Jaeger-LeCoultre El nuevo Duomètre à Sphérotourbillon

Jaeger-LeCoultre El nuevo Duomètre à Sphérotourbillon

jaeger-lecoultre-duometre-a-spherotourbillonDual-Wing, el movimiento mecánico que revoluciona la relojería

“¿Una evolución? No, una revolución”

Por Jérôme Lambert, CEO de Jaeger-LeCoultre

“Al idear su mecanismo inédito Dual-Wing, la Manufactura Jaeger-LeCoultre no sólo concibió el elemento fundador de una nueva colección bautizada como Duomètre, sino también escribió un capítulo completo de la historia de la relojería”.

Ayer aún, confiar a un movimiento relojero tradicional la misión de asegurar una complicación adicional, además de indicar las horas, era correr un riesgo en cuanto a su precisión de marcha. El valioso talento de los mejores relojeros no podía contrarrestar las leyes de la física ni los límites de la micromecánica. Indudablemente, los movimientos que lograban realizar, aportaban una gran satisfacción si se privilegiaban las elevadas prestaciones técnicas, la precisión o la estética. Pero sólo se podía elegir uno de estos tres parámetros…

Poseer un reloj con complicaciones que reuniera estos tres ingredientes ya era una utopía. Y un buen día, en los talleres de la Manufactura Jaeger-LeCoultre, en el corazón del Valle de Joux, en Suiza, nació una idea: ¿y si se empezara en una página en blanco? ¿Y si en lugar de mejorar lo existente, se volviera a empezar de cero? ¿Y si en lugar de hacer evoluciones se eligiera hacer una revolución? Así nació el concept Dual-Wing, dos mecanismos distintos y autónomos reunidos en una misma caja: uno asumiría la indicación de las horas y el otro la animación de una función adicional.

¿Dos mecanismos distintos y autónomos reunidos en una misma caja? Si sólo se tratara de eso, los relojeros de Jaeger-LeCoultre sólo hubieran realizado una obra maestra de miniaturización. Pero hicieron mucho más al asociar los dos mecanismos a un solo órgano regulador, prueba de un funcionamiento cuya precisión es digna de un cronómetro.

Entonces sí, el concepto Dual-Wing, punto de partida de la colección Duomètre, es efectivamente una revolución, ya que permite ofrecer un reloj que reconcilia precisión y complicación inédita.

Su principio hacía soñar a los apasionados de la relojería, sólo quedaba transformar la teoría en realidad. El primer desafío del concept Dual-Wing fue animar un cronógrafo. Y el nacimiento del nuevo Duomètre à Chronographe constituyó uno de los principales eventos del año relojero 2007.

Luego llegó el turno del calendario. Esta codiciada complicación se benefició del concepto Dual- Wing: en 2010 nació el Duomètre à Quantième Lunaire.

Y en 2012 salió a la luz el Duomètre à Sphérotourbillon. Una nueva revolución en el arte de la precisión relojera…”

El reloj Duomètre Sphérotourbillon de Jaeger-LeCoultre fue premiado como el Mejor Reloj del año en el Munichtime y el Viennatime

El reloj Duomètre Sphérotourbillon de Jaeger-LeCoultre fue premiado como el Mejor Reloj del año en el Munichtime y el Viennatime

jaeger-lecoultre-duometre-spherotourbillonEl reloj Duomètre Sphérotourbillon de Jaeger- LeCoultre fue premiado como el Mejor Reloj del año en la categoría de “Relojes de Complicación” según el voto popular durante las exhibiciones de relojes en el Munichtime y Viennatime.

Durante la ceremonia de premios, el Consejero Delegado de Jaeger-LeCoultre, Jérôme Lambert, recibió el premio honrando el patrimonio de casi 180 años de experiencia en el campo de la alta relojería. Cerca de 10,000 amantes de la relojería acudieron a la 12a edición de Viennatime (Viena, Austria) donde realizaron sus votos en el certamen. La 5a edición del Munichtime, se celebró dos semanas antes del Viennatime y contó con 11,000 amantes de la relojería.

Durante la exhibición, un maestro relojero de la Manufactura Jaeger-LeCoultre demostró la extraordinaria experiencia relojera de la Maison, presentando complicaciones como los relojes de la línea Duomètre con el revolucionario concepto Dual-Wing, el nuevo reloj femenino Rendez-Vous, y también relojes históricos como los emblemáticos modelos del Memovox y el Futurmatic o el 101, el calibre más pequeño del mundo.

Jaeger-LeCoultre mezcla lo clásico y lo complicado en su nuevo ‘Duomètre à Quantième Lunaire 40.5’

Jaeger-LeCoultre mezcla lo clásico y lo complicado en su nuevo ‘Duomètre à Quantième Lunaire 40.5’

Volvemos a centrarnos en el próximo Salón de la alta relojería de Ginebra, el SIHH 2012. Y esta vez lo hacemos con la Manufactura Jaeger-LeCoultre, que presentará su modelo Duomètre à Quantième Lunaire 40.5. Su elegante esfera resulta muy fácil de leer y hace que este modelo parezca una pieza de relojería clásica.

jaeger_lecoultre-duometre-quantieme-lunaire-40.5En el interior encontramos el Calibre 381, un movimiento que se basa en el concepto Dual-Wing: un reloj con un calendario tan preciso como un cronómetro. Este concepto presenta dos fuentes de energía independientes. La primera está regulada por el escape y el volante e íntegramente consagrada a la medición precisa del paso del tiempo. La segunda fuente de energía está dedicada a la visualización de las funciones: horas, minutos, segundos, fecha y fases de la luna para los dos hemisferios.

La caja de este modelo se presenta en oro rosa de 18 quilates con mezcla de acabados satinados y pulidos, con un diámetro de 40,5mm. El movimiento mecánico de cuerda manual está formado por 367 componentes, con 40 rubíes, y tiene una frecuencia de 21.600 alternancias por hora, lo que ofrece una reserva de marcha de 50 horas.

Leído en: embelezzia.com