Reviviendo el encuentro entre Diane Kruger y la Manufactura de Jaeger-LeCoultre, la colección Rendez-Vous confirió un elocuente tributo a la estelar personalidad de la actriz.

Su innata elegancia, su espíritu cosmopolita y sus aciertos inspiraron el mundo femenino de Jaeger-LeCoultre.

El Rendez-Vous representa una completa colección que se ha ido desarrollando en base a una experiencia de casi 180 años.

El desarrollo de una autentica y hermosa relojería que trasciende en el tiempo.