Reloj Jaeger-LeCoultre AMVOX2 Transponder

Reloj Jaeger-LeCoultre AMVOX2 Transponder

¡Ponga en marcha el motor de su Aston Martin! El nuevo reloj AMVOX2 Transponder es la alianza de una mecánica de alta gama con una ingeniosa electrónica. Ofrece lo mejor de dos mundos diametralmente opuestos y demuestra que ningún desafío es insuperable para la Manufactura Jaeger-LeCoultre.

Con el AMVOX2 Transponder, un híbrido de mecánica y electrónica, la Grande Maison del Valle de Joux presenta el nuevo resultado de su asociación con la marca de automóviles deportivos británica Aston Martin.

Esta colaboración dio vida en 2006 a una innovación relojera vanguardista: en su primer cronógrafo AMVOX, Jaeger-LeCoultre puso a punto un mecanismo totalmente inédito para activar las funciones de puesta en marcha, parada y vuelta a cero del cronógrafo. En este guardatiempos los tradicionales pulsadores situados sobre el flanco de la caja fueron reemplazados por un gatillo situado a la izquierda que permite saber instantáneamente si el cristal del reloj está “activo” o no. En la posición “bloqueada”, está bloqueado en la posición central, neutra. En la posición “desbloqueada” se puede bascular hacia arriba o hacia abajo con respecto a un eje horizontal. Las funciones de puesta en marcha, de parada y de vuelta a cero del cronógrafo se activan haciendo pivotar el cristal del reloj hacia las 12 o hacia las 6 horas. Para poner en marcha el cronógrafo, basta con hacer bascular el cristal del reloj presionándolo a la altura de las 12 horas, y una nueva presión a las 12 permite pararlo y, por consiguiente, detener la medición en curso. En cuanto a la vuelta a cero de la aguja central de los segundos, así como de los contadores de 30 minutos y de 12 horas, esta se efectúa haciendo bascular el cristal del reloj mediante una presión a la altura de las 6 horas. ¡Todas estas manipulaciones se realizan de manera simple, ingeniosa e intuitiva! Nada, absolutamente nada, puede distraer al propietario de un AMVOX2 cuando desea activar su cronógrafo.

La activación o arranque vertical que permite este óptimo confort de uso se basa en un mecanismo totalmente inédito. En el borde de la caja, bajo el cristal, un sistema de rótula aprovecha el efecto de palanca activado por la presión ejercida sobre el cristal, que pilota así las funciones del cronógrafo gracias a la transmisión de impulsiones precisas. Cada palanca que interviene en el proceso está montada sobre un rodamiento en miniatura de acero inoxidable dotado de siete esferas de solo 0,1 milímetros de diámetro.

El motor del cronógrafo AMVOX2 es el calibre 751E. Este, que cuenta con rueda de pilares y embrague vertical, concebido y producido por Jaeger-LeCoultre, dispone de una reserva de marcha de 65 horas y un escape de áncora suizo sin raqueta. El relojero ajusta las eventuales diferencias de funcionamiento del reloj mediante cuatro pequeños tornillos dispuestos sobre el aro del volante. Dichos tornillos le permiten repartir el peso de manera precisa para compensar rápidamente todo desequilibrio existente. Si extrapolamos, esta operación se puede comparar con el equilibrado de las ruedas de aluminio forjado de los neumáticos de competencia de un Aston Martin. El rotor que sirve al armado del calibre Jaeger-LeCoultre 751E está montado sobre un rodamiento de esferas de cerámica que no requiere ningún tipo de mantenimiento, lo que garantiza que los movimientos de la muñeca serán transformados permanentemente en energía nueva por el barrilete del AMVOX2.

La principal diferencia entre el guardatiempos versión 2014 y el modelo original de 2006 reside en su función abrir (open) y cerrar (close) a distancia las puertas de un Aston Martin. Para el nuevo AMVOX2 Transponder 2014, Jaeger-LeCoultre ha integrado dicha función en la caja del reloj, lo que permite a su propietario controlar las puertas de su Aston Martin gracias a la caja del reloj. Ciertamente algunos lectores recordarán que ya existían relojes AMVOX equipados con esta función. Efectivamente, la Manufactura ya había desarrollado el concepto para el AMVOX2 DBS Transponder, el AMVOX2 DB9 Transponder y el AMVOX2 Rapide Transponder. Cabe señalar, sin embargo, que ellos recibieron dichos nombres porque solo funcionaban con el Aston Martin DBS, DB9 o Rapide, y no como el nuevo AMVOX2 Transponder, que funciona con todos los modelos actuales de Aston Martin.

