BREGUET y el 220º aniversario del tourbillon

BREGUET y el 220º aniversario del tourbillon

Breguet, inventor del tourbillon, celebra este año 2021 el 220º aniversario de la creación de esta complicación relojera, la más espectacular y apreciada

En 2021 se celebra el 220o aniversario de una de las mayores complicaciones relojeras de todos los tiempos: el Tourbillon. La invención de este ingenioso mecanismo, de una complejidad sin igual, fue el centro de una verdadera aventura humana que aún hoy contribuye en gran medida a la notoriedad de su creador, Abraham-Louis Breguet, y de su Maison.

Breguet Tourbillon 5367BR/29/9WU

Breguet Tourbillon 5367BR/29/9WU

Los inventos técnicos son la expresión de una época y rara vez sobreviven al paso del tiempo, pues acaban siendo arrastrados por las olas de un progreso continuo en el que una innovación anula a la otra. Pero hay algunas excepciones…

Desarrollado hace 220 años por Abraham-Louis Breguet (1747-1823) y considerado una de las mayores complicaciones de todos los tiempos, el Tourbillon nunca había estado tan vivo en la Alta Relojería como hoy. No solo sigue desarrollándose en la Maison, su depositaria, sino que ha sido adoptado por muchas marcas relojeras, pues Breguet lo patentó en 1801… ¡y solo por diez años! También inspiró a otros investigadores a lo largo del siglo XIX, como a Bahne Bonniksen, quien a partir del mismo principio creó el Carrusel.

Breguet Tourbillon 5395BR/1S/9WU

Breguet Tourbillon 5395BR/1S/9WU

La fascinación por el invento de Breguet se origina en la propia génesis de esta proeza: el Tourbillon no es un objeto de arte mecánico, sino el resultado de observaciones físicas precisas; una verdadera aventura humana y una epopeya industrial en sí. En este 2021 tan especial, la Maison Breguet rendirá tributo al ingenio de su fundador y a la aventura del Tourbillon con distintas iniciativas y con la celebración de una novedad el 26 de junio. Ese día se conmemora el aniversario de la obtención de la patente. Fue el 26 de junio de 1801, o 7 de mesidor del año IX, como fijaba el calendario en aquel entonces en una Francia que acababa de asistir a una revolución memorable.

LOS ORÍGENES DEL TOURBILLON

Un hombre

El Tourbillon emana del espíritu brillante de un hombre con una rica experiencia. Abraham- Louis Breguet nació en Neuchâtel, Suiza, en 1747. Allí inició su aprendizaje como relojero, que continuó en Versalles y París, donde llegó a los 15 años. En la capital francesa, resplandeciente faro para el mundo entero, el joven Breguet siguió una formación teórica en el Collège Mazarin que lo convirtió en un hombre con una cultura científica muy sólida, en particular en matemáticas y física. Un ingeniero adelantado a su tiempo. Cuando Breguet presentó su idea y solicitó una patente a las autoridades, ya tenía una larga carrera a sus espaldas, pues había instalado su propio negocio en la Ile de la Cité en 1775. Sus relojes automáticos, llamados «perpétuelles», sedujeron al rey Luis XVI y a la reina María Antonieta, y posteriormente a toda la corte de Versalles. Sus numerosas innovaciones técnicas, su sentido del diseño, sobrio y minimalista, lo convirtieron en un innovador de prestigio internacional. Su nombre fue haciéndose cada vez más conocido en las principales capitales y todos empezaron a imitarlo.

La búsqueda de la precisión

Obligado a regresar a su país natal en 1793 para protegerse de los excesos de la Revolución Francesa, Breguet vivió dos años en Suiza, concretamente en Ginebra, Neuchâtel y Le Locle. Fue un retiro saludable, un período de intenso trabajo intelectual y de intercambio con los relojeros suizos, tanto los de Ginebra como los del Jura de Neuchâtel. A su regreso, sus reflexiones contribuyeron a dar un segundo impulso, realmente deslumbrante, a su carrera.

En los cinco años posteriores a su regreso a París, que tuvo lugar en la primavera de 1795, la Maison presentó a su clientela, ya internacional y cosmopolita, productos innovadores como el reloj de tacto (que permite leer la hora mediante el tacto), el péndulo simpático (en el que un péndulo pone en hora y regula un reloj colocado en la parte superior), el reloj de suscripción (asombrosamente minimalista), un nuevo escape denominado «de fuerza constante» y un nuevo dispositivo llamado «regulador de Tourbillon».

Breguet Tourbillon 7047PT/11/9ZU

Breguet Tourbillon 7047PT/11/9ZU

Desafiando las leyes de la física

A fuerza de reflexión y de observación, Breguet adquirió una perfecta comprensión de los elementos que pueden perturbar la precisión de los relojes, especialmente en el interior del escape. Era el único de su profesión que, por su recorrido profesional, había asimilado y sintetizado los logros de las tres naciones relojeras de aquella época (Suiza, Francia e Inglaterra, que visitó varias veces y donde frecuentó en particular a John Arnold), pero también era consciente de que por sí solo no podía resolver todos los problemas de dilatación de los metales y de estabilidad de los aceites, así que sorteó el problema para tratarlo mejor «compensando» los efectos de las leyes físicas que producen las deformaciones de los órganos vitales del reloj y alteran la regularidad de la marcha. Dicho de otra forma: como no podía cambiar las leyes de la gravedad terrestre, optó por «dominar» sus efectos.

El significado de una palabra

¿Quién más que Breguet podía proponer un proyecto como ese, científicamente sólido y al mismo tiempo un poco optimista? Toda esa coyuntura fue necesaria para que naciera el proyecto bautizado por su inventor como Tourbillon, una palabra cuyo significado es con frecuencia mal interpretado, ya que se refería a la astronomía en un sentido hoy ya olvidado. Como se recoge en los grandes diccionarios del siglo XIX, que evocaban tanto a Descartes como a la Enciclopedia, la palabra servía para designar tanto un sistema planetario y su rotación sobre un eje único como la energía que hacía girar los planetas en torno al Sol. Lejos del significado actual de «rotación violenta» o de «tormenta incontrolable», la palabra elegida por Breguet es la de un hombre de los tiempos de la Ilustración que observaba el mundo antes de imitarlo, haciéndose eco de los filósofos del siglo XVIII que veían en la relojería una representación miniaturizada del cosmos.

Y, en efecto, cómo no ver un pequeño mundo bien ordenado en este mecanismo que reúne el órgano regulador (volante espiral) y el órgano de distribución (rueda de escape y áncora) en una jaula móvil que gira con la regularidad de los planetas…

La carta al ministro y el expediente

Para obtener su patente en 1801 en una Francia (ya) acosada por una administración poderosa y procedimental, Breguet tuvo que superar el obstáculo del expediente de solicitud, ilustrado con una lámina de acuarela y precedido de una carta al ministro del Interior.

Ciudadano Ministro,

Tengo el honor de presentarle una memoria que contiene la descripción de un nuevo invento aplicable a las máquinas para medir el tiempo y que he denominado Regulador de Tourbillon (…)

Gracias a este invento, he logrado anular por compensación las anomalías debidas a las distintas posiciones de los centros de gravedad del movimiento del regulador y de los agujeros en los que se mueven sus pivotes, de modo que la lubricación de las partes en rozamiento sea siempre igual a pesar de la coagulación de los aceites y se reduzcan muchas otras causas de error que afectan a la precisión del movimiento (…)

Considerando todas estas ventajas, los medios perfeccionados de producción que dispongo, los gastos considerables en los que me he comprometido para procurarme estos medios, he decidido tomar un privilegio para fijar la fecha de mi invento y asegurarme las compensaciones

Saludo y respeto

BREGUET

Un camino tan largo

Si consideramos que el Tourbillon maduró en el espíritu de Breguet entre 1793 y 1795 (durante su estancia en Suiza), pasaron seis años entre su regreso a París y la obtención de la patente, el 26 de junio de 1801. Transcurrieron otros seis años entre la obtención de la patente y las primeras ventas, que empezaron muy lentamente. Se comprende entonces que probablemente Breguet subestimó las dificultades de puesta a punto de este nuevo tipo de regulador –otro efecto de su habitual optimismo– y que los «gastos considerables» y los «sacrificios» que mencionó en su carta al ministro del Interior no cesaron en 1801…

Abraham-Louis Breguet necesitó más de diez años para desarrollar y fiabilizar este invento extremadamente complejo. El maestro hablaba de su invento cada vez que podía y aprovechaba las exposiciones nacionales de Productos de la Industria que se llevaban a cabo en París en 1802, 1806 y 1819 para elogiar este mecanismo gracias al cual los gardetemps «conservaban la misma precisión de marcha, sea cual sea la posición, vertical o inclinada, del reloj».

