En esta entrada te mostramos cómo fotografiar tus relojes, con sencillas indicaciones, sin equipos caros y sin complicaciones. Te servirá también para cualquier otro objeto.

Fotografiar relojes

Hacer unas buenas fotos a un reloj, con el fin que sea, no es tan difícil como puede parecer, no te llevará mucho tiempo y no necesitas un equipo caro para ello, tan solo ponerle un poco de interés y cuidar algunas cosas básicas, que es lo que suele fallar en la mayoría de las fotos que se ven por ahí, lo veremos más adelante. Si las fotografías son para un anuncio de venta, éstas son responsables del 99,9% del éxito, algo a lo que la mayoría de la gente no le da la importancia que tiene, pero que marca la diferencia completa y absolutamente. Vale la pena ponerle un poco de cariño durante media hora, o una hora como mucho, que estar meses sin vender tu reloj de pulsera sin saber por qué.

No hagas las fotografías de un reloj en interiores

Es probable que te digan o leas en algunos sitios web que hacer las fotografías en interior, con una caja de luz y 3 focos enfrentados para tratar de anular los reflejos sea la mejor opción, pero realmente no es así, a no ser que tengas que hacer tú mismo muchas fotos de catálogo y todas tengan que ser rigurosamente iguales.

Las fotografías que se ven en las páginas de tiendas, las que no son las de las marcas, no son las mejores, y los colores del reloj, especialmente el acero, se ven más apagados, más feos y no suele ser posible eliminar todos los reflejos. Las fotografías que se ven en las páginas de las marcas no son otra cosa que renders y, aparte de éstas, las mejores y las más brillantes que se ven en las páginas oficiales son siempre las fotografías de tipo lifestyle, hechas en exteriores.

¿Por qué es mejor hacer siempre las fotografías de los relojes al aire libre con luz difusa?

Salvo si quieres hacer fotos para captar la luminova de índices o agujas de un reloj, y necesitas oscuridad o una oscuridad relativa para ello (las tratamos al final del artículo), siempre es mejor fotografiarlos en el exterior, con luz difusa, la de un día nublado, y a ser posible a la tarde, es la mejor luz, en horas en que haya aún luz suficiente, cuanta más clara, siendo difusa, mejor. Las fotografías te saldrán sin reflejos, captando de la mejor manera y más nítida los colores y los detalles, podrás ajustar mucho mejor el balance de blancos si quieres editarlas ligeramente después, y la cámara y sus ajustes a la hora de enfocar y hacer la fotografía serán mucho más adecuados con esta luz, lo que contribuirá a hacer una fotografía notablemente mejor.

¿Qué necesitas para hacer captar buenas imágenes de un reloj?

Todas las fotografías de mis relojes en esta página han sido hechas, salvo alguna mínima excepción en los comienzos, al aire libre, y es indudable que la belleza y los detalles de los relojes, desde cualquier ángulo, son mejores en las fotos hechas con este tipo de luz, aunque no siempre es posible encontrar el día y las condiciones ideales para ello.

Para hacer una buena fotografía de un reloj no necesitas una cámara muy cara, aunque siempre es mejor, y con una cámara réflex de buena calidad obtendrás unas imágenes extraordinarias. Con un smartphone actual es más que suficiente para ello, ya que las cámaras que incorporan ahora son muy muy buenas, con una óptica y opciones más que buenas para esta labor. Además del teléfono necesitarás una superficie blanca o fondo blanco (también puedes poner una cartulina blanca o algo similar para hacer la foto sobre la superficie que sea), y un punto de apoyo para que la cámara no se mueva en el momento de la foto. Esto es muy importante ya que una foto mal enfocada o movida no te servirá para nada. Si dispones de un trípode y un soporte para colocar el smartphone en dicho trípode (cuestan menos de 2 euros), mejor, ya que te será más cómodo y fácil, te recomendamos algunos al final del artículo (los trípodes K&F Concept son los de mejor calidad-precio. Si vas a comprar uno, que sea bueno, los de mala calidad tiene juego y no se mueven de forma fluida y precisa), pero con un punto de apoyo, que puede ser una caja o varias, dependiendo de la altura que necesites, o lo que pueda servirte, es suficiente.

Básicamente, la luz en exterior, un smartphone sencillo que no se mueva a la hora de hacer la foto, y una superficie blanca decente, es lo que garantizará una buena fotografía. Limpia bien el reloj con agua, jabón y un cepillo suave para los ángulos o zonas difíciles y asegúrate de que no quede suciedad o marcas cuando lo seques, ten cuidado con las marcas de dedos antes de colocarlo para la foto.

¿Qué fotografías y cuántas hacer?

Cuando fotografíes un reloj después de haberlo preparado todo, haz todas las fotos que puedas. Si haces 200 fotos, mejor, no te costará dinero y luego podrás desechar las que no te gusten o no hayan salido del todo bien y quedarte con las que mejores. Para borrarlas siempre hay tiempo.

Para colocar el reloj en una posición en que sea vea bien entero y con un ángulo en el que sea vea bien la esfera, además de las fotos que quieras hacerle en su caja y en las que se vean sus libretos, documentación, etc., es mejor si tienes un soporte o utilizas su propia almohadilla. Es recomendable colocarlo esfera arriba o con una inclinación de 45º. Saca fotos desde varios ángulos y de todos los detalles que se te ocurran, esfera, laterales de la caja, la caja desde varios ángulos, su brazalete, trasera, etc. Puedes ver reviews de relojes en esta página para ver los distintos ángulos y fotografías. Es importante que no acerques la cámara demasiado al reloj, ya que la fotografía no quedará tan bien y además no es necesario. Con la resolución y tamaño con la que la sacarás, puedes después ampliar y recortar como quieras para alguna foto de un detalle en concreto.

Fotos nocturnas de tus relojes

Para las fotos en interior para captar la luminova del reloj no es necesario que el fondo sea blanco, simplemente una mesa oscura, que el reloj haya estado un tiempo captando luz solar, tener el reloj en su propia caja (abierta, claro está), reducir la luz que entre del exterior (no del todo) y, aquí más importante que nunca, tener la cámara absolutamente fija para evitar movimientos en el momento del disparo, es todo lo que tienes que tener en cuenta para obtener una de estas fotos tan espectaculares, siempre que el reloj se preste a ello, claro. No es necesario que hagas fotos de 30 segundos o de 1 minuto de apertura del obturador, suelen quedar bien con las opciones automáticas de la cámara del smartphone.