Los propietarios de un AMVOX2 Transponder pueden utilizarlo para cerrar y abrir su Aston Martin a distancia o para encontrarlo fácilmente encendiendo los faros. Con este nuevo modelo, los conductores de Aston Martin pueden, de ahora en adelante, activar y programar dichas funciones para todos los modelos de la producción actual. Pero el reloj no reemplaza totalmente la llave del coche. En efecto, aunque la apertura y el cierre pueden ser activados mediante el reloj Jaeger-LeCoultre, para emplear la función Keyless Access, que permite arrancar y parar el motor, la llave de contacto del auto sigue siendo indispensable. Un detalle merece una particular atención: la apertura del Aston Martin, que se lleva a cabo acariciando simplemente el cristal de zafiro del reloj, ofrece la misma sensación que cuando el conductor arranca el motor con el botón “start/stop”. En efecto, en ambos casos presiona una superficie redonda de cristal de zafiro.

Esta interacción perfecta entre el reloj y el coche se efectúa gracias a un microemisor integrado en el doble fondo de la caja del AMVOX2. La antena del sistema, posicionada directamente bajo el cristal del reloj, es bien visible. Esta ha sido meticulosamente colocada por evaporación térmica entre las 8 y las 4 horas para permitir una comunicación óptima con el Aston Martin con un bajo consumo de energía, lo que ayuda a economizar la pila. Los diseñadores de Jaeger- LeCoultre aprovecharon para convertir esta coacción técnica en un elemento decorativo del guardatiempos. Dos captadores, elegantes y discretos a la vez, marcados con la inscripción “open” y “close”, fueron depositados igualmente por evaporación térmica bajo el cristal del reloj; basta con tocarlos suavemente para abrir y cerrar el Aston Martin y activar los faros.

Para el AMVOX2 Transponder 2014, Jaeger-LeCoultre ha perfeccionado nuevamente el concepto inicial, que consistía en fabricar un cronógrafo de fácil utilización para los ambiciosos conductores de coches deportivos. El guardatiempos conservó el arranque vertical para la marcha, parada y vuelta a cero mediante el cristal del reloj; el ingenioso mecanismo que la Grande Maison del Valle de Joux ha integrado bajo la esfera para permitir este arranque y el aspecto incomparable de un cronógrafo sin pulsador de puesta en marcha y de parada sobre el flanco derecho de la caja. En cambio, la microelectrónica albergada en el doble fondo de la caja del AMVOX y la antena colocada por evaporación térmica sobre el cristal del reloj, que actúan conjuntamente para permitir la comunicación con el automóvil, han sido perfeccionadas aún más.

Pero este guardatiempos no sería totalmente un Jaeger-LeCoultre si no propusiera descubrir un detalle particular. Cuando el “corazón” del AMVOX2 Transponder, el Calibre 751E, está en marcha y emite su característico tictac, el logotipo da una vuelta completa en un minuto entorno a su eje, en una ventanilla situada a la altura de las 6 horas. Si este se detiene, eso quiere decir que el reloj también se ha parado.

AMVOX2 Transponder – Características técnicas

Movimiento

• Movimiento mecánico de carga automática, Calibre Jaeger-LeCoultre 751E

• Frecuencia: 28.800 alternancias por hora

• 41 rubíes

• 5,65 mm de altura

• 280 componentes

• 65 horas de reserva de marcha

Funciones

• Horas, minutos, cronógrafo, indicador de marcha, fecha

• Sistema de arranque vertical del cronógrafo mediante movimiento bascular de la caja

• Transponder

Esfera

• Negra satinada y rutenio

• Dígitos e índices luminiscentes

Agujas

•Bastón, luminiscentes

Caja

• Titanio

• 44 mm de diámetro

• Cristal de zafiro

• Hermeticidad: 5 bar

Brazalete

• Piel, hebilla desplegable de acero satinado

Referencia:

• Q192T480 (versión Mundo) y Q192T48A (versión US), AMVOX2 Transponder

Jaeger-LeCoultre y Aston Martin. Dos leyendas dirigidas por el espíritu de la innovación

Jaeger-LeCoultre y Aston Martin. Dos leyendas dirigidas por el espíritu de la innovación

El acuerdo establecido hace ya casi una década entre las dos icónicas marcas, que han contribuido notablemente en el desarrollo de sus respectivos campos – Alta Relojería y coches deportivos – han impulsado espectaculares innovaciones técnicas y creaciones relojeras que reflejan estos valores compartidos por estas dos legendarias marcas.

