BREGUET AMPLÍA SU COLECCIÓN DE PIEZAS ANTIGUAS CON LA ADQUISICIÓN DE UN CRONÓGRAFO CREADO PARA BUGATTI

BREGUET AMPLÍA SU COLECCIÓN DE PIEZAS ANTIGUAS CON LA ADQUISICIÓN DE UN CRONÓGRAFO CREADO PARA BUGATTI

Breguet pour Bugatti N. 2023El Museo Breguet y su presidente y director general, Marc A. Hayek, adquirieron en una subasta celebrada el pasado sábado 6 de febrero de 2016 en París, un extraordinario cronógrafo de a bordo creado para la Casa Bugatti. El reloj Breguet N.o 2023 atestigua la diversificación de la que la marca relojera ha hecho gala a lo largo de su historia. El cronógrafo de a bordo N.o 2023 fue adquirido en Artcurial, en el marco de una venta que clausuraba el Salon Rétromobile, la ineludible cita para los amantes de los coches clásicos. Esta pieza, vendida a Bugatti en 1932, forma parte de una serie de nueve relojes para coche que Breguet diseñó especialmente para la marca. Su caja metálica cromada de 67mm de diámetro alberga una complicación minuciosamente escogida para el sector del automóvil: una escala taquimétrica. Su esfera color crema, en donde puede verse la mención «Spécial pour Bugatti», está dotada de las famosas agujas Breguet de acero azulado, diseñadas en 1783. Asimismo, el cronógrafo N.o 2023 posee un totalizador de minutos situado en una ventanilla a las 6h. Consta de un movimiento mecánico con reserva de marcha de ocho días, cuyo mecanismo de remontaje se acciona con una corona ubicada a las 6h. Este extraordinario reloj fue vendido en su caja original.

El cronógrafo de a bordo N.o 2023 que se fabricó en el periodo de entreguerras, demuestra la gran diversificación de la actividad de la marca relojera. Además de la creación de piezas para la marina o la aeronáutica, Breguet también ha sido proveedor del sector del automóvil a lo largo de su historia. El gran fabricante Ettore Bugatti, buen amigo de la Casa, hizo un encargo a principios de los años 30. Deseaba dotar a sus lujosos vehículos «Royale» de un cronógrafo con función de tacómetro que se colocaría en el centro del volante. La Fábrica respondió al encargo proponiendo piezas que ponían de manifiesto el savoir-faire acumulando desde que fuera fundada en 1775.

La Casa Breguet se complace por la adquisición de este preciado reloj que completa su importante colección de piezas antiguas, y que confirma el deseo de su presidente y director general, Marc A. Hayek, de preservar el patrimonio histórico y cultural de la Fábrica relojera.

BREGUET SE MOVILIZA CONTRA LAS MIOPATÍAS

BREGUET SE MOVILIZA CONTRA LAS MIOPATÍAS

Breguet Type XXI 3813 Only Watch 2015Breguet y su Presidente y Director General, Marc A. Hayek renuevan su apoyo a Only Watch al participar en la 6a edición de la bienal benéfica coorganizada por la Asociación Monegasca contra las Miopatías y el Mónaco Yacht Show. En este contexto, la Casa ha desarrollado una pieza única cuya subasta ayudará a la investigación sobre la distrofia muscular de Duchenne: un cronógrafo Type XXI especial, por primera vez, realizado en platino. Este modelo se expondrá en Mónaco a finales de septiembre, y después en Hong Kong, Pekín, Nueva York y Londres, terminando su vuelta al mundo en Ginebra, donde se adjudicará al mejor postor el 7 de noviembre de 2015.

Los primeros modelos Type XX fueron diseñados por encargo del Ejército francés, siendo herederos de los cronógrafos de pulsera fabricados por Breguet en 1935, y se entregaron a las fuerzas aéreas y navales desde 1954 hasta los años 70. Los pilotos recibieron un reloj Type XX como parte de su equipamiento estándar, convirtiéndose este modelo rápidamente en un objeto de referencia codiciado por los aviadores. Este entusiasmo llevó a Breguet, unos años más tarde, a diseñar una versión civil contemporánea.

El modelo especial Only Watch cumple los requisitos actuales de Breguet en cuanto a la mecánica relojera, al mismo tiempo que luce un estilo vintage, inspirado por las características de su antepasado. El Type XXI 3813 está equipado con la función especial flyback, típica del modelo original de los años cincuenta. Esta complicación particular a la aeronáutica, también conocida con el nombre de retorno en vuelo, permite poner a cero y reiniciar al instante el contador del cronógrafo con una sola manipulación. Otra característica de esta pieza única reside en un contador de minutos situado en el centro, proporcionando una legibilidad inmediata. A las 6h, contribuyen a la medición del tiempo la fecha indicada en una ventanilla y el contador 12 horas. Asimismo, este cronógrafo Type XXI viene provisto de un indicador día/noche y de un pequeño segundero que completan las funciones principales.

