Jaeger-LeCoultre Reverso, 85 años revelando lo inesperado

Jaeger-LeCoultre Reverso, 85 años revelando lo inesperado

Revelar lo inesperado…

A la Maison Jaeger-LeCoultre le gusta intensificar lo imaginario y aportar un toque de audacia al savoir faire. Decididamente, el Reverso encarna el deseo de lo inesperado. Con un gesto natural, intuitivo, los dedos hacen pivotar la caja, que revela un mundo sorprendente.

En esta pieza icónica, el anverso es el reverso. En el reverso se expresan los oficios artísticos inauditos que se practican en la Manufactura, como el grabado, el engaste o el esmaltado, para responder a todos los deseos, simples o sofisticados. El lugar en el que se despliegan el savoir faire relojero de la Maison y su inventiva sin límite, que adopta la forma de una segunda esfera en los modelos Duetto y Duoface.

Desde 1931, fecha de su creación, la emoción no desfallece. La fascinación permanece intacta, año tras año, ante esta incontestable manifestación de estilo. Con sus líneas puras, casi discretas, el Reverso es un pilar de la elegancia, común a todas las generaciones y culturas del mundo.

‘‘Para conmemorar su 85 aniversario, deseamos ofrecer una nueva lectura del Reverso, para que cada persona reconozca de entrada la colección que le corresponde y el modelo destinado a ser suyo. Es precisamente por ello que decidimos realizar una respetuosa evolución de este reloj legendario presidida por los siguientes imperativos:
preservar la personalidad de este reloj de excepción, que concentra el talento de nuestra Manufactura, así como su elegancia y su espíritu contemporáneo;
clarificar las colecciones, creando tres expresiones estilísticas, Reverso Classic, Reverso Tribute y Reverso One, con universos y aspiraciones bien distintas;
estructurar los tamaños, (proponiendo tres opciones: small, medium y large);
introducir un movimiento automático en numerosos modelos de la línea Reverso Classic para ofrecer un verdadero confort de uso;
y, por último, invitar a cada persona a imaginar su propio reloj a través del Atelier Reverso.
Esta ha sido nuestra misión. Hoy nos sentimos orgullosos de desvelarles el resultado’’. Daniel Riedo, CEO de Jaeger-LeCoultre.

LA COLECCIÓN REVERSO CLASSIC

El Reverso Classic posee un estatus icónico que lo caracteriza, al tiempo que lo dota de una reconfortante seducción. Es como un rostro amado, mil veces admirado, pero que siempre da placer poder contemplar. Su inspiración Art Déco, su caja geométrica, sus molduras, sus números arábigos rectos y el tren de ruedas de su minutería se divierten con el transcurso del tiempo y con el cambio de las modas. Insensible a los caprichos e inaccesible a las
fluctuaciones, el Reverso Classic saca su fuerza de la proporción entre la altura y la anchura de su caja, que se inspira en la tradición pitagórica, nacida en la Antigüedad.

Los modelos Reverso Classic, que se ofrecen en tres tamaños –small, medium y large– encajan tanto en un vestuario masculino como femenino. Son más que un simple accesorio: transmiten elegancia y confianza en uno mismo. Las asas de la caja, replanteadas, son más finas y fluyen mejor sobre la muñeca. La decoración perlada sobre la base expresa con sutileza el refinamiento del reloj. La esfera negra y blanca del anverso, común a todos los modelos de la colección Reverso Classic, presenta una tenue textura guilloché en el centro y un delicado cepillado vertical en el exterior.

Más allá de los detalles que rinden tributo a sus códigos clásicos, el Reverso ofrece un verdadero contenido relojero, que se manifiesta en la voluntad de introducir un movimiento mecánico de carga automática en la mayoría de modelos de la colección Reverso Classic, algo que responde a las exigencias de funcionalidad y confort del modo de vida actual. Por tradición se asocia el Reverso al movimiento mecánico de cuerda manual. Sin embargo, Jaeger-LeCoultre, que cultiva con alegría el gusto por el desafío, siempre ha deseado conciliar dos aspectos opuestos: las complicaciones con la simplicidad de uso, lo útil con lo agradable. La concepción de un movimiento automático adaptado a las restringidas dimensiones de la esfera rectangular del Reverso movilizó el talento de los equipos de la Maison.

Jaeger-LeCoultre Reverso Classic

El reverso del Reverso Classic, propuesto en acero y en tres tamaños diferentes, constituye un espacio privilegiado para dar libertad a su imaginación, por ejemplo mediante un grabado. Con un minucioso gesto delicado, revela lo que se desea decir de uno mismo. O conserva un secreto, bien guardado, protegido por la base del reloj.

Jaeger-LeCoultre Reverso Classic Large Duoface

En el modelo Classic Large Duoface, presentado en acero u oro rosa, lo inesperado puede adoptar la forma de una segunda esfera que indica un segundo huso horario. Gracias al principio de la reversibilidad, la Manufactura ha concebido y realizado movimientos capaces de controlar las indicaciones visualizadas en dos esferas distintas. A día de hoy, este invento sigue siendo exclusivo de la Grande Maison.

En la esfera cepillada y guilloché del anverso destaca a las 6 horas un indicador día/noche. En el anverso, la esfera negra con acabados “clous de Paris”, de donde se desprenden amplios índices acuñados, luce la expresión “home time”. En lugar del tradicional dígito 12, el ancla que simboliza Jaeger-LeCoultre domina esta composición soleada, que contrasta con la linealidad del anverso del reloj. La segunda esfera presenta también otro efecto sorpresa: en su centro revela la presencia discreta pero tangible de la masa oscilante, que evoluciona libremente.

Jaeger-LeCoultre Reverso Classic Duetto

Este reloj merece ser contemplado, llevado y dominado. En sus dos tamaños, small y medium, en oro rosa o acero, realza cualquier muñeca. Con sus dos esferas –anverso y reverso– y un doble juego de agujas animado por un solo movimiento, seduce por su elegancia atemporal. En el reverso, la esfera negra se presenta con un puro estilo Art Déco, enaltecido por dos hileras de diamantes que cortejan las horas nocturnas.

El Reverso Classic se aprecia por sus cualidades, que surcan el tiempo con una elegancia que se renueva sin cesar. Son el fiel reflejo de la atención que la Manufactura Jaeger-LeCoultre concede a las mujeres y los hombres que le otorgan su confianza.

LA COLECCIÓN REVERSO TRIBUTE

La inspiración del Reverso Tribute procede del corazón mismo del savoir faire relojero de Jaeger-LeCoultre, como queda de manifiesto en los relojes Reverso con grandes complicaciones, como el Tourbillon y el Gyrotourbillon®. Este último forma parte de la colección Hybris Mechanica®, muestra de la inventiva de la Maison.

Su público está compuesto por ávidos y apasionados conocedores, no solo del contenido relojero, sino también de su corolario estético. Los rostros de esta colección se inspiran en los modelos originales inscritos en el patrimonio de la Maison. Desde su lanzamiento, estos modelos causan sensación e inspiran sin cesar a la Manufactura. El espíritu de “1931” le da un toque vintage realmente audaz, ya que los relojes de la época muestran con confianza
esferas color chocolate, azul e incluso rojo, para gran satisfacción de los coleccionistas.

Generoso en materia de complicaciones e innovaciones, el Reverso Tribute marca la diferencia con una caja dotada de proporciones ideales, esferas coloridas de textura ligeramente granallada, agujas estilo dauphine, índices aplicados a mano y, para colmo del refinamiento, una base decorada con un hermoso acabado soleado.

Todos los modelos Reverso están animados por un movimiento mecánico de cuerda manual y se benefician del concepto Duoface con indicador día/noche. Un discreto gatillo, integrado en la caja a la altura de las 6 horas para preservar su estética, permite el ajuste del segundo huso horario.

Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Duoface

El Reverso Tribute Duoface posee una presencia discreta pero firme. Con su caja de acero y sus índices de color azul, adopta un aspecto contemporáneo. Su tamaño intermedio expresa una estética pura y sofisticada. Por el lado del anverso su esfera está ligeramente granallada para darle ese relieve que los apasionados connoisseurs reconocen con un simple vistazo. Está animado por un segundero pequeño de forma redonda y lleno de carácter. Cuando el
dedo hace pivotar la caja, el reloj se presenta bajo un nuevo día, revelando una faceta más atrevida de su personalidad. El color azul entra en resonancia con los códigos del Reverso. Dicta otro tempo. Más rico, más contundente.

Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Calendar

Más complejo, el Reverso Tribute Calendar ofrece una representación muy equilibrada del savoir faire de la Maison. Por un lado presenta una función tradicional, el calendario completo, y por otro una función única del Reverso, el Duoface. La expresión gráfica del anverso desprende una intensa sofisticación, cuya culminación es una fase de la luna martillada. Esta cautivante indicación de las fases de la luna se completa por el reverso con un indicador día/noche opulento coronado con un pequeño triángulo que facilita su lectura. La esfera gris antracita está finamente guilloché y luce un
acabado “clous de Paris”. Se conjuga con la elegancia del oro rosa de la caja. Los conocedores distinguirán entre todos este Reloj Reverso Tribute Calendar, animado por el calibre JaegerLeCoultre 853.

Todos los modelos Reverso cumplen la misma misión: encarnar una forma de sabiduría relojera que cultiva el gusto por la belleza, la exactitud y la reflexión. Da igual que sea un Reverso Classic o un Tribute: todos están impregnados de la penetrante temática elegida para 2016. Cuando lo inesperado se une con la perspicacia del contenido técnico y estético, cuando la sorpresa se funde con la naturaleza misma del tiempo, es momento de saborear y
maravillarse.

Jaeger-LeCoultre Reverso Classic

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

MOVIMIENTO
Small
• Cuarzo, Calibre Jaeger-LeCoultre 657
• 43 piezas
• 2,15 mm de altura
Medium & Large
• Mecánico de carga automática, Calibre Jaeger-LeCoultre 965
• 197 piezas
• 28.800 alternancias por hora
• 38 horas de reserva de marcha
• 30 rubíes
• Diámetro: 20 mm, 4,02 mm de grosor

FUNCIONES
• Anverso: horas, minutos

CAJA
• Acero
• Hermeticidad: 3 bar
Small
• Dimensiones: 34 mm x 21 mm
• Grosor: 7,4 mm
Medium
• Dimensiones: 40 mm x 24,4 mm
• Grosor: 9,00 mm
Large
• Dimensiones: 45,6mm x 27,4mm
• Grosor: 9,70 mm

ESFERA
• Dígitos transferidos
• Plateada, cepillada vertical y guilloché

AGUJAS
• Bastón, azuladas

BRAZALETE
Small
• Piel de aligátor negro con hebilla desplegable de acero de 14 mm
• Brazalete de metal de acero
Medium
• Piel de aligátor negro con hebilla desplegable de acero de 16 mm
Large
• Piel de aligátor negro con hebilla desplegable de acero de 18 mm

REFERENCIA
Small
• Con pulsera de piel: Q2618430
• Con brazalete de metal: Q2618130
Medium
• Con pulsera de piel: Q2538420
Large
• Con pulsera de piel: Q3828420

Jaeger-LeCoultre Reverso Classic Large Duoface

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

MOVIMIENTO
• Mecánico de carga automática, Calibre Jaeger-LeCoultre 969
• 229 piezas
• 28.800 alternancias por hora
• 38 horas de reserva de marcha
• 30 rubíes
• Diámetro: 20 mm, 4,77 mm de grosor

FUNCIONES
• Anverso: horas, minutos, indicador día/noche sobre 24 horas
• Reverso: doble huso horario

CAJA
• Acero u oro rosa de 18 quilates
• Dimensiones: 47 x 28,3 mm
• Grosor: 11,6 mm
• Hermeticidad: 3 bar

ESFERA
• Anverso: plateada, cepillada vertical y guilloché, dígitos transferidos negros
• Reverso: negro, guilloché clous de Paris, índices blancos

AGUJAS
• Anverso: azuladas, horas, minutos, indicador día/noche sobre 24 horas
• Reverso: dauphines, horas y minutos, doble huso horario

BRAZALETE
• Piel de aligátor negro con hebilla desplegable en acero 18 mm

REFERENCIA
• Acero: Q3838420
• Oro: Q3832420

Jaeger-LeCoultre Reverso Classic Duetto

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

MOVIMIENTO
• 38 horas de reserva de marcha
Small
• Mecánico de cuerda manual, Calibre Jaeger-LeCoultre 844
• 100 piezas
• 21.600 alternancias por hora
• 18 rubíes
• 15,3 mm x 13 mm, 3,45 mm de grosor
Medium
• Mecánico de carga automática, Calibre Jaeger-LeCoultre 968A
• 207 piezas
• 28.800 alternancias por hora
• 30 rubíes
• Diámetro: 20 mm, 4,27 mm de altura

FUNCIONES
• Anverso: horas, minutos
• Reverso: horas, minutos

CAJA
• Acero u oro rosa de 18 quilates
• Hermeticidad: 3 bar
Small
• Dimensiones: 34,2 x 21 mm
• Grosor: 8,7 mm
Medium
• Dimensiones: 40 mm x 24,4 mm
• Grosor: 9,6 mm

ESFERA
• Anverso: plateada, cepillada vertical y guilloché, dígitos transferidos
• Reverso: guilloché negra, dígitos espolvoreados plateados o dorados

AGUJAS
• Anverso: Bastón, azuladas
• Reverso: Dauphines plateadas y doradas

BRAZALETE
• Piel de aligátor negro con hebilla desplegable en acero u oro rosa de 18 quilates
• Brazalete de metal de acero o de oro rosa de 18 quilates

REFERENCIA
Small
• Oro rosa: Q2662130 (brazalete de oro rosa) y Q2662430 (pulsera de piel)
• Acero: Q2668130 (brazalete de acero) y Q2668430 (brazalete de piel)
Medium
• Oro rosa: Q2572120 (brazalete de oro rosa) y Q2572420 (pulsera de piel)
• Acero: Q2578120 (brazalete de acero) y Q2578420 (brazalete de piel)

Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Duoface

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

MOVIMIENTO
• Mecánico de cuerda manual, Calibre Jaeger-LeCoultre 854A/2
• 180 piezas
• 21.600 alternancias por hora
• 45 horas de reserva de marcha
• 21 rubíes
• 17,20 mm x 22 mm, 3,8 mm de grosor

FUNCIONES
• Anverso: horas, minutos, segundero pequeño
• Reverso: doble huso horario, indicador día/noche sobre 24 horas

CAJA
• Acero
• Dimensiones: 42,8 mm x 25,5 mm
• Grosor: 9,15 mm
• Hermeticidad: 3 bar

ESFERA
• Índices aplicados a mano
• Anverso: opalina granallada, índices azules
• Reverso: guilloché clous de Paris azul, índices plateados

AGUJAS
• Dauphines
• Anverso: azuladas, horas, minutos, segundero pequeño
• Reverso: plateadas, horas, minutos, indicador día/noche

BRAZALETE
• Piel de aligátor azul oscuro con hebilla despegable en acero 18 mm

REFERENCIA
• Q3908420

Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Calendar

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

MOVIMIENTO
• Mecánico de cuerda manual, Calibre Jaeger-LeCoultre 853
• 283 piezas
• 21.600 alternancias por hora
• 45 horas de reserva de marcha
• 21 rubíes
• 17,20 mm x 22 mm, 5,15 mm de grosor