Seguro de la pertinencia de su invento, que se podía incorporar en varios tipos de relojes, Breguet y sus colaboradores realizaron 40 Tourbillons entre 1796 y 1829, a los que se añadieron otras 9 piezas que nunca fueron terminadas y que figuran en los libros como pasadas a pérdidas y ganancias, desechadas o perdidas…

Breguet Tourbillon Extra plano 5367BR

Breguet Tourbillon Extra plano 5367BR

Clientes célebres y uso

Un análisis completo de los archivos disponibles permite establecer con precisión la lista y la historia de cada una de esas piezas. Hay 35 relojes, de los cuales más de la mitad tienen una jaula que efectúa su rotación en 4 o 6 minutos, mientras que la patente describe una jaula que gira en un minuto. También hay otros 5 objetos únicos: un péndulo simpático y un conjunto péndulo-reloj, un modelo de demostración de gran formato, un cronómetro de marina y un péndulo de viaje…

No es sorprendente que entre los compradores figuren varios soberanos (Jorge III y Jorge IV de Inglaterra, Fernando VII de España), aristócratas rusos (príncipes Yermoloff, Gagarin, Repnin, Demidoff…) y eminentes personalidades europeas procedentes de Polonia (conde Potocki), de Prusia (príncipe Hardenberg), de Italia (conde d’Archinto, G.B. de Sommariva), de Hungría (barón Podmaniczky) y de Portugal (caballero de Brito).

Se ha destacado muy poco hasta ahora que un cuarto de estos Tourbillons tuvo con certeza un uso «naval», es decir que fueron adquiridos por armadores o marinos y empleados para la navegación en el mar y el cálculo de la longitud. Un explorador de África le dio el mismo uso. Thomas Brisbane se fue a Australia con el suyo. Algunas piezas se utilizaron durante unos cincuenta años en los mares del mundo. Además, algunas pertenecieron a preeminentes científicos.

A todas luces, y según la clasificación del mismo Breguet, el Tourbillon pertenecía a la relojería de uso científico por oposición a la relojería de uso civil. Los compradores habían comprendido la mayor precisión ofrecida por el dispositivo y se beneficiaban de ella.

Un éxito complejo

Estos Tourbillons, dotados de una caja de oro o de plata, eran obras maestras cuya estética estaba a la altura de la técnica. Considerados como puros objetos científicos, debían tener, sin embargo, un aspecto más refinado. Las esferas de los Tourbillons estaban entre las más hermosas de Breguet. Perfecta legibilidad –era la firma de la Maison– y funciones que se podían añadir sobre las esferas de oro, plata o esmalte: segunderos centrales, segunderos a demanda, reserva de marcha, a veces termómetro… Ninguna pieza era igual al resto. El dispositivo del Tourbillon se podía adaptar a varios tipos de escape y a varios tipos de reloj.

Sin embargo, la producción era muy lenta. En 1802, tras la obtención de la patente, se empezaron a producir seis relojes de Tourbillon. La realización de cada una de las piezas llevó entre 5 y 10 años. En 1809, aprovechando el auge de los negocios y las esperanzas que tenía depositadas en el mercado ruso por la apertura de una sucursal en San Petersburgo, Breguet empezó la fabricación de 15 nuevos Tourbillons, de los que la mitad no se terminó hasta 1814. El cronómetro de marina con Tourbillon fue una pieza única, al igual que el péndulo portátil, el último Tourbillon de la secuencia original. Dificultad para fabricar estas piezas, largo trabajo de desarrollo, escasez de mano de obra capaz de realizarlas…

Si bien el Tourbillon deleitaba a los fieles de Breguet, no aportó a su autor la compensación económica que merecían sus esfuerzos. La explicación está en el hecho de que Breguet se pasó toda la vida buscando soluciones para mejorar la marcha de los relojes… ¡y encontró otras más simples!

El Tourbillon, estrella fugaz en el firmamento relojero, una idea genial nacida del pensamiento del Siglo de las Luces, se desvaneció sin llegar a desaparecer del todo. Aún no había dicho su última palabra.

Un patrimonio venerado e inspirador

Precioso testimonio de un pasado fecundo, los Tourbillons de la época del inventor fascinan desde siempre a los coleccionistas, los historiadores y los grandes actores de la relojería, desde Jorge IV de Inglaterra hasta Sir David Salomons, desde George Daniels hasta Nicolas G. Hayek. Una docena de piezas se conservan en museos: tres forman parte de las colecciones del Museo Breguet, cinco se conservan en el British Museum y en otros museos de Inglaterra, otros en Italia, Jerusalén y Nueva York. Otros quince están en manos de coleccionistas privados. Recientemente se han vendido dos piezas en subastas. En total, casi 30 de las 40 piezas han sobrevivido, una proporción que dice mucho de la fascinación que suscita el Tourbillon.

Un renacimiento fulgurante

La Maison Breguet, que siempre ha mantenido con esmero las piezas producidas por su fundador, produjo en los años 20 y 50 del siglo pasado algunos nuevos relojes de bolsillo con Tourbillon. Solo unos pocos conocedores fueron informados.

A partir de ahí empezó un renacimiento tan inesperado como fulgurante. Concebido para los relojes de bolsillo, que por lo general se llevaban en posición vertical, el invento de Abraham-Louis Breguet reapareció en los años 80 en la reducida caja de los relojes de pulsera, mucho menos sensibles a la atracción terrestre. ¡Qué paradoja! Desde entonces, el éxito no ha cesado y conquista cada año nuevos territorios. Si bien el aumento de la precisión ya no es la ventaja principal del Tourbillon, el aficionado actual aprecia en él la belleza de un proceso revolucionario (en todos los sentidos) que 220 años después sigue hablando al espíritu humano.

Relojes tourbillon históricos de Breguet

B1176 Reloj Breguet Tourbillon, escape natural

Breguet Tourbillon 1176 Frontal y diseños

Breguet Tourbillon 1176 Esfera

Breguet Tourbillon 1176 Detalle movimiento

Breguet Tourbillon 1176 con Registro

Rotación: 4 mm

Regulador tourbillon, escape natural, segundero de observación, segundero ordinario, reserva de marcha, agujas Breguet de acero pavonado

Caja: oro, fondo de caja grabado con escudo de armas de la familia Potocki (Polonia)

Esfera: oro

Vendido el 12/02/1809 al Conde (Stanislas Kostka) Potocki

Precio: 4.600 Francos

Fechas de fabricación: 05/07/1802 – 12/02/1809

Diámetro: 64 mm

Colecciones del Museo Breguet

B1188 Reloj Breguet Tourbillon, escape natural

Breguet Tourbillon 1188 Esfera

Breguet Tourbillon 1188 Lifestyle

Breguet Tourbillon 1188 Movimiento

Breguet Tourbillon 1188 Detalle movimiento

Rotación: 4 mm

Regulador tourbillon, escape natural, segundero de observación, segundero ordinario, reserva de marcha, agujas Breguet de acero pavonado

Caja: oro, fondo de caja grabado al sol

Esfera: esmalte con números turcos (reemplazado en 1841, el mecanizado original era en oro)

Vendido el 01/08/1808 al Príncipe Antonio de Borbón de España

Precio: 3.600 Francos

Fechas de fabricación: 24/08/1802 – 09/06/1807

Diámetro: 65 mm

Colecciones del Museo Breguet

B2567 Reloj Breguet Tourbillon simple

Breguet Tourbillon 2567 con Bulletin des Lois de la Republique

Breguet Tourbillon 2567 Lifestyle

Breguet Tourbillon 2567 Detalle trasera

Rotación: 1 mm

Escape Tourbillon, segundero pequeño, agujas Breguet de acero pavonado

Estuche: caja de caza (hunting case, caja con tapa con bisagra para proteger el cristal) en oro

