Con sus relojes, Breguet traduce el paso del tiempo de la manera más hermosa. Así pues, era de esperar que, además de medir las horas, los minutos y los segundos, la Casa se esfuerce por extender su técnica a los días, los meses, los años y la fecha. Desde sus inicios, Breguet ha realizado un gran número de modelos con Calendario Perpetuo, tan complejos como fascinantes. Hoy al igual que ayer, la filosofía de la Manufactura le impide conformarse con los elementos existentes y la alienta a innovar sin cesar, ya sea en términos de técnica o de diseño. Si bien la colección Classique ya cuenta con varios modelos de Calendario Perpetuo, los relojeros de Breguet han trabajado para crear una nueva versión, la referencia 3797. En particular, han concentrado sus esfuerzos en la estética para garantizar una visualización más instintiva de las funciones, sin sacrificar por ello la belleza de la pieza. Puesto que la cantidad de datos presentes en la esfera puede crear confusión rápidamente, Breguet decidió valerse de las nociones de profundidad. Al destacar el disco de las horas y de los minutos en un primer plano, este reloj atrae inevitablemente la mirada hacia la información esencial. A continuación, una lectura más atenta permite consultar todas las indicaciones de un solo vistazo. Para obtener este resultado, la referencia 3797 cuenta con un disco de zafiro descentrado. El disco horario opaco, decorado con cifras romanas metalizadas, sobresale considerablemente del conjunto de la esfera, facilitando una lectura inmediata de la hora gracias a las agujas Breguet de acero azulado con pomme évidée. Bajo el disco, un guilloché con un motivo «clou de Paris» realizado a mano decora la esfera. Está coronado por un semicírculo que muestra un calendario retrógrado.

El tourbillon, cuya rotación se efectúa en un minuto, se sitúa a las 6 horas y se corresponde admirablemente con el disco de las horas. La construcción de la complicación ha resultado ser especialmente compleja puesto que está montada en una estructura curva. A pesar de esta curva, el puente se encuentra delicadamente angulado y rematado con una triple aguja que indica los segundos. El contador de los días, decorado con un guilloché «ola», se sitúa a las 9 horas. En la parte del movimiento, se ha creado una leva especial con el fin de que la indicación se realice de manera instantánea. A las 3 horas, el contador de los meses, decorado con un guilloché en motivo «soleil» para aportar más brillo, se presenta acompañado por una aguja de acero azulado mientras que en su centro, un sol azul indica los años bisiestos.

En el dorso del reloj, un cristal zafiro permite admirar el movimiento del que está compuesta la platina para poder ofrecer la mayor luminosidad posible sobre el tourbillon. Una vez más, el talento y la técnica de los artesanos de Breguet han sido utilizados para confeccionar a mano decoraciones excepcionales. Así pues, los grabados dan vida a una suntuosa parra que parece surgir del movimiento, mientras que el ballet del tourbillon marca el ritmo del espectáculo.

Si bien la referencia 3797 ya cumple la función de obra maestra, los relojeros de Breguet han optado por asumir retos con el fin de ofrecer una versión aún más espectacular con la referencia 3795. En esta pieza, la esfera desaparece para dar paso a una versión esqueleto y revelar toda la maestría de la construcción del movimiento. Verdadera apoteosis que escenifica toda la fineza de la técnica de Breguet, el Classique 3795 es una auténtica pieza de Alta Costura mecánica, pues los grabados de los puentes hacen pensar en el encaje.

Además de las proezas técnicas y estéticas, los Classique Tourbillon Quantième Perpétuel 3797 y 3795 poseen todos los atributos inherentes a un reloj Breguet: las cajas, disponibles en oro rosa o en platino, presentan finas acanaladuras en los laterales, mientras que las asas están soldadas. La decoración guilloché realizada a mano, el número único, las agujas de acero azulado y la firma secreta completan los códigos de identidad presentes en estos modelos.

DESCRIPCIÓN DEL RELOJ REF. 3797BR/1E/9WU

Caja de oro rosa de 18 quilates con canto finamente acanalado. Fondo de zafiro. Diámetro 41mm. Asas soldadas, barritas atornilladas. Estanco hasta 3 bares (30m).

Esfera de oro de 18 quilates plateada con decoración guilloché realizada a mano, según cuatro motivos diferentes. Individualmente numerada y firmada BREGUET. Disco horario con números romanos sobre disco de zafiro. Agujas BREGUET de “manzana vaciada” de acero azulado. Visualización del calendario retrógrado a las 12 horas, del día a las 9 horas, de los meses y de los años bisiestos a las 3 horas. Indicación del pequeño segundero sobre el eje del tourbillon.

Movimiento mecánico de carga manual con tourbillon y calendario perpetúo. Numerado y firmado BREGUET. Cal. 558QP2. 14 1⁄2 líneas. 21 rubíes. Reserva de marcha de 50 horas. Escape de áncora de lado. Volante con tornillos de carga. Espiral BREGUET. Frecuencia 2,5 Hz. Ajustado en 6 posiciones.

Correa de piel con hebilla de cierre de 3 láminas. PVP recomendado: 151.300 €

DESCRIPCIÓN DEL RELOJ REF. 3795PT/1E/9WU

Caja de platino 950 con canto finamente acanalado. Fondo de zafiro. Diámetro 41mm. Asas soldadas, barritas atornilladas. Estanco hasta 3 bar (30m).

Esfera “esqueleto” de oro de 18 quilates plateada. Individualmente numerada y firmada BREGUET. Disco horario con números romanos sobre disco de zafiro. Agujas BREGUET de “manzana vaciada” en acero azulado. Visualización del calendario retrógrado a las 12 horas, del día a las 9 horas, de los meses y de los años bisiestos a las 3 horas. Indicación del pequeño segundero sobre el eje del Tourbillon.

Movimiento mecánico de carga manual con tourbillon y calendario perpetúo. Numerado y firmado BREGUET. Cal. 558QP3. 14 1⁄2 líneas. 21 rubíes. Reserva de marcha de 50 horas. Escape de áncora de lado. Volante con tornillos de carga. Espiral BREGUET. Frecuencia 2,5 Hz. Ajustado en 6 posiciones.

Correa de piel con hebilla de cierre de 3 láminas. PVP recomendado: 233.900 €