Concours_International_Chronométrie_Nicolas_Clerc_Claude-Henri_Chabloz_François_ThiébaudLe Locle, 25 de octubre de 2013. Anoche se entregaron los premios de la Competición Internacional de Cronometraje en el Museo del Tiempo de Besançon, en nombre de la perfección en la precisión y de la especialización en relojería, especialmente en el dominio del cronometraje mecánico contemporáneo. Tissot ya se hizo con el primer puesto en 2011 en la categoría “Classic –Enterprise”. Este año, de nuevo, la marca ha demostrado que es experta en su campo al volver a conseguir el primer puesto, además de hacerse con el segundo.

Tras los procedimientos científicos, técnicos y culturales realizados en laboratorios oficiales certificados del Observatorio de Besançon y por el Contrôle Officiel Suisse des Chronomètres (el Control Oficial Suizo de Cronometría) en Bienne, así como las exposiciones a campos magnéticos y golpes particularmente fuertes en la Haute Ecole Arc en Le Locle, el jurado reveló los nombres de los grandes ganadores de las categorías ‘Enterprise’ – Ecole, Classic y Tourbillons.

Proveniente de la colección Tissot T-Complication, el líder de la categoría « Classic » de este año representa los valores de innovación y tradición de la marca. Celebra el arte de la relojería y, en concreto, los 160 años de especialización de Tissot en esta área. Como tal, este reloj simboliza la gama clásica de Tissot. El segundo premio lo recibió un reloj de la misma colección, demostrando la consistencia de la calidad de los productos Tissot.

Tissot está acostumbrado a participar en competiciones de cronometraje y, ya en 1884, la firma recibió el primer premio por el movimiento de cronometraje de su reloj de bolsillo. Estas competiciones permiten a la marca llegar más lejos y superar sus límites en términos de la calidad de sus productos, así como demostrar su valía como marca en un mercado tan competitivo.

Para Francois Thiébaud, Presidente de Tissot, « Recibir este premio es un gran honor para nosotros. Confirma un conocimiento desarrollado a lo largo de los años, permitiendo la superación de la industria relojera suiza. Quisiéramos dar las gracias a todos los que han contribuido a este éxito, dentro de Tissot, del grupo Swatch, y en otras empresas. »

Actualmente, Tissot mantiene un mayor dinamismo y motivación que nunca en el camino de la relojería, adquiriendo cada día un conocimiento inestimable tras 160 años de historia, celebrada este año en todo el mundo, recordando los viejos tiempos que han llevado a la marca hasta donde está, produciendo joyas como éstas.