FUNCIONES
• Anverso: horas, minutos, día, mes, fecha, fases de la luna
• Reverso: doble huso horario, indicador día/noche

CAJA
• Oro rosa de 18 quilates
• Dimensiones: 49,4 mm x 29,9 mm
• Grosor: 12,06 mm
• Hermeticidad: 3 bar

ESFERA
• Índices aplicados a mano
• Anverso: opalina granallada plateada, índices dorados
• Reverso: guilloché clous de Paris gris antracita, índices dorados

AGUJAS
• Dauphines
• Anverso: doradas, horas, minutos,
• Reverso: doradas, horas, minutos, segundero pequeño

BRAZALETE
• Piel de aligátor marrón con hebilla desplegable de oro rosa de 18 quilates 20 mm

REFERENCIA
• Q3912420

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Squelette, la fusión entre el arte relojero y los Oficios extraordinarios (Métiers Rares)

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Squelette, la fusión entre el arte relojero y los Oficios extraordinarios (Métiers Rares)

La ligereza es una manera de ir a lo esencial. Atrevido pero lleno de finura y elegancia. Esa es justamente la sensación que transmite la colección Master Ultra Thin Squelette, compuesta por cuatro relojes que causan sensación y se exponen plenamente a las miradas, prestos a mostrar tanto su interior como su exterior, aquellos espacios íntimos en los que el talento de los maestros artesanos ha obrado para entregar su alma con pasión. Por su belleza, y por el saber hacer que requiere su creación, el Master Ultra Thin Squelette se inscribe en el linaje de la colección Hybris Artistica, encarnación de la creatividad y la unión de los 180 conocimientos de excelencia preservados por Jaeger- LeCoultre bajo su techo. A su vez, el Master Ultra Thin Squelette desea transportarnos al corazón del esqueletizado, donde el arte del vacío se erige como un arte absoluto.

En Jaeger-LeCoultre, lo ultraplano configura una larga tradición desde 1907. La Grande Maison ha elegido asociarlo a otras esferas de excelencia: el esqueletizado, el grabado, el esmaltado y el engaste. Esta alianza es una audaz elección.

Para nutrir la emoción, Jaeger-LeCoultre ha integrado en esta pieza el muy fiable Calibre Jaeger-LeCoultre 849ASQ. Las miradas se infiltran en el corazón de su laberinto, perdiéndose en los meandros de los rodajes, trazando su camino a lo largo de los puentes achaflanados y grabados a mano y llegando hasta los más recónditos e inalcanzables rincones, donde el artesano entra para introducirle su destello. Las miradas acarician también la milimetrada decoración, ejecutada con la mayor precisión y destreza, y quedan cautivadas por un juego de luces característico que solo la pericia de la Alta Relojería puede dibujar.

Para engalanar este hermoso movimiento, Jaeger-LeCoultre imaginó un escenario de las horas y de los minutos que lleva su firma. La armonía y la claridad, auténticos credos de la Grande Maison, están inscritos en el patrimonio genético de cada nueva creación. La Manufactura le ofreció al Master Ultra Thin Squelette un marco recortado en doce zonas, delimitadas por índices realizados en absoluto respeto de la gran tradición relojera. Así, la lectura de la hora es fácil y agradable. Asimismo, el círculo de los minutos que corona el movimiento se desvela como un objeto singular no exento de funcionalidad.

Los Oficios extraordinarios (Métiers Rares®), presentes tanto en el anverso como en el reverso, son la esencia misma de este modelo, presentado en cuatro versiones distintas. Cada reloj Master Ultra Thin Squelette representa un nivel de integración, perfectamente ideado, entre diseño, arte relojero y saber hacer excepcional.

El Master Ultra Thin Squelette y el arte del esmalte

El esmalte es un arte. Es el arte del color que nace del fuego, que le da su intensidad única y su inmutabilidad ante el paso del tiempo. Idear el esmalte para ornamentar el Master Ultra Thin Squelette supuso un desafío importante, ya que combinar esta técnica tan delicada con el esqueletizado del movimiento y además en una caja ultraplana de 3,6 mm de grosor es una verdadera proeza. El oro blanco, o rosa, se debe guillochear previamente con un motivo que aporta un cierto ritmo a la estética global del reloj. Seguidamente el artesano coloca el esmalte a flor de esfera y procede a realizar las etapas sucesivas de cocción, que revelan la tonalidad elegida: un azul profundo, con pigmentos fuertes para la versión en oro blanco, o un marrón glacé, que se armoniza maravillosamente con el oro rosa de la caja. El fondo esmaltado reproduce en espejo el diseño secuenciado de las zonas de las horas, destacadas por la fuerza del color. Estos dos modelos se proponen en series limitadas de cien piezas, que marcan un territorio de expresión contemporáneo y con una firme personalidad.

Master Ultra Thin Squelette y el arte del engaste y del grabado sobre nácar

Nácar y diamantes en un reloj masculino. ¡Qué idea más atrevida! La precisión y la personalidad de esta pieza se aprecian desde el momento en que el reloj se posa sobre la palma de la mano. En ese preciso instante resulta evidente que el hilo conductor del Master Ultra Thin Squelette engastado es su fulgor. Para empezar, se aprecia la luz que corre sobre los componentes del reloj, grabados o elaborados con una gama de acabados que crean sutiles contrastes. Luego se perciben el nácar y sus reflejos tornasolados. Cada compartimiento de las horas está decorado con nácar natural blanco, grabada a mano para darle una textura especial a esta materia delicada. Por un efecto cinético, esta técnica también aporta ritmo a la esfera. Por último, el fuego de los diamantes del bisel, de talla brillante, confirma la refinada sofisticación de esta pieza de excepción. Todas las superficies del reloj Master Ultra Thin Squelette engastado fascinan. Sobre su caja de 38 milímetros de diámetro y un grosor de solo 4,7 milímetros, la fina banda de la carrura también está grabada a mano. Por último, el fondo del reloj ofrece una réplica idéntica del rostro del reloj. En él encontramos también las zonas de las horas, decoradas con nácar grabado, que componen un aura en torno al movimiento esqueletizado visible a través del cristal de zafiro. El Master Ultra Thin Squelette engastado se presenta en versión de oro blanco con un espíritu gráfico, o en oro rosa con matices cálidos. Cada modelo se propone en serie limitada de cien piezas.

FICHA TÉCNICA del Master Ultra Thin Squelette

Movimiento

Movimiento mecánico de cuerda manual,
Calibre Jaeger-LeCoultre 849ASQ
33 horas de reserva de marcha
119 piezas
19 rubíes
1,85 mm de altura

Esfera

Esqueletizada, esmaltada – o esqueletizada, nácar grabado

Agujas

Hojas

Funciones

Horas, minutos

Caja

Oro rosa
Oro rosa engastado con diamantes talla brillante
Oro blanco
Oro blanco engastado con diamantes talla brillante

Brazalete

Piel de aligátor, hebilla de hebijón

Referencia

Q13425SQ
Q13435SQ
Q1342501
Q1343501

Rendez-Vous de Jaeger-LeCoultre Una colección de relojes muy femenina que responde a todas las expectativas.

Rendez-Vous de Jaeger-LeCoultre Una colección de relojes muy femenina que responde a todas las expectativas.

Símbolos del tiempo, los cronógrafos, las fases de la luna y otros calendarios, que durante mucho tiempo suscitaron un entusiasmo muy masculino, hoy ya no son un misterio para las mujeres atraídas por la tecnicidad de las complicaciones. En 2012, con su experiencia relojera ancestral, la Manufactura Jaeger-LeCoultre se dedicó a responder a las expectativas de este nuevo público conocedor. Su deseo se ha hecho realidad con una nueva colección que ofrece una simbiosis ideal entre bella relojería y feminidad. Así nació el reloj Rendez-Vous.