Esfera: mecanizada en plateado

Vendido el 21/03/1812 a Mr Armand-Pierre Le Bigot

Precio: 1800 Francos

Fechas de fabricación: 26/10/1809 – 31/12/1812

Diámetro: 61 mm

Colecciones del Museo Breguet

B986 Reloj Breguet Tourbillon simple

Breguet Tourbillon 986 Esfera

Breguet Tourbillon 986 Detalle movimiento

Rotación: 1 mn

Regulador Tourbillon, segundero pequeño, agujas de acero azulado, volante Guillaume, ganador del boletín de primera clase y primer premio del Observatorio de Neuchâtel

Caja: oro liso

Esfera: esmalte

Vendido el 1 de febrero de 1926 al señor Louis-Harrison Dulles

Precio: 20.000 francos

Diámetro: 56 mm

Colecciones del Museo Breguet

Montblanc Star Legacy Exo Tourbillon Skeleton LE8: un nuevo nivel de suspensión

Montblanc Star Legacy Exo Tourbillon Skeleton LE8: un nuevo nivel de suspensión

El nuevo Montblanc Star Legacy Exo Tourbillon Skeleton Limited Edition 8 ha sido totalmente reinterpretado para presentar un refinado movimiento tridimensional completamente esqueletado que aporta un nuevo nivel de suspensión al reloj. De acuerdo con la más pura tradición relojera, los 188 componentes del Calibre Manufactura MB M18.69 están completamente decorados a mano por expertos artesanos con acabados como el granulado circular, el pulido espejo y el biselado; el movimiento cuenta además con 420 ángulos internos cuyo acabado requiere mucha experiencia y pasión.

Montblanc Star Legacy Exo Tourbillon Skeleton Limited Edition 8 MB126096

La nueva arquitectura esqueletada del movimiento Exo Tourbillon

La original complicación patentada Exo Tourbillon se desarrolló durante tres años en la Manufactura Montblanc en Villeret. Esta nueva versión del movimiento manufactura de cuerda manual, el Calibre MB M18.69, llevó a los ingenieros de Montblanc otros 18 meses de desarrollo debido a la complejidad de su esqueletado. El Calibre Manufactura MB M18.69, con sus 188 componentes, fue completamente replanteado en términos de estética, geometría y estabilidad para revelar la belleza de su mecanismo y aumentar sus prestaciones.

Montblanc Star Legacy Exo Tourbillon Skeleton Limited Edition 8 MB126096 trasera

El movimiento presenta una construcción tridimensional en diferentes niveles, lo que aporta un nivel absolutamente nuevo de suspensión al reloj. Esto se logra con cinco pilares que sostienen la placa principal en la parte superior, quedando los puentes del barrilete y del tren de ruedas en la parte inferior. Se completa en la parte delantera con el volante Exo Tourbillon y la esfera de horas y minutos en forma de cúpula descentrada a las 12 horas. La platina y los puentes han sido completamente esqueletados, haciéndolos visibles a ambos lados del reloj. El tambor del barrilete también se ha abierto para revelar el resorte.

El resultado es una composición de líneas puras donde el savoir-faire artesanal de la relojería se une a la tecnología, que dirige la atención sobre el Exo Tourbillon y el movimiento esqueletado de arriba a abajo. Muy raramente podemos observar un movimiento completo trabajando desde todos los ángulos y obtener una vista de 360 grados. Cada uno de los pequeños componentes del movimiento está meticulosamente decorado a mano, siguiendo técnicas tradicionales que crean un reloj luminoso y etéreo. Debido al nivel de esqueletado y decoración, el montaje requiere una especial destreza y cuidado para evitar rasguños en los componentes biselados.

La Manufactura Montblanc en Villeret es un lugar muy especial que posee todos los conocimientos para producir un movimiento de la A a la Z, haciendo todos los componentes principales en casa, como las platinas y puentes en alpaca (plata alemana) con decoración tradicional, y también fabrica internamente el órgano regulador completo, incluida la espiral.

Decoración de movimiento artesanal con acabado a mano

Montblanc Star Legacy Exo Tourbillon Skeleton Limited Edition 8 MB126096 detalle frontal

Los 188 componentes del movimiento Manufactura Calibre MB M18.69 están íntegramente decorados en la Manufactura Montblanc en Villeret con acabados relojeros tradicionales como granulado circular, pulido espejo y achaflanado. En total, el movimiento tiene más de 420 ángulos internos que tardan más de dos semanas en ser decorados por los expertos en relojería de Montblanc. Este acabado artesanal de alta gama, donde los ángulos de pequeños componentes se biselan a mano para acentuar el juego de luces, es un arte de relojería muy antiguo y auténtico. Hay diferentes tipos de ángulos, pero los ángulos internos (90 ° <a <180 °), donde el punto de encuentro de dos chaflanes crea una intersección cerrada, son muy difíciles de terminar. Es imposible hacerlo con máquina, por lo que cada artesano desarrolla su propia técnica y herramientas para trabajar cada pequeño componente. En Villeret, los artesanos suelen utilizar los tallos de las flores de montaña, como la genciana, una madera local blanda, que se utiliza para aplicar la pasta para pulir de diamante a componentes específicos con el fin de crear el característico efecto brillante final. Este tipo de decoración requiere tiempo y paciencia y se necesitan años de experiencia para dominar este trabajo preciso y regular.

Montblanc Star Legacy Exo Tourbillon Skeleton Limited Edition 8 MB126096 detalle trasera

La nueva caja de oro rosa de 18 quilates y la esfera de oro de 18 quilates y esmalte Grand Feu

Inspirada en la configuración tridimensional del puente, la construcción de la caja, con su cristal de zafiro abombado, se ha construido alrededor del movimiento. La parte externa de la platina del movimiento se ha fijado dentro de los lados de la caja dando una impresión de suspensión completa. La caja de 44,8 mm se presenta en oro rosa de 18 quilates con cristal de zafiro por ambas caras, revelando toda la belleza del Calibre MB M18.69 de cuerda manual acabado a mano. También proporciona una vista totalmente transparente del Star Legacy Exo Tourbillon Skeleton de adelante hacia atrás.

La esfera descentrada, colocada sobre el movimiento y ubicada a las 12 horas, está realizada en oro de 18 quilates y esmalte Grand Feu, una rara proeza técnica que le da un toque artesanal y tradicional. Las agujas de horas y minutos chapadas en oro rosa de 18 quilates completan la estética general.

El reloj viene equipado con una correa de piel de aligátor marrón Sfumato procedente de la Pelletteria de Florencia, Italia, y está equipada con un triple cierre desplegable con pulsadores de seguridad, que ofrece una sujeción segura.

El “Exo Tourbillon” de Montblanc, patentado desde 2012

“Exo”- que procede del griego y que significa fuera o externo – se refiere al gran volante con tornillos, que se coloca fuera de la jaula giratoria del tourbillon. Esta peculiar construcción patentada del Exo Tourbillon suspendido permite a los relojeros de la Manufactura Montblanc en Villeret tener un volante impresionantemente grande y elimina la necesidad de aumentar el tamaño del movimiento o la caja. El enorme volante se eleva 4,15 mm por encima de la esfera y parece estar flotando sobre él. Esta posición suspendida ha sido posible gracias a un puente de tourbillon con un solo brazo de acero inoxidable que es curvo y refleja el círculo horario en forma de cúpula a las 12 horas. Crea una apariencia tridimensional y una nueva estética de Alta Relojería. Debido a su construcción asimétrica, la alineación del puente del Exo Tourbillon, con su brazo solitario, representa un desafío relojero y exige gran habilidad y destreza para llevarlo a cabo. La complejidad del Exo Tourbillon patentado se debe a las dimensiones del largo eje, que debe ser muy preciso, con una tolerancia de concentricidad de un diámetro de 0,01 mm, junto con la construcción de la complicación en sí misma, que requiere que el eje del volante sea perfectamente perpendicular al movimiento. Este aspecto técnico se ha trabajado especialmente en este nuevo modelo ya que el puente del tourbillon y el contador de segundos han sido realizados de una sola pieza, lo que da como resultado una construcción muy estable y más fácil de alinear, por lo que una desviación de 5 micrones (0,005 mm) en la base del puente puede producir una desviación en el centro de solo 5 micrones (0,005 mm) → relación de 1.

Montblanc Star Legacy Exo Tourbillon Skeleton Limited Edition 8 MB126096 frontalDatos técnicos del Montblanc Star Legacy Exo Tourbillon Skeleton Limited Edition 8 Ref. 126096

MOVIMIETO Calibre MB M18.69 Montblanc Manufactura esqueletado

Tipo de movimiento Mecánico de cuerda manual, Exo Tourbillon ‘one-minute’ suspendido patentado

Dimensiones Diámetro = 41,95 mm; altura = 6,45 mm

No de componentes 188

No de rubíes 19

Reserva de marcha 50 horas aprox.

