Manufacture Jaeger-LeCoultre electric carTras aumentar el uso del autobús, como transporte público, e incentivar el uso del coche compartido desde Octubre del 2007, Jaeger-LeCoultre cumple ahora con su compromiso de protección medioambiental remplazando uno de los coches de su compañía por un coche eléctrico con la marca de Jaeger-LeCoultre.

Jaeger-LeCoultre está promoviendo el derecho a tres plazas de garaje para empleados de coches eléctricos. Las tres plazas estarán equipadas con una terminal eléctrica para recargar los vehículos durante el día.

El objetivo consiste en concienciar a los empleados en los que respecta a los coches eléctricos facilitando además su utilización.

La Manufactura Jaeger-LeCoultre en marcha con la electricidad verde.

En el año 2009, con la expansión de la Manufactura, una nueva dimensión ha sido añadida al proyecto “Making time more beautiful”.

Los paneles solares fueron instalados en el suelo del nuevo edificio para suministrar todo el agua caliente requerido y alrededor de un tercio de sus necesidades eléctricas.

Para los dos tercios sobrantes, La Manufactura decidió usar un recurso local de electricidad “eco-friendly” adquiriendo energía hidráulica procedente de la “Energia Romande”.

Esta electricidad verde se produce utilizando agua procedente de los lagos y ríos del Valle de Joux.

Esta propuesta ha conferido a la Manufactura Jaeger-LeCoultre la etiqueta “Hydro-local” y con ello ha enfatizado su deseo de promover el potencial regional y limpiar los recursos energéticos.