El calibre mecánico de carga automática 584Q/1 da vida aquí y por primera vez a una caja de platino, equipada con un luneta giratoria bidireccional. La estética de este reloj, de 42 mm de diámetro, conocido por su fiabilidad y robustez, tendrá una buena acogida entre un público amplio gracias a su autenticidad. Su esfera gris pizarra mate, hecha exclusivamente para Only Watch, presenta unos números arábigos estilizados hechos con una base de calcomanía blanca con Superluminova. El conjunto viene realzado con agujas e índices luminiscentes.

Deportivo y elegante, el cronógrafo Type XXI 3813 de platino es el digno sucesor de los modelos anteriores: es un concentrado de tecnicidad pero con un marcado estilo de época. Montado sobre una correa de piel de becerro envejecida, se entrega como todos los grandes relojes, dentro de un joyero exclusivo y con un certificado de pieza única.

BREGUET TYPE XXI 3813

ESPECIFICACIONES DEL RELOJ RÉF. 3813PT/G2/3ZU

Caja redonda de platino con canto finamente acanalado. Asas redondeadas. Luneta giratoria bidireccional. Corona atornillada. Diámetro 42 mm. Hermético hasta 10 bar (100 metros).

Esfera gris pizarra mate firmada Breguet. Agujas e índices luminiscentes. Disco horario con números arábigos luminiscentes. Indicador día/noche a las 3h. Contador de 12 horas y fecha en una ventanilla a las 6h. Pequeño segundero a las 9h. Contador de minutos en el centro.

Movimiento cronógrafo de carga automática con función de retorno en vuelo. Numerado y firmado Breguet. Cal. 584Q/1. 133/4 líneas. 25 rubíes Reserva de marcha de 45 horas. Volante anular. Escape de áncora suizo en línea. Espiral plano. Frecuencia 4 Hz. Ajustado en 6 posiciones.

Correa de piel de becerro envejecida.

BREGUET, EL GRAN MECENAS DEL LOUVRE

BREGUET, EL GRAN MECENAS DEL LOUVRE

Musée du Louvre, Napoleon Courtyard and Pyramid (c) 2009 Musée du Louvre  Stéphane Olivier2En su calidad de principal mecenas de la restauración de las salas Luis XIV hasta Luis XVI del Louvre, Breguet celebra la reapertura de dichos espacios de la mano del museo más grande del mundo. El 17 de junio de 2014, la Casa Breguet y su Presidente y Director General, Marc A. Hayek, estarán presentes en el Louvre para acoger a unas 300 destacadas personalidades procedentes de todo el mundo. El Relojero de lujo promete un evento privado excepcional, digno de los fastos del antiguo palacio real. En esta ocasión, Breguet también ofrecerá a sus invitados un concierto exclusivo de la joven soprano Polina Pasztircsák, la afortunada ganadora de la 65a edición del Concurso de Ginebra, que patrocina la Casa desde 2002.

Este patrocinio excepcional de varios millones de euros, que empezó en 2009 por iniciativa de Nicolas G. Hayek, finaliza este año 2014 bajo la atenta mirada de su nieto, Marc A. Hayek. Las obras del Gran Louvre, que comenzaron a principios de los 80, tenían como última etapa la renovación de las salas que albergan todas las colecciones de objetos de arte del siglo XVIII. Después de

haber estado cerrados al público durante casi diez años, estos espacios hoy restaurados y con una superficie aproximada de 2 500 m2 ofrecen ahora una configuración, así como una presentación museográfica y educativa completamente revisadas. Esta redistribución de las colecciones permite integrar las obras en una arquitectura palaciega única que combina visibilidad y claridad. Así se hace justicia con el esplendor de creaciones llenas de historia, símbolos del rico patrimonio cultural de Europa.

Mediante este patrocinio, Breguet no sólo continúa sus esfuerzos para apoyar la cultura europea, sino que refuerza también sus lazos con el Museo del Louvre. Ya en 1802, Abraham-Louis Breguet tuvo el honor de presentar sus obras maestras en el Louvre, en el marco de la segunda Exposición de los productos de la industria. Algunos años más tarde, Vivant Denon, el primer “jefe” del Louvre y lejano predecesor de Jean-Luc Martinez, adquirió un reloj Breguet con repetidor y un péndulo de cerámica de bizcocho, comprados en 1810 y 1811, respectivamente. Entre la colección de objetos de arte del Louvre pertenecientes al siglo XVIII, se encuentra también un gran conjunto de relojes que contiene hermosas creaciones de Breguet, legadas en parte por la viuda del industrial lionés Claudius Côte en 1961. Pero la fuerte conexión entre las dos entidades se debe sobre todo a la exposición de 2009, organizada por iniciativa de Henri

Loyrette —el entonces presidente ejecutivo del Louvre— bajo el título de “Breguet en el Louvre. Un apogeo de la relojería europea”.

Hoy, la Casa Breguet se enorgullece de aliarse una vez más con el Louvre, con motivo de la reapertura de las salas de objetos de arte del siglo XVIII, contribuyendo así al esplendor mundial de sus fabulosas colecciones.