Volante Atornillado, diámetro = 14,5 mm; momento de inercia = 59 mgcm2

Frecuencia 18.000 A/h (2.5 Hz)

Espiral Con curva terminal Phillips

POR EL LADO DE LA ESFERA

Placa Esqueletada en alpaca rodiada, rayas estiradas en ambos lados, achaflanado a mano

Indicaciones Horas y minutos descentrados, pequeño segundero a las 6 horas Exo Tourbillon patentado (una revolución por minuto para indicar los segundos) con un brazo-puente a las 6 horas, jaula del Exo Tourbillon con pulido espejo

POR EL LADO DEL FONDO

Puentes Alpaca esqueletada rodiada, rayas estiradas en ambos lados, achaflanado a mano

Engranaje Cubo chapado en oro diamantado por ambos lados, de grano circular, achaflanado en ambos lados

Barrilete Roquete pulido espejo, de grano circular en el interior del trinquete pulido espejo con forma de flecha Minerva.

Exterior

Caja Oro rosa 18 K pulido

Cristal De zafiro, en ambos lados, abombado, resistente a las arañazos y anti-reflejos

Fondo De oro rosa de 18K con panel de cristal de zafiro insertado

Dimensiones Diámetro = 44,8 mm / Altura = 15,01 mm

Estanqueidad 3 bar (30 m)

Corona De oro rosa de 18 K con emblema Montblanc en nácar

Esfera Abombada, de oro de 18 K con esmalte “Grand Feu” color marfil, números árabes negros, agujas de horas y minutos chapadas en oro rosa 18 K

Brazalete De piel de aligátor marrón Sfumato procedente de la Pelletteria en Florencia, Italia con triple cierre desplegable de oro rosa de 18K

Edición Limitada 8

Novedades Patek Philippe 2020

Novedades Patek Philippe 2020

Patek Philippe reafirma este año 2020 su gran experiencia en complicaciones con el enriquecimiento de la colección actual con tres nuevos modelos: el nuevo Ref. 5303 como el primer repetidor de minutos de Patek Philippe, que presenta el mecanismo de golpe por la parte de la esfera; La reinterpretación del legendario Ref. 5370 Split-Seconds Chronograph y el clásico rediseñado Ref. 5270, un cronógrafo con calendario perpetuo.

Novedades Patek Philippe 2020

Patek Philippe 5270J

Patek Philippe 5270J Grand Complication detalle esfera

Este cronógrafo con calendario perpetuo se presenta por primera vez en oro amarillo. Un clásico con bisel cóncavo y esfera plateada. Cuenta con el calibre CH 29-535 PS Q, que une la tradición de Patek Philippe con las últimas innovaciones patentadas y un calendario perpetuo extremadamente fino.

Características técnicas del Patek Philippe 5270J Cronógrafo con Calendario perpetuo

MOVIMIENTO

Mecánico de cuerda manual. Calibre CH 29‑535 PS Q. Cronógrafo. Aguja de cronógrafo en el centro. Contador 30 minutos instantáneo. Calendario perpetuo. Día, mes y año bisiesto e indicación día/noche por ventanillas. Fecha por aguja. Segundero pequeño.

ESFERA

Opalina plateada, índices aplicados de oro. Escala taquimétrica.

CAJA

Oro amarillo. Fondo de cristal zafiro y fondo macizo intercambiables. Estanco a 30 m. Diámetro: 41 mm. Grosor: 12,4 mm.

BRAZALETE

Piel de aligátor con escamas cuadradas, cosida a mano, marrón chocolate mate. Cierre desplegable.

El precio es de 154.570 EUR

Patek Philippe 5303R

Patek Philippe 5303R Grand Complication lifestyle

Este Patek Philippe es un tremendo ejemplo dentro de los relojes con sonería. Es un Tourbillon con repetición de minutos, de esfera abierta con un bellísimo movimiento que se puede contemplar y admirar: repetición de minutos en el frontal y el tourbillon por la trasera, un auténtico escándalo de reloj. el calibre que monta, el R 27 TO PS, manual, se muestra ahora en todo su esplendor, montado sobre una caja de oro rosa, grabada y con inserciones en oro blanco.

Características técnicas del Patek Philippe 5303R Tourbillon con repetición de minutos

MOVIMIENTO

Cuerda manual. Calibre R TO 27 PS. Repetición de minutos con timbres clásicos. Tourbillon. Segundero pequeño.

ESFERA

Disco horario negro con minutería calcada en blanco, puntos espolvoreados con oro.

CAJA

Oro rosa. Fondo de cristal de zafiro. Cristal de zafiro anti-UV. No resistente al agua, protegida contra la humedad y el polvo. Diámetro: 42 mm. Espesor : 12,13 mm.

BRAZALETE

Piel de aligátor con escamas cuadradas, cosida a mano, negro brillante. Cierre desplegable.

Patek Philippe no facilita el precio de este reloj, es necesario encargarlo

Patek Philippe 5370P

Patek Philippe 5370P Grand Complication detalle carrura

Este Patek Philippe referencia 5370P es un cronógrafo ratrapante, con un toque contemporáneo, que monta una clásica esfera azul en esmalte, de una extraordinaria legibilidad. El movimiento que monta es clásico pero con una función ratrapante innovadora en su planteamiento. Se monta en una caja de platino con bisel y carrura en acabado satinado y bisel cóncavo al igual que el modelo 5270J.

Características técnicas del Patek Philippe 5303R Cronógrafo ratrapante

MOVIMIENTO

Movimiento mecánico de cuerda manual. Calibre CHR 29‑535 PS. Cronógrafo ratrapante. Contador 30 minutos instantáneo. Segundero pequeño.

ESFERA

Esmalte azul Grand Feu, cifras Breguet aplicadas de oro. Placa de la esfera de oro de 18 qts. Escala taquimétrica.

CAJA

Platino. Fondo de cristal zafiro y fondo macizo intercambiables. Estanco a 30 m. Diámetro caja: 41 mm. Grosor: 13,56 mm.

BRAZALETE

Piel de aligátor con escamas cuadradas cosida a mano, azul crepúsculo brillante. Cierre desplegable.

El precio es de 240.670 EUR

BREGUET CLASSIQUE TOURBILLON EXTRA-PLAT SQUELETTE 5395

BREGUET CLASSIQUE TOURBILLON EXTRA-PLAT SQUELETTE 5395

Breguet Classique Grandes Complications 5395BR1S9WU_PR_Speciale

Para su nuevo Classique Tourbillon Extra-Plat Squelette 5395, Breguet ha elegido esqueletizar su movimiento tourbillon extraplano de 3 mm de grosor. Una hazaña tanto técnica como artística que rinde tributo a los oficios artesanales y en la que el relojero ocupa un lugar de honor.

Existen objetos cuyas cualidades intrínsecas suscitan fascinación. Sin lugar a dudas, el nuevo Breguet Classique Tourbillon Extra-Plat Squelette 5395 es uno de ellos. La finura extrema de su Calibre 581 había impulsado a la Manufactura, en realizaciones anteriores, a realizar proezas técnicas muy audaces. La concepción del tourbillon en particular fue replanteada para dar vida a una arquitectura única. Hoy, la Maison eleva aún más el listón al retirar cerca del 50% del material de este movimiento, ahora inamovible. Así esqueletizado, este calibre de oro de 18 quilates juega literalmente con los límites de la física y nos recuerda que, en Breguet, los relojeros practican un verdadero oficio artesanal, pues han añadido el grabado, el guilloché y el achaflanado para alcanzar un resultado extraordinario.

Un movimiento extraplano

El Calibre 581 extraplano es una obra maestra de la Alta Relojería. Con sus 3 mm de grosor, es uno de los más finos movimientos de tourbillon de carga automática del mundo. Una hazaña técnica que necesitó una serie de ajustes, la mayoría complejos. La masa oscilante se desplazó a la periferia de la platina, una opción que permite reducir el grosor conservando una visión abierta sobre la mecánica del reloj. Por su parte, el tourbillon se ha beneficiado de un replanteamiento completo: la jaula de titanio engrana directamente con el tren de ruedas, y no por medio de un piñón colocado en su base; además, el escape de silicio adopta una construcción acodada específica que permite ahorrar un espacio importante. Una estructura muy singular que solo Breguet produce en serie.

