Husos horarios del mundo

Husos horarios del mundo

Qué son los husos horarios

Los husos horarios o zonas horarias del mundo son cada una de las franjas en las que se divide la tierra, sumando o restando 1 hora según el desplazamiento es hacia el este o hacia el oeste respectivamente. La línea que indica el inicio del día o el cambio de día, establecida para todo el mundo, se sitúa cruzando el océano pacífico a la latitud de 180º, que se mide a partir de la latitud 0º, del meridiano de Greenwich o meridiano cero, que indica la hora UTC. En este artículo te explico más acerca del Tiempo Universal Coordinado.

Normalmente los cambios de huso horario se ubican en meridianos a incrementos de 15º, pero esto no es siempre exactamente así, ya que los países y sus fronteras tienen casi siempre formas irregulares o hay que incluir archipiélagos, por lo que las franjas horarias también tienen formas irregulares.

Hay países que tiene múltiples husos horarios, bien por su gran tamaño, como en el caso de Estados Unidos, Rusia, Canadá, Australia, etc., o porque tienen territorios de ultramar, como Francia o el Reino Unido.

Como dato relevante, la diferencia de horario entre España y Estados Unidos es (Península Ibérica-Costa este de EEUU) es de 6 horas.

Cuántos husos horarios hay. Países

Existen 24 husos horarios, ya que la tierra da una vuelta completa sobre su eje 1 vez cada 24 horas. La hora establecida en cada huso horario es la hora legal, aunque ésta es modificada en algunos países en invierno y en verano.

Mapa de husos horarios

mapa de husos  y zonas horarios del mundo

Existen algunos países que no siguen el patrón UTC establecido, contando con husos horarios inusuales, con incrementos de media hora o tres cuartos de hora. Partiendo de las 12 horas GMT, éstos son:

– Afganistán: 16:30 (UTC +4:30 horas)
– Australia: territorio del Norte 21:30 (UTC +9:30 horas)
– India: 17:30 (UTC +5:30 horas)
– Irán: 15:30 (UTC +3:30 horas)
– Isla Norfolk: 23:30 (UTC +11:30 horas)
– Islas Chatham (Nueva Zelanda): 0:45 (UTC +12:45 horas)
– Islas Cocos: 18:30 (UTC +6:30 horas)
– Islas Marquesas: 3:30 (UTC -9:30 horas)
– Myanmar (antigua Birmania): 3:30 (UTC -9:30 horas)
– Islas Pitcairn: 4:30
– Nepal: 17:45 (UTC +5:45 horas)
– Terranova (Canadá): 8:30

La hora GMT

Puedes leer más información sobre qué significa GMT en nuestro artículo sobre la hora en España. Hay un determinado número de países que en verano añaden una hora, estableciendo lo que denomina horario de verano. Hacen esto por eficiencia energética, aprovechando más horas de luz solar. En el hemisferio norte el cambio se hace en marzo o abril, volviendo en octubre o noviembre al horario de invierno, mientras que en el hemisferio sur el cambio al horario de verano se realiza en octubre o noviembre.

En la Unión Europea se cambia la hora, aunque hay estados miembros que quieren que esto deje de hacerse, lo que podría ocurrir en los próximos años si se aprueba. En el resto del mundo, menos del 40% de los países ajustan la hora. La mayoría de los estados en zonas tropicales no cambian la hora de sus relojes dado que las variaciones de la duración del día son insignificantes cerca del ecuador.

Qué es un cronómetro

Qué es un cronómetro

A menudo, el término cronómetro es utilizado erróneamente, confundiéndolo con el término cronógrafo, que es un instrumento o reloj con un mecanismo adicional para medir tiempos parciales, usualmente con dos pulsadores, de activación y puesta a cero. Dicho cronógrafo puede ser analógico o digital. Un cronómetro es otra cosa.

Significado de cronómetro

Un cronómetro es un reloj cuyo movimiento ha sido probado y certificado acorde a unos niveles de precisión durante varios días, varias posiciones y distintas temperaturas.

Históricamente se desarrollaron lo que se conocía como “competiciones de cronómetro”, en Europa, en el Observatorio de Neuchatel, Observatorio de Ginebra, Observatorio Besancon y Observatorio Kew, que probaban y certificaban la exactitud de relojes mecánicos en periodos de 30 a 50 días y bajo niveles de precisión notablemente más estrictos y difíciles que los niveles del actual COSC. Pocos movimientos recibían estas certificaciones, siendo útiles sólo para estas competiciones de precisión, no para su uso. Fue más tarde cuando Girard Perregaux fabricó 670 relojes de pulsera que montaron el calibre 32A, y que obtuvieron la calificación de “Observatory Chronometers” y que fueron ya relojes de venta al público. Estas competiciones dejaron de hacerse a principios de los años 70, cuando los movimientos de cuarzo proliferaron.

Los cronómetros actuales incluyen en sus movimientos rubíes para reducir la fricción y el desgaste de las piezas en movimiento, así como materiales como el oro, el platino o el paladio, con propiedades físicas que ayudan a mejorar la precisión de la marcha de los calibres mecánicos.

