El paso de Raticosa es uno de más famosos pasos de los Apeninos. Durante más de 300 años ha conectado Florencia y Bolonia y, hasta la construcción de la autopista, era la principal conexión por carretera entre estas dos ciudades italianas. Este paso es también una de las etapas más espectaculares de la famosa carrera Mille Miglia. Según palabras del mismísimo Enzo Ferrari, gran amante de esta carrera, este puerto de montaña es uno de los lugares más divertidos de conducir de toda Italia, a día de hoy disfrutable de la misma manera que en 1955.

Chopard Mille Miglia Classic Chronograph Raticosa 168589-3034 Esfera

En homenaje a este legendario paso, Chopard presenta el nuevo Mille Miglia Classic Chronograph Raticosa, una edición limitada de 500 piezas.

Ofrecido con una esfera barnizada en negro (ref.168589-3034) o en blanco roto (ref.168589-3033) protegida por un cristal de zafiro antirreflejos, este modelo se presenta en una caja de acero inoxidable con un diámetro de 42 mm y un grosor de 12,67 mm, que es hermética hasta a una presión de 5 bar (aproximadamente 50 metros / 165 pies).

Chopard Mille Miglia Classic Chronograph Raticosa 168589-3034 Trasera

En la esfera, el contador de 30 minutos se sitúa a las 9 en punto y el contador de horas a las 6 en punto. La ventana del fechador se ha colocado entre las 4 y las 5 en punto.

Chopard Mille Miglia Classic Chronograph Raticosa 168589-3034 Lifestyle wristshot

El movimiento es un cronógrafo, cronómetro certificado por el COSC, y es visible a través del fondo de caja y su cristal de zafiro, que lleva el logo 1000 Miglia y la inscripción Raticosa. Latiendo a la frecuencia de 28.800 alternancias por hora (4 Hz), tiene una reserva de marcha de 42 horas.

Se combina con una correa de piel de becerro marrón castaño y una correa de caucho negra. El Chopard Mille Miglia Classic Chronograph Raticosa tiene un precio de 5.870 euros.