Ligereza y transparencia

Muy ligero –el conjunto de la jaula solo pesa 0,290 gramos–, dotado de una reserva de marcha excepcional de 80 horas gracias a un barrilete de “alta energía” que palpita a 4 Hz –una frecuencia particularmente elevada para un tourbillon–, este Calibre 581 ya ha equipado las referencias 5377 y 5367. Por primera vez se presenta hoy íntegramente esqueletizado para ofrecer una interpretación contemporánea de esta técnica ancestral. La platina y los puentes de oro están calados, de manera que desvelan la anatomía mecánica del movimiento. La dificultad de la empresa consiste en retirar la mayor cantidad posible de materia conservando las propiedades técnicas de los distintos componentes. Una verdadera complicación relojera adicional, aún más arriesgada por la elección del oro. Una vez endurecida la aleación elegida, son necesarios un saber hacer y un cuidado extremadamente especializados para garantizar el exigente resultado final. Breguet es una de las últimas manufacturas que trabajan con oro en este nivel de rendimiento.

Los oficios artísticos

El movimiento destaca también por la peculiaridad de sus acabados y sus decoraciones fuera de serie, empezando por el guilloché de las pocas superficies restantes de la platina. El motivo Clavos de París está aquí realizado con diamante, un método que aporta un brillo particular a la obra pero que no tolera ninguna imprecisión. Una intervención como esta en este tipo de pieza constituye una primicia para Breguet. En cuanto a las aristas vivas, están pacientemente achaflanadas con una lima hasta obtener un bisel de 45° perfectamente liso y regular. Por otra parte, las distintas inscripciones y los bordes que rodean los orificios conllevan un importante trabajo de grabado realizado a mano

Un diseño refinado y minimalista

Esta escenografía excepcional se alberga en una caja acanalada dotada de un cristal box que se abre ampliamente sobre el movimiento. La esfera de zafiro luce índices aplicados de oro azulado. La vuelta de las horas se obtiene por crecimiento galvánico y la minutería está grabada con láser y luego rellena con barniz azul. Este diseño refinado y minimalista se completa con las tradicionales agujas pomme azules y las asas soldadas en el más puro estilo Breguet. El Classique Tourbillon Extra-Plat Squelette 5395 es hermético hasta 30 metros y está disponible con un movimiento gris en una caja de oro rosa o con un movimiento rosa en una caja de platino.

El tourbillon, obra maestra de Breguet

Es un caso único en la historia de los inventos técnicos. Más de 220 años después de su nacimiento, el tourbillon sigue suscitando una enorme fascinación y es, hoy más que nunca, una prerrogativa de la Manufactura. Adaptado a los relojes de pulsera, toma su fuerza particular e inalienable de la legitimidad histórica de Breguet, un verdadero suplemento de alma. Simple o doble, solo o asociado a grandes complicaciones, elaborado con materiales tradicionales o innovadores, el tourbillon jamás había estado tan vivo. Ni tan cerca de su inventor. Presente en casi todas las colecciones, con un peso inferior a un gramo sea cual sea su versión, recuerda el extraordinario dominio relojero de la Maison, convertida hoy en garante del mito.

Los orígenes del tourbillon

Abraham-Louis Breguet solo vendió 35 relojes con tourbillon durante su vida. Esta cifra confidencial da una idea de la extrema complejidad de este mecanismo excepcional. Si bien fue patentado en 1801, necesitó nada menos que diez años de experimentaciones e investigaciones, entre 1795 y 1805, para su desarrollo. En una época en que el reloj se llevaba a lo largo del cuerpo, en posición vertical, el Maestro intentó imaginar una forma de compensar el efecto nefasto de la atracción terrestre sobre el funcionamiento del oscilador y, en consecuencia, sobre la precisión cronométrica del movimiento. Así fue como tuvo la idea de embarcar el par volante-espiral y el escape (áncora y rueda de escape) en una jaula móvil que giraba sobre sí misma. La doble rotación de esta jaula y de sus órganos inspiró a Breguet el nombre de “tourbillon”, en su acepción olvidada de “sistema planetario en rotación en torno a un eje único”. El invento, con su ingenioso principio y su funcionamiento cautivante, jamás dejó de suscitar respeto, desde su presentación hasta nuestros días.

Breguet Classique Grandes Complications 5395PTRS9WU_PR_close up

DESCRIPCIÓN DEL BREGUET CLASSIQUE TOURBILLON EXTRA-PLAT SQUELETTE 5395 REF. 5395BR/1S/9WU

Caja de oro rosa de 18 quilates con carrura finamente acanalada y cristal box. Fondo de cristal de zafiro. Diámetro: 41 mm. Grosor: 7,70 mm. Asas soldadas, pasadores atornillados. Hermética hasta 3 bar (30 m).

Esfera en cristal de zafiro con la firma Breguet. Vuelta de las horas excéntrica con números romanos. Agujas Breguet à pomme évidée de acero azulado.

Movimiento esqueletizado mecánico de carga automática, achaflanado, grabado y guilloché a mano. Numerado y con la firma Breguet. Calibre 581SQ extraplano (3 mm). 325 componentes. 16 líneas. 33 rubíes. Masa oscilante periférica. Reserva de marcha de 80 horas. Barrilete sobre rodillo con rodamientos de esfera. Escape de áncora de canto invertido con asas de silicio. Volante Breguet. Jaula de tourbillon de titanio. Segundero pequeño sobre eje del tourbillon.

Correa de piel de aligátor con hebilla desplegable de oro.

Disponible igualmente en platino: Referencia 5395PT/RS/9WU

Breguet Classique Grandes Complications Guillochage 5395 Breguet Classique Grandes Complications Gravure 5395 Breguet Classique Grandes Complications Anglage 5395 8 Breguet Classique Grandes Complications Anglage 5395 6 Breguet Classique Grandes Complications Anglage 5395 4 Breguet Classique Grandes Complications Anglage 5395 2

Blancpain Villeret Tourbillon Volant Heure Sautante Minute Rétrograde

Blancpain Villeret Tourbillon Volant Heure Sautante Minute Rétrograde

Blancpain – Colección Villeret Ref. 66260-3633-55B / 66260-3433-55B. Baselworld 2018

Este año, Blancpain reinterpreta su tourbillon volante, el primero de su clase en integrar un reloj de pulsera cuando se estrenó en 1989. Con motivo de Baselworld 2018, la Fábrica lo equipa con nuevas complicaciones, con una hora saltante y un minuto retrógrado incluidos en el modelo Villeret Tourbillon Volant Heure Sautante Minute Rétrograde. Además de la excelente construcción del tourbillon, que parece flotar en el aire, esta novedad se caracteriza por su movimiento completamente decorado con guilloché y una esfera de esmalte grand feu hecha a mano en los talleres de Blancpain.

El tourbillon volante de Blancpain, totalmente fabricado in-house como todos los movimientos de la marca, es un imprescindible de la relojería tradicional desde hace casi treinta años. Su peculiaridad radica en su construcción atípica, ya que se quitó el puente superior con el fin de ofrecer una vista inigualable de los principales componentes del tourbillon. Con el nuevo modelo Villeret Tourbillon Volant Heure Sautante Minute Rétrograde, Blancpain va más allá y sustituye el puente inferior por un disco de zafiro transparente. La jaula del tourbillon, su volante y su escape dan la impresión de flotar en el aire por encima de la rueda fija que está ligada al disco de zafiro.

Hasta ahora, Blancpain no había dotado a ninguno de sus relojes con una hora saltante o un minuto retrógrado. La combinación de estas dos complicaciones en esta pieza con tourbillon es, sin duda, una gran primicia. Blancpain ha elegido reagruparlos en la esfera y colocar la ventanilla de las horas sobre el contador de los minutos retrógrados. En los talleres de oficios artísticos del Brassus, la Fábrica ha puesto todo su savoir-faire técnico al servicio de la estética para fabricar una esfera de esmalte grand feu, según el método tradicional del champlevé: los artesanos empiezan por esculpir la base de oro de la esfera tallando la materia; a continuación, se aplican varias capas de esmalte con un pincel en estos sectores y se cuece en un horno a casi 800 grados. Se da el toque final a la esfera con realces de oro diamantado alrededor de la jaula del tourbillon y de la ventanilla de las horas. Finalmente, se integra el contador de minutos en la esfera confiriendo, así, profundidad a la pieza.

