El relojero Richard Mille ha donado el ‘tourbillon RM 027’, que luce Rafa Nadal en su muñeca durante sus partidos y que llevó al conquistar su séptimo cetro seguido en Montecarlo, para la cuarta edición de la subasta de alta relojería ‘Only Watch’ que tendrá lugar el 22 de septiembre en Mónaco.

richard mille tourbillon rm 027Los fondos recaudados durante el evento, organizado por Antiquorum Auctioneers, de Ginebra, se destinarán a la investigación de la distrofia muscular de Duchenne.

Impulsada en 2005 por Luc Pettavino, presidente de la Asociación de Distrofia Muscular de Mónaco, la subasta Only Watch moviliza a las casas relojeras más prestigiosas del mundo. Todos los fondos recaudados en la subasta de estos relojes servirán para financiar la investigación de la distrofia muscular en Duchene, una enfermedad neuromuscular que debilita los músculos de forma progresiva, y que afecta a uno de cada 3.500 niños.

Por ello, Richard Mille ha donado a la subasta de este año una de sus creaciones más emblemáticas: el tourbillon RM 027, confeccionado para, y en colaboración con Rafa Nadal, quien ha lucido este reloj en todos los partidos que ha disputado desde el 2010.

El RM 027 presentado a subasta es el auténtico reloj que lució Rafael Nadal al erigirse como ganador del torneo de Montecarlo 2011 por séptimo año consecutivo, lo que claramente responde a este carácter triunfador. El RM 027 es asimismo el prototipo utilizado en las pruebas de preproducción, cuyos resultados han sido, naturalmente muy positivos. De hecho, el mecanismo de este reloj no ha fallado nunca, en ninguno de los partidos disputados por Rafael Nadal con él en su muñeca.

Este reloj tourbillon posee un movimiento mecánico manual y pesa menos de 20 gramos, correa incluida. Se han necesitado varios años de investigación y desarrollo para crear este modelo, cuya edición limitada se compone únicamente de 50 unidades.

En abril, tras finalizar el torneo de Montecarlo en Mónaco, Nadal conoció a Paul, hijo de Luc Pettavino, un chico de 15 años que lucha, día tras día, contra la distrofia muscular de Duchene. Hoy hay en el mundo unas 250.000 personas que padecen esta grave enfermedad. El número uno mundial del tenis entregó en un gesto simbólico su reloj a Paul, cuya venta será de gran ayuda en la lucha contra esta enfermedad.

Leído en: europapress.es