Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Grande Complication

Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Grande Complication

JAEGER-LECOULTRE PRESENTA UNA NUEVA EDICIÓN DEL MASTER GRANDE TRADITION GRANDE COMPLICATION

Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Grande Complication Rose gold lifestyle

Jaeger-LeCoultre vuelve a poner de relieve su maestría en el ámbito de los relojes con sonería con la reinterpretación de su Master Grande Tradition Grande Complication, que presenta un nuevo diseño magnífico. Esta edición llega después de la presentación de dos creaciones con repetición de minutos en 2019: el Master Grande Tradition Gyrotourbillon Westminster Perpétuel con el calibre 184 y el Master Grande Tradition Répétition Minutes Perpétuelle con el calibre automático 950.

La serie Master Grande Tradition encarna el ingenio relojero y la creatividad artística de Jaeger-LeCoultre, al fusionar innovaciones y complicaciones de formas novedosas y fascinantes. El nuevo Master Grande Tradition Grande Complication, última incorporación a la colección, saca partido de más de un siglo y medio de savoir-faire acumulado. Esta obra maestra de la ingeniería mecánica incorpora dos de las complicaciones relojeras más románticas y complejas desde el punto de vista técnico en la historia de la relojería: repetición de minutos y bóveda celeste. La complejidad del mecanismo va aún más lejos con un tourbillon volante orbital. Disponibles en oro rosa y blanco, las dos versiones de esta edición limitada de ochenta piezas presentan una nueva estética que reafirma la maestría de Jaeger-LeCoultre en el ámbito de los oficios artísticos.

Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Grande Complication Rose gold lifestyle detalle

REPETICIÓN DE MINUTOS PARA LA ERA MODERNA

Considerada por los relojeros la complicación relojera más compleja –y gratificante–, la repetición de minutos ofrece mucho más que un reloj: un instrumento musical en miniatura. La dificultad técnica de crear esta complicación reside en la complejidad del mecanismo requerido para traducir la hora precisa indicada por las agujas en una serie de golpes perfectamente programados. El desafío artístico radica en garantizar que dichos golpes generen un sonido rico, armonioso, puro y perfectamente audible.

En los últimos 150 años, la repetición de minutos ha gozado de una mayor presencia en la selección de relojes con complicaciones de Jaeger-LeCoultre. La maestría de la Grande Maison en el ámbito de los relojes con sonería se confirma con más de 200 calibres, entre los que se incluyen 100 calibres con repetición de minutos elaborados antes del año 1900. Desde mediados de los noventa, cuando Jaeger-LeCoultre recuperó este noble legado relojero, sus ingenieros y diseñadores han trabajado para redefinir el estándar de calidad acústica, recurriendo a la tecnología para salvaguardar y ajustarse a las tradiciones más preciadas de la relojería.

Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Grande Complication Rose gold lifestyle perfil

Uno de los elementos más importantes de los relojes con sonería es la forma en que el sonido se transmite desde el interior del reloj al oído humano. Aprovechando la calidad acústica suprema del cristal de zafiro sintético, los “timbres cristal” patentados de Jaeger-LeCoultre (presentados en 2005) se sueldan directamente al cristal de zafiro, que actúa como amplificador. Los timbres de perfil cuadrado presentados dos años más tarde proporcionan una superficie de contacto plana a los martillos, lo que garantiza golpes más contundentes y potentes, mientras que el material adicional ofrece una mayor masa vibracional y, por lo tanto, un sonido más complejo. Los martillos “trébuchet” articulados (presentados en 2009) emplean un principio mecánico similar al de las catapultas de contrapeso medievales de las que toman su nombre, lo que se traduce en una mejora notable de la velocidad y la fuerza del golpe del martillo.

Hasta el carillón más hermoso puede verse degradado por el sonido de fondo: Jaeger-LeCoultre resolvió este problema hace 125 años con su sistema silencioso patentado. Empleando fuerzas centrífugas para regular los golpes de los timbres, este sistema elimina el zumbido de fondo de los mecanismos de sonería de antaño. Se ha convertido en toda una referencia y se encuentra actualmente en casi todos los relojes de sonería de la Grande Maison.

UNA VISUALIZACIÓN CELESTIAL

El nuevo Master Grande Tradition Grande Complication encarna la indiscutible maestría de Jaeger-LeCoultre en complicaciones astronómicas con su complicación de bóveda celestial, que adorna la esfera del reloj.

Jaeger-LeCoultre reunió por primera vez las innovaciones técnicas de su repetición de minutos de nueva generación y una visualización astronómica en su Master Grande Tradition Grande Complication original de 2010. Aquel reloj también presentaba el tourbillon volante orbital, al integrarlo en el mecanismo como un dispositivo regulador.

Además de girar sobre su propio eje en 60 segundos, el tourbillon completa una vuelta de la esfera en sentido antihorario en un día sideral. Ligeramente más corto que un día solar (en el que basamos la medición del tiempo civil), un día sideral se basa en la rotación de la Tierra en relación con las estrellas “fijas”, lo que se traduce exactamente en 23 horas, 56 minutos y 4,1 segundos. El día sideral, casi cuatro minutos más cortos, es el que emplean los astrónomos para seguir el movimiento aparente de las estrellas en el cielo nocturno.

Un índice en forma de sol dorado fijado en el extremo del disco de las constelaciones indica la fecha, el mes, los signos del zodiaco, así como la escala de 24 horas marcada en el realce interior de la esfera. La hora civil se indica en los dos anillos concéntricos que completan la esfera: índices horarios aplicados en el primer anillo y minutos en el anillo exterior blanco plateado.