La seducción de hoy adopta nuevas vías. La belleza se construye con el tiempo y no contra él. Concebido y desarrollado con esta filosofía, el reloj Rendez-Vous ofrece sus trazos únicos para encarnar a la mujer contemporánea. Para ella, Jaeger-LeCoultre ha elegido dotar a la colección con todas sus innovaciones desarrolladas en el seno de la Manufactura del Valle de Joux. Cada avance técnico, cada sorprendente funcionalidad, enriquece el corazón relojero de esta colección con una estética intensamente refinada.

El nacimiento de una línea emblemática

La génesis del reloj Rendez-Vous se inspira, ante todo, en los códigos clásicos de la Manufactura, cuya esencia ha logrado extraer para magnificar la carrera del tiempo. El Rendez-Vous posee el vocabulario y la gramática de aquellos años que atribuyeron una gran importancia al estilo denso y puro. Los tan característicos dígitos de las horas han estirado su silueta contemporánea para conferirle una elegante seguridad al rostro del reloj. Las miradas se sienten irresistiblemente atraídas por el motivo guilloché realizado según la tradición ancestral de este arte decorativo. El Rendez-Vous reserva la finura de su ornamentación a aquellos que se acercan lo suficientemente a su esfera para abrazar con la mirada la sutileza de su dulce relieve.

La estética de esta colección constituye un vínculo entre el saber hacer artesanal de la Grande Maison y su libertad de creatividad. El punto de equilibrio se alcanza cuando, paradójicamente, el tiempo no tiene control sobre el reloj. Tan expresivo y fácil de reconocer entre los demás, cada nuevo reloj Rendez-Vous tiene el poder de sorprender mientras tranquiliza a quien lo descubre.

Relojero, de espíritu y de corazón

La graciosa y elegante silueta del Rendez-Vous atesora un movimiento mecánico de carga automática que palpita con regularidad y sin fallas, y cuya masa oscilante se puede admirar a través del cristal de zafiro del fondo de la caja. El movimiento desvela maravillosos acabados, realizados con el mayor respeto de la más pura tradición de la Alta Relojería. Sin ostentar, estos refinados detalles aportan un toque de sofisticación al reloj.

Para Jaeger-LeCoultre, inventar es un credo. Desde las funciones más tradicionales hasta las complicaciones más prestigiosas, sin olvidar las innovaciones que requieren muchos años de investigación en el seno de la Manufactura, la creatividad relojera de Jaeger-LeCoultre se manifiesta en la línea Rendez-Vous. Sin compromisos, pero con una sola exigencia: armonía entre estética, funcionalidad y proezas técnicas.

Un reloj para vivir

Cómplice de los días y de las noches, el reloj Rendez-Vous pone en escena la vida cotidiana con un dominio y una confianza fascinantes. Para las mujeres activas, la legibilidad de la visualización es esencial. Todas y cada una de las informaciones que destila el reloj al ritmo de sus distintos modelos se proponen bajo un ángulo de funcionalidad y de placer. El indicador día y noche, junto con su delicada puesta en escena, o las fases de la luna permiten vivir al ritmo del astro más femenino. Ya se trate de la ergonomía de un pulsador que se activa delicadamente o del brazalete ajustable a la perfección, la inquietud por el detalle solo tiene un objetivo: asegurar la ósmosis entre el reloj y la mujer que lo lleva.

JAEGER-LECOULTRE Y LAS MUJERES, UN AMOR ETERNO

Para una mujer, llevar un reloj es todo un arte, y esto desde el siglo XVI. En colgante, anillo o en pendiente, acompañada de su llave en la extremidad de una cadena, la joya relojera firma su pertenencia a la más elevada condición.

Jaeger-LeCoultre siempre ha otorgado una atención muy particular a las creaciones femeninas, no solo a su estética sino también a su mecanismo. Este interés muy real se manifiesta desde la década de 1880, cuando la Manufactura desarrolló los primeros movimientos redondos de muy pequeño diámetro, entre los que destaca el Calibre LeCoultre 7HP. Este movimiento instrumenta relojes preciosos, esmaltados y muchas veces engastados con diamantes y perlas, que se llevan en torno al cuello.

El siglo XIX fue testigo del nacimiento del reloj de pulsera. Tras la llegada de los trajes sin mangas del Directorio y del Imperio, que desvelaban brazos y muñecas, los joyeros visionarios tuvieron la brillante idea de decorarlos con joyas y ceñirlos con delicadas piezas. Algunos integran un mecanismo relojero. De este estilo nació una revolución. El reloj de pulsera, que inicialmente era una especialidad femenina, muy pronto sedujo al público masculino, convirtiéndose, sobre todo, en un vector de la expresión de la personalidad. Accesorio por excelencia, el reloj de pulsera es esencial y desvela todo de la persona que lo lleva.

Rendez-Vous Ivy, la belleza eterna de la relojería

La colección Rendez-Vous de Jaeger-LeCoultre se inspira en una trinidad que la hace singular: en cada reloj se dan cita una estética clásica, un corazón relojero dotado de una o varias complicaciones y unos elementos artísticos exclusivos e insólitos que le aportan el toque de gracia. Para sus recientes creaciones, la Grande Maison ha elegido además un elemento estético y simbólico común: la hiedra. Su presencia abre las puertas de una tierra de abundancia, de una prosperidad reservada a los reyes y grandes de este mundo.

Un simbolismo apasionante

Con sus hojas que nunca palidecen y su vigorosa arborescencia, la hiedra emana una vitalidad que en numerosas culturas encarna la idea de lo eterno. Su resistencia se ha asociado a una forma de amor indestructible, capaz de superar todas las pruebas a las que nos somete la vida. Y es que la hiedra, siempre inmutable, pervive a lo largo de las épocas con una singular obstinación.

En la Antigüedad clásica, su hoja carnosa sirvió de inspiración para representar el corazón, órgano de la vida y sede de las pasiones. Se trenzaron con ella coronas que ciñeron las cabezas de los atletas. En Roma, también se empleó en las representaciones de los sabios y eruditos. Emblema de lealtad, fidelidad y reconocimiento, ejerce desde entonces una potente seducción, que se manifiesta en la decoración de todos los estilos y épocas.

Ornamentación universal

La hiedra ha inspirado con fervor la creación. Encontramos sus arabescos vegetales en los manuscritos ilustrados de la Edad Media. Luego, desde el Barroco hasta el Rococó, se adopta para ornamentar frisos. Poco después, se presta al sorprendente estilo de decoración de la época victoriana, ornamentando los papeles pintados de las casas señoriales en las que destacan las lámparas Tiffany. En orfebrería, los temas naturalistas son el esplendor del Art Nouveau, y la hiedra forma parte de esta decoración.

En el patrimonio de Jaeger-LeCoultre, sus rasgos se muestran por primera vez hacia 1890 en un reloj de bolsillo con fondo esmaltado rojo escarlata decorado con hiedras engastadas con diamantes. En esta creación, la hiedra no solo rinde tributo a la opulencia con las tiaras reales de las cabezas coronadas, sino que también se expande en una profusión de gemas preciosas con su fuga característica. En 2008, la Grande Maison se inspiró en ella para crear un aderezo extraordinario, editado en una pieza única en la que una hiedra de apariencia increíblemente realista se convierte en la preciosa alegoría del glamour.

RENDEZ-VOUS IVY TOURBILLON, EL PLACER DE UNA COMPLICACIÓN EMBLEMÁTICA

El tourbillon, un actor magistral

Menos de un año después del lanzamiento del Rendez-Vous Ivy Minute Repeater, que sedujo por el encanto de su melodía pura y femenina, la magia vuelve a hacer acto de presencia con una complicación emblemática de Jaeger-LeCoultre. En esta nueva creación, el tourbillon expone la mecánica de altos vuelos con su jaula móvil, que efectúa una vuelta por minuto sobre sí misma con independencia de la posición adoptada por la muñeca, compensando así las variaciones de marcha del reloj ocasionadas por la gravedad terrestre.

