A menudo, el término cronómetro es utilizado erróneamente, confundiéndolo con el término cronógrafo, que es un instrumento o reloj con un mecanismo adicional para medir tiempos parciales, usualmente con dos pulsadores, de activación y puesta a cero. Dicho cronógrafo puede ser analógico o digital. Un cronómetro es otra cosa.

Significado de cronómetro

Un cronómetro es un reloj cuyo movimiento ha sido probado y certificado acorde a unos niveles de precisión durante varios días, varias posiciones y distintas temperaturas.

Históricamente se desarrollaron lo que se conocía como “competiciones de cronómetro”, en Europa, en el Observatorio de Neuchatel, Observatorio de Ginebra, Observatorio Besancon y Observatorio Kew, que probaban y certificaban la exactitud de relojes mecánicos en periodos de 30 a 50 días y bajo niveles de precisión notablemente más estrictos y difíciles que los niveles del actual COSC. Pocos movimientos recibían estas certificaciones, siendo útiles sólo para estas competiciones de precisión, no para su uso. Fue más tarde cuando Girard Perregaux fabricó 670 relojes de pulsera que montaron el calibre 32A, y que obtuvieron la calificación de “Observatory Chronometers” y que fueron ya relojes de venta al público. Estas competiciones dejaron de hacerse a principios de los años 70, cuando los movimientos de cuarzo proliferaron.

Los cronómetros actuales incluyen en sus movimientos rubíes para reducir la fricción y el desgaste de las piezas en movimiento, así como materiales como el oro, el platino o el paladio, con propiedades físicas que ayudan a mejorar la precisión de la marcha de los calibres mecánicos.

Actualmente, las pruebas y las certificaciones de cronómetro las realiza el COSC, “Contrôle Officiel Suisse des Chronomètres” o Control oficial suizo de cronómetros, responsable en suiza de realizar estas certificaciones.

También veremos más adelante otras certificaciones de precisión y calidad en cuando a relojes, como el Punzón de Ginebra o la certificación de Omega y METAS.

El COSC

COSC - Control oficial suizo de cronómetros

El COSC, o Control oficial suizo de cronómetros, es una organización que prueba y certifica como cronómetros los movimientos hechos en suiza. Siendo habitualmente probados sólo relojes fabricados en suiza, los niveles de precisión del COSC se establecieron en acuerdos internacionales sin importar la norma aplicada. Hay movimientos japoneses y alemanes que son probados en cuanto a otros niveles, que se pueden equiparar a los del COSC o incluso ser más estrictos. Los laboratorios del COSC están en Biel/Bienne, Saint-Imier y Le Locle, donde básicamente certifican movimientos de Rolex, Breitling, Omega, y también TAG Heuer y Ball, con algunos cronógrafos con certificación COSC. La cantidad, por ejemplo, de relojes Panerai enviados al COSC, es bastante inferior en comparación que estas otras marcas. Una certificación COSC cuesta entre 10 y 100 francos suizos.

Para el buen aficionado a la relojería, la certificación COSC suele ser muy atractiva, y un buen punto a tener en cuenta a la hora de adquirir un reloj.

Cómo realiza las pruebas el COSC

El COSC certifica cada cronómetro con un número grabado en el movimiento, y bajo los criterios de la norma ISO 3159.

Cada movimiento se prueba con segundero y separado de su caja. Es sometido a medidas durante quince días, en cinco posiciones y a tres diferentes temperaturas. La medición se realiza mediante cámaras (por esto es necesario el segundero). El movimiento tiene que superar todos los criterios de exactitud, dicha certificación es aplicable tanto a movimientos mecánicos como de cuarzo. La temperatura de control es de 23°C, excepto el undécimo día, que baja a 8°C, y el decimotercero que sube a 38°C. Los movimientos de cuarzo son sometidos a pruebas mucho más exigentes que los mecánicos, como diferencias mucho mayores de temperatura y humedad, campos magnéticos y fuerzas G de gran magnitud.

COSC en relojes mecánicos y de cuarzo

Cerca de un millón de movimientos son certificados cada año por el COSC, aunque sólo son el 3% de toda la fabricación relojera en suiza. Es importante, para lograr la precisión requerida, no sólo los mejores materiales, sino el especial cuidado en el ensamblaje de cada piezaa.

Básicamente, un cronómetro COSC mecánico tiene una precisión de -4/+6 segundos diarios, lo que significa que durante un buen periodo de tiempo se mantendrá en valores más precisos que éstos. Sin embargo, para algunas firmas, sobre todo las de alta relojería, estos niveles de calidad y precisión no son suficientes en absoluto, por lo que, o bien no certifican sus movimientos, o han creado su propia certificación, como hizo Patek Philippe, con su propio sello.