BREGUET ADQUIERE TRES RELOJES ANTIGUOS, INCLUYENDO EL PRESTIGIOSO BREGUET No 4691

BREGUET ADQUIERE TRES RELOJES ANTIGUOS, INCLUYENDO EL PRESTIGIOSO BREGUET No 4691

El Museo Breguet y el Presidente de la Firma, Marc A. Hayek, han adquirido tres excepcionales relojes Breguet que dejaron su impronta en la historia de la Alta Relojería, por un precio total de aproximadamente 1,5 millones de francos suizos. La adquisición incluye un reloj de bolsillo altamente complicado y poco común, el Breguet no 4691. Adquiridas en las subastas de Christie’s y Sotheby’s en Ginebra, respectivamente, el lunes 11 y martes 12 de noviembre, estas obras maestras completan la ya significativa colección de la Casa.

El primer reloj, no 5015, fue vendido el 3 de julio de 1833 al Marqués de Abercorn, por un valor de 38.000 francos suizos. Este reloj de bolsillo es uno de los primeros creado por un relojero con un sistema de remontaje sin llave y de ajuste de hora. Creada en 1830, esta invención es el antepasado de todos los mecanismos modernos de cuerda, y consistía en una corona acanalada que se giraba de izquierda a derecha, hasta que se alcanzaba el tope. El no 5015 es un importante testigo del

trabajo y la herencia de la Casa Breguet: cubre tres generaciones de Breguet, desde el fundador de la marca, Abraham-Louis, y su contribución al desarrollo del remontaje sin llave y el mecanismo de ajuste de hora, pasando por su hijo Antoine- Louis, que lo perfeccionó y comercializó, y, finalmente, el hijo de éste, Louis-Clément, que lo vendió sólo 6 semanas después de tomar las riendas de la firma.

La segunda pieza, conocida como no 4420, es un reloj de importancia histórica, con caja de oro de 18 quilates y cilindro de caja saboneta de plata. Con esferas excéntricas de horas y minutos, agujas Breguet de oro y rematadas por el pasador de avance/retraso, fue adquirido por más de 240.000 francos suizos. Este reloj de bolsillo fue adquirido, el 3 de octubre de 1825, por el rey Jorge IV de Gran Bretaña. Al igual que su padre, el rey Jorge IV era un aficionado de los relojes de calidad y fue uno de los primeros admiradores y clientes más fieles de A.-L. Breguet. Con esta adquisición, la Casa aprovechó una excepcional oportunidad de comprar uno de los relojes «Reales» de Breguet.

Por último, el tercero es un reloj de bolsillo extraplano extremadamente inusual con repetición de medios cuartos. Vendido el 13 de octubre de 1831 a Lord Henry Seymour Conway, el no 4691 es uno de los relojes de Breguet con más

complicaciones en una caja tan fina. Con un grosor de 7,7 mm, este reloj Repetidor muestra la ecuación de tiempo, indicación de reserva de marcha, calendario y fase lunar, en base a principios de cronómetro. Como reflejo de la búsqueda incesante de la innovación que ha caracterizado la producción de Breguet desde el siglo XVIII, ostentando un número altísimo de complicaciones para un reloj de esta época, este prestigioso reloj fue adquirido por más de un millón de francos suizos.

Para Breguet, es un orgullo anunciar la llegada de estos tesoros a sus museos. Este evento único confirma el compromiso del Presidente y Director General de Breguet, Marc A. Hayek, con la preservación de la historia y herencia cultural de la Manufactura.

ONLY WATCH 2013: BREGUET SE UNE A LA LUCHA CONTRA LA DISTROFIA MUSCULAR

Breguet se une de nuevo este año a Only Watch, el mayor proyecto caritativo a nivel internacional, patrocinado por la Asociación Monegasca contra las Miopatías. Este evento, que se celebra desde 2005 cada dos años en Mónaco, cuenta con el apoyo de Breguet desde sus inicios.

La edición de 2013 de Only Watch se celebrará bajo el patrocinio de su Alteza Real el Príncipe Alberto II. Una excepcional muestra de relojes únicos, diseñados especialmente para esta ocasión, se subastará en beneficio de la investigación de la distrofia muscular. Consciente de la gravedad de esta enfermedad y deseoso de mostrar su compromiso en la ayuda a niños enfermos, el señor Marc. A. Hayek, presidente y CEO de Breguet, hará de nuevo una contribución entregando un reloj único en su especie.

Diseñado bajo la gran tradición de los relojes exclusivos de Breguet, el modelo Classique Chronograph 5248 abierto está animado por un excepcional movimiento manual, calibre 533.2 SQ, conocido en sus inicios como 2310. Un hecho notable acerca de este movimiento de cronógrafo de rueda de pilares es que ha sido durante tiempo el motor de muchos de los mejores relojes de la marca. Diseñado en la década de 1940 por Albert

Piguet en los talleres de Lemania, el movimiento no decorado calibre CH 27 se ganó rápidamente una reputación por su resistencia y fiabilidad. Llamó la atención de las grandes marcas de prestigio, que preferían usarlo directamente en sus cronógrafos en lugar de llevar a cabo el gran riesgo de desarrollar sus propios movimientos. Su popularidad se aseguró su posterior evolución hacia el refinado calibre 2310.

