En la feria Watches & Wonders 2015, en Hong Kong, Montblanc presenta las tres últimas incorporaciones a su Colección Heritage Chronométrie. Con sus refinadas y elegantes cajas que albergan innovadores movimientos, estos relojes combinan todas las virtudes fundamentales de la alta relojería suiza con la artesanía y tradición de Montblanc.

Retorno a los orígenes de la exploración

La expedición iniciada el 8 de julio de 1497 por Vasco de Gama, que salió de Lisboa con una pequeña flota de cuatro embarcaciones – incluyendo su buque insignia el São Gabriel, una carraca de 27 metros de eslora con una tripulación de sesenta hombres – tuvo como objetivo alcanzar la costa de la India. El objetivo de esta ambiciosa empresa era abrir una ruta sur hacia la India con el fin de comerciar e importar piedras preciosas y valiosas especias sin necesidad de pasar a través de intermediarios árabes, persas, turcos o venecianos. Si su expedición tenía éxito, se convertiría en el primer navegante en descubrir una vía marítima meridional a la India.

Dado que en la época de Vasco de Gama no había relojes ni cronómetros para calcular la longitud una vez que todas las líneas costeras desaparecían en el horizonte, él se basó en las constelaciones y el uso de rudimentarios instrumentos de navegación para estimar su posición. Documentos históricos confirman que una constelación sobre todas las demás fue particularmente útil para permitirle encontrar su destino: la Cruz del Sur, una pequeña pero singular y fácilmente reconocible constelación. Sus cuatro estrellas brillantes -Alpha, Beta, Gamma y Delta- forman un tipo de cruz celeste atravesada por la pálida banda de la Vía Láctea. Este punto de referencia permitió a este astuto navegante establecer la trayectoria hacia el Polo Sur geográfico.

El éxito de la expedición de Vasco de Gama se debe fundamentalmente a la valentía del comandante, su sed de acción, voluntad de asumir riesgos y, sobre todo, a su obsesión por la precisión.

Combinando la observación precisa con el cálculo hábil, Vasco de Gama alcanzó la Bahía de Santa Helena en la costa suroeste de África con su tripulación el 4 de noviembre de 1497. Después rodeó el Cabo de Buena Esperanza y alcanzó la India el 20 de mayo de 1498, antes de abandonar el país el 8 de octubre del mismo año y volver triunfante a Lisboa el 9 de septiembre de 1499. Gracias a esta nueva ruta abierta por sus osados marinos, los portugueses aseguraron su supremacía como nación marinera y comercial en todo el mundo occidental.

El legado: precisión

El espíritu pionero y la hábil navegación de Vasco de Gama inspiró a Montblanc para crear una nueva colección de relojes que establece un vínculo entre la obsesión del explorador portugués por la precisión y las raíces de la Alta Relojería. La precisión, que siempre ha sido el objetivo primordial de la relojería, se ha convertido en sinónimo de la palabra francesa “chronométrie”, es decir, medición de tiempo de alta precisión. Este patrimonio de la alta relojería proporcionó el nombre para la nueva Colección Montblanc Heritage Chronométrie. Una edición especial de los relojes de esta serie lleva el nombre de Vasco de Gama, como homenaje a este descubridor excepcional. La distintiva constelación con forma de cruz en el cielo sobre el hemisferio sur también juega un papel esencial.

