La línea de productos 1858, inspirada en el espíritu de la exploración montañera, se acerca a la naturaleza con sus cajas de bronce, sus nuevas y flamantes esferas en verde caqui y sus correas de tipo NATO a juego.

Los legendarios relojes profesionales Minerva de las décadas de 1920 y 1930, precisos, legibles y resistentes a las condiciones extremas, fueron concebidos para el uso militar y la exploración. El Montblanc 1858, inspirado en esos relojes históricos, rinde homenaje a la extraordinaria herencia de la Manufactura Minerva. Tres nuevas ediciones captan el espíritu de los paisajes más espectaculares con una elegante combinación de verde y bronce. Los modelos Montblanc 1858 Automatic, Montblanc 1858 Automatic Chronograph y Montblanc 1858 Geosphere son los fieles compañeros de los aventureros y exploradores más intrépidos en sus expediciones por los bosques, los campos o los picos más altos.

Minerva: más de 160 años de historia en el mundo de la Alta Relojería

La tradición relojera del Montblanc Villeret se remonta a 1858, cuando Charles-Yvan Robert fundó un taller de relojería en el valle de Saint-Imier. La Manufactura fue ganando reconocimiento internacional para sus relojes de precisión, convirtiéndose en uno de los especialistas líderes en la fabricación de relojes y cronómetros profesionales.

Los hitos relojeros de la Maison, que rinden homenaje a los más de 160 años de historia en el mundo de la Alta Relojería de Minerva, se han convertido en la inspiración para el desarrollo de los relojes Montblanc 1858.

El espíritu de la exploración montañera

El Montblanc 1858 se inspira en el mundo de la exploración de montaña, de la mano de un nuevo color verde caqui que realza su conexión con la naturaleza. Los nuevos relojes Montblanc 1858 son una reinterpretación de los relojes de bolsillo y los cronógrafos Minerva de las décadas de 1920 y 1930 que captura el espíritu del pasado y lo pone al día combinando una caja de bronce de aspecto vintage enriquecida con aluminio que evoluciona con el tiempo e innovadoras y altamente funcionales complicaciones de manufactura. Estos relojes, fieles compañeros para aventuras al aire libre, presentan un diseño ideal para exploradores modernos que fijan sus propios retos, expresan su propio estilo personal, cuentan con un estilo de vida auténtico y se sienten conectados con la naturaleza, lo que les permite alcanzar nuevas metas en la vida.

Las cajas de bronce de acabado pulido y satinado presentan unas esbeltas asas biseladas y un fondo de caja elaborado en titanio con revestimiento de color bronce para reducir el riesgo de alergias cutáneas. El fondo de caja también está adornado con un grabado del emblemático Mont Blanc, una brújula y dos piquetas de hielo cruzadas, todo un guiño al espíritu de la exploración montañera. El reloj incluye otros detalles como las coronas acanaladas, que recuerdan las de los relojes de aquella época, o el robusto cristal de zafiro abombado que realza el aspecto vintage de cada reloj.

En aras de la visibilidad y el diseño, las esferas en verde caqui contrastan con las históricas agujas «catedral» luminiscentes con un diseño «cloisonné» ligeramente abombado para conseguir uno de los acabados más refinados. Entre otros detalles, cabe citar también los números árabes con revestimiento de SuperLuminova* beige, una minutería de estilo «ferrocarril» y el logotipo de Montblanc original de la década de 1930, con el tipo de letra y el emblema de la montaña del Mont Blanc originales.

*SuperLuminova es una marca registrada que no pertenece a Montblanc

Los relojes lucen un aspecto contemporáneo e incorporan correas de tejido tipo NATO de alta calidad. Estas correas se elaboran en Francia en una fábrica textil tradicional que lleva más de 150 años activa. Gracias a su buen hacer artesanal, las correas tipo NATO son refinadas, robustas y duraderas, y se notan muy cómodas en la muñeca.

Con el objetivo de garantizar el rendimiento de la línea de producción, todos los modelos Montblanc 1858 se someten a más de 500 horas de desgaste simulado, con pruebas y controles específicos bajo condiciones extremas. Los modelos Automatic, Chronograph y Geosphere gozan además de resistencia al agua hasta 100 metros, lo que garantiza su rendimiento en todos los entornos.

Novedades del Montblanc 1858

Este año marca la llegada de cuatro nuevas ediciones del 1858: dos nuevos modelos 1858 Automatic, un modelo 1858 Chronograph y un modelo 1858 Geosphere.

Los dos nuevos modelos 1858 Automatic permiten elegir entre una caja de 40 mm totalmente en broce (las versiones anteriores presentaban una caja de acero con bisel de bronce) con esfera en verde caqui, o bien una caja de acero con esfera en negro. El nuevo 1858 Chronograph presenta una caja de 42 mm totalmente en bronce con esfera en verde caqui, un telón de fondo ideal para los contadores bicompax. Por último, pero no por ello menos importante, el modelo 1858 Geosphere, dedicado al desafío de las Siete Cumbres del mundo, el santo grial del alpinismo de aventura, está ahora disponible también en esta nueva combinación de colores bronce y verde caqui.