El movimiento también hace gala de esta atención a los detalles, con sus puentes adornados con decoración guilloché completamente realizada a mano. Gracias al cristal de zafiro, el portador también podrá admirar la famosa rueda llanta de Blancpain colocada sobre el rochete y consultar la reserva de marcha del reloj, la cual se indica mediante un disco también con decoración guilloché.

El nuevo modelo Villeret Tourbillon Volant Heure Sautante Minute Rétrograde está disponible en una caja de oro rojo de 42 mm con un bisel double pomme, pudiéndose elegir entre pulsera de piel de aligátor o de metal con hebilla desplegable. Disponible también en una edición limitada y numerada de 20 ejemplares en platino.

Colección Montblanc Heritage Chronométrie: estética contemporánea y líneas puras

Colección Montblanc Heritage Chronométrie: estética contemporánea y líneas puras

Montblanc presenta tres nuevos modelos de la colección Heritage Chronométrie: dos nuevas interpretaciones del patentado Exo Tourbillon Slim y una expresión moderna de la complicación del calendario perpetuo en zafiro.

Estos nuevos relojes presentan nuevas cajas de 40 mm, finas y refinadas, con nueva estética de esfera, aportando tecnología y elegancia contemporáneas. Para los nuevos modelos, las cajas pulidas se han rediseñado por completo con cuernos más delgados para enfatizar el mecanismo patentado Exo Tourbillon y la complicación del calendario perpetuo.

Además, las distintivas esferas se han rediseñado bajo una estética contemporánea de líneas puras. Ofrecen una construcción tridimensional con cristal de zafiro o en una versión esqueletada que representa un patrón de Camuflaje Dazzle.

Para completar un look perfecto, estos relojes están equipados con nuevas correas de color azul oscuro procedentes de la Pelletteria Montblanc en Florencia. Para obtener el máximo rendimiento y precisión, estos tres nuevos modelos están certificados por el Montblanc Laboratory Test 500.

Montblanc Heritage Chronométrie Perpetual Calendar Sapphire

Montblanc presenta una interpretación moderna de la complicación del calendario perpetuo con una esfera de zafiro ahumado y una visión tridimensional realista de la luna desde la tierra en forma de cúpula. La transparencia del cristal de zafiro permite apreciar el movimiento y las funciones que se encuentran debajo, brindando un aspecto netamente técnico al reloj. Las indicaciones del calendario perpetuo se muestran en los contadores transparentes que se han diseñado en un color azul oscuro a juego con el realce y la correa de aligátor. Otros detalles incluyen un minutero blanco, agujas refinadas de estilo clásico tipo espada e índices y números rodiados, aplicados directamente en el zafiro.

El reloj está accionado por el calibre automático MB 29.15, con indicación de horas, minutos, día, fecha, mes, año bisiesto y fase lunar. Las indicaciones del calendario perpetuo se ajustan fácilmente mediante correctores individuales en el lateral de la caja.

El Montblanc Heritage Chronométrie Perpetual Calendar Sapphire está equipado con una nueva caja delgada de acero pulido de 40 mm, que mide solo 9,6 mm de altura y cuenta con cuernos delgados para mayor comodidad, lo que lo convierte en un excelente tamaño tanto para hombres como para mujeres.

Montblanc Heritage Chronométrie Exo Tourbillon Slim

El nuevo Heritage Chronométrie Exo Tourbillon Slim está equipado con el calibre manufactura Montblanc MB 29.24. Este pionero y delgado calibre presenta el icónico y patentado Exo Tourbillon, exclusivo de Montblanc, combinado con un mecanismo rápido de parada de segundos. Incorpora un micro rotor y permite una vista ininterrumpida del movimiento a través de un fondo de caja de cristal de zafiro, contrariamente a un rotor estándar, que siempre oculta la mitad del movimiento. Toda la construcción mide solo 4,5 mm de altura.

La complicación Exo Tourbillon de un minuto, presentada por primera vez en 2010, fue desarrollada completamente por los maestros relojeros de la Manufactura Montblanc en Villeret. El Exo del nombre se deriva del griego, que significa exterior o hacia fuera y hace referencia a que el volante con sus 18 tornillos se encuentra fuera de la jaula giratoria del tourbillon. Esta innovadora arquitectura mecánica patentada permite que el tamaño de la jaula sea más pequeño y esté libre del peso del volante, ahorrando más energía que un tourbillon convencional. El hecho de que el volante esté situado fuera de la caja giratoria también significa que no se ve afectado por la inercia de la caja, por lo que mejora su precisión.

Un nuevo y moderno puente semihexagonal con acabado pulido plano se fija sobre la jaula del tourbillon; está adornado con tornillos azulados y rodeado por un contador de minutos azul en contraste con marcadores blancos.

El homenaje de Montblanc a su excelente patrimonio relojero se plasma en el diseño del reloj en una sofisticada esfera tridimensional elaborada en dos partes. La esfera principal se presenta en un gris pizarra con un acabado cepillado vertical, mientras que el realce azul ofrece una minutería blanca para armonizar con el diseño general y aumentar la legibilidad. Las horas y los minutos están indicados con agujas clásicas tipo espada, índices y números aplicados.

El Montblanc Heritage Chronométrie Exo Tourbillon Minute Chronograph se presenta en una caja de 40 mm en oro blanco pulido de 18 quilates con una altura de 8,9 mm y cuernos delgados, lo que contribuye aún más al refinamiento del reloj.

Montblanc Heritage Chronométrie Exo Tourbillon Slim Openworked

Montblanc presenta un nuevo reloj esqueletado único en su género: el Heritage Chronométrie Exo Tourbillon Slim Openworked, que ofrece una expresión moderna de la complicación Exo Tourbillon en una estética de contrastes en azul y gris oscuro. Ambos lados del movimiento y la esfera han sido esqueletados con un motivo camuflaje Dazzle que crea un efecto trampantojo. Esta nueva y exclusiva forma de abrir el movimiento y la esfera aporta una sofisticación técnica e innovadora al reloj.

El camuflaje Dazzle, o deslumbrante, es un motivo popular utilizado hoy en día en moda, aunque originalmente era una técnica de diseño utilizada en la Primera Guerra Mundial para camuflar los flancos de los barcos. Los patrones brillantes, de estilo cubista, fueron diseñados para confundir al enemigo y dificultar la estimación del alcance, la velocidad y la dirección del barco. Las formas geométricas emplean colores contrastantes que se interrumpen y se cruzan entre sí y aportan una estética tridimensional única.

Los componentes del movimiento reflejan este diseño deslumbrante de camuflaje estético a través de su esqueletización y sus diferentes acabados. Una mirada más atenta revela ruedas que han sido satinadas y recubiertas de rodio, un barrilete que se ha esqueletado para revelar el resorte, un micro rotor rodiado con un nuevo acabado y una platina con un recubrimiento de rodio negro con micro-enarenado, acabados pulidos con chorro de arena y tornillos azulados. El nuevo puente del Exo Tourbillon con su forma semihexagonal y el volante han sido revestidos de rodio, completando el aspecto con 18 tornillos, dos de los cuales son de oro para fines de regulación. Para completar la estética, el puente presenta acabado pulido y pulido espejo.

Para revelar la belleza del movimiento, la sofisticada y técnica esfera ha sido igualmente esqueletada según el diseño del movimiento. Se compone de dos partes, con un anillo azul oscuro que rodea el Exo Tourbillon y que indica los segundos. El resto de la esfera presenta el motivo Camuflaje Dazzle que le confiere a este reloj su aspecto único.

El Montblanc Heritage Chronométrie Exo Tourbillon Slim Openworke se presenta con agujas azuladas tipo espada y la nueva correa de piel de aligátor de color azul, brindando la máxima elegancia.