En 2013, con ocasión del 180 aniversario de la Grand Maison del Vallée de Joux y el centenario de la manufactura de coches, tres piezas originales entre estas dos vanguardistas compañías, cuya historia se ha trazado en líneas paralelas, simbolizan la constante búsqueda de la perfección. Esta filosofía, forjada día a día, ha llevado a estas marcas a alcanzar la categoría de iconos.

En los talleres de Gaydon y del Vallée de Joux, generaciones de artesanos unen sus habilidades, dando vida a excepcionales relojes y automóviles que son muy esperados por un público conocedor y amante del deporte y de la estética.

El acuerdo firmado entre Jaeger-LeCoultre y Aston Martin en 2004, que establece una cooperación de larga duración, es una unión lógica entre compañías extraordinarias. Mientras que el talento ya es raro de por sí, la asociación entre dos iconos es tan poco común como la aparición de dos nuevas estrellas en el firmamento de la invención.

Los lazos establecidos entre los departamentos de I+D de ambas marcas han intensificado su cooperación dando lugar a importantes técnicas de innovación. La última novedad incluye el transponder, un sistema compuesto de un micro transmisor dentro del reloj capaz de controlar el cierre centralizado de los coches; el cronógrafo de arranque vertical muy fácil de usar que recuerda a la sensación que se siente al ponerse al volante de un Aston Martin; la introducción de movimientos con características especificas diseñados para la conducción deportiva; y el desarrollo de materiales con grandes innovaciones técnicas.

Fiel a los valores de esfuerzo e innovación, esta asociación tiene profundas raíces históricas, ya que los primeros coches de carrera de Aston Martin fueron equipados con contadores Jaeger-LeCoultre, ya conocidos por su precisión. Las características de diseño de los modelos AMVOX rinden homenaje a los modelos pioneros al reproducir el barrido de 270o de estos legendarios relojes.

Para el CEO de Jaeger-LeCoultre, Jérôme Lambert, el éxito de este acuerdo es muy fácil de entender: “La tradición de la excelencia representa la base de una alianza dinámica y duradera basada en la experiencia de cada compañía y nutrida por el conocimiento de la relojería, que se refleja en las innumerables patentes registradas por la manufactura durante el curso de su historia, hoy ya 180 años”.

En cuanto al CEO de Aston Martin, Ulrich Bez , “El éxito de esta excepcional marca en su centenario se debe a una combinación de personas, patrimonio y productos y sobre todo se trata de la pasión que se emplea en todo lo que hacen. Aston Martin es líder mundial en diseño y lujo – ofreciendo lo mejor de la artesanía y la tecnología combinadas con ingeniera, dotando de excelencia a cada uno de sus productos”

En 2013, la cercana relación entre Jaeger-LeCoultre y Aston Martin adopta una nueva apariencia, con la presentación de los dos primeros modelos de la colección Aston Martin. Esta colección ofrece a los conocedores de la Alta Relojería una gama de relojes excepcionales, dotados de funciones y características de gran utilidad, que evocan el mundialmente conocido sello del fabricante de automóviles británico. Finalmente, un nuevo cronógrafo mundial se posiciona como la primera pieza de la línea AMVOX hecho de un innovador material de alta tecnología, cermet.

“Aniversario Follow The Drive” Entre innovación y excelencia, desde Gaydon hasta el Vallée de Joux

“Aniversario Follow The Drive” Entre innovación y excelencia, desde Gaydon hasta el Vallée de Joux

En 2013, conmemorando el 180 aniversario de la Grande Maison en el Vallée de Joux y el centenario del legendario fabricante de coches inglés, tres relojes originales simbolizan los estrechos lazos entre estas dos vanguardistas compañías.