Las miradas, atrapadas por sus cautivadoras revoluciones, convergen irresistiblemente en el tourbillon. La apertura sobre esta complicación relojera emblemática luce una destellante hilera de diamantes que forman una delicada diadema. La hiedra, auténtica protagonista de la escena, también impulsa el tourbillon para eclosionar sobre la esfera.

Una esfera con un encanto bucólico

Como una guirnalda cuyo corazón sería el tourbillon, las hojas de hiedra se despliegan en volutas. A la altura de las 3, las 6 y las 12, la arborescencia culmina en los dígitos de las horas, tan característicos de la colección Rendez-Vous. Se desprenden como las graciosas flores de un bouquet estilizado.

Esta pieza luce dos tipos de guilloché. Uno clásico en la superficie de la esfera y otro con un efecto vegetal, que reproduce las nervaduras de la planta. Para sublimar la complicación, Jaeger-LeCoultre eligió una tonalidad ciruela, sumamente elegante y contemporánea, que se conjuga con una decoración estilo encaje orgánico. Este color, destacado por un esmalte translúcido, se ilumina por debajo del destello del engaste del bisel, de las asas y de la corona. Para consagrar la sofisticación de esta pieza realizada en oro blanco, la banda de la carrura, así como una parte de la hebilla del brazalete, también están engastadas. El Rendez-Vous Ivy Tourbillon está animado por el Calibre Jaeger-LeCoultre 978, que ofrece el confort de uso de un movimiento de carga automática. Además, sus 39 mm de diámetro lo convierten en un reloj muy agradable de llevar.

Cada nuevo día permite redescubrir con felicidad la decoración estilo hiedra del Rendez-Vous Ivy Tourbillon y su mensaje de afección eterna. Esta es la deliciosa promesa de esta nueva creación.

RENDEZ-VOUS IVY SECRET, EN TRAJE DE GALA

Una primicia para la colección Rendez-Vous

Himno a la mujer, la colección Rendez-Vous explora los distintos rostros de aquellas que trazan su camino con pasión. El acabado de cada modelo permite variar los placeres y aprehender los matices de una personalidad. Una complicación sabia y fácil de llevar. Y un oficio exclusivo, delicado y sutil. Con esta nueva obra, Jaeger-LeCoultre propone un traje de gala que se ofrece a las miradas como una creación preciosa y enigmática. El Rendez-Vous Ivy Secret es el primer reloj-joya de la colección femenina de Jaeger-LeCoultre y tiene la apasionada vocación de ayudar a deslumbrar a la mujer que lo leve.

Inspiración Alta Joyería

Esta pieza de excepción se inspira en la estética de un reloj perteneciente al patrimonio de Jaeger-LeCoultre, que en el momento de su creación, en los años sesenta, impresionó por la suntuosidad de su engaste. Hoy vuelve con los rasgos de la colección Rendez-Vous, con una intención más gráfica que la del reloj original. El Rendez-Vous Ivy Secret alcanza el punto de equilibrio entre el encanto de una joya antigua de colección y la fuerza de expresión de una creación contemporánea.

Tres tipos de diamantes –talla brillante, baguette y marquesa— perfilan sobre la tapa ligeramente abombada una flor, dotada de una belleza infinita, que parece estar plasmada tras el cristal. El talento del engastador se puede apreciar en la manera en que enaltece cada uno de los 304 diamantes que ornamentan el Rendez-Vous Ivy Secret y multiplica el destello de las gemas eternas. Este trabajo no solo requiere de mucha reflexión, sino también de un gran dominio técnico. El maestro artesano compone con el brillo de cada piedra, que se une al conjunto y lo realza, para finalmente crear un paisaje de luz. Llevar en la muñeca el Rendez-Vous Ivy Secret se convierte entonces en una experiencia única. El reloj se ilumina al ritmo de cada movimiento y parece estar dotado de vida propia cuando refleja sutilmente hasta el más mínimo rayo de luz.

Silencio… ¡es un secreto!

Como una confidencia, o un secreto que se desvela con mucho pudor, la tapa del reloj se abre para entrever la hora sobre la esfera. Entonces descubrimos los códigos de la línea Rendez-Vous: los dígitos arábigos estirados que se alternan con los diamantes sobre la superficie tornasolada del nácar blanco. La esfera con reflejos irisados es una oda a la gracia de los oficios exclusivos e inauditos. Las hojas de hiedra están grabadas y pintadas a mano, para enaltecer el motivo con precisión y poesía. Como en un silencioso fresco, la hiedra queda fijada para siempre bajo el cristal, ajena al paso del tiempo.

El hechizo y el fulgor de esta pieza, que revela la escritura estética de Jaeger- LeCoultre, cautivan las miradas. Así es la visión creativa de la Manufactura, en la que cada detalle desempeña un papel preponderante en la construcción del conjunto. Así, en esta pieza íntegramente realizada en oro blanco, el canto de la caja está grabado con un elegante motivo estilizado. El brazalete, ligeramente rígido para que se ciña perfectamente a la muñeca, está compuesto por una doble hilera de diamantes que iluminan alegremente el pulso. El Rendez-Vous Ivy Secret enlaza la piel presionándola delicadamente, y su recuerdo permanece grabado para siempre.

Como un corazón que encapsula el deseo, el Rendez-Vous Ivy Secret palpita al ritmo de un minúsculo movimiento, creado gracias a la pericia que Jaeger-LeCoultre ha cultivado en materia de miniaturización desde hace más de cien años.

Rendez Vous Ivy Tourbillon

FICHA TÉCNICA

Movimiento:

• Movimiento mecánico de carga automática, Calibre Jaeger-LeCoultre 978.

• 45 horas de reserva de marcha.

• 302 piezas.

• 33 rubíes.

• 7,10 mm de grosor.

Esfera:

• Esmalte translúcido grabado.

Agujas:

• Florales.

Funciones:

• Horas, minutos, segundos, tourbillon.

Caja:

• Oro blanco engastado con diamantes.

Brazalete:

• Satén.

Referencia:

• Q341 34 E3.

Rendez-Vous Ivy Secret

FICHA TÉCNICA

Movimiento:

• Movimiento mecánico de cuerda manual, Calibre Jaeger-LeCoultre 846/1.

• 38 horas de reserva de marcha.

• 93 piezas.

• 18 rubíes.

• 2,90 mm de grosor.

• Encajado: 15,3 mm de diámetro.

Esfera:

• Nácar transferido y pintado a mano.

Agujas:

• Florales.

Funciones:

• Horas-minutos.

Caja:

• Oro blanco grabado a mano sobre el canto.

Brazalete:

• Oro blanco, engastado con diamantes grises.

Referencia:

• Q355 33 07.

Jaeger-LeCoultre y la UNESCO organizan un evento en Nueva York para la promover la preservación de los 47 sitios marinos que aparecen en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO

El 22 de abril, en el 45º aniversario del Día de la Tierra – una fecha simbólica que invita a reflexionar sobre las cuestiones medioambientales de nuestro planeta – Jaeger-LeCoultre y el Programa sobre el Patrimonio Mundial Marino de la UNESCO organizaron un evento especial en la boutique de Jaeger-LeCoultre en Nueva York para destacar la importancia del Parque Nacional de la Bahía de los Glaciares (EEUU), uno de los sitios marinos inscritos en el Patrimonio Mundial Marino de la UNESCO.

