Una superficie de 500 m2, rodeada de un concepto innovador que pronto se extenderá por otras ciudades: la Manufactura Jaeger-LeCoultre, referencia a nivel mundial en el ámbito de la relojería, revela su nuevo estilo de decoración para sus boutiques y convierte a la ciudad de Paris en su capital internacional.

Con motivo del 180 aniversario el próximo año 2013, la Manufactura Jaeger-LeCoultre ha optado por transformar la boutique parisina, en el nº 7 de la Place Vendôme, para así expresar su gran expansión y poder convertirla en el nuevo buque insignia de la marca.

En el 2012, la Manufactura va más allá ampliando su departamento internacional para así continuar compartiendo su pasión relojera a escala global.

Paris, Ginebra, Beijing, Shanghái, Hong Kong, Londres, Milán, Moscú, Dubái, Singapur, Macao y pronto será en Las Vegas…

Hoy en día, las boutiques de Jaeger-LeCoultre de todo el mundo perpetúan el espíritu de la Manufactura y sus valores en la innovación.