Ficha técnica del Montblanc Heritage Chronométrie Perpetual Calendar Sapphire Ref. 118513

Movimiento Calibre MB 29.15

Tipo de movimiento Mecánico de cuerda automática

Número de rubíes 25

Reserva de Marcha Aprox. 42 horas

Volante Aro plano

Frecuencia 28.800 A/h (4 Hz)

Espiral Plana

Indicadores Horas, minutos, calendario perpetuo con día, fecha, mesa, año bisiesto y fase lunar

Exterior

Caja Acero pulido

Cristal Resistente a las rayaduras, cristal de zafiro con forma de cúpula con tratamiento antirreflejante

Fondo De acero con panel de cristal de zafiro

Dimensiones Diámetro = 40 mm; Altura = 9,60 mm

Hermeticidad 30 bar (30 m)

Esfera Cristal de zafiro ahumado, índices y cifras aplicados recubiertos de rodio, agujas de horas y minutos tipo espada rodiadas, contadores azules

Corona Acero con emblema Montblanc en relieve

Correa Piel de aligátor azul procedente de la Pelletteria Montblanc en Florencia, Italia, con triple cierre desplegable de acero

Certificado por el Montblanc Laboratory Test 500

Ficha técnica del Montblanc Heritage Chronométrie Exo Tourbillon Slim Ref. 118471

Movimiento Calibre MB 29.24 Montblanc Manufactura

Tipo de movimiento Mecánico de cuerda automática, ExoTourbillon de 1 minuto patentado con parada rápida de segundos, Micro rotor

Dimensiones Diámetro = 30,6 mm; Altura = 4,5 mm

No de componentes 202

Número de Rubíes 27

Reserva de Marcha Aprox. 48 horas

Volante Aro plano con 18 tornillos

Frecuencia 21.600 A/h (3 Hz)

Espiral Plana

Platina Rodiada y rayas estiradas

Puentes Rodiados y Côtes de Genève “en Abanico”

Indicadores Horas, minutos, Exo Tourbillon patentado a las 6 h (una revolución por minuto indica los segundos) con un puente de tourbillon rodiado
semihexagonal con acabado pulido liso y tornillos azules

Exterior

Caja Oro blanco 18 K pulido

Cristal Resistente a las rayaduras, cristal de zafiro con forma de cúpula con tratamiento antirreflejante

Fondo De acero con panel de cristal de zafiro

Dimensiones Diámetro = 40 mm; Altura= 8,90 mm

Hermeticidad 30 bar (30 m)

Esfera Gris pizarra cepillada verticalmente, índices y cifras aplicadas rodiadas, agujas de horas y minutos tipo espada rodiadas, contadores azules

Corona Oro blanco 18 K con emblema Montblanc en relieve

Correa Piel de aligátor azul procedente de la Pelletteria Montblanc en Florencia, Italia, con hebilla ardillón de oro blanco de 18 K

Certificado por el Montblanc Laboratory Test 500

Ficha técnica del Montblanc Heritage Chronométrie Exo Tourbillon Slim Openworked Ref. 118512

Movimiento Calibre MB 29.24 Montblanc Manufactura

Tipo de movimiento Mecánico de cuerda automática, Exo Tourbillon 1 minuto patentado con parada rápida de segundos, Micro rotor

Dimensiones Diámetro = 30,6 mm; Altura = 4,5 mm

No de componentes 202

Número de Rubíes 27

Reserva de Marcha Aprox. 48 horas

Balance Aro plano con 18 tornillos

Frecuencia 21.600 A/h (3 Hz)

Espiral Plana

Platina Esqueletada negra rodiada con micro arenado, arenado y acabado satinado, tornillos azules

Puentes Esqueletados negros rodiados con micro arenado y arenado

Indicadores Horas, minutos, Exo Tourbillon patentado a las 6 h (una revolución por minuto indica los segundos) con un puente de tourbillon negro semihexagonal rodiado con acabado pulido liso y tornillos azules

Exterior

Caja Oro blanco 18 K pulido

Cristal Resistente a las rayaduras, cristal de zafiro con forma de cúpula con tratamiento antirreflejante

Fondo De acero con panel de cristal de zafiro

Dimensiones Diámetro = 40 mm; Altura = 8,90 mm

Hermeticidad 30 bar (30 m)

Esfera Esqueletada con recubrimiento de rodio negro satinado, agujas de horas y minutos azuladas, minutería y contador de segundos azules

Corona Oro blanco 18 K con emblema Montblanc en relieve

Correa Piel de aligátor azul procedente de la Pelletteria Montblanc en Florencia, Italia, con hebilla ardillón de oro blanco de 18 K

Certificado por el Montblanc Laboratory Test 500

Novedades Baselworld 2018 – Blancpain Villeret Tourbillon Volant Heure Sautante Minute Rétrograde

Novedades Baselworld 2018 – Blancpain Villeret Tourbillon Volant Heure Sautante Minute Rétrograde

Blancpain – Colección Villeret Baselworld 2018 Ref. 66260-3633-55B / 66260-3433-55B

Este año, Blancpain reinterpreta su tourbillon volante, el primero de su clase en integrar un reloj de pulsera cuando se estrenó en 1989. Con motivo de Baselworld 2018, la Fábrica lo equipa con nuevas complicaciones, con una hora saltante y un minuto retrógrado incluidos en el modelo Villeret Tourbillon Volant Heure Sautante Minute Rétrograde. Además de la excelente construcción del tourbillon, que parece otar en el aire, esta novedad se caracteriza por su movimiento completamente decorado con guilloché y una esfera de esmalte grand feu hecha a mano en los talleres de Blancpain.

El tourbillon volante de Blancpain, totalmente fabricado in-house como todos los movimientos de la marca, es un imprescindible de la relojería tradicional desde hace casi treinta años. Su peculiaridad radica en su construcción atípica, ya que se quitó el puente superior con el n de ofrecer una vista inigualable de los principales componentes del tourbillon. Con el nuevo modelo Villeret Tourbillon Volant Heure Sautante Minute Rétrograde, Blancpain va más allá y sustituye el puente inferior por un disco de za ro transparente. La jaula del tourbillon, su volante y su escape dan la impresión de otar en el aire por encima de la rueda ja que está ligada al disco de za ro.

Hasta ahora, Blancpain no había dotado a ninguno de sus relojes con una hora saltante o un minuto retrógrado. La combinación de estas dos complicaciones en esta pieza con tourbillon es, sin duda, una gran primicia. Blancpain ha elegido reagruparlos en la esfera y colocar la ventanilla de las horas sobre el contador de los minutos retrógrados. En los talleres de o cios artísticos del Brassus, la Fábrica ha puesto todo su savoir-faire técnico al servicio de la estética para fabricar una esfera de esmalte grand feu, según el método tradicional del champlevé: los artesanos empiezan por esculpir la base de oro de la esfera tallando la materia; a continuación, se aplican varias capas de esmalte con un pincel en estos sectores y se cuece en un horno a casi 800 grados. Se da el toque nal a la esfera con realces de oro diamantado alrededor de la jaula del tourbillon y de la ventanilla de las horas. Finalmente, se integra el contador de minutos en la esfera con riendo, así, profundidad a la pieza.

El movimiento también hace gala de esta atención a los detalles, con sus puentes adornados con decoración guilloché completamente realizada a mano. Gracias al cristal de za ro, el portador también podrá admirar la famosa rueda llanta de Blancpain colocada sobre el rochete y consultar la reserva de marcha del reloj, la cual se indica mediante un disco también con decoración guilloché.

El nuevo modelo Villeret Tourbillon Volant Heure Sautante Minute Rétrograde está disponible en una caja de oro rojo de 42 mm con un bisel double pomme, pudiéndose elegir entre pulsera de piel de aligátor o de metal con hebilla desplegable. Disponible también en una edición limitada y numerada de 20 ejemplares en platino.

Glashütte Original Senator Tourbillon – Edición Alfred Helwig

Glashütte Original Senator Tourbillon – Edición Alfred Helwig

El tourbillon volante reaparece en un nuevo diseño de edición limitada

El Senator Tourbillon – Edición Alfred Helwig contradice la ley de la gravedad, por un lado porque la rotación de su tourbillon volante se opone a la fuerza de la gravedad y por otro porque su montaje afiligranado refuerza la impresión de ingravidez. Con la nueva y ligera esfera, el Senator Tourbillon se prensenta en una edición, limitada a 25 piezas.

