La expresión “el tiempo es dinero” cobra interés. Después de presentar notables series limitadas de relojes, como el reloj de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2010, la famosa marca Richard Mille lanza una nueva edición, no menos interesante, de 5 relojes, llamados RM 56 Felipe Massa SAPPHIRE, cada uno con un precio de 1.65 millones de dólares.

A pesar de que los relojes producidos por Richard Mille son conocidos por rendir homenaje a la elegancia y el lujo, no mucha gente esperaba un diseño que cuenta con una caja tallada entera en una sola pieza de cristal de zafiro. Esto hace que todo el proceso de producción sea interesante y, de acuerdo con datos oficiales, muy laborioso. Los profesionales de Richard Mille dicen que se necesitan 1.000 horas para mecanizar la caja, otras 430 horas para moler y otras 350 para el acabado final

Se podría decir que todo este esfuerzo bien vale la pena. El resultado final es complejo, elegante y absorbente. Tanto es así, que el decir la hora podría llegar a ser un poco más difícil que cuando se trata de un reloj común, ya que la atención del usuario se detendrá probablemente en el impresionante sistema mecánico. Se dice que este reloj es reflectante y resistente a los arañazos. El logotipo de Richard Mille se encuentra en la parte posterior, como un seguro de su calidad y opulencia.

Leído en: pursuitist.com