Con motivo del tercer aniversario de la apertura de su hotel en Shanghái, Swatch inaugura la exposición Faces & Traces, que recoge parte del trabajo de los 139 artistas que ya han pasado por este hotel-residencia

La relación de Swatch con el arte se hizo más real que nunca hace tres años, con la inauguración oficial del Swatch Art Peace Hotel. Un hotel situado en Shanghái, concretamente en el barrio del Bund, que sirve como residencia gratuita para artistas de todo el mundo. Por él han pasado ya un total de 139 artistas, de 34 países y de 18 disciplinas artísticas distintas.

Con motivo de estos primeros tres años de vida Swatch ha organizado la exposición Faces & Traces, que está abierta a todo el público de forma gratuita desde este mes noviembre y hasta el próximo 31 de enero de 2015. Cada artista, durante su estancia en el hotel, tiene plena libertad para trabajar en su arte y para utilizar todos los estudios e instalaciones que existen en él. Una vez que su estancia termina, Swatch les anima a dejar parte de su trabajo en el hotel, ya sea una pieza de inspiración o una de sus obras. Con todo el material recopilado en estos tres años de vida se ha inaugurado ahora Faces & Traces, la primera exposición de arte creado por los artistas en residencia en el Hotel. Pinturas, esculturas, dibujos, fotografías y videos se suman a piezas musicales, textos manuscritos e incluso performances de canciones, bailes y teatros. Faces & Traces de Swatch aúna el arte entendido desde distintos puntos de vista y lo comparte con todos los visitantes que se acerquen hasta allí.

Carlo Giordanetti, Director Creativo de Swatch, explica que: “los artistas son un reto porque siempre hacen preguntas. A veces las preguntas que hacen te dejan despierto toda la noche y probablemente esto es lo más interesante de nuestro programa en el Hotel. Es un lugar en el que la gente hace preguntas”.