Para celebrar estos dos memorable aniversarios, Jaeger-LeCoultre y Aston Martin organizaron el “Aniversario Follow the Drive”: un viaje a través de la historia y el patrimonio de las dos compañías. Darren Turner, piloto oficial del Aston Martin Racing, que ha competido en el Aston Martin Racing en Le Mans y en el campeonato FIA GT WEC , lideró esta maravillosa aventura desde la base de Aston Martin en Gaydon hasta el Vallée de Joux.

Estuvo acompañado por amigos y seguidores de las dos marcas, que tuvieron el privilegio de conducir los últimos modelos de la manufactura británica, así como de llevar los relojes más recientes de la línea Aston Martin. Tras cruzar el canal, el tour hizo parada en Paris, en frente de la boutique de Jaeger-LeCoultre en la famosa Place Vendôme, la mayor tienda propia de la marca en el mundo. Aficionados a la mecánica en todas sus formas, se pusieron en camino hacia el Vallée de Joux, la cuna de la Alta Relojería donde Jaeger-LeCoultre está asentado desde 1833.

El personal de la Manufactura dio una especial y calurosa bienvenida a los aventureros, ya que los lazos que se han tejido entre los distintos departamentos de las dos marcas se han intensificado de manera constante, así como su cooperación sigue dando lugar a una serie de notables innovaciones técnicas.

Durante el viaje desde Inglaterra a la Vallée de Joux, los seguidores de la relojería y el automovilismo disfrutaron de la oportunidad de descubrir los primeros modelos de la colección de Aston Martin, así como del nuevo cronógrafo mundial AMVOX5 equipado con una caja de alta tecnología reforzada con el material cermet, dando

Con motivo de los 180 años de la Grande Maison y del centenario de Aston Martin, Jaeger-LeCoultre presenta 3 relojes inéditos

Con motivo de los 180 años de la Grande Maison y del centenario de Aston Martin, Jaeger-LeCoultre presenta 3 relojes inéditos

La Manufactura Jaeger-LeCoultre y el fabricante de coches Aston Martin, que comparten los mismos valores de innovación técnica, iniciaron una asociación hace casi una década.

Master Compressor Extreme W-Alarm Aston Martin

Este reloj despertador posee una indicación de horas universales que permite leer la hora de todos los husos horarios a simple vista. El Master Compressor Extreme W- Alarm Aston Martin, animado por el Calibre 912, un movimiento automático desarrollado bajo el techo de la Manufactura, combina perfectamente el savoir-faire relojero y el espíritu deportivo, realzado por las llaves de compresión de la caja patentadas por Jaeger-LeCoultre. La esfera negra en la que destacan las indicaciones rojas y blancas evoca inmediatamente las rejillas de ventilación de los coches Aston Martin.

Master Hometime Aston Martin

Desarrollado para los trotamundos, el concepto Hometime se presenta en una serie especial Aston Martin. Su diseño clásico y depurado optimiza la lectura de los dos husos horarios mediante la aguja esqueleto que indica la hora de referencia. Dotado del movimiento 975H, el Master Hometime Aston Martin encarna perfectamente los valores comunes de las dos marcas: innovación, fiabilidad y rendimiento.

AMVOX5 World Chronograph Cermet

La emblemática función cronógrafo, ideal para todo piloto de carreras, se combina con una visualización simultánea de la hora en 24 husos horarios. Además de la aguja de cronógrafo central, luce dos contadores, uno a cada lado del eje vertical, que contabilizan los minutos y las horas transcurridos desde el inicio del cronometraje. Al interior de la caja de cermet reforzado, que destaca por su ligereza, late el Calibre 752, movimiento automático Jaeger-LeCoultre.

