El creador alemán de relojes de lujo Glashütte Original ha inaugurado su primera boutique monomarca en Alemania. Tras una extensa búsqueda de la ubicación más adecuada, la empresa se decidió por el QF Passage, en el corazón de Dresde. La nueva Boutique de 100 m2, la primera en Alemania que ha implantado el nuevo y reconocido concepto de boutique de la marca, da la bienvenida a los visitantes de una forma única, invitándoles a descubrir el arte de la relojería en Glashütte a través de un enfoque multimedia.

La atmósfera de la nueva Boutique, ubicada en Töpferstraße 4, es deliberadamente transparente y acogedora. Las paredes de cristal en dos de sus laterales ofrecen a los visitantes una visión clara del interior, y los compradores podrán entrar desde ambos lados de la boutique. El distintivo aspecto del nuevo espacio de ventas presenta los valores de la Manufactura alemana: perfección técnica, diseño moderno y elegancia atemporal. Los materiales, cuidadosamente seleccionados, su estiloso y desenfadado interior y el concepto claramente contemporáneo convierten las características esenciales de la marca relojera sajona en algo visible y, a la vez, tangible.

El diseño de la Boutique es claramente minimalista y la combinación de roble oscuro, superficies beige esmaltadas y cuero de color claro crea una atmósfera confortable y atrayente. Las formas suaves y fluidas del interior encierran el espacio en un marco perfecto.

La interacción es bien recibida

El nuevo espacio en Dresde se asemeja más a una exhibición interactiva del arte de la relojería alemana que a una boutique tradicional. Dada su proximidad a la sede de la empresa en Glashütte, el concepto puso un énfasis particular en las superficies de presentación. Era necesario que la calidad “hecha a mano en Alemania”, tan evidente en la Manufactura, fuese igualmente evidente para los visitantes de la boutique en Dresde.

Así se dio paso a la construcción, exclusivamente para la boutique en Töpferstraße de Dresde, de una especial “Pared de Manufactura” interactiva. Una gran lupa proporciona a los visitantes una visión clara –desde el componente más pequeño del reloj hasta subensamblajes simples– de los hitos del relojero sajón, en forma de fascinantes relojes. Los cortometrajes, que resaltan aspectos del proceso de producción, amplían la visión del visitante del microcosmos de un reloj.

En el lujoso salón, el diseñador de interiores ha instalado un innovador sistema de presentaciones en forma de dos grandes pantallas de plasma complementarias. El sistema interactivo se controla mediante un tablero táctil incorporado en una mesa del salón. El visitante puede seleccionar una variedad de temas, incluyendo imágenes en alta resolución de la colección de Glashütte Original, así como vídeos sobre la empresa y la producción de sus relojes de alta gama “hechos a mano en Alemania”.

Un equipo competente y multilingüe se encarga de responder a las preguntas de los visitantes de la Boutique. Para garantizar que los clientes reciben el mejor servicio, los miembros del equipo han recibido un curso de formación de varias semanas de duración en la Manufactura en Glashütte. En el futuro, un relojero se unirá al equipo de la Boutique, mejorando así el servicio al dedicarse a asuntos relacionados con garantías, mantenimiento y reparaciones.

Con esta nueva ubicación en Dresde, el relojero alemán de lujo Glashütte Original cuenta ya con un total de seis Boutiques monomarca. El resto está situado en París, Pekín, Shanghai, Hong Kong y Tokio.