tissot-powermatic-80-movimiento-automaticoTissot ha trabajado codo a codo con ETA en la búsqueda y desarrollo de este nuevo movimiento. Juntos han llevado al límite la precisión y la energía y han otorgado un nuevo estatus al tiempo, creando una colección de relojes absolutamente innovadores.

La receta del éxito de Tissot es aliar su experiencia y tradiciones relojeras con los beneficios de materiales innovadores. Y el resultado de esto es el Powermatic 80 movimiento automático, que además de una máxima precisión cuenta con 80 horas de reserva de marcha.

Trabajos

Con un nuevo concepto de construcción que integra un nuevo resorte de barrilete, Tissot y ETA han sido capaces de proporcionar una mayor reserva de marcha al reloj, permitiéndole alcanzar las 80 horas sin tener que llevarlo puesto o darle cuerda. Además, han conseguido que el movimiento sea extremadamente preciso y resistente, mejorando el sistema regulador. Uno de los factores que contribuye a esa resistencia es una nueva forma de regular el reloj, eliminando el sistema de raquetería y sustituyéndolo con una tecnología innovadora.

Estas modificaciones esenciales han dado lugar a este movimiento, el Powermatic 80 automático.