Blancpain – Colección Villeret Ref. 6612-3433-63B

Inspirada en la agitación del mar, la nueva creación de los talleres de Oficios Artísticos de Blancpain cede el protagonismo a la obsidiana plateada de México, piedra fina que la marca utiliza por primera vez, y a una técnica muy preciada por Blancpain: la pátina japonesa rokushō.

La obsidiana plateada, conocida por sus virtudes relajantes, es una roca volcánica vidriosa. Su misterioso color, punteado con nubes de copos plateados, le confiere el encanto que se buscaba para la realización del nuevo reloj creado por el Taller de Oficios Artísticos de la Manufactura Blancpain. La fina piedra sirve de base para la aplicación de «la Gran Ola» en oro blanco. La técnica empleada por Blancpain para concebir esta aplicación requiere varias fases. Para empezar, la pieza se fija en una base realizada en shakudō*, para ser patinada con la tradicional técnica rokushō. Esta fase consiste en un baño de sales de cobre en el que se sumerge la pieza. Tras realizar la pátina, el shakudō se retira. Seguidamente, se pulen algunas partes del tubo para intensificar la sensación de fuerza de la ola rompiente. Por último, el grabado se fija sobre la obsidiana plateada de México. El conjunto de estas etapas confiere a la pieza un aspecto cambiante, que juega con las tonalidades y el misterio de la esfera.

El grabado se inspira en la Gran Ola de Kanagawa, estampa japonesa creada por el artista Hokusai. Gracias a la habilidad de los maestros grabadores, la potencia y el movimiento de la ola contrastan con el simbolismo de la obsidiana gris, piedra que evoca la pureza y el equilibrio.

La nueva creación firmada por Blancpain no solo se distingue por su estética impactante, sino también por su técnica. La Manufactura otorga, una importancia muy particular a la innovación de sus movimientos. Para esta ocasión, Blancpain modificó el famoso calibre de cuerda manual 13R0 para convertirlo en el 13R3A. En esta versión la visualización de la reserva de marcha se posiciona por el lado del puente de la pieza para ofrecer el espacio necesario a la visibilidad del grabado. El movimiento está dotado de tres barriletes montados en serie que se arman y se desarman sucesivamente. El segundo toma el relevo del primero antes de que la fuerza disminuya, exactamente lo mismo que sucede con el tercero. Este sistema le permite beneficiarse de una reserva de marcha de ocho días. Por su parte, la caja doble pomme es de platino.

Blancpain ha optado por la realización de una pulsera a medida, elaborada con piel de vaquilla por un artesano suizo. Su color gris tormenta se conjuga perfectamente con la estética enigmática de esta pieza exclusiva, que además ilustra el último número de Lettres du Brassus. Una revista que este año también incluye una versión en japonés, y que ya está disponible sin costo alguno en formato papel en las boutiques de Blancpain, así como en las boutiques autorizadas, y para iPad, donde además ofrece un contenido enriquecido con videos y explicaciones complementarias.

*El shakudō es una aleación de oro y de cobre. Blancpain lo utilizó por primera vez en 2015 en la pieza Shakudō Ganesh. Este reloj fue premiado ese mismo año en el Grand Prix d’Horlogerie de Ginebra, en concreto en la categoría de Oficios Artísticos.