Rado incorpora cuatro nuevos modelos ultra finos y sofisticados a su atractiva colección Rado D-Star. Se trata de un conjunto de elegantes cronógrafos automáticos de la familia Rado D-Star disponibles en negro o en cerámica de alta tecnología de color platino con tratamiento de plasma, que denotan una gran masculinidad.

Como todos los relojes Rado, los modelos de esta nueva pequeña colección combinan calidad y estilo, tanto en sus materiales como en la tecnología empleada en su elaboración. Incorporan asimismo un movimiento especialmente diseñado y una reserva de marcha ampliada a 60 horas, que garantiza la puntualidad del Rado D-Star Ceramic Chronograph en todo momento, ya sea para regresar a la oficina o ir al gimnasio, después de un relajante fin de semana.

Gracias a sus dos contadores-cronógrafo, estos modelos incorporan en una sola pieza de relojería todo lo necesario para diferenciar al hombre que los viste.

El modelo con correa de piel y caja con tratamiento de plasma denota un estilo masculino exclusivo y elegante, ideal para la ciudad. La cerámica negra de alta tecnología confiere al único reloj de color negro de la colección un aspecto elegante y deportivo, perfecto para caballeros con clase y un dinámico estilo de vida. Aunque los cuatro modelos poseen detalles diferenciadores propios, todos presentan las mismas ventajas en cuanto a materiales, a saber, gran resistencia al rayado, propiedades hipoalergénicas y confort excepcional.

Tecnología del siglo XXI para lograr un aspecto moderno y masculino

La cerámica de alta tecnología con tratamiento de plasma confiere a tres de estos relojes un llamativo y misterioso brillo metálico de color platino sin necesidad de emplear metal alguno. Rado posee en exclusiva la patente del proceso de carbocementación por plasma, una especie de alquimia moderna consistente en alterar la composición de la cerámica de alta tecnología mediante gases expuestos a 20.000 °C sin modificar sus propiedades esenciales. Aunque sólo varíe el color de la superficie cerámica a medida que el color platino emerge de cada pieza, la cerámica no se degradará con el paso del tiempo y mantendrá su brillo natural resistente al rayado durante años.

La incorporación de una caja “mono-bloque” de una sola pieza elaborada mediante la tecnología más avanzada atestigua que los últimos modelos Rado D-Stars son auténticas creaciones Rado. La evolución de la tradicional caja de forma ovalada conserva el ADN de la marca, basado en el dominio de los materiales y el énfasis en el diseño.

Fichas técnicas