costo de esta inversión, pero da a enterder que pasa del millón de dólares.

“La tienda va a tener un mayor impacto visual, porque tomamos locales de lado y lado, y ahora queda prácticamente en una esquina. También se puede parquear en frente, lo cual es muy importante porque sabemos que a mucha gente con dinero no le gusta comprar en una boutique que esté en un shopping”, comenta este francés con muy buen español.

Él, que vio en 1998 abrir las puertas de esta tienda, reconoce que el país merece tener un local de 150 metros cuadrados, el más grande en América Latina, título que ostentará por un par de años, pues en el 2013 abrirán una en Sao Pablo de 280 metros cuadrado.

“La primera vez que vine a Bogotá fue en enero de 1995 y me sorprendió mucho ver militares patrullando la ciuadad. Yo dije ‘¿por qué quiere Cartier una tienda en este país?.

Y Colombia se convirtió en uno de los mercados, junto con Panamá, de mayores ventas en la región para la marca”, comenta.

Sin embargo, México y Brasil son los líderes en América Latina, en parte por el tamaño de su población. De ahí que en el país de la samba haya seis tiendas y la marca tenga proyectado abrir cuatro más este año.

“Brasil tiene todavía unos cinco años potenciales de gran crecimiento y esto va a ayudar a la economía de la región, porque va a demandar muchos productos básicos que producen los países de América Latina”, explica.

Este lado del mundo se ha convertido en uno polo de crecimiento para Cartier y sus ventas, eso sí después de Asia liderado por China.

“Hay países como Perú y Chile que vienen creciendo a más de un 7 por ciento en los últimos años y eso va a serguir.

Así mismo, la población en la región también está creciendo, su poder adquisitivo está aumentado y a la gente le gusta gastar y comprar productos de lujo. Así que América Latina tiene mucho potencial”, agrega.

Tanto, que los cáculos que hace la firma es que en los próximos cinco años las ventas pueden crecer entre un 20 y un 30 por ciento cada año.

“Todavía hay muchas personas que no se han acercado a la marca porque no saben que tenemos artículos de joyería y relojería desde 800 dólares. Por ahí comienzan y después van accediendo a productos de alta gama”.

Incluso, hay proyectos de abrir más tiendas como en Lima y Santiago de Chile, donde la marca aún notiene una presencia directa con una boutique. Y no descarta abir otra en Colombia.

“Hay ciudades, como Medellín, que tienen un desarrollo fuerte. Podría abrirse allí una tienda en unos cuatro o cinco años”.

EL APETITO CHINO

Esto, incluso, a pesar del alza de los costos que representa el aumento del precio internacional de la onza de oro y de otras materias primas, lo cual llevará a que la marca aumente sus precios un 4,5 por ciento en los próximos meses.

Y está seguro de que esto no va a alejar a los clientes, pues, por lo menos en China, tienen un mercado seguro.

“China está jalonando todo. Por la demanda de China sube el precio del oro. Tiene una población que está creciendo económicamente y quiere comprar lujo. Están empezado a tener acceso a un coche Mercedes, a un bolso Louis Vuitton, a una joya Cartier”.

El afán de consumo de los chinos –cuenta como ejemplo– ha hecho que el 50 por ciento de las ventas del mercado suizo corran por cuenta de ellos. Su apetito hace que la mraca tenga en China 30 tiendas y abra una nueva cada dos meses, de un tamaño entre los 600 y 700 metros cuadrados.

Sin embargo, mercados maduros como Estados Unidos se están recuperando rápidamente y Europa se mantiene bien posicionado, eso sí, gracias al turismo.

“Gran parte de las ventas de Francia, por ejemplo, son de turistas chinos, rusos y de Medio Oriente”, concluye.

Leído en: portafolio.co