Philippe Bonay, el Presidente de Jaeger-LeCoultre en Norte América y Fanny Douvere, la Coordinadora del Programa sobre el Patrimonio Mundial Marino, invitaron a los asistentes y amigos de la marca a vivir la experiencia y el viaje a la Bahía de los Glaciares para descubrir el compromiso de la marca para proteger los 47 lugares marinos que aparecen en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Jaeger-LeCoultre y la UNESCO estrenaron un corto sobre el Parque Nacional llamado The Guardians, que reconoce el trabajo de científicos y colaboradores que ayudan a preservar este lugar. Una exposición fotográfica del galardonado fotógrafo Mark Kelley fue exhibida en la boutique durante la 5ª Semana de la Relojería de Madison Avenue, del 20 al 25 de abril.

“Este evento tan especial en la boutique de Nueva York en la celebración del Día de la Tierra era una oportunidad única para compartir algunos de los resultados que hemos podido lograr gracias a esta asociación. En el transcurso de nuestra cooperación, no sólo hemos duplicado el área marina protegida por la Convención del Patrimonio Mundial.

pero asegurado el primer plan de conservación de 35 años para emblemática Gran Barrera de Coral de Australia, una red mundial de 47 directores que comparten las mejores prácticas y soluciones y un ambicioso plan de trabajo para los próximo años dirigido a conservar el segundo arrecife de coral más grande del mundo (en Belice) de la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro. Nada de esto hubiera sido posible sin el apoyo de Jaeger-LeCoultre y esperamos poder ofrecer muchos más éxitos de la mano a Jaeger-LeCoultre”, explicó Fanny Douvere Coordinadora del Programa sobre el Patrimonio Mundial Marino.

El apoyo que Jaeger-LeCoultre ofrece para la conservación de los sitios marinos del Patrimonio Mundial de la UNESCO es parte de una misión dedicada al mantenimiento
de algunos de los lugares más preciados de nuestro planeta cuya desaparición sería una pérdida irreparable para la humanidad.

Forma parte de la historia de la asociación entre Jaeger-LeCoultre y la UNESCO con #JLCandUNESCO

Unete a la historia de nuestra boutique de Nueva York con #JLCinNYC

Programa Marino del Patrimonio Mundial:

http://whc.unesco.org/en/marine-programme/

Jaeger-LeCoultre continúa su compromiso solidario

Con nuestro planeta en la Bahía de los Glaciares, uno de los sitios marinos inscritos en el Patrimonio Mundial de la UNESCO

Desde 2008, Jaeger-LeCoultre y la UNESCO colaboran activamente para proteger 47 sitios inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Jaeger-LeCoultre brinda su apoyo para la conservación de estos irremplazables tesoros marinos, como parte de su compromiso con la salvaguardia de los más preciosos recursos de nuestro planeta.

Para destacar su compromiso a largo plazo, la Manufactura ha producido un film basado en el Parque Nacional de la Bahía de los Glaciares, ubicado en EEUU, llamado The Guardians.

En él, se celebra la dedicación de los científicos y todas las personas que trabajan de manera efectiva para la conservación de este lugar.

La Grande Maison y la UNESCO han elegido el día hoy, 22 de abril, el 45º aniversario del Día de la Tierra para destacar la asociación y desvelar este video en la boutique Jaeger-LeCoultre de Nueva York. Una fecha muy simbólica que invita a la reflexión sobre los problemas medioambientales.

Una verdadera inspiración para todos los defensores de la preciosa vida marina, este parque fue una elección obvia para Jaeger-LeCoultre. No sólo cobijan algunos de los últimos glaciares y vastos campos de hielo no polares de nuestro planeta, sino que también alberga un bosque espectacular al lado del océano con impresionantes fiordos.

La Bahía de los Glaciares es el hogar de muchos mamíferos marinos como delfines, focas, leones marinos, y varias especies de ballenas, así como las nutrias marinas cuya valiosa piel causado casi su extinción hace varios siglos.

El compromiso de Jaeger-LeCoultre ha aumentado la conciencia entre el público en general de la necesidad de preservar nuestro precioso patrimonio marino. El programa ha ayudado a duplicar la zona marina protegida por la Convención del Patrimonio Mundial y establecer una importante red de administradores de sitios marinos que ponen en común sus esfuerzos y sus buenas prácticas.

El fotógrafo de Alaska y explorador Mark Kelley, quien ha pasado más de 200 días en el Parque Nacional de la Bahía de los Glaciares, se ha unido a Jaeger-LeCoultre y la UNESCO, llevando el reloj Geophysic® 1958, para capturar el ecosistema único de la región y observar los esfuerzos realizados por científicos y gestores de proyectos que trabajan para preservar el sitio.

El Arte de la Creatividad ‘Behind The Scenes’

El Arte de la Creatividad ‘Behind The Scenes’

Jaeger-LeCoultre y Finch & Partners presentan su colaboración en la producción de una exposición única: ‘The Art of Behind The Scenes’.

La exposición mostrará fotografías “en plató” de algunos de los fotógrafos más famosos. Una gran oportunidad para celebrar el arte de la fotografía, permitiéndonos viajar al pasado y redescubrir algunas películas legendarias con sus icónicos directores y actores.

Muchas de estas imágenes son excepcionales y algunas nunca se han expuesto. Cada foto se ha conservado de una manera especial por el experto en fotografía, John Ingledew.

El Vernissage será en el Hôtel du Cap (Antibes) el 15 de mayo coincidiendo con el Festival de Cine de Cannes.

Jaeger-LeCoultre y el Cine

Una visión creativa. Una mezcla perfecta de excelencia técnica y la sensibilidad artística.

La Alta Relojería y el mundo del cine disfrutan muchas similitudes. Ya sea en los talleres de la Manufactura o detrás de las escenas en la realización de una película, los artesanos y artistas se unen por la misma pasión y el mismo impulso creativo: para asegurarse de que cada segundo capta un momento de la eternidad.

Esa es exactamente la razón por la que Jaeger-LeCoultre participa activamente desde hace más de 10 años en la promoción del séptimo arte. La marca apoya notablemente a directores a través del Premio “Glory to the Filmmaker” otorgado durante los últimos ocho años en el Festival Internacional de Cine de Venecia.En 2013, Jaeger-LeCoultre estableció además el apoyo activo a la comunidad cinematográfica y su nueva generación de cineastas al unir fuerzas con la Film Society del Lincoln Center para crear el Programa “Filmmaker in Residence”.

A través de su vínculo con el Festival de Cine de Shanghái, Jaeger-LeCoultre participa en la restauración de las películas chinas históricas,una tarea precisa, minuciosa y apasionada como la del arte de la relojería.

Master Ultra Thin Tourbillon, Master Ultra Thin Moon y Master Ultra Thin Date. Variaciones contemporáneas sobre el diseño

Master Ultra Thin Tourbillon, Master Ultra Thin Moon y Master Ultra Thin Date. Variaciones contemporáneas sobre el diseño

Desde hace más de un siglo, la Manufactura del Valle de Joux produce movimientos extraplanos, uno de sus ámbitos predilectos y al que le consagra toda la colección. La línea Master Ultra Thin, sobria y elegante, convierte la finura en su fuerza de carácter.

Master Ultra Thin Tourbillon. Estética concisa y tourbillon ligero

Jaeger-LeCoultre presenta el Master Ultra Thin Tourbillon, una realización que asocia refinamiento, diseño y tecnicidad. Un nuevo material basta para transformar el universo del reloj. Lo conocíamos vestido de oro rosa con acentos sofisticados, hoy el Master Ultra Thin Tourbillon vuelve con un traje de oro gris. Elegante, con una estética contemporánea y muchísima clase.