Actualmente, las pruebas y las certificaciones de cronómetro las realiza el COSC, “Contrôle Officiel Suisse des Chronomètres” o Control oficial suizo de cronómetros, responsable en suiza de realizar estas certificaciones.

También veremos más adelante otras certificaciones de precisión y calidad en cuando a relojes, como el Punzón de Ginebra o la certificación de Omega y METAS.

El COSC

COSC - Control oficial suizo de cronómetros

El COSC, o Control oficial suizo de cronómetros, es una organización que prueba y certifica como cronómetros los movimientos hechos en suiza. Siendo habitualmente probados sólo relojes fabricados en suiza, los niveles de precisión del COSC se establecieron en acuerdos internacionales sin importar la norma aplicada. Hay movimientos japoneses y alemanes que son probados en cuanto a otros niveles, que se pueden equiparar a los del COSC o incluso ser más estrictos. Los laboratorios del COSC están en Biel/Bienne, Saint-Imier y Le Locle, donde básicamente certifican movimientos de Rolex, Breitling, Omega, y también TAG Heuer y Ball, con algunos cronógrafos con certificación COSC. La cantidad, por ejemplo, de relojes Panerai enviados al COSC, es bastante inferior en comparación que estas otras marcas. Una certificación COSC cuesta entre 10 y 100 francos suizos.

Para el buen aficionado a la relojería, la certificación COSC suele ser muy atractiva, y un buen punto a tener en cuenta a la hora de adquirir un reloj.

Cómo realiza las pruebas el COSC

El COSC certifica cada cronómetro con un número grabado en el movimiento, y bajo los criterios de la norma ISO 3159.

Cada movimiento se prueba con segundero y separado de su caja. Es sometido a medidas durante quince días, en cinco posiciones y a tres diferentes temperaturas. La medición se realiza mediante cámaras (por esto es necesario el segundero). El movimiento tiene que superar todos los criterios de exactitud, dicha certificación es aplicable tanto a movimientos mecánicos como de cuarzo. La temperatura de control es de 23°C, excepto el undécimo día, que baja a 8°C, y el decimotercero que sube a 38°C. Los movimientos de cuarzo son sometidos a pruebas mucho más exigentes que los mecánicos, como diferencias mucho mayores de temperatura y humedad, campos magnéticos y fuerzas G de gran magnitud.

COSC en relojes mecánicos y de cuarzo

Cerca de un millón de movimientos son certificados cada año por el COSC, aunque sólo son el 3% de toda la fabricación relojera en suiza. Es importante, para lograr la precisión requerida, no sólo los mejores materiales, sino el especial cuidado en el ensamblaje de cada piezaa.

Básicamente, un cronómetro COSC mecánico tiene una precisión de -4/+6 segundos diarios, lo que significa que durante un buen periodo de tiempo se mantendrá en valores más precisos que éstos. Sin embargo, para algunas firmas, sobre todo las de alta relojería, estos niveles de calidad y precisión no son suficientes en absoluto, por lo que, o bien no certifican sus movimientos, o han creado su propia certificación, como hizo Patek Philippe, con su propio sello.

Niveles del COSC en segundos

COSC en Mecánicos

  • Promedio diario de marcha: -4/+6
  • Variación media de la marcha: 2
  • Mayor variación de la marcha: 5
  • Diferencia de marcha entre posiciones horizontales y verticales: -6/+8
  • La mayor variación en la marcha: 10
  • Variación térmica: ± 0.6
  • Reanudación de la marcha: ± 5

COSC en Cuarzos

  • Promedio diario de marcha a 23 °C: ± 0.07
  • Marcha a 8 °C: ± 0.2
  • Marcha a 38 °C: ± 0.2
  • Estabilidad de marcha: 0.05
  • Marcha dinámica: ± 0.05
  • Efecto temporal de choques mecánicos: ± 0.05
  • Reanudación de la marcha: ± 0.05
  • Efecto residual de choques mecánicos: ± 0.05;
  • 200 choques equivalentes a 100 G (981 m/s²)

COSC en calibres mecánicos grandes y pequeños

Los valores del COSC en movimientos mecánicos enumerados anteriormente son para calibres un un diámetro superior a 20mm o con una superficie mayor de 314mm2. Sin embargo, para calibres con un diámetro inferior a 20mm o a la superficie citada, los límites de la precisión requerida no son tan exigentes, quedando básicamente en una precisión de -5/+8 segundos diarios, aumentando el resto de valores en similar proporción.

El Punzón de Ginebra

Punzón de Ginebra

El “Poinçon de Genève” o Sello de Ginebra es un certificado cuyo origen se remonta al siglo XIX, cuando los relojeros grababan el nombre de Ginebra en los movimientos de los relojes como sello de calidad. En 1886 se estableció el Punzón de Ginebra como norma legal, bajo unos determinados criterios.

Actualmente, los niveles de calidad del Sello de Ginebra en cuanto a hermeticidad son de un mínimo de 3atm, una desviación en la precisión de 1 minuto como máximo en 7 días (en este caso se simula el movimiento del reloj en la muñeca, no se prueba el movimiento separado) y una reserva de marcha mayor a la certificada de origen por la marca. Las funciones que pueda tener el reloj, como son el cronógrafo, fechador, etc., son probadas en una fase completa.