Hoy, Breguet hace renacer este movimiento ofreciéndolo a un diseño único. La caja de la referencia 5248 en oro amarillo de 18 quilates está decorada con acanaladuras en los laterales, reflejo de los primeros relojes de Breguet. Las agujas, diseñadas alrededor de 1783 por el fundador de la marca, mejoran la belleza total del movimiento, completamente grabado a mano, el cual puede admirarse a través del cristal de zafiro. Dos contadores situados simétricamente a las 9 y a las 3 en punto se hacen eco entre sí de manera sutil: el primero es un pequeño segundero, el otro un contador de 30 minutos. Una gran aguja central completa las funciones del cronógrafo. Este reloj único con correa de piel es resistente al agua hasta los 30 metros y cuenta con una reserva de marcha de 48 horas.

Desde que fue comprada por The Swatch Group en 1999, Breguet ha perpetuado fielmente el excepcional patrimonio legado por su fundador, ya que sigue creando relojes cada vez más fascinantes, que combinan puras complicaciones técnicas

con una refinada estética. El objetivo de la Manufactura por la excelencia se alcanza principalmente a través de las considerables inversiones en las últimas tecnologías y en Investigación y Desarrollo. Breguet se enorgullece de poner su experiencia al servicio de una causa noble. El modelo Classique Chronograph 5248 abierto es manifiestamente un reloj espectacular. Cuidadosamente acabado y elaborado con decoración a mano, el carácter único de su diseño encarna la plenitud del respeto a los valores centenarios de la alta relojería.

Ficha técnica

SHANGHÁI: INAUGURACIÓN DE LA 33a BOUTIQUE BREGUET Y LA MÁS GRANDE

SHANGHÁI: INAUGURACIÓN DE LA 33a BOUTIQUE BREGUET Y LA MÁS GRANDE

El 14 de junio de 2013, Breguet celebra en exclusiva la inauguración oficial de su boutique más grande del mundo. Situada en el Langham Hotel, en el barrio Xintiandi de Shanghái, este escaparate de una superficie de 598 m2 corresponde a las ambiciones de la marca. Breguet pretende ofrecer a su clientela de Shanghái, cada vez más numerosa y exigente, una boutique de excepción a la imagen de sus creaciones. Marc A. Hayek, Presidente & CEO de Breguet, estará presente en China para esta ocasión, con el fin de inaugurar durante una ceremonia de corte de cinta esta boutique única, la 33a de la marca en todo el mundo. El tercer Museo Breguet, situado en la segunda planta de la boutique, será igualmente desvelado en exclusiva para el público de Shanghái. De forma paralela, Breguet presenta en primicia en China su exposición itinerante “Breguet el innovador. Inventor del Tourbillon”. Esta exposición, presentada en Ginebra en enero de 2013, evoca la historia, en retrospectiva, la invención más memorable de la relojería.

Breguet selecciona los emplazamientos más prestigiosos para implantar sus boutiques. La Casa escoge lugares impregnados de símbolos que reflejan su rica historia e identidad, entre la perpetuación de un patrimonio cultural prodigioso y de las innovaciones tecnológicas.

Por tanto, Breguet no ha necesitado demasiado tiempo para decidir que la implantación de su nueva sucursal china estaría en el barrio Xintiandi, donde se mezclan tradición y modernidad. Entre cultura china e influencias occidentales, este distrito de la ciudad de Shanghái rebosa de establecimientos y boutiques de calidad, y que ahora cuenta además con este nuevo espacio Breguet.

La boutique Breguet del Langham Hotel es una verdadera joya arquitectónica. Sus 598 m2, repartidos en tres niveles, han sido discretamente disimulados tras una fachada realizada completamente en vidrio transparente. Una construcción totalmente inédita, equipada con una tecnología de LED única que permite que los haces luminosos se propaguen en el vidrio a una distancia de 8 metros. Esta fachada está, además, decorada con un delicado motivo guilloché “Clous de Paris” que se prolonga en forma de huella tridimensional en la parte de piedra del edificio. Este guilloqueado da un toque singular entre los diferentes materiales utilizados en la construcción de la boutique.

La forma de este suntuoso escaparate permite a Breguet acoger por primera vez a sus clientes en un espacio ovoide, como el primer reloj de pulsera de la historia de la relojería, creado por Breguet entre 1810 y 1812. Nada se ha dejado al azar y los visitantes son transportados inmediatamente hacia el universo de la marca. A lo largo de la visita, la boutique Breguet del Langham Hotel ofrece al público un fabuloso viaje a través del tiempo y de los continentes.

En el primer nivel, el mobiliario, redondeado, sigue armoniosamente las líneas del edificio, poniendo en relieve el conjunto de colecciones de la Manufactura, recordando las obras maestras realizadas antaño por A.-L. Breguet para personalidades como Maria-Antonieta o Napoleón Bonaparte.

