Seleccionar página

Los maestros relojeros de Blancpain han vuelto a poner a prueba los límites de la ultra delgadez, en una colección en la que han remodelado las dimensiones y el diseño de este tipo de piezas de la colección Villeret, para adaptarlo a la muñeca femenina.

Villeret, localidad suiza donde la familia Blancpain se estableció en 1636, ha sido el nombre elegido por la firma de relojería más antigua del mundo, para crear uno de los relojes más innovadores y elegantes de los últimos tiempos, que también tiene su versión femenina, y que ahora presenta nuevo calibre.

Una nueva proeza en la que se rescatan los fundamentos de la relojería, redefiniendo las dimensiones de su diseño ultraplano, como se puede ver en cada uno de los detalles del nuevo Blancpain Villeret Woman, donde merecen especial atención su caja de oro blanco de 18 quilates con un hilera de diamantes, sus asas engastadas en diamantes, su esfera también de oro blanco de 18 quilates con diamantes, y la longitud y elegancia de sus agujas -en forma de hoja-.

Para dotarlo de un aspecto atractivo y delicado, su pulsera es de avestruz en color blanco, que ayuda a realzar el brillo de la esfera, contenida en una caja de 29,20 mm de diámetro y un espesor de 9,20 mm, medidas que consiguen que esta pieza excepcional de Alta Relojería, haga honor a su definición de ultraplano, equipada con el calibre 913, que posee una reserva de marcha de 40 horas.