Seleccionar página

Este nuevo y exclusivo reloj de Mido está inspirado en la belleza atemporal del teatro de ópera más pequeño de Francia

Mido Baroncelli Signature Skeleton M037.436.11.061.00 Lifestyle

Mido lleva muchos años tomando cierta inspiración en el mundo de la arquitectura para los diseños de sus relojes, creando piezas atractivas, de buena calidad y proporciones clásicas. La oferta de relojes de la marca es amplia y de precios contenidos, relojes destinados a un cliente aficionado a la relojería y exigente con muchos de los aspectos inherentes a este mundo, como la calidad, la precisión, los acabados y la funcionalidad y prestaciones. La colección Mido Baroncelli, la más elegante y clásica de la firma, así como la más extensa, lleva casi 5 décadas proporcionando relojes distinguidos con toques refinados de diseño. En este caso, este nuevo Mido Baroncelli Signature Skeleton es un guiño a la Ópera de Rennes, una visita obligada si pasas por este idílico lugar del norte de Francia.

El Mido Baroncelli Signature Skeleton monta una caja de 39 mm, un diámetro razonable y ajustado para los relojes actuales. El grosor es de 10,1 mm y se ajusta a la muñeca con un brazalete de acero inoxidable con el que suma un total de 110 gramos de peso. La esfera es calada, permitiendo ver el movimiento en la parte central y con un anillo periférico en antracita sobre el que van aplicados los índices, delgados y alargados, en un acabado pulido. El cristal es de zafiro y está tratado con antirreflejos por las dos caras. Sobre el mismo cristal encontramos el logotipo de Mido grabado en blanco de forma sutil, así como las inscripciones «AUTOMATIC» y «BARONCELLI». Las agujas de horas y minutos son facetadas, mientras que el segundero es plano, todo en el mismo acabado que los marcadores de hora.

Mido Baroncelli Signature Skeleton M037.436.11.061.00 Lifestyle wristshot

Mido Baroncelli Signature Skeleton M037.436.11.061.00 Detalle

La mencionada parte central de la esfera revela la placa principal del movimiento, esqueletizada. La elección es la habitual en la marca, el Calibre 80, automático y con 80 horas de reserva de marca, mejorado con un espiral Nivachron. Este movimiento es básicamente un ETA 2824-2 reelaborado. Aunque el acabado no es espectacular, está muy bien terminado para el precio total, en un tono grisáceo que resulta muy bonito en el conjunto total del reloj. Es visible a través del cristal de zafiro del fondo de caja, sobresaliendo el rotor, decorado con franjas de Ginebra y el logotipo de Mido.

Con un aspecto general muy refinado, se nota que se ha cuidado y dado atención a cada detalle, sin sobresalir ni distorsionar ningún aspecto del diseño general. El brazalete es el clásico de eslabones de 5 hileras, culminado por un cierre desplegable con pulsadores. Aunque sobre el papel se trata de un reloj de notable elegancia, el ligero espíritu deportivo que impregna casi todos los modelos de Mido lo hace perfecto para absolutamente cualquier uso. La resistencia al agua es de 50 metros.

Referencias y precio

Con un precio de 1.090 euros, la referencia M037.436.11.061.00, con brazalete, ya se encuentra disponible. Así mismo, está disponible también la referencia M037.436.16.061.00, con correa de piel de vacuno con acabado de cocodrilo gris oscuro y hebilla de acero, en este caso a un precio de 1.020 euros.