Los valores de la colección – el patrimonio de Minerva

El espíritu pionero de este explorador excepcional inspiró a Montblanc para crear una serie de relojes únicos que llevan el nombre de Vasco de Gama dentro de su colección Heritage Chronométrie. La vinculación de Montblanc con este espíritu combinado de experiencia y precisión nació por el desarrollo de sus movimientos de cronógrafo en los últimos 157 años.
Entre los muchos mecanismos de cronometraje históricos, cabe destacar, por ejemplo, el famoso calibre 13/20 -lanzado a principios de 1920 y desarrollado especialmente para su uso en relojes de pulsera-, o el cronógrafo a la centésima de segundo que se dio a conocer en 1936. Esta especial dedicación a medir el tiempo de forma precisa y el dominio necesariamente asociado de varias frecuencias hizo que se habilitara la Manufactura Minerva para diferenciarse en una fecha temprana como un experto líder en la fabricación de sus propios volantes y espirales. La Manufactura Montblanc en Villeret defiende y continúa esta tradición hoy. Esta misma herencia también inspiró a la Maison para desarrollar los movimientos de la colección Heritage Chronométrie.

Los valores de Montblanc y la historia de la Manufactura Minerva se expresan también en la reinterpretación de uno de los modelos más emblemáticos de la Manufactura, que data de la década de 1950: el reloj “Pythagore”. El diseño de la caja de este modelo, que albergaba el  calibre 48 10½-line con movimiento de cuerda manual con pequeño segundero, se realizó en 1948, así como el calibre 49, equipado con un segundero continuo. Sus códigos de diseño, que  sintetizan la alta relojería clásica suiza, sirven hoy como inspiración y base para el diseño de la colección Heritage Chronométrie.

Para no dejar nada al azar, las cajas han sido elaboradas cuidadosamente, hasta el más mínimo detalle y presentan de forma alterna superficies pulidas y satinadas para destacar su elegante refinamiento. Para dar un mayor énfasis a esta armonía, están equipadas con biseles y asas redondeadas con sus facetas características. Sus coronas están adornadas con el emblema Montblanc grabado en relieve. Las esferas están decoradas con motivo ‘sol’ o granulado, rindiendo homenaje a su herencia cronométrica con su precisa escala legible de minutos, índices en aplique con doble facetado y números árabes de elegancia atemporal. Agujas con forma de espada facetadas completan esta imagen armoniosa y garantizan la clara legibilidad de las diversas funciones del espíritu de la “chronométrie” suiza.

“Compartir nuestra pasión por la alta relojería” es el principio de Montblanc. El enfoque estético perseguido en la colección Heritage Chronométrie expresa plenamente este lema. El mismo cuidado meticuloso y atención al detalle se prodigan en las grandes complicaciones y en los elegantes y perfectamente funcionales modelos de relojes de tres agujas. Con esta colección, Montblanc ofrece una vez más a los aficionados a la relojería toda la pasión y belleza del arte de la relojería tradicional.

Los mecanismos

Motivado por el deseo de mejora constante, Montblanc presenta los relojes Heritage Chronométrie equipados con movimientos que integran complicaciones innovadoras y funcionales, diseñadas para el uso diario. Además del particularmente práctico modelo Quantième Annuel, Montblanc también ha estado trabajando en el desarrollo de calibres mecánicos tradicionales incorporando numerosas innovaciones. Entre ellas se encuentra el modelo Dual Time, equipado con una ventanilla de segunda zona horaria, una complicación desarrollada ‘in-house’. Esto subraya la experiencia de Montblanc en materia de diseño del movimiento. Este talento lo demuestra una vez más en la original reinterpretación del modelo ExoTourbillon, presentado por primera vez en 2010 como parte de la Colección Villeret. Los relojes de la colección Heritage Chronométrie se llevan con correas de piel de caimán fabricadas en la Pelletteria Montblanc, la manufactura propia de piel de la Maison ubicada en Florencia, Italia.

Calidad testada

Siguiendo una meticulosa inspección inicial, los relojes de la colección Heritage Chronométrie son posteriormente sometidos a una estricta prueba individual de 500 horas en el Montblanc Laboratory Test 500 antes de permitirles abandonar la Manufactura.

Este examen, diseñado para detectar cualquier imprecisión que pudiera haber ocurrido durante los procesos de montaje y ajuste, ofrece a los clientes Montblanc una garantía de que han adquirido un reloj cuyo certificado individual confirma su máxima calidad.