No deje nunca su reloj

El Tissot Alpine On Board Cuarzo es un reloj increíble. Este modelo, eminentemente elegante, incluye una nueva característica que hará las delicias de los aficionados al automovilismo y los apasionados de los mecanismos de relojería fina. Este reloj de tres agujas se retira fácilmente de la correa y se fija en el salpicadero del Alpine A110 mediante un soporte hecho de un aluminio especial. Su caja, de generosas dimensiones, ofrece una visibilidad perfecta mientras se conduce. Un aliado imprescindible para los pilotos de Alpine.

Un carácter distintivo

El diseño de colores y el perfecto acabado del Tissot Alpine On Board Cuarzo lo convierten en un reloj diferente. Los toques de naranja deportivo de las agujas recuerdan a los salpicaderos de las series Alpine de los años sesenta y aportan un toque enérgico. Estas notas brillantes destacan sobre una esfera negra, que facilita la lectura de la hora. Un espléndido homenaje a la colaboración de Tissot con Alpine: la «A» inicial de la casa automovilística adorna el segundero azul Alpine y su logotipo aparece grabado en el fondo. La correa de piel perforada se hace eco de los volantes de los coches de carreras clásicos y distingue el Tissot Alpine On Board Cuarzo como un modelo inolvidable.

Características del Tissot Alpine On Board Cuarzo

  • Fabricado en Suiza
  • Movimiento de cuarzo
  • Caja de acero inoxidable 316L desmontable con fondo grabado
  • Hermético hasta una presión de 10 bares (100 m)
  • Correa de piel con hebilla estándar
  • Edición especial
  • Estuche de presentación especial
  • Diámetro: 45 mm