De igual modo que en París y Zúrich, la segunda planta de la boutique acoge el tercer Museo Breguet del mundo, en el cual se exhiben los relojes antiguos que pertenecen al legendario patrimonio histórico de la Casa, como testimonio de su deslumbrante pasado. Una veintena de piezas excepcionales – relojes de bolsillo, péndulos de viaje, relojes de suscripción o incluso cronómetros marinos–, que abarcan más de 200 años de historia, se exhiben ante el público. Entre estas obras maestras, el reloj de bolsillo n°2667 es uno de los tres relojes con dos movimientos realizados por Breguet para ilustrar el fenómeno de la resonancia. Los otros dos, vendidos respectivamente al rey Jorge IV de Inglaterra en 1818 y al rey Luis XVIII de Francia en 1821, se encuentran en un museo en Jerusalén. Creada en 1814 y comprada en mayo de 2012 por el Museo Breguet, esta pieza de una rareza insólita es, hoy en día, el reloj Breguet antiguo más costoso vendido en una subasta.

La última planta de la boutique transporta a los visitantes a Suiza. A través de vídeos temáticos interactivos, los apasionados de Breguet pueden descubrir el trabajo de los artesanos que trabajan en la Manufactura del Valle de Joux. El arte del guilloqueado, la delicadeza de las operaciones de angulado, el pulido y el cincelado son algunas de las disciplinas que se pueden explorar.

Una ruta a través del savoir-faire ancestral que hace que cada reloj Breguet sea único desde 1775.

BREGUET CELEBRA LOS 200 AÑOS DEL PRIMER RELOJ DE PULSERA

BREGUET CELEBRA LOS 200 AÑOS DEL PRIMER RELOJ DE PULSERA

Hace 200 años, Abraham-Louis Breguet creó para una Reina (Caroline Murat, Reina de Nápoles) el primer reloj de pulsera. Para rendir homenaje a esta pieza histórica y a su genio creador, Breguet viaja a Nápoles, donde comenzó todo…

Para un aniversario único, un programa insólito

El 5 y 6 de octubre de 2012, Breguet se apropió del golfo de Nápoles para celebrar el bicentenario del primer reloj de pulsera, así como los 10 años de su colección femenina «Reine de Naples». Breguet propuso remontar el tiempo y descubrir primero la Reggia Di Capodimonte, inicialmente edificada para Carlos de Borbón en 1738. A partir de 1808, este palacio se convierte en la residencia de Caroline Murat, quien ocupa el trono de Nápoles hasta 1815. Hoy, transformado en museo nacional, la Reggia Di Capodimonte posee aún algunos de los apartamentos de la época de Caroline Murat, Reina de Nápoles. Es en el corazón del museo de Capodimonte, y más concretamente en la sala de baile de los apartamentos, famosa por la fastuosidad de sus decoraciones. Después, el destino fue la isla de Capri, donde se prolongó este evento conmemorativo único.

Al mismo tiempo, Breguet sumergió a sus invitados en el universo del primer reloj de pulsera, instalando su exposición itinerante «Reine de Naples» en las alturas de Capri. Inaugurada en enero de 2012 en la Cité du Temps de Ginebra y presentada después sucesivamente en las ciudades más importantes de Asia, Estados Unidos y Europa, esta exposición narra la historia y los misterios del primer reloj de pulsera. En ella se expone parte de las piezas más hermosas de la colección contemporánea «Reine de Naples», ilustrando con audacia la ingeniosidad y elegancia de los relojes de Abraham-Louis Breguet.

Breguet, orgullosa de poner en primer plano algunas de las más minuciosas etapas en la creación de un reloj, presenta además una selección exclusiva de oficios artesanales representativos de su savoir-faire ancestral. El biselado, el grabado, el guilloqueado y el arte del camafeo son algunas de las técnicas decorativas que Breguet invitó a descubrir.

Primicia mundial, piezas exclusivas

Un evento internacional de esta envergadura sólo puede presentar piezas de excepción. En este marco, Marc A. Hayek, Presidente y CEO de Montres Breguet, presentó en primicia mundial un nuevo modelo «Reine de Naples» especial aniversario, así como un aderezo completo, creado exclusivamente para esta doble conmemoración. Ambas creaciones rinden homenaje a los 200 años que han pasado desde que se hiciera la entrega del primer reloj de pulsera y a los 10 años de la colección «Reine de Naples».

Colección «Reine de Naples»: una oda a la feminidad

El reloj “Reine de Naples” especial aniversario y el aderezo “Reine de Naples” se unen a la colección emblemática, que celebra hoy sus 10 años. Lanzada en 2002, esta colección exclusivamente femenina es un homenaje al primer reloj de pulsera encargado por Caroline Murat a Abraham-Louis Breguet en 1810 y entregado en 1812.

Para crear su colección «Reine de Naples», Breguet se inspiró de las descripciones históricas de la pieza original, conocida con el número de producción 2639. Los archivos de Abraham- Louis Breguet, conservados en el museo Breguet de la Place Vendôme en Paris, permitieron a la Casa reinterpretar los códigos estéticos del primer reloj de pulsera. A su imagen, las creaciones de la colección «Reine de Naples» son de forma oval y lucen una esfera descentrada a las 6h. Ciertos modelos están equipados con una correa entrelazada o de un indicador de reserva de marcha a las 12h, en referencia a la estética del reloj N° 2639, cuya correa era de pelo entrelazado con hebras de oro y con un termómetro por fuera del círculo horario.