El Punzón de Ginebra se centra sobre todo en los niveles de fabricación y montaje, donde los requerimientos son 12, siendo la mayoría sobre pulidos, biselados, achaflanados, limitaciones en tamaños y materiales en determinadas piezas, así como sistemas de montaje y tecnología más avanzada, como sistemas antichoque, de retención, ajustes, etc.

Metas y Omega

En 2014 Omega presentó su propia certificación, en la necesidad de establecer valores más restrictivos de calidad para sus relojes. Junto con METAS, un Instituto del Gobierno Federal Suizo, Omega estableció el Certificado Oficial Master Co-Axial. Puedes leer aquí más información acerca de METAS y este certificado de Omega.

El Sello Patek Philippe

Sello Patek Philippe

En 2009, después de 123 años, Patek Philippe sustituyó el Punzón de Ginebra por un sello propio de niveles de calidad más elevados. Esta decisión se tomó dada la necesidad de establecer un grado mayor de calidad en sus relojes. Básicamente, el Punzón de Ginebra no considera el reloj como un conjunto, sino que sólo analiza y certifica el movimiento. Sin embargo, el Sello Patek Philippe tiene en cuenta tanto el movimiento como el acabado, así como todo el reloj (estética, funcionalidad, etc.), incluyendo su rendimiento. De hecho, Patek Philippe garantiza sus relojes de por vida mediante este sello.

Por ejemplo, en comparación con el COSC, el rango de precisión requerido por Patek Philippe se sitúa en -3/+2 segundos al día para calibres de más de 20mm y en -5/+4 para calibres de menos de 20mm. En calibres con tourbillon, la precisión medida ha de estar en -2/+1, no pudiendo exceder de 4 segundos la desviación máxima en 24 horas.

El Sello Patek Philippe define las especificaciones de calidad desde los pasos iniciales de producción hasta la entrega. Patek Philippe garantiza que todos los relojes que ha entregado desde la fundación de la compañía en 1839 serán revisados y restaurados. También garantiza la calidad de todos los materiales utilizados, y que los diamantes son Top Wesselton. En cuanto a criterios estéticos, todos los bordes de la caja deben ser suaves, los pulidos finales no pueden alterar las dimensiones originales y ningún acabado decorativo puede comprometer de ninguna manera la fiabilidad funcional.

El resultado de estos requisitos es que Patek Philippe es la referencia absoluta en cuando a relojería. Esta búsqueda absoluta de la perfección también prescribe la documentación sistemática de las inspecciones que se realizan para verificar el cumplimiento de las especificaciones de calidad.

Qué es un reloj atómico

Qué es un reloj atómico

De una manera similar al funcionamiento de un reloj de cuarzo, que se basa en la vibración de una lámina de cuarzo que vibra al recibir un impulso eléctrico de la batería del reloj, un reloj atómico basa su funcionamiento en la frecuencia de resonancia atómica. En la actualidad, en los relojes atómicos se utilizan átomos de cesio 133 (un isótopo de este elemento).

Historia del reloj atómico

El primer reloj atómico lo creó Willard Frank Libby en 1949, basándose en la resonancia magnética molecular y atómica del amoníaco, aunque la precisión que lograba no era muy superior a la de los osciladores de cuarzo de aquellos años. El primer reloj atómico de átomos de cesio lo construyeron Louis Essen y John V.L Parry en Inglaterra en 1955, y ya en 1967, la fiabilidad y precisión que se lograba con estos relojes hizo que la Oficina Internacional de Pesas y Medidas eligiera cono nuevo patrón para la medida del tiempo físico este tipo de relojes, definiendo el segundo como la equivalencia de 9.192.631.770 ciclos de radiación del isótopo de cesio 133.

Qué precisión tiene un reloj atómico

La precisión mínima que se alcanza con un reloj atómico logra una desviación de un 1 segundo en 30 millones de años, lográndose actualmente una desviación de 1 segundo en 52 millones de años. En la actualidad se trabaja en el Observatorio de París en mejorar la precisión de una manera más que notable, hasta lograr una desviación de 1 segundo en 32.000 millones de años, lo que supondría una desviación de 1 segundo en un número de años que superaría con creces el doble de la edad que tiene el universo, para hacerse una idea de la precisión lograda.

Los relojes atómicos mantienen una escala de tiempo, el denominado Tiempo Atómico Internacional (TAI), que es un estándar atómico utilizado para medir tiempos astronómicos y tiempos propios de cuerpos celestes. Desde que existen estos relojes, la medida de la unidad de tiempo, el segundo, se desliga de fenómenos astronómicos, por lo que en la actualidad, la navegación y la aviación se basan en estos tiempos. Cada satélite GPS que orbita la tierra lleva 4 relojes atómicos, de manera que el el Sistema de Posición Geográfica o GPS alcanza su precisión gracias a estos relojes, y logra su fiabilidad para ubicar posiciones basándose en la multilateración.

El Tiempo Universal Coordinado (UTC), que tratamos aquí, y que proporciona las señales horarias, está actualmente unos segundos por detrás del TAI, determinando el Servicio Internacional de Rotación de la Tierra y Sistemas de Referencia 2 fechas al año (30 de junio y 31 de diciembre) en las que quitar o añadir un segundo en caso de ser necesario.