Atemporalmente bello, la nueva imagen del Senator Tourbillon

La nueva versión del Senator Tourbillon se presenta en una caja de oro blanco de 42 mm que enmarca una esfera ligera con graneado plateado cuya superficie de textura fina hace resaltar claramente la vuelta de horas de estilo railroad y los índices negros grabados con láser. Tiene correa de piel de aligátor de Luisiana en color negro, con cierre desplegable en oro blanco y el «índice» romano en la 1 h, que revela la numeración individual de la edición limitada. El mecanismo que marca el tiempo en el reloj es el movimiento Calibre 94-03, propio de la manufactura, que cuenta con una reserva de marcha de 48 horas. A través del fondo de caja de cristal de zafiro pueden observarse otros elementos clásicos del arte sajón de la relojería, incluido el acabado barrado Glashütte, los tornillos azulados, los chatones de oro atornillados y el rotor esqueletizado galvanizado en dos tonos.

Dos clásicos de Glashütte: la fecha panorámica y el tourbillon volante

El Senator Tourbillon – Edición Alfred Helwig cuenta con dos complicaciones clásicas de Glashütte Original. La fecha panorámica, situada debajo de las 12 h, que este año celebra su 20o aniversario. Desde 1997, Glashütte Original ha usado dos discos de fecha dispuestos de forma concéntrica al mismo nivel para garantizar que pueda leerse la fecha fácilmente sin una barra de separación central.

En el Senator Tourbillon nos encontramos con una nueva creación cuyo origen se encuentra en Glashütte: Alfred Helwig desarrolló hace casi 100 años el tourbillon volante. Tras la reorientación del relojero sajón, en 1995 y por un buen motivo se escogió esta complicación para retomar las tradiciones de su ciudad natal.

Una ilusión relojera

El tourbillon es una de las complicaciones relojeras más deseadas. Desarrollado originalmente por Abraham Louis Breguet en 1801 para compensar los efectos de la gravedadenlaprecisióndelamarchadelosrelojesdebolsillomecánicos. La ingeniosa construcción compensa el defecto del centro de gravedad resultante de la posición vertical del reloj haciendo que todo el sistema de oscilación y escape gire sobre su eje una vez por minuto. El efecto de este movimiento es asegurar que la jaula, con su volante, áncora y rueda de escape, compense un desequilibrio que, debido a su influencia en un solo lado, impacta de forma negativa en la precisión de la marcha del reloj. En la época de los relojes de bolsillo, el tourbillon fue un invento revolucionario y una garantía de precisión. Todavía hoy su construcción se considera un ejemplo de los niveles más elevados del arte de la relojería.

El tourbillon volante aporta a este principio una mayor elegancia y ofrece perspectivas fascinantes. La versión avanzada construida por Alfred Helwig en 1920 difiere del tourbillon clásico fundamentalmente en términos de estética: sujetado solo por un lado, no necesita el puente superior y ofrece, así, al observador una visión despejada de la belleza de esta complicación sumamente sofisticada.

Con una sujeción única debajo de la caja del tourbillon, esta construcción aparentemente ingrávida y desde el punto de vista de un relojero, hace que este tourbillon sea especialmente exigente y laborioso. En este caso, el tourbillon obtiene su energía de la tercera rueda a la cuarta, que va montada debajo del tourbillon y sujetada en el conjunto del mismo.

El piñón de la rueda de escape sobresale desde debajo del tourbillon y se engrana con la cuarta rueda, sujetada con firmeza a la platina de base. Como consecuencia de la rotación del tourbillon, el piñón de la rueda de escape se engrana con la cuarta rueda, lo que hace que la rueda de escape desencadene, mediante el áncora, las oscilaciones de la rueda de volante.

Así, el movimiento del volante y de la jaula puede admirarse sin que interfiera en la visión un puente superior. Sin lugar a dudas, la ligereza de la construcción debe entenderse literalmente: El tourbillon volante de Glashütte Original tan solo pesa 0,2 gramos y está formado por 72 componentes de fino acabado que se han decorado y montado meticulosamente a mano.

Un Glashütte Original: Alfred Helwig

El nuevo modelo lleva el nombre del inventor del tourbillon volante, el maestro relojero Alfred Helwig. Nacido en la región de Niederlausitz, Alfred Helwig se graduó con matrícula de honor en 1905 tras finalizar su formación en la Escuela Alemana de Relojería de Glashütte, escuela en la que más tarde sería profesor durante más de 40 años. Gracias a su trabajo y a sus obras, se le considera una de las figuras más importantes de la historia de la relojería de Glashütte. Sin embargo, su invención del Tourbillon Volante en 1920 es la que le ha asegurado su lugar la historia internacional de la alta relojería. En la actualidad su nombre honra la escuela de relojería de Glashütte Original, situada en el mismo edificio donde antaño trabajó y enseñó este maestro relojero, educando al futuro del arte de la relojería de Glashütte.

Ficha técnica

BREGUET SE ANTICIPA A BASELWORLD 2018 CON LA PRESENTACIÓN DE SU NUEVO TOURBILLON

BREGUET SE ANTICIPA A BASELWORLD 2018 CON LA PRESENTACIÓN DE SU NUEVO TOURBILLON

Breguet anuncia su primera novedad para la colección 2018 como preludio de la feria mundial de la relojería y la joyería. El inventor del regulador tourbillon presenta su modelo Classique Tourbillon Extra-Plat Automatique en su versión esmalte Grand Feu.

En 2018, Breguet incorpora a su colección de Grandes Complications una pieza que se esperaba desde hacía tiempo ya que, hasta ahora, ningún modelo de esta línea contaba con una esfera de esmalte Grand Feu. Este nuevo Classique Grandes Complications 5367 interpreta con sencillez el tourbillon, el cual se impone sobre una decoración minimalista. La información ha quedado intencionadamente reducida a lo esencial para otorgar al mecanismo el protagonismo que se merece. Al contrario que con la referencia 5377 presentada en 2013, esta edición de 2018 no lleva indicador de reserva de marcha. Con el fin de atraer la atención hacia el elemento clave, Breguet ha optado por una barrita gráfica del tourbillon, biselada a mano y coronada con una espinela. Las agujas Breguet, azules al igual que esta piedra preciosa, contrastan con la blancura típica del esmalte, garantizando así una lectura de horas y minutos perfecta. El disco horario, en cifras árabes Breguet, está descentrado a las 11 h, mientras que el tourbillon se sitúa a las 5 h. Esta disposición de la información recuerda a los relojes de bolsillo creados por A.- L. Breguet, quien tanto disfrutaba desafiando las convenciones estéticas de los relojes de su época.

Si bien en este Tourbillon Extra-Plat Automatique apreciamos una superficie sobria, la parte posterior presenta un movimiento ricamente decorado. Tanto los puentes como el barrilete y la masa oscilante están grabados a mano. Esta última, realizada en platino para lograr una mayor inercia, es periférica al calibre, lo que confiere una vista del movimiento más despejada y mayor finura a la caja. Así, el Classique Tourbillon Extra-Plat Automatique 5367 no mide más de 7,45 mm de grosor, con un movimiento de 3 mm. El calibre 581 del que está dotado este reloj contiene un péndulo oscilante que alcanza una frecuencia de 4 Hz y conserva una cómoda reserva de marcha de 80 horas. Esta particularidad ha sido posible gracias al barrilete de alta energía, cuyo diseño – patentado – permite aumentar el número de vueltas del enrollamiento del muelle y, por tanto, el almacenamiento de energía.

El nuevo Classique Tourbillon Extra-Plat Automatique 5367 con esfera de esmalte Grand Feu está disponible en oro rosa o en platino, con correa de piel de aligátor color caoba o azul, respectivamente, y movimiento rodiado en ambos modelos.

ESPECIFICACIONES DEL RELOJ BREGUET CLASSIQUE TOURBILLON EXTRA-PLAT AUTOMATIQUE 5367 REF. 5367BR/29/9WU

Caja de oro rosa de 18 quilates con el canto finamente acanalado. Fondo de zafiro. Diámetro 42 mm. Asas soldadas, barritas atornilladas. Estanco 3 bar (30 m).

Esfera de esmalte Grand Feu, firmado Breguet. Disco horario con números arábigos Breguet. Agujas Breguet de pomme évidée en acero azulado.

Movimiento mecánico de carga automática extraplano (3 mm), cal. 581. 16 líneas. 33 rubíes. Numerado y firmado Breguet. Reserva de marcha de 80horas. Barrilete sobre rodillos con cojinetes de bolas. Escape de áncora de lado invertida con las asas en silicio. Frecuencia 4 Hz. Espiral de silicio. Tourbillon con jaula de titanio. Pequeño segundero en el eje del tourbillon.

Correa de piel de aligátor con hebilla desplegable de oro.

También disponible en platino:

Referencia 5367PT/29/9WU