El 2 de junio, finalizó el Festival de la Música de Dresde 2013, que volvió a ser un gran éxito este año. En su 10a edición, la ceremonia del Glashütte Original Music Festival Award tuvo lugar dentro del marco del Festival de la Música de Dresde. El premio, de 25.000 euros, instituido por la manufactura relojera sajona, se otorga en reconocimiento al importante apoyo y compromiso en favor del desarrollo de jóvenes artistas. En el escenario del Teatro de Dresde, el director del Festival de Música de Dresde, Jan Vogler, y Yann Gamard, Director Ejecutivo de Glashütte Original, anunciaron juntos el nombre del ganador del premio de 2013: Thomas Quasthoff.

El barítono bajo alemán no pudo participar en la ceremonia por encontrarse enfermo. Aceptaron el premio en su nombre su esposa, Claudia Quasthoff, y uno de sus alumnos, Manuel Walser, visiblemente emocionados.

Desde 2004, el Festival de la Música de Dresde y la manufactura relojera sajona han concedido el premio conjuntamente para apoyar a artistas emergentes. Thomas Quasthoff es un digno ganador del mismo, en este 10o aniversario, por haber prestado su comprometido apoyo, entusiasmo y competencia musical y artística a jóvenes cantantes, y por introducirlos en el mundo de la escena. Con ocasión de la ceremonia de premios, uno de los alumnos de Thomas Quasthoff, Manuel Walser, obsequió a la audiencia con una composición en honor del ganador del premio. En febrero de 2013, Walser ganó en Berlín el concurso “Das Lied”, que inició Quasthoff.

El ganador de 2013 envió un saludo por escrito a los dos fundadores del Glashütte Original Music Festival Award:

“En primer lugar, quisiera agradecerles con todo mi corazón este premio. Me siento muy honrado por el reconocimiento a mis esfuerzos por atraer al público a la buena música, tanto la clásica como el jazz. Para mí, el auténtico regalo es poder trabajar con gente joven. ¡Gracias por reconocerlo con su premio!”

En su mensaje, Thomas Quasthoff lamentó profundamente no haber podido estar presente en Dresde y deseó que la audiencia disfrutara de un velada excepcional. Manifestó su deseo de volver de nuevo a Dresde, ciudad a la que ama, igual que a su cultura y, por encima de todo, al Festival de la Música de Dresde.

Durante la velada, en el Teatro de Dresde, hubieran tenido que actuar Thomas Quasthoff y Louis Lortie con motivo del 200 aniversario del nacimiento de Richard Wagner. La famosa actriz Marie Bäumer tuvo la generosidad de intervenir en el último momento haciendo una elocuente lectura. La audiencia, visiblemente emocionada por la aparición de los dos artistas, agradeció su actuación con una gran ovación.

La velada concluyó en la espléndida atmósfera del restaurant Félix del teatro, donde los invitados dialogaron sobre la fascinación ejercida por la música y el arte de la relojería.

Antecedentes del Glashütte Original Music Festival Award:

Como en años anteriores, el trofeo del Glashütte Original Music Festival Award fue creado por dos relojeros aprendices de la “Escuela de Relojería Alfred Helwig” de Glashütte. Cada año, la Escuela, propiedad de Glashütte Original y en la actualidad en su undécimo aniversario, forma relojeros y fabricantes de herramientas. En la forma del trofeo se unen la artesanía relojera tradicional con materiales modernos. El tourbillon volante con sus 18 pequeños tornillos ponderados simboliza el virtuosismo de los artesanos relojeros. Es considerado como uno de los máximos signos del arte de los artesanos relojeros y fue desarrollado en Glashütte sobre 1920, por el maestro relojero Alfred Helwig.

Desde 2004, el Premio del Festival de la Música de Dresde, instituido por Glashütte Original, se ha concedido conjuntamente por el Festival de la Música de Dresde y la manufactura sajona. El premio distingue el trabajo de toda la vida de un artista dedicado a las artes musicales, que haya mantenido e impulsado su compromiso con la música a lo largo de varias décadas. Entre los ganadores anteriores del premio están el director Kurt Masur, el coreógrafo John Neumeier, el director de opera Joachim Herz, el violinista Gidon Kremer y la mezzosoprano Christa Ludwig.

El nombramiento en 2009 de Jan Vogler como Director del Festival de la Música de Dresde supuso una reorientación del Glashütte Original Music Festival Award. Con la elección del director de orquesta Gustavo Dudamel, el galardón se otorgó por primera vez a un artista que había dedicado una parte considerable de su tiempo y de su energía a apoyar a jóvenes artistas emergentes. Podemos decir lo mismo de los ganadores de los años siguientes: Valery Gergiev, director artístico y director general del famoso Teatro Mariinsky; Sir Simon Rattle y la Orquesta Filarmónica de Berlín; y Hélène Grimaud. De acuerdo con la concepción y el espíritu del premio, cada uno de los artistas ha decidido que el importe del premio se destine a un proyecto para apoyar el desarrollo de jóvenes artistas.