Blancpain presenta una nueva edición limitada de su exclusivo reloj equipado con un calendario chino tradicional para celebrar el próximo Año Nuevo Lunar del perro. La Manufactura de Le Brassus rinde homenaje a esta cultura milenaria con una pieza excepcional.

El Calendario Chino Tradicional de Blancpain se basa en principios fundamentales establecidos desde hace milenios y profundamente arraigados en la tradición china. En su esfera, las horas, los minutos y el calendario gregoriano conviven con las indicaciones del calendario chino: hora doble tradicional, día, mes con las indicaciones de los meses intercalados, signo del zodiaco, los 5 elementos y los 10 troncos celestes. La combinación de estos últimos con los 12 animales del zodiaco, que representan las ramas terrestres, sigue el ciclo sexagenario central de la cultura china. Las fases de la luna, elemento clave de los calendarios completos de Blancpain, también están presentes y desempeñan aquí un papel predominante, dado el vínculo entre el ciclo lunar y los meses chinos tradicionales.

Contrariamente al calendario solar gregoriano, que utiliza el día solar como unidad de base, el calendario chino tradicional es lunisolar, es decir, un calendario solar cuya unidad de base es el ciclo lunar (29,53059 días). Como un año de 12 meses lunares (354,36707 días) cuenta con aproximadamente 11 días menos que el año trópico o solar (365,242374 días), de vez en cuando se intercala un mes para preservar la correspondencia con el ciclo de las estaciones. Cada mes del calendario chino, incluyendo el mes intercalado, empieza el día de la nueva luna, de modo que su extensión es de 29 o 30 días. Así, cuando un año incluye un mes intercalado tiene 13 meses y es más largo que el año trópico. Al contrario, cuando no incluye un mes intercalado, el año de 12 meses lunares es más corto que el año trópico. Esta particularidad explica por qué la fecha del Año Nuevo Chino varía.

El nuevo Calibre automático 3638 que anima este reloj está dotado de 7 días de reserva de marcha a pesar de tener 464 componentes, entre ellos 39 rubíes. Su complejidad está vinculada tanto al número de indicaciones que presenta como a la irregularidad de sus ciclos. La hora, los minutos y el calendario gregoriano se pueden ver en el centro.

El contador situado a la altura de las 12 h muestra las horas dobles en dígitos y en símbolos (ciclo de 24 h) mientras el de las 3 h revela los elementos y los troncos celestes (ciclo de 10 años). El mes del calendario chino (ciclo de 12 meses), su fecha (ciclo de 30 días) y el indicador de los años bisiestos se presentan a las 9 h, mientras que la apertura a la altura de las 12 h hace visible el signo del zodiaco del año en curso (ciclo de 12 años).

Las fases de la luna se observan a las 6 h. 2018 es el año del perro en el calendario chino lunar. Por ello, el perro que se encuentra en la apertura ubicada a la altura de las 12 h presagia un excelente Año Nuevo.

La caja de platino de 45 mm de diámetro está dotada de una corona ornamentada con un cabujón de rubí e integra 5 correctores bajo las asas para permitir el ajuste de las indicaciones. Naturalmente, esta pieza de excepción incluye los atributos clásicos de la colección Villeret: su forma double pomme y una esfera de esmalte grand feu cuya vuelta de horas está compuesta por piezas aplicadas de oro e indicaciones transferidas antes del horneado. Las agujas principales en forma de hoja están ligeramente caladas y la del calendario gregoriano, de acero azulado, adopta la forma serpentina tradicional. Este reloj, limitado a 50 ejemplares, cuenta con una masa de oro blanco grabada con un perro en conmemoración del año 2018.

También está disponible, en edición no limitada, una nueva versión del Calendario Chino Tradicional en oro rojo.