Cómo funciona un reloj atómico

Explicaremos de la manera más sencilla posible el funcionamiento de un reloj atómico. Un isótopo de cesio 133 emite 9.192.631.770 ciclos de radiación, nunca 1 más ni 1 menos, gracias a esto se logra la nueva definición del segundo.

En una parte del reloj se ubica un horno con una placa de cesio que evaporará iones de este elemento, en 2 estados independientes de giro y con propiedades magnéticas distintas. Tras la evaporación, mediante un complejo imán y dos láser se separan y descartan los iones de mayor energía, pasando el resto a una cámara.

Un radioemisor de microondas llena de manera uniforme la cavidad de esta cámara con ondas radioeléctricas de la frecuencia de un oscilador electrónico (el reloj en sí). Cuando la frecuencia de esta onda introducida en la cámara se adapta a la frecuencia de la transición hiperfina del cesio, los iones de cesio absorben esta radiación y emiten luz. A continuación de esto una célula fotoeléctrica sensible a la luz emitida, se conecta mediante instrumentación al oscilador electrónico.

Para qué se utilizan los relojes atómicos

Además de para medir el tiempo y para aplicaciones astronómicas, el reloj atómico tiene otras muchas aplicaciones, utilizándose normalmente para los citados sistemas de localización GPS, en calibración de instrumentos, en interferometría de muy larga base (utiliza la gran precisión de los relojes atómicos para el almacenamiento de los datos de cada antena de los radiotelescopios), para emitir frecuencias estándar y en redes de telefonía (en su sincronización).

Cuál es la hora del reloj atómico

En este enlace puedes ver la hora del reloj atómico sincronizada (hora española).

Hora exacta en España

Hora exacta en España

Mapa zonas horarias Europa

 

Hora exacta en Madrid:

La España peninsular se encuentra en el huso horario CET, también conocido como hora central europea u hora de Europa Central (Central European Time en inglés). Este huso horario adelanta en una hora al GMT, por lo que es UTC+1 (en horario de invierno), y UTC+2 en horario de verano (se cambia la hora para aprovechar la luz del sol). La mayoría de países de Europa comparten este mismo huso horario. En las Islas Canarias, la hora es la de Greenwich, UTC en invierno y UTC+1 en horario de verano. Las siglas UTC significan en español tiempo universal coordinado.

La diferencia horaria con las principales capitales del mundo es:

A continuación listamos la diferencia de hora de algunas de las más importantes capitales del mundo respecto a la hora oficial de la Puerta del sol en Madrid:

  • Los Angeles: -9 horas
  • Mexico City: -7 horas
  • New York: -6 horas
  • São Paulo: -5 horas
  • London: -1 hora
  • Berlin, Frankfurt, Paris, Roma: Misma hora que en Madrid
  • Mumbai: +3:30 horas
  • Hong Kong: +6 horas
  • Tokyo: +7 horas
  • Sydney: +8 horas

La denominación/identificador de zona horaria de la TZ Database o la IANA Time Zone Database para España, es Europe/Madrid.

EL próximo cambio horario en España tendrá lugar en el mes de octubre, el jueves día 27 (27/10/2019), en el que se volverá al horario habitual UTC+1. Se atrasará el reloj desde las 03:00 a las 02:00.

Los futuros cambios horarios de España en la península serán los siguientes:

El Domingo 29 de Marzo de 2020 a las 02:00 de la madrugada pasarán a ser las 03:00 horas.
El Domingo 25 de Octubre de 2020 a las 03:00 de la madrugada pasarán a ser las 02:00 horas.
El Domingo 28 de Marzo de 2021 a las 02:00 de la madrugada pasarán a ser las 03:00 horas
El Domingo 31 de Octubre de 2021 a las 03:00 de la madrugada pasarán a ser las 02:00 horas
El Domingo 27 de Marzo de 2022 a las 02:00 de la madrugada pasarán a ser las 03:00 horas
El Domingo 30 de Octubre de 2022 a las 03:00 de la madrugada pasarán a ser las 02:00 horas
El Domingo 26 de Marzo de 2023 a las 02:00 de la madrugada pasarán a ser las 03:00 horas
El Domingo 29 de Octubre de 2023 a las 03:00 de la madrugada pasarán a ser las 02:00 horas
El Domingo 31 de Marzo de 2024 a las 02:00 de la madrugada pasarán a ser las 03:00 horas
El Domingo 27 de Octubre de 2024 a las 03:00 de la madrugada pasarán a ser las 02:00 horas

Cómo dar cuerda a un reloj manual o automático

Cómo dar cuerda a un reloj manual o automático

Darle cuerda a un reloj automático o manual con cuidado para no dañarlo es algo sencillo:

  • Hay que quitárselo siempre, ya que si das cuerda a un reloj con él puesto en la muñeca puedes dañarlo debido al ángulo que forma el brazo y el eje del reloj. Al darle cuerda forzarías tanto la tija como partes del mecanismo, por lo que es importante que te lo quites, lo sujetes con una mano y le des cuerda con la otra.
  • Tienes que adaptarte a cada reloj para darle cuerda correctamente, debido al diferente tacto y dureza de cada calibre.
  • Si hay que sacar la corona para darle cuerda, hazlo con cuidado para no dañar la tija. A algunos relojes manuales se les da cuerda sin sacar la corona, pero probablemente, tanto en uno automático como manual tendrás que sacar la corona hasta la primera posición, tirando, o a rosca, dependiendo del reloj.
  • Una vez tengas la corona en la posición adecuada y entre tus dedos pulgar e índice, para darle cuerda sólo tienes que girarla en sentido horario. Dale cuerda con suavidad, a giros cortos y con determinación. En un reloj automático oirás un runrún suave al darle cuerda, mientras que en uno manual escucharás con claridad cara uno de los dientes de su engranaje.
  • En un reloj manual, el giro se endurecerá cada vez más hasta llegar a un tope en el que no girará más. No hay que forzar, hay que parar de darle cuerda antes de llegar al tope.
  • Al volver a cerrar la corona, si es roscada, hazlo con firmeza hasta el final. Ten cuidado al empezar a roscarla para no dañar el filete de la rosca, especialmente en relojes de una calidad más baja.
  • Un reloj automático se carga por sí solo con el movimiento de nuestra muñeca, que origina la rotación de su masa oscilante y que a su vez acumula energía en su resorte, pero para ponerlo en marcha hay que darle cuerda. No hacen falta muchas vueltas, con 15 ó 20 bastará.
  • Es raro, pero hay algunos relojes automáticos, casi exclusivamente vintage, que no pueden ser cargados manualmente. En ese caso, unos 30 segundos rotando suavemente el reloj con la mano bastarán para obtener una carga inicial.
  • Si utilizas tus relojes automáticos con frecuencia, un watch winder puede ser un accesorio interesante para ti, ya que tus relojes continuarán cargándose cuando no los usas. En caso de que no vayas a utilizar un reloj manual o automático durante un tiempo, lo mejor es que esté parado para que no haya un desgaste innecesario de las partes del mecanismo.

Echa in vistazo a nuestro artículo sobre cómo funcionan los relojes automáticos y sus diferentes partes,  para comprender el ajuste de los movimientos automáticos, su mantenimiento, por qué un reloj automático se para y otras muchas curiosidades.

Cómo comprar un reloj. 17 Consejos, advertencias y cosas a tener en cuenta

Cómo comprar un reloj. 17 Consejos, advertencias y cosas a tener en cuenta

A la hora de comprar un reloj, ya sea online o no, ya sea para nosotros mismos o para otra persona, y más si es un reloj de precio elevado, debemos tener en cuenta varios aspectos:

Material de la correa o brazalete

Los brazaletes de acero en relojes de buena calidad, que suelen utilizar acero 316L o 904, no provocan, en general, alergias. El acero 316L es el más utilizado, más duro y con menos níquel. El 904, utilizado por Rolex, es más resistente a la corrosión. Si este tipo de acero te provocara alergia, la recomendación sería ir a un reloj de materiales más nobles, como el titanio o el oro, o un reloj con una correa de piel de buena calidad.

En cuanto al verano o periodos de calor, con brazaletes metálicos no tendrás problemas en ninguna estación del año, pero en el caso de llevar correas de piel, la recomendación es sustituirlas por correas de silicona o caucho en los meses más calurosos, ya que será más cómodo y no dañarás la correa de piel con el sudor de la muñeca. Además, las correas de silicona o caucho se pueden lavar perfectamente con agua y jabón, al igual que la caja del reloj.

Tamaño de la caja

A la hora de comprar un reloj que no conozcas bien previamente debes tener en cuenta su tamaño, ya sea el diámetro, el alto, o cada una de sus dimensiones si es un reloj cuadrado o rectangular (ya que no siempre se puede hablar de diámetro en un reloj), para que sea adecuado a tu propio tamaño y el de tu muñeca. Es importante tener en cuenta la forma en que el brazalete o la correa se une con el reloj, lo que afectará mucho a la apariencia y ajuste en la muñeca, independientemente del tamaño en sí de la caja del reloj. Normalmente, un reloj de aviador, como un IWC, un Steinhart, Laco, etc., o un Panerai, en los que las correas no enlazan tangencialmente con la caja, sino de forma flexible, un tamaño de 44 ó 47mm no se hace demasiado grande en la muñeca, ya que la correa no incrementa la apariencia o el ajuste, pero sin embargo, en relojes como Audemars Piguet, modelos de tan solo 36mm de diámetro, son mucho más largos hasta las asas, por la forma de la caja y porque la correa enlaza de forma tangencial, no es flexible la unión con la caja. Por esto, modelos de Audemars Piguet como los Offshore de 44mm o los Ingenieur de IWC, contando con el largo hasta las asas y la mencionada unión con correa o brazalete, pueden resultar enormes en la muñeca.

También ten en cuenta el alto de la caja, que puede influir en la comodidad al llevar camisa, en relojes con un alto de más de 14 ó 15mm, como son los diver de más grosor.