Master Compressor Extreme W-Alarm Aston Martin watch

Technical characteristics Movement: Mechanical automatic Jaeger-LeCoultre Calibre 912, crafted, assembled and decorated by hand

28,800 vibrations per hour 45-hour power reserve 315 parts 23 jewels

7.8 mm thick

Functions:

Hours, minutes, seconds, date, world time: city disc combined with a 24-hour inner bezel ring, alarm with double hours and minutes display, on/off alarm selection

Dial:

Black, Aston Martin radiator grill motif 24-hour inner bezel ring: two-tone red/white Luminescent numerals and hour-markers

Hands:

Local hours and minutes: trapeze-shaped, openworked, luminescent,

Case:

46.3mm Case in satin-brushed grade 5 titanium, polished steel base Shock-absorbers Cambered sapphire crystal Water-resistant to 100 metres

Straps:

Black alligator leather Second black rubber strap supplied in the presentation box

Reference:

Q177847N, limited series of 100

Master Hometime Aston Martin watch

Technical characteristics

Movement:

Mechanical automatic Jaeger-LeCoultre Calibre 975H, crafted, assembled and decorated by hand

28,800 vibrations per hour 48-hour power reserve 230 parts 29 jewels

5.7 mm thick

Functions:

Local time independently adjustable in both directions (travel time), date synchronised with local time, reference time, day/night indication linked to reference time, minutes and small seconds

Dial:

Sunburst black. Rhodiumed numerals and hour-markers. Aston Martin logo

Hands: Dauphine type

Case:

40 mm steel Sapphire crystal case-back Water-resistant to 50 metres

Strap:

Slate grey alligator leather

Reference:

Q162847N

AMVOX5 World Chronograph Cermet watch

Technical characteristics

Movement:

Mechanical automatic Jaeger-LeCoultre Calibre 752/1, crafted, assembled and decorated by hand

28,800 vibrations per hour 65-hour power reserve 279 parts 39 jewels

5.72 mm thick

Functions:

Hours, minutes, small seconds, date, city disc, chronograph (hour and minute counters, central seconds hand)

Dial:

Black with luminescent numerals and hour-markers

Hands:

Openworked and luminescent hours/minutes hands

Case:

44 mm in reinforced cermet and titanium

Strap:

Black calfskin

Reference:

Q193A470, limited series of 500

Durante la promoción de su nueva pelicula “Iron Man 3” lanzada esta primavera, el actor protagonista Robert Downey Jr. ha llevado relojes Jaeger-LeCoultre en estrenos por todo el mundo

Durante la promoción de su nueva pelicula “Iron Man 3” lanzada esta primavera, el actor protagonista Robert Downey Jr. ha llevado relojes Jaeger-LeCoultre en estrenos por todo el mundo

Para el estreno en Los Ángeles el 24 de Abril , el famoso actor eligió llevar su reloj Jaeger-LeCoultre AMVOX5 World Chronograph, el mismo que se le vio en la muñeca a principios de mes, durante el estreno en Corea del Sur.

Su reloj AMVOX5 World Chronograph es uno de los 300 de edición limitada en cerámica y titanio.

Su aspecto mantiene todas las características de la línea AMVOX: números blancos luminiscentes y el clásico barrido de las agujas del reloj de 270º; una esfera que evoca la parrilla de los coches Aston Martin; así como las funciones de tiempo y cronógrafo se muestran en dos subesferas complementadas por un indicador de marcha a las 6 en punto sobre el logo de Jaeger-LeCoultre.

El disco de ciudades simboliza las 24 zonas horarias y permite conocer de inmediato la hora en cualquier parte del mundo. Como sutil homenaje a la tradición automovilística, Londres ha sido reemplazado por Gaydon, la ciudad en Warwickshire los prestigiosos coches Aston Martin se fabrican.

Jaeger-LeCoultre y Aston Martin: Visión de futuro con el AMVOX7 Chronograph

Jaeger-LeCoultre y Aston Martin: Visión de futuro con el AMVOX7 Chronograph

Jaeger-lecoultre-AMVOX7-Chronograph_SLa colaboración entre Jaeger-LeCoultre y Aston Martin celebra su octavo aniversario con la presentación del AMOVX7, el primer cronógrafo de arranque vertical dotado de visualización de la reserva de marcha radial. Concebida por la Manufactura del Valle de Joux, la línea AMVOX seduce desde hace casi una década tanto a los apasionados de la bella relojería como a los fanáticos de deporte motorizado. El AMVOX7 Chronograph enarbola las características de una colección emblemática en una nueva caja con una forma aún más ergonómica, manifestando el espíritu de vanguardia de una alianza íntegramente dedicada a la innovación estética y técnica inspirada en el prestigioso constructor de automóviles británico.

