Montblanc y Julien Faure, uno de los últimos fabricantes franceses de correas y cintas, se han unido para hacer correas NATO de alta gama con características increíbles tejidas con métodos de larga tradición.

La colaboración comenzó hace tres años con el lanzamiento de la línea Montblanc 1858, proporcionando un aspecto contemporáneo que combinaba comodidad y robustez en la muñeca. Las correas son producidas por expertos altamente cualificados en máquinas de lanzadera manuales tradicionales llamadas telares “Jacquard”. Diseñadas por Montblanc, las correas se desarrollan, urden y tejen en los talleres de Julien Faure para los relojes de la Maison, en particular la línea 1858. Hay diferentes versiones y colores de correas NATO de alta gama disponibles en todas las boutiques de Montblanc.

Correas NATO Montblanc

Montblanc se asocia con Julien Faure, una manufactura de excepción con más de 150 años

Julien Faure es el actual propietario de la empresa homónima y la quinta generación de la familia. La compañía tiene su sede en Saint-Etienne, en el centro de Francia, y fue fundada por el tatarabuelo de Julien Faure hace más de 150 años. Julien Faure Manufacture está especializada en la producción de sofisticadas cintas tejidas de una manera muy artesanal utilizando métodos tradicionales, perpetuando así este saber hacer. Es uno de los pocos fabricantes que todavía utiliza la técnica de “Jacquard” combinada con el tejido de lanzadera, lo que le permite hacer motivos textiles con varios colores y estilos imposibles de realizar en las máquinas modernas. En los talleres de Julien Faure, los telares de lanzadera manuales tradicionales del siglo XVIII, hechos de madera y metal, crean una amplia gama de diseños de la mayor calidad y comodidad.

Según Davide Cerrato, Director General de la División de Relojería de Montblanc: “Cuando conocí a Julien Faure y vi la manufactura con mis propios ojos, fue una epifanía completa para mí descubrí todas estas viejas máquinas de tejer del siglo XVIII. El nivel de artesanía y la preservación de este conocimiento tradicional de generación en generación son increíbles. Ver cada gesto de los artesanos mientras elaboran cada cinta textil a mano es realmente increíble .”

Correas NATO Montblanc

Después de más de un siglo haciendo cintas, nació la idea de transformar una cinta textil hecha a mano de alta gama en una correa de reloj. Gracias a un intercambio creativo entre Davide Cerrato y Julien Faure, se han desarrollado correas NATO de alta gama con motivos y colores adaptados para relojes de acuerdo con tradiciones que se remontan muy atrás en el tiempo. “Esta es la magia y la belleza del diseño, crear una visión creativa donde se desarrolle una forma original e inesperada de hacer una correa de este tipo”, comparte Cerrato.

Dado el nivel de complejidad técnica, se necesitaron seis meses para hacer las correas. El proceso para transformar una cinta textil en una correa es realmente innovador. El tejido debe abrirse y cerrarse para crear dos conductos en los que se montan las barras de resorte para unir la caja a la correa. Además, los agujeros deben hacerse dentro de la cinta textil utilizando ultrasonido para integrar la hebilla o el cierre. Finalmente, todo el acabado se completa a mano para mayor calidad.

Correas NATO de alta gama Montblanc

Correas NATO Montblanc

Las correas NATO de Montblanc no son estándar; son complejas de fabricar y utilizan una gran cantidad de hilos delgados en máquinas especializadas. Se realizan en varios pasos que requieren destreza, experiencia y conocimientos que han sido transmitidos de generación en generación por artesanos altamente cualificados.

El proceso de fabricación proporciona a las correas comodidad, suavidad, alta resistencia, durabilidad y ligereza que no se pueden lograr utilizando métodos industriales de producción de correas textiles.

Además, el color de las correas no cambia con el tiempo, ya que el tejido ha sido tintado al comienzo del proceso.

