Desde 2008, la Manufactura Jaeger-LeCoultre ha estado comprometida junto con la UNESCO en la preservación de los fondos marinos. Este año, la Grande Maison del Valle de Joux y la UNESCO eligieron una fecha simbólica –el 22 de abril de 2014, Día Mundial de la Tierra– para desvelar un nuevo vídeo: “Oceans: the Heart of our Planet” (“Océanos: el corazón de nuestro planeta”), que destaca la importancia de los océanos para la vida humana.

Asociación con la UNESCO

Con el objetivo de sensibilizar a la opinión pública mundial por la defensa y la protección de los sitios marinos excepcionales y apoyar esta causa medioambiental, la Manufactura se asoció en 2008 con el Centro del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

A través del Programa marino del patrimonio mundial, Jaeger-LeCoultre se compromete con la protección de los 46 sitios marinos que gozan del estatus más elevado reconocido internacionalmente en materia de conservación, la Lista del patrimonio mundial de la UNESCO. Jaeger-LeCoultre también brinda ayuda económica inmediata a la UNESCO para apoyar a estas Joyas de la Corona del Océano en sus acciones cotidianas. En el trascurso de los últimos años, la Grande Maison ha realizado varias donaciones, en particular en favor del sitio marino excepcional de Fernando de Noronha, en Brasil; del Parque natural del arrecife de Tubbataha, en Filipinas, y del Santuario de fauna y flora de Malpelo, que permitieron la creación de un control regular cuyo objetivo es evaluar el estado de conservación de sus riquezas marinas excepcionales y luchar contra las actividades de pesca ilegal.

El Programa marino del patrimonio de la humanidad

Este programa comenzó en 2005 y su misión es conservar eficazmente los sitios marinos existentes o potenciales que presentan un valor universal excepcional para garantizar así su mantenimiento y preservación para las generaciones futuras.

En la actualidad, de las cerca de 6.000 áreas marinas protegidas en el mundo, 46 gozan del reconocimiento internacional más elevado en materia de conservación, el estatus de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Estos conforman las Joyas de la Corona del Océano, una red compuesta por los más prestigiosos sitios marinos protegidos que disponen de un sistema de gestión eficaz que permite la protección de su valor universal excepcional utilizando métodos de administración modernos.

Los resultados obtenidos a día de hoy

Ente 2009 y 2012, la alianza Tides of Time entre Jaeger-LeCoultre, UNESCO y el International Herald Tribune, junto con el apoyo adicional del Gobierno de Flandes (Bélgica), ha permitido al Centro del Patrimonio de la Humanidad establecer las bases de un futuro sólido y prometedor para su programa marino. Desde el año 2009, el centro ha alcanzado los siguientes logros:

• Duplicación de la superficie marina protegida mediante el Convenio de Patrimonio de la Humanidad. La lista incluye hoy el 20% de todas las zonas marinas protegidas más importantes del mundo.

• Establecimiento de una importante red de administradores de sitios marinos, que ponen en común su experiencia y sus logros por medio de un foro virtual en Internet y reuniones semestrales. En ellos comparten y comunican los resultados concretos de su labor.

• Desarrollo de consejos científicos para ayudar a los Estados miembros a determinar potenciales sitios marinos protegidos y para facilitar la implantación de las últimas técnicas y herramientas de administración.

• Alcance de un reconocimiento sin precedentes por parte de las ONG y del gran público del potencial aún inexplorado del Convenio de 1972 para la conservación de los sitios marinos.

• Establecimiento de una hoja de ruta para aumentar las capacidades de gestión de los sitios marinos inscritos en el Patrimonio mundial y prepararlos para enfrentar los medios marinos cada vez más complejos y difíciles.

• Lanzamiento de nuevos proyectos de hermanamiento entre los sitios marinos con el fin de trabajar conjuntamente en los retos de conservación, en particular en Banc d’Arguin, el mar de las Wadden, las Islas Phoenix, Papahanaumokuakea, Tubbataha y la Gran Barrera de Coral.