Desde su fundación, la elegancia ha sido una de las principales características de Longines, como lo demuestra a través de sus productos y de su comunicación con el eslogan “Elegance is an attitude”. Siguiendo este valor fundamental, la marca lanza The Longines Elegant Collection, con modelos que representan a la perfección el clasicismo y la sobriedad característicos de Longines. Estos relojes, disponibles en tres tamaños y equipados con movimientos mecánicos, lucen una gran variedad de esferas que encarnan su propia definición de la elegancia.

La marca relojera suiza, reconocida por sus creaciones clásicas, presenta The Longines Elegant Collection, una línea de modelos refinados que representa su valor fundamental. A pesar de ser un elemento difícil de describir, la elegancia se reconoce de inmediato y evoca un estilo de vida o una manera de ser, es una cualidad intemporal que simboliza el prestigio. Ha constituido la esencia misma de Longines desde sus inicios y está presente en el eslogan de la marca: “Elegance is an attitude”. A través de este mensaje único y auténtico, los productos y la cultura de la marca del reloj de arena alado se posicionan en el corazón de un prestigioso pasado.

Como la elegancia según Longines consta de sencillez y clasicismo, The Longines Elegant Collection presenta naturalmente relojes redondos que destacan por su estilo sobrio, disponibles en tres tamaños, 25,50 mm, 34,50 mm y 37 mm. Indican las horas, los minutos, los segundos y la fecha, y existen en versión de acero o acero con oro rosa, y algunas piezas están engastadas con diamantes. Fiel a la tradición relojera de Longines, todos los modelos están equipados con movimientos mecánicos. La pulsera de delicados eslabones confiere el toque final a este reloj.

La elegancia para Longines es un sentimiento innato que puede tomar distintas formas. Por esa razón, The Longines Elegant Collection luce varias esferas, cada una de las cuales encarna su propia definición del valor fundamental de la marca. Las esferas oscuras pueden ser de laca negra con índices de diamante o antracita con índices de diamante o aplicados. En los colores claros, Longines presenta una esfera blanca mate con números romanos pintados o índices aplicados sobre una esfera plateada rayada o nacarada con índices de diamante. Las agujas de las horas y los minutos de estos modelos son negras, creando un contraste especial que recuerda que la elegancia también pude ser sorprendente.

Longines tiene su sede en Saint-Imier desde 1832. Su experiencia relojera refleja una fuerte devoción a la tradición, la elegancia y el rendimiento. Longines cuenta con generaciones de experiencia como cronometrador oficial de campeonatos mundiales y como socio de federaciones internacionales de deportes. Conocida por la elegancia de sus relojes, Longines es miembro de Swatch Group, primer fabricante del mundo de productos relojeros. Con el reloj de arena alado como emblema, la marca está presente en más de 130 países.

Fichas técnicas