Energía urbana

El Master Ultra Thin Tourbillon se inspira en los grandes momentos de la relojería. Tras las huellas de su legado clásico, las agujas de forma Dauphine aportan una nota de refinamiento que le sienta maravillosamente bien al rostro sobrio del reloj. La elección de una caja de oro blanco, asociada a la esfera blanca granallada, aporta un nuevo soplo a la armonía del conjunto. Las líneas esbeltas de las asas y, sobre todo, la finura de la caja están resaltadas por un material tan precioso como discreto. El aspecto es urbano y el estilo contemporáneo, tal como lo certifican los índices y las agujas niqueladas negras.

Contra la gravedad, un prodigio de ligereza

La delicadeza del diseño se prolonga hasta el tourbillon Manufactura. Situado a la altura de las 6, desde donde cautiva las miradas. Esta complicación emblemática de Jaeger-LeCoultre está concebida para optimizar la precisión del reloj, neutralizando los efectos nefastos de la fuerza de gravedad sobre el órgano regulador. La presencia del tourbillon es imponente. Su creación, por ello, necesita una extraordinaria destreza. Este dispositivo está sujetado por un puente en filigrana que desvela una órbita de proporciones equilibradas. La jaula, realizada en titanio grado 5, es sorprendentemente ligera. Su peso, de 0,33 gramos es una ventaja incontestable para reducir la energía exigida por un barrilete, cuyo armado está segurado por un rotor montado sobre esferas de cerámica. Éste es un verdadero instrumento de precisión, cuya arquitectura hipnótica se luce con vigor sobre la esfera depurada de esta nueva creación.

Prestaciones técnicas y movimiento fiable

En el dorso del reloj, el fondo de cristal de zafiro desvela el Calibre Jaeger-LeCoultre 982 de alta frecuencia, que describe 28.800 alternancias por hora, una rareza para un tourbillon. Bajo una apariencia sobria, y sin ostentar, este reloj responde desde todo punto de vista a las elevadas exigencias de la Manufactura. Mejor aún, concentra décadas de investigación en los ámbitos de la técnica y de la cronometría. Sin embargo, con su caja de 40mm de diámetro y una altura de 11,30mm, el Master Ultra Thin Tourbillon es, obviamente, un reloj para llevar todos los días, muy agradable de usar. Con su tourbillon ultrapreciso, su funcionalidad, el agradable confort de su movimiento y el gran placer que brinda utilizarlo, el Master Ultra Thin Tourbillon tiene argumentos para hacerse desear.

Master Ultra Thin Moon. El color es la autoridad

El negro es energía, vibración. Más que un color, es una material con el que los más grandes artistas del siglo XX han creado obras maestras que han hecho explotar su creatividad. El Master Ultra Thin Moon enarbola una esfera negra. Como una manifestación de radicalismo o una declaración de estilo que se afirma sin indiferencia.

Monocromía obliga

El negro se opone el exceso. Su atmósfera minimalista se invita naturalmente en la trama pura de la línea Master Ultra Thin. En esta nueva creación, Jaeger-LeCoultre se aleja de sus tonalidades de esfera habituales, blancas o grises claras, que ofrecen una zona de confort segura en cuanto a elegancia se refiere… un elemento esencial y muy preciado por la Manufactura. El Master Ultra Thin Moon diseña una atmósfera tenebrosa, sobre todo porque el negro que lo ornamenta no es mate sino que revela un efecto soleado que le da una cierta textura. El contraste entre la caja extraplana y la sobriedad general de las líneas está muy logrado. No es precisamente espectacular, pero es justamente el equiibrio de las decisiones estéticas, lo que confiere al Master Ultra Thin Moon una verdadera intensidad.

Un fase de luna afirmada

La temática astral elegida por Jaeger-LeCoultre posee la particularidad de poner de relieve la maestría de la Manufactura y su sed de inventiva, así como su capacidad de hacer soñar. Entre todas las complicaciones, las fases de la luna poseen un encanto que fascina a nuestra imaginación. En esta nueva obra, la Grande Maison ha deseado incorporarlas al carácter contemporáneo del reloj. La luna dorada se despliega sobre un disco azul duro, que contrasta con el negro de la esfera. La fecha concéntrica destaca estas fases de la luna, que destilan su vitalidad. La lectura de la fecha es tan seductora como legible. En Jaeger-LeCoultre, la estética es inseparable a la funcionalidad. El reloj es un objeto para vivir, para soñar y para llevar sin límites ni restricciones.

El confort de una caja de talla moderada

El movimiento mecánico de carga automática Calibre Jaeger-LeCoultre 925 constituye una prueba tangible e irrefutable de que la técnica y la sofisticación relojeras, por muy grandes que sean, se pueden albergar fácilmente en tan reducidas dimensiones. Decididamente concentrados, nada más y nada menos que 246 componentes, cohabitan y presentan las cualidades de resistencia, elevadas prestaciones técnicas, y la precisión exigida por la Manufactura. El fondo abierto del reloj invita a aquel que lo llega a admirar el funcionamiento de este mecanismo, de 4,90mm de grosor, que, como si fuera poco, está decorado en total respeto por la gran tradición de la Alta Relojería.

Con un diámetro muy agradable de 39mm, la caja de acero se adapta con facilidad a todas las muñecas. El Master Ultra Thin Moon ofrece un confort de uso que lo convierte en mucho más que un accesorio. Su presencia se inscribe con felicidad en la vida cotidiana.

Master Ultra Thin Date. El dinamismo en acero

La fórmula es irrefutable: una elegante forma redonda, agujas centrales para visualizar las horas de manera tradicional y la fecha para animar sobriamente la esfera. Y sí, además, presenta una caja extremadamente fina, el placer visual se duplica por la sensación ligera y excitante de llevar este guardatiempos en la muñeca. Ésta es la proposición del Master Ultra Thin Date, que actualmente está disponible en acero, que le da un toque de modernidad.

La filosofía de lo esencial

Este enfoque se manifiesta en la larga labor de diseño, a través de la cual cada elemento del reloj se interpreta en su más justa y sobria expresión. Así, los índices aplicados, separados por cuatro puntos pintados mediante la técnica de transferencia de color espolvoreado, hacen que los números sean totalmente superfluos. Las agujas de forma Dauphine son elegantes sin ser demostrativas. La esfera, situada a la altura de las 6, propone una ventanilla discreta en perfecto equilibrio con la estética global del reloj, que indica la fecha mediante un disco giratorio. Clásico y elegante, el Master Ultra Thin Date está disponible este año en versión de acero y está destinado a surcar el tiempo sin importarle las tendencias.

La sorprendente seducción de una caja extraplana

Con sus reflejos metálicos, la caja de acero del nuevo Master Ultra Thin Date indica una desenvoltura muy contemporánea. Reserva su sofisticación a aquel que lleva el reloj, y sólo a él. El Calibre automático Jaeger-LeCoultre 899, fiable y preciso, se alberga en un espacio eminentemente reducido. Su volante describe 28.800 alternancias por hora, mientras que el segmento de masa de oro de 22 quilates que remonta el mecanismo, a cada movimiento del brazo desvela sus cálidos reflejos a través del fondo transparente, vestido con un cristal de zafiro. La caja, de 40mm de diámetro por 7,45mm de alto, constituye su último refinamiento, que procura una verdadera soltura a la muñeca. La presencia del reloj es a la vez real e imperceptible. Así lo ha deseado la Manufactura, para quien la relojería es una cuestión de pericia, belleza y también de experiencia entre el ser y el objeto.

