Con nuestro planeta en la Bahía de los Glaciares, uno de los sitios marinos inscritos en el Patrimonio Mundial de la UNESCO

Desde 2008, Jaeger-LeCoultre y la UNESCO colaboran activamente para proteger 47 sitios inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Jaeger-LeCoultre brinda su apoyo para la conservación de estos irremplazables tesoros marinos, como parte de su compromiso con la salvaguardia de los más preciosos recursos de nuestro planeta.

Para destacar su compromiso a largo plazo, la Manufactura ha producido un film basado en el Parque Nacional de la Bahía de los Glaciares, ubicado en EEUU, llamado The Guardians.

En él, se celebra la dedicación de los científicos y todas las personas que trabajan de manera efectiva para la conservación de este lugar.

La Grande Maison y la UNESCO han elegido el día hoy, 22 de abril, el 45º aniversario del Día de la Tierra para destacar la asociación y desvelar este video en la boutique Jaeger-LeCoultre de Nueva York. Una fecha muy simbólica que invita a la reflexión sobre los problemas medioambientales.

Una verdadera inspiración para todos los defensores de la preciosa vida marina, este parque fue una elección obvia para Jaeger-LeCoultre. No sólo cobijan algunos de los últimos glaciares y vastos campos de hielo no polares de nuestro planeta, sino que también alberga un bosque espectacular al lado del océano con impresionantes fiordos.

La Bahía de los Glaciares es el hogar de muchos mamíferos marinos como delfines, focas, leones marinos, y varias especies de ballenas, así como las nutrias marinas cuya valiosa piel causado casi su extinción hace varios siglos.

El compromiso de Jaeger-LeCoultre ha aumentado la conciencia entre el público en general de la necesidad de preservar nuestro precioso patrimonio marino. El programa ha ayudado a duplicar la zona marina protegida por la Convención del Patrimonio Mundial y establecer una importante red de administradores de sitios marinos que ponen en común sus esfuerzos y sus buenas prácticas.

El fotógrafo de Alaska y explorador Mark Kelley, quien ha pasado más de 200 días en el Parque Nacional de la Bahía de los Glaciares, se ha unido a Jaeger-LeCoultre y la UNESCO, llevando el reloj Geophysic® 1958, para capturar el ecosistema único de la región y observar los esfuerzos realizados por científicos y gestores de proyectos que trabajan para preservar el sitio.