Largo de la correa

Otra recomendación al comprar un reloj es el largo de la correa. En el caso de brazaletes, éstos llevan eslabones enlazados por pasadores o tornillos, y, en ocasiones, medios eslabones y cierres con ajuste micrométrico, por lo que son más sencillos de ajustar y no has de preocuparte por ello de antemano. Si el reloj lleva correa de piel, silicona, caucho, etc., existen diferentes largos de las mismas, como 125mm/75mm, 130mm/80mm (los más habituales), u otros más raros, como 140/75, 150/80, 160/85, etc. Normalmente, una correa de 125mm/75mm, suele ajustarse bien a cualquier tamaño de muñeca, pero si el perímetro de tu muñeca es pequeño, de alrededor de 15cm, puede que la correa sea demasiado grande, y con los agujeros que tenga no sea suficiente para que te ajuste bien. Cuenta con que un sacabocados normal, de los que se utilizan para hacer agujeros en cinturones, podría dañar la correa alrededor del agujero, por lo que es mejor que los hagas con cuidado o los haga un relojero de confianza.

Elige bien el color. Te puedes llegar a cansar de según qué colores

En caso de que vayas buscando un reloj con unas condiciones determinadas pero no estés buscando realmente un modelo conocido en concreto, otro aspecto a tener en cuenta y que te influirá con el paso del tiempo, es el color, más en concreto el color de esfera y bisel. Optar por un reloj de color negro, azul oscuro, blanco o plateado, puede ser la opción más adecuada, ya que la experiencia demuestra que en el caso de esferas o biseles de colores más llamativos, como verde, naranja, amarillo, etc., podemos llegar a cansarnos del reloj al cierto tiempo. Es algo a tener en cuenta, pero por supuesto déjate llevar por el reloj que te atraiga. Sólo hay que ver un Rolex Submariner LV, o un Gmt Master con bisel pepsi, relojes de colores llamativos, y de los que creemos que un verdadero aficionado no se cansará nunca de lucirlos y disfrutarlos.

Documentación y cajas

Un reloj cuesta entre un 15 y 20 por ciento menos sin su documentación y garantía original aunque haya vencido, y esta cantidad puede aumentar en algunas marcas y sobre todo en relojes vintage, llegando a haber grandes diferencias de precio, por lo que siempre es mucho mejor, además de por la seguridad de tener tu reloj documentado y certificado, conservar la garantía, libretos y certificados si los incluyera, por el valor del mismo. También es importante conservar las cajas originales. Casi siempre se pueden volver a comprar, pero puede no ser sencillo ni barato encontrar la caja de tu modelo en concreto.

Recomendaciones según presupuesto

Si cuentas con un presupuesto de alrededor de los 100 euros, un Orient Mako o Mako II puede ser una magnífica opción, un diver fiable y de muy buenos acabados si te gustan este tipo de relojes. En el rango de los 300 euros hasta los 1000-1300 euros, marcas como Steinhart, nuevas marcas de muy buena calidad-precio como Oceanx, Helson, etc. y otras como Longines, Hamilton, Oris, etc. te darán infinidad de opciones de todos los tipos de relojes y son más que recomendables. Por encima de estos precios encontraremos Omega, Breitling, Rolex, Panerai, Iwc, Zenith, Jaeger-LeCoultre, etc. con grandes piezas que nunca te defraudarán.

No compres el reloj pensando en su valor de reventa, o en si se revalorizará en un futuro

Es cierto que hay relojes usados que valen más ahora (y algunos mucho más, como los Rolex Daytona, Submariner, GMT Master I y II o Submariner LV) que nuevos hace 10 ó 12 años, pero en un tiempo más breve esta circunstancia no se dará nunca, a no ser que exista lista de espera. Siempre habrá una depreciación. Modelos Vintage o muy antiguos casi siempre se revalorizarán, pero hay que contar con que, aunque sean más cotizados, son más difíciles de vender en el corto y medio plazo, ya que cuentan con menos adeptos.

Opta por diseños atemporales

Los relojes más queridos por los aficionados han mantenido sus diseños durante décadas, salvo leves cambios e incorporaciones técnicas debidas a los avances en investigación, nuevos materiales como la cerámica, etc. y son siempre los que recomendamos, como los diver clásicos como el Submariner, cronógrafos como los Speedmaster, Daytona, Navitimer, relojes de tipo aviador, Laco, Iwc, Steinhart, relojes elegantes Rolex Datejust, Tissot Tradition, Hamilton Jazzmaster Slim, Certina DS Powermatic 80, IWC Portuguese, etc.

Cuenta con el coste de revisiones periódicas

Cuando compras un reloj automático o manual de cierto valor y quieres mantenerlo durante un tiempo, o lo quieres comprar para toda la vida, has de saber que tendrás que afrontar revisiones periódicas cada 4 ó 5 años, ya que, además del desgaste normal de todas las piezas móviles de un mecanismo, y garantizar la hermeticidad del reloj en todo momento cambiando las juntas de goma del reloj, los aceites que se utilizan para lubricar el mecanismo, con el tiempo se vuelven gomosos y pueden generar un desgaste mayor del normal, por lo que deben sustituirse previo desmontaje y limpieza de cada elemento. Debes tener en cuenta que si compras un reloj de un cierto nivel, por ejemplo un Breitling o un Rolex, una revisión periódica normal puede irse a los 400 ó 500 euros, e incluso más si es un cronógrafo, y las revisiones se van a más de 1000 euros en marcas como Audemars Piguet, Patek Philippe, etc., e incluso desde 1300 a 2300 euros en modelos con complicaciones. La recomendación es siempre llevar el reloj a revisión a un concesionario oficial de la marca, aunque en determinadas ocasiones o con relojes de más edad, puede ser adecuado llevarlo a un relojero de confianza, siempre que sea recomendado y tengas la seguridad de que el reloj va a recibir un trato adecuado.

