Jaeger-LeCoultre Duomètre Unique Travel Time. Una primicia relojera

Jaeger-LeCoultre Duomètre Unique Travel Time. Una primicia relojera

jaeger-lecoultre-duometre-unique-travel-timeLa Grande Maison del Valle de Joux le debe su increíble destino al espíritu de inventiva de su fundador, Antoine LeCoultre. Desde 1833, cada uno de los relojes firmados por Jaeger- LeCoultre ha sido realizado con la pasión que surte de su constante búsqueda de perfeccionamiento técnico. Cada obra maestra, legado de los 180 años de savoir-faire, se beneficia de las investigaciones más punteras.

El reloj Duomètre Unique Travel Time, la nueva interpretación del revolucionario movimiento Dual-Wing creado por Jaeger-LeCoultre, refleja los avances técnicos de la Manufactura en el ámbito de los relojes con husos horarios y ofrece soluciones inéditas a los viajeros apasionados por la bella relojería.

Primicia mundial para un reloj worldtime: éste reloj permite ajustar la hora del huso de destino con la precisión de un minuto. Gracias al worldtime, el viajero puede ajustar su huso horario en todos los continentes y países sea cual fuere el desfase horario.

Fiel al espíritu técnico y estético de las creaciones de la línea Duomètre firmadas por Jaeger- LeCoultre, el reloj Duomètre Unique Travel Time revela las distintas facetas de la excelencia relojera de la Manufactura del Valle de Joux. Se impone como un referente absoluto de la mecánica relojera y de la elegancia que desde 1833 va implícita en todas las creaciones firmadas por la Grande Maison. El pasado, el presente y el futuro se corresponden con una maravillosa complicidad en esta pieza excepcional, la que fue presentada en exclusiva durante la inauguración de la boutique Jaeger-LeCoultre de la Plaza Vendôme de París.

En este nuevo movimiento, el sistema Dual-wing se divide en dos mecanismos: mientras el primero está dedicado a la visualización de la hora local, el segundo permite la visualización del segundo huso horario. Los dos mecanismos comparten el mismo órgano regulador pero cada uno dispone de una fuente de energía propia e independiente, lo que evita las pérdidas generadas por las interacciones entre ambos mecanismos. El funcionamiento del segundo huso horario no tiene influencia alguna en el funcionamiento del reloj, lo que mejora considerablemente su precisión.

Cada mecanismo dispone de 50 horas de reserva de marcha. Además, para ofrecer una facilidad de uso absoluta, la misma corona permite armar los dos barriletes: mientras su giro anti-horario remonta el barrilete de las horas, la rotación horaria permite remontar el barrilete del huso de viaje.

Segundo acto: en vista de la complejidad de las funciones, la esfera finamente granallada se revela con perfecta claridad. Dos magníficos contadores dispuestos simétricamente aportan un equilibrio perfecto al rostro de esta creación relojera –la primera ventanilla a la altura de las 2h pone en escena las horas y los minutos, y la segunda a las 10h acoge las horas y los minutos del worldtime (Tiempo universal). En la esfera, dos dígitos especialmente aplicados en rojo rinden homenaje a la dirección de la Boutique Jaeger-LeCoultre: los números 7 y 9.

Incitación al viaje. Como en un mapamundi, la indicación día/noche y el disco de las horas están dispuestos a las 6h, lo que facilita su lectura. La única corona se emplea tanto para el ajuste de las horas del huso de viaje en la posición 1 y la hora local en posición la 2; y como mencionamos anteriormente, para el armado de los muelles reales, en posición 0, basta con girar la corona en sentido horario para armar el barrilete de la indicación horaria o girarla en sentido contrario para remontar el del huso horario de viaje.

Tercer acto: dotado de un acabado de notable belleza, el calibre Jaeger-LeCoultre 383 se revela a través del fondo de cristal de zafiro del reloj. Sus puentes y rodajes destacan por su achaflanado hecho a mano y enarbolan molduras pulidas. Los móviles, que también están achaflanados a mano u ornamentados con molduras pulidas, están acaracolados o endulzados. Esta decoración se inspira en la gran tradición de los relojes de bolsillo de la Manufactura marcando nuevos hitos por sus logros excepcionales. Visibles también en el reverso, el nombre de las ciudades grabadas corresponde a los 24 husos horarios.