Correas NATO Montblanc

No sólo son adaptables y robustas, sino que proporcionan un aspecto singular a cada reloj Montblanc gracias a una gran variedad de colores y motivos que el propietario del reloj puede adaptar según su gusto. El mecanismo de cambio rápido permite al propietario cambiar fácilmente las correas sin el uso de herramientas.

Correas NATO de la línea Montblanc 1858

Dedicada a la aventura y la exploración al aire libre, la línea Montblanc 1858 tiene un fuerte espíritu vintage inspirado en la herencia de Minerva que tiene su origen en el diseño de relojes militares de las décadas de 1930 y 1940. Por lo tanto, las correas NATO hechas a mano realizadas por Julien Faure Manufacture combinan perfectamente con este estilo vintage. Los dos mundos se encuentran y se unen: por un lado, está el tejido tradicional con la técnicas “Jacquard” y, por el otro lado, la relojería fina de Montblanc con su historia de Minerva de 161 años. Esto lleva a una simbiosis, que preserva y celebra la manera tradicional de trabajar a mano, dominando el conocimiento y la experiencia para proporcionar lo mejor en términos de calidad, artesanía, comodidad y singularidad. “Es el corazón de lo que representa el lujo”, dice Davide Cerrato

Características técnicas

Para hacer una sola correa NATO de alta gama Montblanc se requieren:
– 50 horas de desarrollo, ya que cada motivo es diferente.
– 500 hilos para el largo, cruzados con 100 hilos para el ancho por cada centímetro de la correa NATO.
– Varios pasos clave para hacer las correas NATO de alta gama.
– 4 técnicas artesanales, como urdimbre, instalación de hilo en el telar, montaje y
tejido.
– Numerosas pruebas de calidad: para las dimensiones (ancho, longitud del motivo, grosor, longitud entre los dos conductos), y el aspecto general de la correa para evitar defectos en el tejido.

Los pasos clave son los siguientes:

1/ Una base establecida con 500 hilos

El proceso comienza con el hilo, el origen de cada creación: los hilos para la longitud de la correa se llaman urdimbre. Los hilos de urdimbre corren verticalmente en el telar, mientras que los hilos de trama se colocan horizontalmente. Se necesitan 500 hilos en la urdimbre para crear una correa NATO de alta gama Montblanc.

2/ El funcionamiento de un telar tradicional “Jacquard”

Los hilos de urdimbre se instalan en el telar y luego se conectan a la mecánica “Jacquard” por medio de lizos (cordones con agujeros a través de los cuales se inserta el hilo). Esta operación altamente cualificada requiere un montaje a manos de expertos artesanos durante dos horas para los 500 hilos de una sola correa. Luego, los hilos se pasan por peines y se aplica tensión a la urdimbre.

El telar “Jacquard” se acciona utilizando un sistema de cartón perforado en la parte superior de las máquinas antiguas, las perforaciones actúan para elevar o bajar los hilos de urdimbre independientemente uno del otro. Una flota de 50 telares de lanzadera “Jacquard”, desde los más antiguos (150 años) hasta los del siglo XXI, trabajan todos los días como en tiempos pasados. Julien Faure explica: “La alianza de nuestros conocimientos durante más de 150 años y la diversidad de nuestras máquinas ‘Jacquard’ nos permite desarrollar una gran cantidad de motivos, brindando una solución para cada necesidad al tiempo que garantiza la robustez y la comodidad de las correas ”.

3/ Las lanzaderas

Las lanzaderas hacen “viajes de ida y vuelta” a través de la urdimbre. Pasan una tras otra para formar el diseño y los colores del motivo. Cuanto más delgado es el hilo, más habilidad requiere para crear el motivo.

4/ El tejido

Una vez finalizados el trabajo de preparación y el ajuste, el proceso comienza con el baile de las lanzaderas, golpe a golpe, pase tras pase, dando como resultado una característica correa de reloj. Cada motivo de correa Montblanc fabricado en el taller de Julien Faure es exclusivo y requiere varios prototipos para encontrar la estética perfecta para cada reloj.

En nuestra tienda de correas encontrarás correas de todo tipo, también otros modelos de correas NATO para tus relojes de pulsera.