Prepárate para cuidarlo

Un buen reloj no es cualquier cosa, y debemos cuidarlo. Aparte del mantenimiento de su movimiento y estanqueidad (revisiones), evitar que se golpee o roce no es algo complicado de lograr en el día a día si se tiene un mínimo de cuidado, y cuando no lo llevamos puesto lo dejamos sobre una superficie suave y apoyado en uno de sus laterales, nunca con la esfera hacia arriba o hacia abajo si es un reloj con brazalete metálico, ya que se rayará al entrar en contacto y rozarse el brazalete consigo mismo y con la tapa y/o asas. El reloj hay que lavarlo de vez en cuando, sólo con agua y jabón normal y corriente. Si se ha acumulado suciedad entre algún eslabón o en alguna parte angulosa, se puede utilizar un cepillo suave con el mismo agua y jabón. Después lo secamos con un paño suave y lo podremos mantener en buenas condiciones siempre.

No se te ocurra comprar falsificaciones

Si te gustan determinados modelos pero el precio es demasiado elevado, mejor compra homenajes, como Oceanx, Alpha, Steinhart, etc. No es sólo por una cuestión de legalidad, sino de control de calidad y por calidad intrínseca. También sobre todo porque es algo deshonesto, algo que pretende ser lo que no es, y no contará con ningún tipo de garantía. Si te gusta la estética de algún reloj de alto valor y no puedes o simplemente no quieres comprarlo, hay marcas nuevas y no tan nuevas que hacen relojes de muy buena calidad basados en diseños clásicos, con movimientos suizos o japoneses de reconocida fiabilidad, como Tisell, Alpha, Oceanx, Steinhart, etc.

Reloj con usos profesionales

Hoy en día el uso profesional de un reloj ha quedado un poco de lado y no es como hace 40 ó 50 años, en que un piloto, un buzo o un astronauta requerían de un reloj instrumento y sólo las grandes marcas como Rolex, Omega o Breitling fabricaban relojes de este tipo. Hoy en día un piloto no necesita tanto un reloj de pulsera para realizar cálculos en pleno vuelo y un buzo ahora desciende con un completo ordenador en la muñeca, si bien es cierto que muchos profesionales los continúan utilizando, y el Breitling Emergency sigue salvando vidas en situaciones de emergencia aeronaval. Si vas a comprar un reloj para uso profesional, en la actualidad hay muchas marcas que ofrecen relojes instrumento, fiables, robustos, con resistencia a mucha más profundidad que antaño y válvulas de helio incorporadas, a precios más comedidos.

Páginas donde comprarlo

Los sitios web que consideramos más recomendables para comprar un reloj son:

  • Chrono24, la página web por excelencia en el mercado mundial de relojes. Encontrarás, casi con toda seguridad, cualquier modelo que busques. Además es fiable y seguro comprar un reloj en Chrono24 ya que cuentan con un sistema de depósito en garantía, de manera que intermedian en el pago del reloj, y el vendedor no recibe el dinero hasta que tú has recibido el reloj y dado el visto bueno al mismo. Seguridad que resulta imprescindible en estos casos, y más cuando compramos un reloj internacionalmente.
  • Ebay también es recomendable por variedad y buenas oportunidades, siempre a vendedores de confianza, profesionales o con una buena reputación. Si compras un reloj a un particular por Ebay, lo mejor es hacer la transacción en mano y formalizar un contrato de compraventa. La desventaja de Ebay es que, en caso de relojes nuevos o similar, los mismos relojes que encuentras en otros sitios, en Ebay suelen tener precios más altos, ya que generalmente se obliga a aceptar Paypal como medio de pago, por lo que los vendedores han de incrementar los precios de venta con la comisión, y esta forma de pago es la que cuenta con protección al comprador, no así en el caso de la transferencia bancaria.
  • Foro de Relojes Especiales. Un sitio de referencia en el que encontrar, además de una magnífica comunidad relojera, un lugar adecuado y seguro para la compraventa de relojes, tanto a tiendas profesionales como a particulares, con un sistema de votaciones para asegurarte de que compras el reloj a una persona de confianza.
  • Hay otras marcas, como Steinhart, que venden sus relojes exclusivamente a través de su tienda online.

Una vez hayas decidido qué reloj comprar, es recomendable buscar en outlets o foros para encontrar el reloj al mejor precio y comparar su estado y dotación. Desconfía siempre de páginas como milanuncios, Wallapop, Vibbo, etc., que no son otra cosa que un nido de estafadores, y desconfía de precios demasiado bajos, nadie regala nada.