Un diseño refinado al servicio de funciones intuitivas

Antes de un examen detallado, el AMVOX7 Chronograph seduce inmediatamente las miradas por el motivo que ornamenta su esfera en el que se reproduce el diseño de la rejilla de aireación delantera del Vanquish, el nuevo modelo desvelado por Aston Martin el pasado mes de junio. No obstante, este evidente parentesco fue sólo el boceto que inspiró una búsqueda formal en perfecta concordancia con las características técnicas del reloj. Los relojeros y artesanos de Jaeger-LeCoultre han aportado un cuidado particular a la realización de decoraciones refinadas. La diversidad de los acabados empleados en las distintas superficies confiere una notable profundidad visual a una esfera negra con contadores color gris antracita sobre la cual los matices blanco y rojo destacan por su legibilidad.

Una nueva función hace su entrada triunfal en la línea AMVOX, la visualización de la reserva de marcha radial. En el AMVOX Chronograph, esta indicación se hace visible en dos aberturas practicadas en la parte superior del realce, a ambos lados de la esfera negra. Durante el armado del reloj, los discos rojos de la reserva de marcha se juntan como si quisieran enlazar al número 12, mientras que a medida que se desarma el barrilete, desaparecen nuevamente para desvelar poco a poco las palancas del cronógrafo. Una vez más, este modo de visualización de percepción instintiva está en perfecta adecuación con el sentimiento de inmediatez que confiere la conducción deportiva.

La caja de titanio grado 5 se distingue por sus acabados técnicos absolutamente refinados. Los biseles de las asas están minuciosamente pulidos mientras que las ornamentaciones aportadas a la corona y al gatillo se singularizan por la alternancia de superficies granalladas, pulidas y satinadas. Por último, la banda de la carrura y la parte superior de las asas presentan un delicado satinado horizontal.

En 2005, la Manufactura Jaeger-LeCoultre presentó el nuevo cronógrafo de arranque vertical. Ilustra la primera técnica intuitiva para proceder a la medición de los breves intervalos de tiempo. Antes de iniciar un evento, el usuario no necesita mantener el dedo sobre el pulsador para activar el cronógrafo sin atraso en el momento exacto de la partida de una carrera, pues un simple gesto sobre el cristal basta para hacer bascular la caja sobre su eje horizontal y empezar inmediatamente una nueva medición. Al igual que todos los inventos revolucionarios, este sistema ofrece una extraordinaria simplicidad de uso, de modo que los deportistas ansiosos de cronometrar la evolución de sus prestaciones se preguntan cómo pudieron vivir sin él. En efecto, una presión del cristal a la altura de las 12 horas pone en marcha o detiene el mecanismo del cronógrafo, mientras que la misma operación realizada sobre la extremidad inferior de la esfera pilota la vuelta a cero de las agujas del cronógrafo. Para evitar una manipulación errónea, un gatillo situado sobre el flanco de la caja sirve de palanca de mando: cuando se encuentra en la posición central, todas las funciones del cronógrafo quedan aseguradas según la descripción mencionada. Al contrario, la posición hacia arriba, bloquea el cronógrafo mientras que la posición inferior permite activar y desactivar el cronógrafo, pero desactiva la vuelta a cero.

Esta inmediatez intuitiva no está reservada a la mecánica relojera, también se ha adoptado en las visualizaciones. En la esfera negra esqueletada y los contadores del cronógrafo color gris antracita forman un perfecto contraste con las agujas y los números blancos. El siempre útil indicador de marcha ocupa la posición inferior de la esfera, sobre la ventanilla de la fecha situada a las 6 horas.

Una técnica a la altura del desafío

Sin embargo, la carrocería de este motor reservado a las más hermosas prestaciones también ha sido el objeto de cuidados especiales y la caja del AMVOX ha sido replanteada. De ahora en adelante luce asas monobloque que permiten una mejor integración del brazalete para ofrecer una óptima ergonomía. La corona también ha sido sometida a una evolución: igualmente integrada a la caja, ofrece la doble ventaja de una presión más cómoda y una manipulación más precisa. Por muy esenciales que sean, estas características no deben hacernos olvidar el avance capital obtenido por la sutil modificación de la forma de la caja con el fin de favorecer un mejor posicionamiento de la muñeca. Gracias a la adición de un nuevo elemento sobre el fondo de la caja, el brazalete conserva en todo momento una curva perfecta garantizando así el asiento ergonómico del reloj sobre el antebrazo. Una ventaja decisiva tanto en la ruta como en las otras situaciones de la vida cotidiana en las que cualquier incomodidad, por más mínima que sea, constituye un obstáculo en la toma de decisiones rápidas.

