De delicadas líneas y formas redondeadas, la colección Longines PrimaLuna rinde tributo a la Luna. Su suave silueta está realzada por la pureza de sus esferas e iluminada por sus diamantes. Tan atractiva como mágica, los nuevos modelos con fase lunar de esta colección seducirán a las mujeres que aprecian la elegancia contemporánea y sofisticada.

La Luna ha servido como instrumento de medida del tiempo por todas las civilizaciones; estrella de la noche, femenina y eterna, que nos hace soñar. En muchas culturas, la Luna Nueva es símbolo de renovación, marcando el comienzo del año o la llegada de la primavera. Rindiendo homenaje a esta estrella mística, Longines presenta este año una interpretación exquisita de la magia de la Luna, la colección Longines PrimaLuna. En ella, la Luna deja a un lado su palidez y se presenta irisada, opalina, soberbia.

Esta colección de relojes es en sí misma una colección de joyería. Las curvas de su caja están adornadas por diamantes, preciosas gemas que brillan con seducción y que son tan femeninas. Del mismo modo, las esferas en nácar de los modelos más sofisticados están decoradas con chispeantes lágrimas que seducirán a cualquier mujer que aprecie los diamantes.

Elegante y contemporánea, sutil y atrevida, Longines PrimaLuna ofrece a cada mujer un mundo mágico, representado por esta exquisita nueva colección de relojes. Los nuevos modelos con fase lunar a las 6 horas se presentan con números romanos sobre esfera plateada, o con diamantes en los índices sobre esfera de nácar.

Fichas técnicas de los Longines PrimaLuna