Seleccionar página

Breitling ha presentado una nueva línea dentro del modernizado Superocean, los nuevos Superocean Automatic 46 Super Diver, en titanio y con una resistencia al agua de 1000 metros. Estos poderosos relojes se convierten en los modelos de buceo más potentes de la marca

Breitling Superocean Automatic 46 Super Diver E10379D31L1E1

Breitling acaba de anunciar una nueva versión del Superocean Automatic, el Super Diver, que podemos describir como el reloj de buceo de Breitling más avanzado hasta la fecha. Ampliando el concepto central de los modelos Superocean Automatic 46 renovados en 2022, el nuevo Breitling Superocean Automatic 46 Super Diver está fabricado totalmente en titanio, dispone de una jaula de hierro dulce antimagnética, cuenta con un innovador mecanismo de bloqueo del bisel y una hermeticidad de 1000 metros.

Diseño y construcción

Si bien el nuevo Breitling Superocean Automatic 46 Super Diver se basa en el diseño del Superocean Automatic 46, presenta varias actualizaciones que, en última instancia, lo convierten en un reloj claramente diferenciado. En lugar de recurrir al mundanal acero, las dos nuevas referencias están fabricadas en titanio y son ligeramente más gruesas que sus hermanos de acero: 46 mm de diámetro y 14,5 mm de espesor. El grosor adicional de la caja, de aproximadamente 1,3 mm, es el espacio necesario para albergar la jaula de hierro dulce, que ayuda a proteger el movimiento de los campos magnéticos. Además, al igual que los modelos Superocean estándar de 46 mm, el nuevo Breitling Superocean Automatic 46 Super Diver renuncia al bisel unidireccional estándar instalado en sus homólogos más pequeños, implementando en su lugar un bisel bidireccional con un mecanismo de bloqueo accionado mediante una palanca integrada en la carrura izquierda, a las 9 en punto.

Breitling Superocean Automatic 46 Super Diver E10379D31L1S1 E10379351B1S1

La parte superior de la caja está equipada con un cristal de zafiro abombado y con tratamiento antirreflejos, rodeado por un bisel de titanio que incluye un anillo cerámico de color verde o negro según la versión, combinando con el color de la esfera. Al igual que el resto de los modelos Superocean de la generación actual, el nuevo Superocean Automatic 46 Super Diver presenta una corona con dos protectores redondeados en la posición de las 3 en punto, mientras que un fondo ciego atornillado cierra la trasera. Pero en el Super Diver, la novedad es que estos elementos que acabamos de citar están realizados también en titanio. Además, la ya de por sí excelente hermeticidad de 300 metros de los modelos estándar se incrementa hasta los 1000 metros en los Super Diver.

Especificaciones y funcionalidades

El nuevo Breitling Superocean Automatic 46 Super Diver está disponible en verde o negro, y ambas versiones cuentan con esferas con un patrón de camuflaje en toda su superficie. Aparte de sus diferentes combinaciones de colores y acabados, el diseño real de las esferas es el mismo que se puede encontrar en el resto de la colección Superocean de producción actual, con una arquitectura de sólo tiempo, índices horarios aplicados ligeramente rectangulares (más evidente en las posiciones cardinales) y una gran escala de minutos en el realce perimetral de color blanco que contrasta poderosamente con la esfera y el bisel. El diseño general de esta última generación de relojes Superocean está inspirado en el antiguo Breitling Superocean Slow Motion de los años 1960 y 1970; sin embargo, reinterpreta la estética para ser un reloj de buceo clásico de tres agujas, en lugar de un cronógrafo como el modelo vintage original. Además, al igual que el resto de la línea Superocean, cuenta con Super-LumiNova en todas sus manecillas e índices (además del índice dot en el bisel). Cabe destacar el diseño de la minutera lollypop con su sobredimensionado cuadrado luminiscente, y la manecilla segundera central rematada en amarillo. Con toda esta profusión de elementos, escalas, fondos de camuflaje y geometrías, la legibilidad inmediata me parece que no es uno de sus puntos fuertes.

Breitling Superocean Automatic 46 Super Diver E10379D31L1E1 Luminiscencia

En lugar del Calibre 17 que late en el corazón de los actuales Superocean 46, el Breitling Superocean Automatic 46 Super Diver está impulsado por el Calibre 10, un mecanismo de remonte automático derivado del ETA 2892, ofrece un diseño más delgado y vibra a una frecuencia de 28.800 alternancias por hora (4 Hz) con una reserva de energía ligeramente más larga de aproximadamente 42 horas. Ambos movimientos son cronómetros certificados por el COSC, lo que significa que se garantiza una precisión de -4/+6 segundos por día. El diseño más delgado del Breitling Cal. 10 ayuda a que los nuevos modelos Superocean Automatic 46 Super Diver conserven un perfil de caja que es sólo ligeramente más grueso que el de sus hermanos estándar de 46 mm, a pesar de contar con la caja de hierro dulce antimagnética.

Los Breitling Superocean Automatic 46 Super Diver están disponibles con una correa de caucho o un brazalete de titanio a juego, y ambas opciones se estrechan desde los 24 mm en las asas hasta los 20 mm donde se conectan a sus cierres desplegables de titanio. La pulsera luce el habitual diseño inclinado de tres eslabones de la colección Superocean, con los lados cepillados acentuados por eslabones centrales pulidos. Por su parte, la correa de caucho mantiene el mismo estilo texturizado y está disponible en gris oscuro o verde caqui.

Referencias y precios

Contando con la mejora en el calibre, un nivel superior en prestaciones y materiales, los precios se ven ligeramente incrementados respecto a los Superocean Automatic 46, situándose en 6.800 euros para las versiones con brazalete, referencias E10379D31L1E1 (verde) y E10379351B1E1 (negro), y en 6.200 euros para los relojes con correa de caucho, referencias E10379D31L1S1 y E10379351B1S1, mismos colores, respectivamente.