Tanto para Jaeger-LeCoultre como para Aston Martin, resulta imposible detenerse en tan buen camino. Si otros se declararían satisfechos del resultado alcanzado, el equipo de desarrollo del AMVOX7 Chronograph ha completado nuevamente este prodigioso abanico de innovaciones con un sistema que permite proceder, en un abrir y cerrar de ojos, al cambio de brazalete, según el humor y las necesidades del momento: un brazalete metálico que será el digno compañero de las hazañas y actividades al aire libre, mientras que su equivalente en piel destacará con su sobriedad la distinción de un reloj que se armoniza felizmente con las circunstancias más elegantes.

Todas estas cualidades requieren un motor cuyas características deben estar a la altura de todas las expectativas y de una muy apariencia única. En este ámbito, también los conocedores apreciarán el calibre mecánico de carga automática 756 de Jaeger-LeCoultre. Con su frecuencia de 28.800 alternancias por hora y su reserva de marcha de 65 horas, ofrece un impresionante palmarés en términos de robustez, fiabilidad y precisión. ¿Y qué más podíamos esperar de un mecanismo cuyas prestaciones técnicas serían comparadas con las del nuevo Vanquish de Aston Martin?

Una asociación que vive del impulso de ambas empresas. Aunque parece simple que una empresa relojera de prestigio se asocie con un constructor automovilístico de renombre, la fuerza unánimemente consagrada en la conclusión de un acuerdo como este se apaga rápidamente ante la ausencia de valores compartidos. La asociación entre Jaeger-LeCoultre y Aston Martin está más viva que nunca ahora que entra en su octavo año. Esta asociación ya ha dado vida a creaciones excepcionales que encarnan progresos importantes en el ámbito de la técnica. El secreto de este éxito que se inscribe en el tiempo descansa únicamente en una visión común, enriquecida por la pasión por la innovación.

Jaeger-LeCoultre AMVOX7 Chronograph Características técnicas

Movimiento:

mecánico de carga automática, Calibre Jaeger-LeCoultre 756, manufacturado, ensamblado y decorado a mano
28.800 alternancias por hora
65 horas de reserva de marcha
335 piezas
39 rubíes
7,39 mm de grosor

Funciones:

horas, minutos
fecha
cronógrafo de arranque vertical : contadores de las horas y minutos, segundero central
reserva de marcha radial
indicador de marcha a las 6 horas

Esfera:

negra esqueletizada
dígitos aplicados con SLN blanco/azul
contadores del cronógrafo gris antracita
rejilla: representa las rejillas de aireación de los automóviles Aston Martin Vanquish
logotipo Aston Martin sobre el realce
fecha a las 6h
Indicación del estado de la reserva de marcha sobre el realce

Agujas:

H/M: rodiadas con superluminova blanco, cepillado a lo largo
indicador de marcha a las 6 horas
2 puntos de referencia del contador H y M lacados en rojo
segundero crono lacado en rojo

Caja:

ø 44 mm, titanio Grado 5
grosor 15,64mm
sobre el fondo, logotipos Jaeger-LeCoultre y Aston Martin grabados en el fondo
cristal de zafiro box abombado
hermético hasta 50 metros
Brazaletes y hebilla:
brazalete intercambiable
piel de becerro negro
hebilla desplegable 20 mm Referencia: 194 T4 70

Los modelos AMVOX vistos en las muñecas

Creada por la Manufactura del Valle de Joux, la linea AMVOX ha llamado la atención, por su alta creación relojera, en esta última década, a fans del deporte del motor.

Imágenes:

El piloto Adrián Fernández con un reloj AMVOX 2 de Jaeger-LeCoultre, el piloto de Aston Martin Darren Turner con un reloj AMVOX 1 de Jaeger-LeCoultre, el presidente de Aston Martin David Richards con un reloj AMVOX 2 de Jaeger-LeCoultre, el tenista español Feliciano Lopéz con un AMVOX 5 de Jaeger-LeCoultre.