Niveles del COSC en segundos

Parámetros COSC en Mecánicos

  • Promedio diario de marcha: -4/+6
  • Variación media de la marcha: 2
  • Mayor variación de la marcha: 5
  • Diferencia de marcha entre posiciones horizontales y verticales: -6/+8
  • La mayor variación en la marcha: 10
  • Variación térmica: ± 0.6
  • Reanudación de la marcha: ± 5

Parámetros COSC en Cuarzos

  • Promedio diario de marcha a 23 °C: ± 0.07
  • Marcha a 8 °C: ± 0.2
  • Marcha a 38 °C: ± 0.2
  • Estabilidad de marcha: 0.05
  • Marcha dinámica: ± 0.05
  • Efecto temporal de choques mecánicos: ± 0.05
  • Reanudación de la marcha: ± 0.05
  • Efecto residual de choques mecánicos: ± 0.05;
  • 200 choques equivalentes a 100 G (981 m/s²)

COSC en calibres mecánicos grandes y pequeños

Los valores del COSC en movimientos mecánicos enumerados anteriormente son para calibres un un diámetro superior a 20mm o con una superficie mayor de 314mm2. Sin embargo, para calibres con un diámetro inferior a 20mm o a la superficie citada, los límites de la precisión requerida no son tan exigentes, quedando básicamente en una precisión de -5/+8 segundos diarios, aumentando el resto de valores en similar proporción.

El Punzón de Ginebra

Punzón de Ginebra

El “Poinçon de Genève” o Sello de Ginebra es un certificado cuyo origen se remonta al siglo XIX, cuando los relojeros grababan el nombre de Ginebra en los movimientos de los relojes como sello de calidad. En 1886 se estableció el Punzón de Ginebra como norma legal, bajo unos determinados criterios.

Actualmente, los niveles de calidad del Sello de Ginebra en cuanto a hermeticidad son de un mínimo de 3atm, una desviación en la precisión de 1 minuto como máximo en 7 días (en este caso se simula el movimiento del reloj en la muñeca, no se prueba el movimiento separado) y una reserva de marcha mayor a la certificada de origen por la marca. Las funciones que pueda tener el reloj, como son el cronógrafo, fechador, etc., son probadas en una fase completa.

El Punzón de Ginebra se centra sobre todo en los niveles de fabricación y montaje, donde los requerimientos son 12, siendo la mayoría sobre pulidos, biselados, achaflanados, limitaciones en tamaños y materiales en determinadas piezas, así como sistemas de montaje y tecnología más avanzada, como sistemas antichoque, de retención, ajustes, etc.

Metas y Omega

En 2014 Omega presentó su propia certificación, en la necesidad de establecer valores más restrictivos de calidad para sus relojes. Junto con METAS, un Instituto del Gobierno Federal Suizo, Omega estableció el Certificado Oficial Master Co-Axial. Puedes leer aquí más información acerca de METAS y este certificado de Omega.

El Sello Patek Philippe

Sello Patek Philippe

En 2009, después de 123 años, Patek Philippe sustituyó el Punzón de Ginebra por un sello propio de niveles de calidad más elevados. Esta decisión se tomó dada la necesidad de establecer un grado mayor de calidad en sus relojes. Básicamente, el Punzón de Ginebra no considera el reloj como un conjunto, sino que sólo analiza y certifica el movimiento. Sin embargo, el Sello Patek Philippe tiene en cuenta tanto el movimiento como el acabado, así como todo el reloj (estética, funcionalidad, etc.), incluyendo su rendimiento. De hecho, Patek Philippe garantiza sus relojes de por vida mediante este sello.

Por ejemplo, en comparación con el COSC, el rango de precisión requerido por Patek Philippe se sitúa en -3/+2 segundos al día para calibres de más de 20mm y en -5/+4 para calibres de menos de 20mm. En calibres con tourbillon, la precisión medida ha de estar en -2/+1, no pudiendo exceder de 4 segundos la desviación máxima en 24 horas.

El Sello Patek Philippe define las especificaciones de calidad desde los pasos iniciales de producción hasta la entrega. Patek Philippe garantiza que todos los relojes que ha entregado desde la fundación de la compañía en 1839 serán revisados y restaurados. También garantiza la calidad de todos los materiales utilizados, y que los diamantes son Top Wesselton. En cuanto a criterios estéticos, todos los bordes de la caja deben ser suaves, los pulidos finales no pueden alterar las dimensiones originales y ningún acabado decorativo puede comprometer de ninguna manera la fiabilidad funcional.

El resultado de estos requisitos es que Patek Philippe es la referencia absoluta en cuando a relojería. Esta búsqueda absoluta de la perfección también prescribe la documentación sistemática de las inspecciones que se realizan para verificar el cumplimiento de las especificaciones de calidad.