Si es posible, queda en persona y haz el trato en mano, comprobando números de serie en internet por posibles fakes.

Compra de forma segura un reloj vintage, más aún si es de alto valor

Comprar un reloj vintage, y más si es online, con garantía de que estás comprando algo con piezas originales y en buenas condiciones, puede resultar complicado si no se tiene un conocimiento exhaustivo de todos los detalles. En estos casos se recomienda siempre consultar a un especialista en la marca. En los foros de relojes se puede encontrar gente de confianza con grandes conocimientos en modelos icónicos y sus variaciones.

Si compras un reloj de cuarzo, que sea especial

La recomendación es comprar un reloj que resulte especial y lleve un movimiento mecánico, ya sea manual o automático, porque una mecanismo es algo que perdura, y siempre podrá repararse, será un reloj con una energía y vida propias y te transmitirá muchas más sensaciones que uno de cuarzo. Si compramos un reloj porque nos gusta y queremos disfrutar de él, no miraremos tanto la exactitud como la mecánica, pero si finalmente optas por comprar un reloj de cuarzo, mejor que sea especial por llevar este tipo de mecanismo con batería, como un icónico Omega Seamaster con movimiento de cuarzo, un Citizen radiocontrolado, o un Breitling en su variedad de colecciones con movimientos de cuarzo termocompensados, como los Aerospace, Emergency, Cockpit B50, etc., relojes de uso profesional y que aprovechan al máximo la utilización de este tipo de mecanismos.

No te precipites

Si vas a comprar algo que lleves a diario, que pueda suponer un desembolso importante de dinero, y que tiene que satisfacerte estética y funcionalmente, toma bien la decisión de qué reloj comprar y dónde hacerlo, reflexionando y comparando, no te precipites. Elige el que mejor vaya contigo ya que no es una decisión que requiera apresurarse. De hecho, en relojes con lista de espera nuevos en tienda, es mejor esperar que comprarlos a otro vendedor pagando un sobreprecio para tenerlo ya. Como ocurre con otras muchas cosas, en el caso de un reloj, el proceso de compra y la ilusión que genera, se disfrutan tanto como cuando ya lo tienes en tus manos.

Compra el reloj que te guste

Toma en cuenta todas las consideraciones dadas, por supuesto, pero sobre todo compra el reloj que a ti te guste. Es algo que vas a llevar, puede que a diario, y el secreto es que te guste. Será una buena compra si el reloj te gusta, y no siempre es algo sencillo de lograr.

¿Qué significan am y pm en el reloj?

¿Qué significan am y pm en el reloj?

El uso de las abreviaturas “am” (a.m.) y “pm” (p.m.), en adelante am y pm, es relativo al sistema horario de 12 horas, más utilizado comúnmente en occidente, en el lenguaje hablado e informal o cotidiano, en lugar del sistema de 24 horas. El significado de am y pm es, para AM, “ante merídiem” (“antes del mediodía” en español), y para PM, “post merídiem” (“después del mediodía” en español), de tal manera que decimos habitualmente “las 10 de la mañana”, “las 6 de la tarde”, “las 11 de la noche” o “la 1 de la madrugada”, diferenciando las horas anteriores a las 12 del mediodía de las horas posteriores. Es el sistema más utilizado en la mayoría de países, salvo en algunos como Australia, Canadá, India, Filipinas, Estados Unidos (aunque compartiendo predominancia con el de 12 horas) y la República Dominicana. Si nos preguntamos a qué hora termina la madrugada, suele denominarse así desde la 1am (desde las 12am a la 1am se siguen denominando noche), hasta el momento en el que sale el sol.

Sistema horario de 24 horas

En cuanto al sistema horario de 24 horas, la medición del tiempo del día se lleva a cabo desde las 00:00 horas, es decir, las 12 de la noche, hasta la misma hora del día siguiente. Es más utilizado como horario astronómico, ferroviario, militar, y en medicina, para evitar cualquier tipo de ambigüedad. Ha sido el sistema utilizado históricamente por científicos, astrónomos, navegantes, etc. Pasadas las 12 del mediodía, en este sistema, la 1 de la tarde serían las 13 horas, las 2 de la tarde las 14 horas y así sucesivamente.

En cuanto al lenguaje y cómo decir correctamente la hora en español, conviene destacar que si nos referimos a la una, lo haremos siempre en singular en el sistema de 12 horas, resultando por ejemplo “la una y cuarto” o “la una menos diez”, y en plural al resto de horas, resultando por ejemplo “las quince horas”, “las tres menos veinte”, “las ocho y media”, etc. Así pues nunca diremos, por ejemplo “son la una y cuarto”, sino “es la una y cuarto”, siempre en singular, tanto el verbo como el artículo.

El reloj de 24 horas

Un consejo para saber a qué hora nos referimos, si se trata del tramo desde las 12 a las 24 en el sistema de 24 horas es restar 12 o, más sencillo aún, restar 2 al segundo dígito y 1 al primer dígito. Por ejemplo, las 17 horas son las 5, ya que restamos 2 al 7 y 1 al 1 del primer dígito, o las 22 horas, donde restamos 2 y 1, resultando las 10.