A Certina siempre le ha gustado llegar al fondo de todo, no sólo en lo que respecta a precisión y durabilidad, sino también con la investigación de los océanos. En su última creación, la marca relojera suiza ha revivido un modelo histórico, que a día de hoy sigue siendo tan actual como siempre. El DS PH200M representa la continuación perfecta para su predecesor, pues combina su diseño atemporal con un calibre automático de alto rendimiento de última generación.

En los 60 y los 70, Certina demostró la solidez de sus relojes en una serie de proyectos de investigación y expediciones de gran trascendencia. Estos viajes llevaron a los relojes a alturas vertiginosas, pero también a lo más profunco del océano, y esta experiencia inspiró a la marca para desarrollar un nuevo reloj dedicado a la vida submarina: el DS PH200M.

En 2018, Certina mostrará la nueva edición de este clásico. Su caja, de acero inoxidable y con un diámetro de 42,8mm, está quipada con un bisel graduado unidireccional de color negro que rodea una esfera negra que contrasta a la perfección con las agujas e índices revestidos de Super-Luminova, incluso en la oscuridad. Al girar el reloj, nos saluda el relieve de una tortuga, el símbolo de la marca Certina. La correa, flexible negra o gris de tejido Nato, con un cierre de hebijón y la correa de piel de becerro marrón, que lo convierten en ideal para las situaciones más formales, aportan el toque final a este modelo.

Sus similitudes con el diseño original no son sólo superficiales: al igual que su predecesor, el nuevo DS PH200M mantiene el concepto DS original de los años 60. Al contrario que los relojes Certina modernos, este reloj presenta una caja de cristal de hesalite redonda, con revestimiento antirreflectante en una cara y revestimiento irrayable NEX Scratchguard, junto con un anillo de montaje separado, que garantiza la doble seguridad y estanqueidad hasta 20 bar. En cuanto a la precisión y el rendimiento mecánicos de este reloj, no obstante, Certina ha optado por un enfoque más moderno. Un innovador calibre Powermatic 80 garantiza la precisión y una reserva de marcha de 80 horas. Así, la nueva versión del viejo DS PH200M es un guiño al pasado con la vista puesta en el futuro.