Elaborada exclusivamente para las mujeres, la colección «Reine de Naples» combina a la perfección refinamiento y complicaciones mecánicas, como las fases de la luna o la sonería al paso.

1812, y Breguet termina para una Reina el primer reloj de pulsera

En 1810, Caroline Murat, Reina de Nápoles y hermana de Napoleón 1o, encarga a Abraham- Louis Breguet una pieza innovadora, ya que se trata del primer reloj de pulsera en la historia de la relojería. Realizada en los talleres del que denominan «el Joyero más grande de todos los tiempos», el encargo de la Reina de Nápoles tiene una historia singular que relatan los registros antiguos de Breguet.

El 8 de junio de 1810, la Reina de Nápoles encarga a Breguet dos relojes poco comunes: un reloj de carruaje con gran complicación, por 100 luis, «y un reloj de pulsera con repetición por un precio de 5.000 francos». El encargo de la Reina de Nápoles, que sería el reloj Breguet N° 2639, tiene como denominación inédita «répétition de forme oblongue pour bracelet» (repetición de forma oblonga para pulsera). Posee un escape de áncora llamado «escape libre» y está dotado de un termómetro. Su realización requirió 34 operaciones diferentes y el trabajo de 17 personas. En diciembre de 1811, el reloj parece terminado y es facturado a 4.800 francos. Sin embargo, hay que cambiar el sistema de minutería y reemplazar – sin duda a pedido de la reina – la esfera de oro guilloqueada por una esfera de plata guilloqueada con números árabes. La pieza es finalizada el 21 de diciembre de 1812.

El 8 de marzo de 1849, la condesa Rasponi lleva su reloj para reparar. Se trata de un «reloj de repetición muy plano que lleva el N° 2639, esfera de plata, números árabes, un termómetro y

avance-retraso fuera de la esfera, el susodicho reloj que se ajustaba, como se deseaba, con una correa de pelo entrelazado con hebras de oro, con llave de oro para dar cuerda, otra correa con hebras de oro igualmente, en un estuche de tafilete rojo». Su propietaria resultó ser Louise Murat, cuarta y última hija de Joachim y Caroline Murat, quien se casó en 1825 con el conde Giulio Rasponi.

El 27 de marzo de 1849, el reloj es devuelto a su propietaria. La reparación, que costó 80 francos, es descrita en los siguientes términos: «Volvimos a pulir los pivotes, reparamos el termómetro, ajustamos la repetición, renovamos la esfera, revisamos, limpiamos el reloj y todas sus partes y lo ajustamos».

En agosto de 1855, la condesa Rasponi lleva su reloj a Breguet para obtener nuevas llaves: una llave macho para dar cuerda y una llave hembra para ajustar la hora. Esta mención, que indica que el reloj posee una caja de oro guilloqueada y un un «gran anillo de oro quebrado», es el último indicio que la Casa Breguet posee del reloj N° 2639.

Perdido hasta el día de hoy, el reloj sigue siendo una incógnita para coleccionistas y especialistas. No se ha encontrado ningún bosquejo en los archivos. Sin embargo, sabemos que Abraham-Louis Breguet creó para la Reina de Nápoles el primer reloj de pulsera conocido en el mundo. Una pieza con una arquitectura única y de un refinamiento extraordinario, ya que se trata de un reloj de repetición y con complicaciones, oval, excepcionalmente fino y con una correa de pelo entrelazado con hebras de oro.

RELOJ «REINE DE NAPLES», ESPECIAL 200 ANIVERSARIO

La «REINE DE NAPLES» especial aniversario está entre las Grandes Complicaciones Breguet. La Sonería al Paso hace que cada hora en punto suene dos veces, repetidas en tres ocasiones. Esta complicación recuerda de forma discreta el tiempo que transcurre. Un pulsador en las 2h permite detener esta función. En paralelo a los imperativos técnicos habituales que conlleva la creación de un movimiento de forma ovoide, este reloj único integra los resultados obtenidos en investigación fundamental llevada a cabo por Breguet en materia de acústica de los relojes de sonería y de repetición.

La geometría de los puentes, de la masa oscilante y de los adornos, que se puede admirar en el dorso del reloj a través de un fondo de zafiro, representan la imagen de un quiosco de estilo mediterráneo, idéntico a la geometría de las suntuosas residencias de Caroline Murat. Para hacer juego con el entorno en cual es desvelada esta pieza, el bisel, la carrura y las asas del «Reine de Naples» especial aniversario están engastados con 28 diamantes talla brillante y 27 zafiros azules. Los martillos de la sonería, en medio de los cuales el corazón diamante de una rosa de oro grabado indica la puesta en funcionamiento de la sonería al paso, se pueden apreciar en la parte superior de la esfera a las once y a la una. La esfera de oro plateado y su realce están engastados con 233 diamantes talla brillante y 303 zafiros de matices diferentes, ofreciendo una sutil graduación de colores. Una corona situada a las 4h, engastada con un diamante talla briolette, realza el aspecto de este reloj aniversario exclusivo, correa de cuero de cocodrilo con hebilla desplegable engastada con 26 diamantes.