Datos técnicos

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Tourbillon WG 3-4Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Tourbillon

Ficha técnica

Movimiento

– Mecánico de carga automática. Calibre Jaeger-leCoultre 982
– 262 piezas
– 28.800 alternancias por hora
– 45 horas de reserva de marcha
– 33 rubíes
– 1 barrilete
– 6,40mm de grosor

Funciones

– Horas, minutos
– Segundero
– Tourbillon

Caja

– Oro Blanco
– Diámetro: 40mm
– Altura: 11,3mm
– Hermeticidad: 5bar

Esfera

– Plateada

Agujas

– Dauphine

Brazalete

– Piel de alogátor con hebilla desplegable de 3 hojas (18,0mm)

Referencia

– 1323420

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Moon (cad noir)Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Moon

Ficha técnica

Movimiento

– Mecánico de carga automática. Calibre Jaeger-leCoultre 925
– 246 piezas
– 28.800 alternancias por hora
– 38 horas de reserva de marcha
– 30 rubíes
– 1 barrilete
– 4,90mm de grosor

Funciones

– Horas, minutos
– Fecha
– Fases de luna
– Segundero

Caja

– Acero
– Diámetro: 39mm
– Altura: 9,9mm
– Hermeticidad: 5bar

Esfera

– Negra

Agujas

– Dauphine

Brazalete

– Piel de alogátor con hebilla desplegable de 3 hojas (18,0mm)

Referencia

– 1368470

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin DateJaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Date

Ficha técnica

Movimiento

– Mecánico de carga automática. Calibre Jaeger-leCoultre 899
– 219 piezas
– 28.800 alternancias por hora
– 38 horas de reserva de marcha
– 32 rubíes
– 1 barrilete
– 3,30mm de grosor

Funciones

– Horas, minutos
– Fecha
– Segundero

Caja

– Acero
– Diámetro: 40mm
– Altura: 7,5mm
– Hermeticidad: 5bar

Esfera

– Plateada

Agujas

– Dauphine

Brazalete

– Piel de alogátor con hebilla desplegable de 3 hojas (18,0mm)

Referencia

– 1288420

Jaeger-LeCoultre inaugura su nueva boutique en Madrid de la mano de Maribel Verdú

Jaeger-LeCoultre inaugura su nueva boutique en Madrid de la mano de Maribel Verdú

El 26 de marzo de 2015, Jaeger-LeCoultre inauguró su boutique en El Corte Inglés de Castellana. El espacio, cálido y luminoso, dedicado al descubrimiento de los guardatiempos fue inaugurado por Daniel Riedo, Director General de Jaeger-LeCoultre quien cortó la cinta junto con la Amiga de la Marca Maribel Verdú.

Inauguración Boutique Jaeger-LeCoultre con Maribel Verdú

El diseño contemporáneo de la boutique se funde con el sentido de la elegancia y el refinamiento. El amante de la Alta Relojería encontrará aquí el mismo amor por el detalle, delicadeza y armonía como en las tiendas de la marca en todo el mundo, desde París a Nueva York, Londres, Moscú o Beijing.

La nueva boutique de Madrid está destinada a convertirse en un lugar para compartir la pasión por la precisión y la belleza que ha estado inspirando los artesanos de la Manufactura durante los más de 180 años. Su espíritu creativo y audaz empuja los límites de la imaginación y da a luz a los relojes que cuentan historias y transmiten emociones fuertes. Desde el icónico reloj Reverso, que puede ser personalizado con un grabado, a la audaz colección Duomètre, Jaeger-LeCoultre ofrece a sus clientes los relojes que, naturalmente, se establecen como compañeros leales del día a día y que reflejan la personalidad de sus dueños.

“Soy una apasionada de la relojería y estoy encantada de ser embajadora de la marca Jaeger-LeCoultre y amadrinar su nueva boutique de Madrid. Me gustan mucho sus relojes y la implicación de la marca con el séptimo arte, apoyando diferentes Festivales internacionales de Cine, como Venecia, Shanghái, Nueva York, Toronto, Los Ángeles y Abu Dhabi y colaborando también con iniciativas solidarias, como la que llevan haciendo durante dos años con la Fundación Aladina durante el Festival de San Sebastián”, dijo Maribel Verdú.

Jaeger-LeCoultre le invita a descubrir la nueva boutique en Madrid en:

Jaeger-LeCoultre Boutique

El Corte Inglés de Castellana

Raimundo Fernández Villaverde 79

28003 – Madrid

Tel: (+34) 91 770 79 02

Web: www.jaeger-lecoultre.com

Jaeger-LeCoultre inaugura el ‘sound lab’ en el SalonQP

Rendez-Vous Ivy Minute Repeater Ivy backgroundPor sexto año consecutivo, Jaeger-LeCoultre trae la esencia de la Manufactura en el Vallée de Joux a la contemporánea Saatchi Gallery de London, del 6 al 8 de noviembre, 2014.

Jaeger-LeCoultre ha convertido al repetidor de minutos en uno de sus focos durante el SalonQP, explorando las diferentes caras de esta sofisticada complicación. Jaeger-LeCoultre ha creado y producido más de 200 calibres diferentes equipados con mecanismos repetidores, haciendo que el campo de los repetidores se convierta en toda una especialidad.

Descubra los Relojes repetidores de minutos Jaeger-LeCoultre

El SalonQP presenta una oportunidad única para descubrir el Rendez-Vous Ivy Minute Repeater, el primer repetición de minutos de la colección femenina de relojes Jaeger- LeCoultre. Equipado con un regulador silencioso para reducir cualquier sonido externo, el reloj Rendez-Vous Ivy Minute Repeater tiene dos martillos trebuchet patentados que golpean como dos gongs de cristal conectados a un cristal de zafiro y, en solo una vez, produce un efecto altavoz. El Repetidor de Minutos se activa con un botón que reemplaza el sistema tradicional y está equipado con un sistema de seguridad que asegura que incluso si el botón se vuelve a presionar, el mecanismo no empieza a funcionar de nueva, previniendo cualquier daño al movimiento.

En la esfera de oro blanco, previamente decorada con un espléndido guilloché sol, el Maestro esmaltador deposita delicadamente con un pincel el pigmento bajo la forma de óxidos metálicos. Se requieren varias cocciones en hornos a muy alta temperatura para revelar el delicado azul que reproduce a la perfección el cielo nocturno del Valle de Joux, iluminado por la claridad de la luna. El maestro engastador ha capturado e inmortalizado dotando a las hojas de la hiedra de un engaste nieve, técnica inventada por la Grande Maison. Los diamantes de distintos diámetros se colocan uno tras otro, uno junto al otro, para cubrir íntegramente la superficie de oro. Acurrucadas así, como en un invierno glacial, las gemas marcan con su huella luminiscente el delicado motivo vegetal. Dos hileras de diamantes sobre el bisel y sobre el botón pulsador hacen eco de este precioso trabajo de joyería.

A través de una colección de piezas nuevas y vintage Jaeger-LeCoultre revela las melodías cambiantes, de algunos de sus repetidores de minutos más icónicos. Entre ellos están los primeros relojes repetidores de bolsillo de 1895, el reloj de bolsillo Grande Complication, que dispone no solo de un repetidor de minutos pero también de un cronógrafo y un calendario perpetuo; el reloj Master Ultra Thin Minute Repeater Frying Tourbillon, la onceava creación de la colección Hybris Mechanica y el Reverso Répétition Minutes à Rideau, un reloj con un concepto innovador donde una cortina esconde una de las caras del Reverso y activa el repetidor de minutos.Jaeger-LeCoultre ‘sound lab’

A los aficionados relojeros se les ofrecerá la oportunidad única de participar en un ‘sound lab’ privado con Jaeger-LeCoultre. Esta experiencia ofrece a los invitados una visión a las técnicas que hay para crear un repetidor de minutos, puntualizando la calidad producida por el sonido por las diferentes aleaciones y explorar las nuevas técnicas en los repetidores de minutos con los martillos trebuchet y los gongs de cristal a los sistemas de reducción del tiempo de silencio, tres inventos patentados por la Manufactura.

‘Sound lab’ está sujeto a disponibilidad, para más información, por favor, visite:

http://www.jaeger-lecoultre.com/CH/en/content/salon-qp-london-2014