Titanio

El titanio es un metal igual de fuerte que el acero pero un 45% más ligero. El titanio es sinónimo de calidad, es resistente a la corrosión y a las altas temperaturas.

El problema del titanio es que, aunque es muy abundante, es caro y no es fácil de extraer. A principios de la década de 2000 el precio del titanio subió bastante, estando ahora en niveles históricos bastante bajos, alrededor de 4.800 dólares por tonelada métrica.

La mejor manera de invertir en titanio es comprar acciones de las empresas que se dedican a la minería y extracción de este metal, o de empresas que elaboren productos con el mismo.

El titanio suele utilizarse en equipamiento deportivo de alto nivel, en la industria aerospacial, en joyería y relojería, debido a que es un material antialérgico, automoción, y en medicina e implantes dentales. Suele suministrarse en piezas o lingotes de gran pureza, a veces incluso en aleaciones con el 99,95% de titanio.