FICHA TÉCNICA

Caja de forma «ovoide», de oro blanco 18 quilates con carrura finamente acanalado. Bisel, carrura y asas engastadas con 28 diamantes talla brillante, 0,89 quilate aprox. y 27 zafiros azules talla brillante, 2,77 quilates aprox. Corona engastada con un diamante talla briolette, 0,267 quilates aprox. Pulsador de la sonería a las 2h. Fondo grabado a mano con cristal de zafiro. Dimensiones 38,45 x 30,40 mm. Estanquidad hasta 3 bar (30 m).

Esfera de oro plateada engastada con 156 diamantes talla brillante, 0,42 quilates aprox. y 303 zafiros azules talla brillante, 0,84 quilates aprox. Individualmente numerada y firmada BREGUET. Realce engastado con 77 diamantes talla brillante, 0,1586 quilates aprox. Círculo horario dscentrado a las 6h. Agujas BREGUET «pomme évidée» de acero azulado. Un diamante en el corazón de una rosa de oro grabado indica el inicio de la sonería en la ventanilla de las 12h. Tiene dos aperturas, a las 11h y a la 1h, que permiten ver los martillos de la sonería.

Movimiento mecánico automático, grabado a mano, individualmente numerado y firmado BREGUET. Cal. 78SO. 131⁄4 x 93⁄4 líneas. 54 rubíes. Reserva de marcha de 65 horas sin la sonería activada o 50 horas aproximadamente con la sonería activada. Masa oscilante de oro de 18 quilates grabada a mano. Escape de áncora suizo en línea. Volante BREGUET con tornillos reguladores. Espiral en silicio. Frecuencia 3Hz. Ajustado en 5 posiciones.

Correa de cuero de cocodrilo con hebilla desplegable engastada con diamantes, 0,1285 quilates aprox.

ALTA JOYERÍA «REINE DE NAPLES»

El ADEREZO REINE DE NAPLES se compone de un anillo, unos pendientes, un collar y una tiara. Cada una de estas joyas está hecha en platino 950, el material más noble y resistente que se pueda encontrar actualmente en joyería. El motivo central de las joyas del aderezo «Reine de Naples» es un zafiro azul talla oval. Está rodeado de dos anillos ovoides engastados con diamantes talla baguette que hacen juego de forma elegante y refinada con con la caja del primer reloj de pulsera, cuya forma era oblonga.

ALTA JOYERÍA BREGUET – ADEREZO REINE DE NAPLES

Ref. GJE07PT05.9SABAA

Anillo «Reine de Naples» de platino 950 engastado con diamantes talla brillante, 2,48 quilates, diamantes talla baguette, 7,50 quilates aprox. y de un zafiro azul talla oval, 9,50 quilates.

Ref. GJE07PT01.9SABAA

Pendientes «Reine de Naples» de platino 950 engastados con diamantes talla brillante, 0,50 quilates, diamantes talla baguette, 2,74 quilates y 2 zafiros azules talla oval, 4,02 y 4,58 quilates.

Ref. GJE07PT06.9SABAA

Collar «Reine de Naples» de platino 950 engastado con diamantes talla brillante, 16,71 quilates, diamantes talla baguette, 6,17 quilates y un zafiro azul talla oval, 9,41 quilates.

Ref. GJE07PT12.9SABAA

Tiara «Reine de Naples» de platino 950 engastada con diamantes talla brillante, 12,75 quilates, diamantes talla baguette, 8,00 quilates aprox. y un zafiro azul talla oval, 8,37 quilates.

UNA PRESENTACIÓN DEL SAVOIR-FAIRE INIMITABLE DE LOS ARTESANOS BREGUET

La creación de un reloj Breguet se basa en la práctica de treinta oficios artesanales, que representan el savoir-faire secular de la Casa. Aunque el relojero es una figura fundamental durante la producción, no es el único que interviene en la realización de un reloj. Breguet presenta una selección de artesanos-decoradores, a menudo desconocidos, que contribuyen a dar forma a relojes de belleza excepcional.

Ya en el siglo XVIII, Abraham-Louis Breguet daba particular importancia a la decoración de sus creaciones. Los relojes del famoso relojero lucían distintos motivos que realzaban la belleza del movimiento, de la caja y de la esfera. Sin embargo, es necesario señalar que las motivaciones de dicho trabajo artístico eran principalmente funcionales. En efecto, la decoración de los relojes evita que se pierda prematuramente su resplandor y protege las superficies lisas o pulidas frágiles, a menudo expuestas a rayones, arañazos y otras agresiones.

Las tendencias han evolucionado con el paso del tiempo y en la actualidad las consideraciones estéticas prevalecen sobre las razones prácticas que inspiraron inicialmente las diferentes decoraciones de los relojes. Los artesanos de Breguet, anguladores, grabadores y guilloqueadores, ponen en práctica sus conocimientos técnicos y sus competencias al servicio de la estética, a la vez que perpetúan un savoir-faire ancestral digno de los más grandes relojeros de todos los tiempos.

