Relojes A Lange & Söhne

Los relojes de la marca A Lange & Söhne son de la máxima calidad, todos mecánicos y manufactura, lo que significa que todos sus calibres son diseñados «in house» por la marca. Cuentan con un prestigio y rangos de precio similares a los de las mejores marcas suizas, como Patek Philippe o Vacheron Constantin, llegando a alcanzar precios por encima de los 400.000 euros en modelos con tourbillon y con complicaciones como la repetición de minutos. Actualmente pertenece al grupo Richemont, junto con algunas de las más prestigiosas, Panerai, IWC, Monblanc, Jaeger-LeCoultre, Piaget, Cartier, la propia Vacheron Constantin y otras muchas.

Novedades de A Lange & Söhne

Saxonia Thin, un nuevo reloj de A Lange & Söhne

Saxonia Thin, un nuevo reloj de A Lange & Söhne

Algunas de las características más destacadas del reloj Saxonia Thin de A Lange & Söhne incluyen un diseño elegante y una configuración de esfera sencilla Los aficionados a los relojes en busca de un dispositivo que haga terminar sus trajes de noche con estilo desearán conocer la nueva oferta de A Lange & Söhne. Bajo el nombre Saxonia Thin, el reloj...

Historia de A Lange & Söhne

Esta firma, al principio conocida como Lange, fue fundada por Ferdinand Adolph Lange en la ciudad de Glashütte, en la Sajonia alemana en 1845. Ferdinand Adolph Lange tuvo la suerte de poder recibir una educación adecuada, ingresando en el Technische Bildungsanstalt (instituto de educación técnica) de Dresde en 1829, donde terminó su aprendizaje con honores de manos del maestro Johann Christian Friedrich Gutkaes en 1835. Tras años viajando y trabajando como gerente de taller del relojero austríaco Joseph Thaddäus Winnerl (inventor del cronógrafo de fracción de segundo), se propuso, más allá de la técnica relojera, establecer una industria relojera en Sajonia, lo que era su verdadera ambición, llegando a convertirse en un auténtico visionario de esta industria, alentando a sus aprendices a montar sus propias empresas y desarrollar la región. En 1868, el hijo mayor de Ferdinand A. Lange, Richard, ingresó a la compañía, y ésta pasó a llamarse A. Lange & Söhne. Ya con la compañía creciendo, cambiaron sus instalaciones a Stammhaus, actual sede de la marca. Richard Lange pudo avanzar en los inventos y patentes de su padre, como el repetidor de cuartos, el cronógrafo, otras notables como el indicador de reserva de marcha, complicaciones para el cronógrafo, estándares de cronometría más estrictos, e inclusión de nuevos materiales, como el berilio para los resortes.

Llegando al siglo XX, A Lange & Söhne ideó un nuevo diseño y lo registró en 1898 como reloj de bolsillo de «calibre Glashütte». Dividiéndose después Glshütte en una marca diferente, A Lange & Söhne continuó ofreciendo relojes elaborados a mano, de alto coste.

Desarrollo actual de A Lange & Söhne

Es conocida por ser una de las marcas que elaboraron los relojes de aviador «B-Uhr», conocidos como relojes observador, de gran diámetro (48mm), utilizados por los pilotos alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. La marca fue expropiada por la antigua RDA tras la destrucción de la fábrica durante la guerra, integrándose en otras firmas y dejando de existir como tal, pero tras la unificación de Alemania, y con ayuda de otras manufacturas, A Lange & Söhne pudo recomenzar en 1990, gracias a Walter Lange y Günter Blümlein, denominándose Lange Uhren GmbH. Sus modelos destacan por tener un estilo más británico que suizo, debido a las influencias de las otras firmas, como Glashütte. Entre todas las colecciones de la marca, cuyos relojes son de una belleza y precisión extraordinarias, destacan la colección 1815 (homenajes al legado de su fundador), los Grand Lange y los modelos con tourbillon, calendarios perpetuos y sonería.

Estas maravillas de la relojería suelen fabricarse en ediciones limitadas, siempre acabados a mano y siempre con cajas de oro rosa, oro amarillo, oro blanco y platino, siendo inalcanzables para la mayoría de los aficionados a los relojes. Desde el año 2000 tan solo fabrican alrededor de 5.000 relojes al año, y actualmente siguen avanzando en nuevas patentes y mecanismos, habiendo desarrollado 63 movimientos diferentes desde el año 1994.