Producido en serie limitada a 100 ejemplares de oro blanco de 18 quilates, el reloj Duomètre Unique Travel Time fue realizado especialmente para la inauguración de la boutique Jaeger-LeCoultre de la Plaza Vendôme de París, donde estará disponible a partir del 20 de noviembre. Digna heredera de la línea Duomètre, esta pieza de excepción enaltece la Alta Relojería técnica y preciosa. Ilustra 180 años de historia al tiempo que anticipa la relojería del mañana.

Duomètre Unique Travel Time

Movimiento: Nuevo movimiento mecánico de cuerda manual, Calibre Jaeger-LeCoultre 383, fabricado, ensamblado y decorado a mano

50 horas de reserva de marcha para cada uno de sus dos barriletes

498 piezas

54 rubíes

7,25 mm de grosor

34,30 mm de diámetro

28,800 alternancias por hora

Esfera: Granallada plateada

Agujas: Hoja

Funciones: Horas, minutos (Home Time)

Hora saltante ; visualización digital del 2° huso horario, minutos y World map

Indicación de las dos reservas de marcha

Caja: Oro blanco

13,65 mm de altura

42 mm de diámetro

Asas pulidas y flanco de carrura satinado

Hermeticidad: 5 atm

Brazalete: Piel de aligátor, hebilla de hebijón de oro blanco

Referencia: 606 35 2J

Jaeger-LeCoultre inauguró su Boutique en la Plaza Vendôme de París

Jaeger-LeCoultre inauguró su Boutique en la Plaza Vendôme de París

En la víspera de celebrar el 180 aniversario de la Manufactura, Jaeger-LeCoultre presenta el Rendez-Vous a los amantes de la Alta Relojería en el número 7 de la Place Vendôme, el nuevo buque insignia de la marca, formado por una superficie admirable de 500 m2.

La Boutique Jaeger-LeCoultre más grande del mundo representa un nuevo concepto de diseño interior: un cálido y luminoso espacio donde Jaeger-LeCoultre representará, a la vez, su pasado, su presente y su futuro.

Jérôme Lambert, Director Ejecutivo, inauguró el excepcional encuentro reflejando el prestigio de la Maison, cortando la cinta junto con Diane Kruger, amiga de la marca e imagen de la colección femenina, y Guillain Maspetiol, Director de la marca en Francia.

La Plaza Vendôme, el corazón vibrante del lujo al estilo francés, dio la bienvenida a los invitados de Jaeger-LeCoultre con rayos de luz que fueron proyectados desde las legendarias columnas de la Plaza Vendôme iluminando la nueva Boutique y desvelando el diseño del movimiento relojero plasmado en la fachada y en las ventanas.

Entre los invitados se encontraban Catherine Deneuve, Carmen Chaplin, Isabelle Huppert, Inès de la Fressande, Vincent Perez, José Luis Rebordinos, Olga Sorokin y Marina Hands.

La nueva Boutique de la Plaza Vendôme, lugar agradable de encuentros de coleccionistas, de seguidores de la marca y para todos los conocedores de la relojería, tuvo esa noche una única muestra al público del gran tesoro de la marca: desde el movimiento mecánico más pequeño del mundo, Calibre 101, hasta el mecanismo más complicado constituido por 1200 partes.

En una de las más técnicas y preciosas celebraciones de la Alta Relojería, Jaeger-LeCoultre desveló su nuevo reloj Duomètre Unique Travel Time, presentado en un conjunto de 100 piezas de edición limitada en oro blanco, especial para la inauguración de la Boutique en Plaza Vendôme. Los dos número 7 y 9 son aplicados en rojo en la esfera para hacer tributo a la dirección de la Plaza Vendôme. El reloj Duomètre Unique Travel Time refleja la técnica avanzada clasificada por la Manufactura en el campo de los relojes GMT y ofrece soluciones originales a los viajeros: por primera vez en la historia de la relojería, este modelo permite al usuario ajustar el tiempo en un viaje adaptándolo a la zona horaria al más preciso minuto.

Como una de las mejores Manufacturas internacionales, la Maison tiene una genuina relación con los conocedores de la Alta Relojería. Alrededor de 800 invitados recibieron una cálida bienvenida en la Plaza Vendôme y celebraron dicha ocasión en el Grand Hotel donde la noche continuó con un coctel y un espectáculo de artistas de circo seguido de un show de jinetes.