El biselado es una técnica de acabado que se basa en los conocimientos transmitidos de generación en generación y que destaca por su complejidad. El biselado se realiza para pulir y redondear los bordes de los componentes de un movimiento y puede cumplir una función doble: práctica, puesto que permite eliminar rebabas y rastros de mecanizado que podrían afectar el funcionamiento y la fiabilidad del movimiento, y sobre todo estética, puesto que crea un juego de reflejos que opone las superficies satinadas y mates de los ángulos pulidos. El artesano corrige y frota meticulosamente todas las superficies de las piezas con distintas herramientas y materiales abrasivos que parecen ser los mismos desde hace siglos. En el resultado final, los ángulos externos son agudos y los internos son cerrados; los bordes son rectos, curvados o redondeados. El biselado embellece el movimiento que realza el arte relojero de Breguet.

El grabado, por su parte, es un arte ornamental de pleno derecho. Utilizando una serie de herramientas que él mismo perfecciona, el artista esculpe a mano alzada los materiales más nobles. La precisión es indispensable; el más mínimo error, un temblor de manos imperceptible, puede arruinar el trabajo de varios días. Las decoraciones grabadas confieren a los relojes Breguet, únicos en su género, un refinamiento inimitable y un carácter único.

El guilloqueado, una técnica de grabado en relieve, ha sido muy apreciada por los maestros relojeros desde su aparición en el siglo XVI. Inicialmente,

fue utilizada para realzar la belleza de las cajas, y Abraham-Louis Breguet comenzó a guilloquear las esferas de los relojes. En las esferas Breguet, auténticas obras de arte, se aprecia la infinita paciencia del artesano cuando ejerce su impresionante dominio técnico. Su realización es manual, conforme a métodos de trabajo ancestrales, y la delicadeza de los detalles sigue siendo el resultado de un secreto de fabricación guardado con celo. El «guilloqueado» tradicional, realizado en un torno (para los motivos), o en una máquina de guilloquear de línea (para los motivos lineales), es indiscutiblemente una de las principales características de un reloj Breguet. El disco de la esfera en oro de 18 quilates, inicialmente liso o en nácar, se esculpe con un buril. Los «ribetes» que quedan van dejando ver las zonas en las que se alojarán las indicaciones: reserva de marcha, fases de la luna, pequeño segundero, fecha, etc. La esfera está lista para ser decorada, y adquiere entonces su superficie mate, de textura refinada y sin reflejos, con una distribución perfecta de la estructura de los decorados: Clou de Paris, motivo «flinqué», grano de cebada, motivo «olas», motivo «vieux panier», etc.

La Manufactura Breguet, en constante búsqueda de renovación y atenta a la preservación de las tradiciones ancestrales, colabora con los mejores maestros grabadores de camafeo. El arte del camafeo, trabajo de grabado en bajorrelieve de más de 4.000 años de antigüedad, es uno de los oficios artesanales más sorprendentes. Se realiza a partir de conchas en las cuales se realza el contraste de los estratos de color. El artesano utiliza un buril, que él mismo ha moldeado, para trabajar las finas capas internas de la concha, realizando una estructura de extraordinaria delicadeza. La selección de las

conchas, regida por reglas éticas respetuosas con la fauna marina, es una etapa primordial del arte del camafeo. Nuestros maestros grabadores seleccionan únicamente las conchas más nobles y las que presentan los colores más suntuosos. Una vez que ha seleccionado el material, el artesano realiza el corte de la concha en la parte más plana. Para obtener un resultado perfectamente redondo, talla y lima cada pieza cuidadosamente. Con un lápiz, dibuja un bosquejo de lo que será su obra. Entonces, comienza el trabajo de grabado, la etapa más delicada y artística del proceso creativo, que confiere al camafeo, una vez limpiado y pulido, su resplandor inimitable.

Blancpain presenta el X Fathoms bajo el agua

Blancpain presenta el X Fathoms bajo el agua

Blancpain ha presentado la última ampliación de la línea del legendario Fifty Fathoms, el X Fathoms, de una manera única el pasado 26 de octubre. La ceremonia tuvo lugar en Dubai, con el consejero delegado Marc A. Hayek, junto con el campeón de buceo libre bajo el agua, Gianluca Genoni, poseedor de más de 15 récords de buceo libre.

Blancpain-X-FathomsEl Blancpain X Fathoms es uno de los denominados “Concept Watch”, de primer nivel mundial, el reloj más extremo que Blancpain ha producido. Este reloj vuelve a las características de su icónico antepasado de 1953, y las combina con un medidor de profundidad mecánico para crear el reloj de más alto rendimiento de buceo mecánico nunca fabricado.

Este novedoso y único sistema profundímetro mecánico de la marca fue sumergido en el acuario más grande del mundo, en el centro comercial más grande del mundo, el Dubai Aquarium & Mall, bajo el agua en el zoológico de Dubai. El señor Hayek y señor Genoni quedaron también sumergidos bajo el agua en un espectacular despliegue de ingeniería y de resistencia humana. La sorprendente inmersión fue seguida de una conferencia de prensa y una cena frente al espectáculo de la fuente más grande y más increíble, a los pies de la torre más alta del mundo, el Burj Dubai.