ESTÉTICA

Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Grande Complication Rose gold calibre

Un movimiento excepcional merece un aderezo excepcional, y el nuevo Master Grande Tradition Grande Complication aporta una nueva expresión artística a esta fusión de complicaciones. En una reafirmación de la maestría de Jaeger-LeCoultre en diseño y oficios artísticos, el reloj se presenta en dos versiones: una combina el cálido lustre del oro rosa con una esfera negra, mientras la otra combina tonos azul intenso con los matices fríos del oro blanco y el brillo discreto de los diamantes talla baguette, presentados en un engaste en el bisel.

Una esfera con diversos niveles sublima la belleza del tema celestial, además de dejar ver el tourbillon recorriendo su órbita. En el nivel más profundo de la esfera, un disco azul medianoche o negro (según el modelo) queda decorado con estrellas diminutas. Encima, una delicada filigrana forma una bóveda, cuya estructura evoca el patrón de las constelaciones marcado en el disco celestial convexo. El mapa celestial es una representación del cielo nocturno del hemisferio norte, tal y como este se observa desde el paralelo 46, la latitud de la sede de Jaeger-LeCoultre en el Valle de Joux.

Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Grande Complication Rose gold lifestyle esfera

La nueva caja de la serie Master Grande Tradition, presentada en las dos creaciones con repetición de minutos de 2019, es el complemento perfecto de la artesanía de la esfera y la sofisticación del movimiento. Compuesta por más de 80 partes, su bisel convexo queda complementado por asas con biselados amplios; los lados ahuecados de las asas aportan tensión dinámica, mientras que la deslizadera de la repetición presenta una forma cónica, en una armonía perfecta con los laterales curvos de la caja. Las diferentes superficies han sido microgranalladas, pulidas y satinadas para maximizar los juegos de luz y enfatizar los detalles.

En todos los sentidos, el nuevo Master Grande Tradition Grande Complication es una clara muestra de la maestría imperecedera de Jaeger-LeCoultre en el ámbito de los relojes con sonería y de su dedicación para mantener el delicado equilibrio entre un deseo apasionado de innovar y un profundo respeto por la tradición.

Características técnicas del Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Grande Complication

Dimensiones: 45 mm
Calibre: movimiento mecánico de cuerda manual, Jaeger-LeCoultre Calibre 945
Funciones: horas/minutos, meses, indicador de 24 horas, tourbillon volante orbital que indica el tiempo sideral, repetición de minutos con timbres cristal soldados directamente al cristal de zafiro, disco celestial con mapa celestial que indica las constelaciones del hemisferio norte
Reserva de marcha: 40 horas
Caja: acabados satinados, microgranallados y pulidos, oro rosa o blanco con esfera engastado con diamantes talla baguette (44 diamantes – 3,76 quilates)
Esfera: esfera negra con estructura soldada con láser dorada (versión de oro rosa) o esfera azul con estructura soldada con láser plateada (versión de oro blanco)
Fondo de caja: abierto
Hermeticidad: 5 bar
Referencias:
Q5262460 (versión de oro rosa, limitada a 8 piezas)
Q5263480 (versión de oro blanco, limitada a 8 piezas)

Jaeger-LeCoultre Master Control Memovox y Timer

Jaeger-LeCoultre Master Control Memovox y Timer

JAEGER-LECOULTRE PRESENTA DOS NUEVOS MODELOS MEMOVOX DE LA COLECCIÓN MASTER CONTROL, PARA CELEBRAR THE SOUND MAKER

Jaeger-LeCoultre Master Control Memovox Timer q410848j downwave

La pasión por la innovación y el profundo respeto por su legado relojero mueven a Jaeger-LeCoultre, que reinterpreta este año las complicaciones con sonería que han definido una parte de su longeva historia: la repetición de minutos y la alarma Memovox.

A pesar de ser una de las complicaciones más prácticas y mágicas, la alarma continúa siendo sorprendentemente excepcional en la relojería. Desde que Jaeger-LeCoultre presentó su primer Memovox hace 70 años, se ha convertido en una referencia en el universo de los relojes de pulsera con alarma y aparece en relojes diseñados tanto para estilos de vida urbanos como para la práctica de deportes submarinos.

Jaeger-LeCoultre Master Control Memovox Timer q410848j detalle esfera

La historia de Memovox se remonta a finales de la década de 1940. A medida que la economía de posguerra se recuperaba, el mundo experimentó un estallido de energía y creatividad: la tecnología llevó a la creación de nuevas industrias, las ciudades crecieron y el hombre de negocios en movimiento personificó un ambiente de optimismo y confianza.

Jaeger-LeCoultre Master Control Memovox Timer q410848j detalle luminova

Con este telón de fondo, Jaeger-LeCoultre recurrió a su maestría en el ámbito de los mecanismos de sonería para desarrollar un reloj con alarma, una pieza de gran practicidad que parecía perfectamente adaptada a la época. Mientras que el mecanismo de alarma se inspira en la repetición de minutos, el auténtico desafío radica en el martillo, que debe golpear el timbre varias veces a una velocidad muy acelerada.

Una nueva generación con un fondo de cristal de zafiro transparente

Jaeger-LeCoultre Master Control Memovox Timer q410848j detalle trasera

Este año, Jaeger-LeCoultre se inspira en los primeros diseños Memovox de la década de 1950 para presentar el reloj Master Control Memovox de nueva generación, con un estilo contemporáneo, pero sin perder el espíritu práctico y el encanto que definían los modelos originales. Fiel a la tradición de las funciones auxiliares útiles, el nuevo reloj Master Control Memovox Timer incorpora un mecanismo de ajuste de alarma inédito, mientras que el modelo Master Control Memovox confiere un estilo contemporáneo de líneas depuradas al clásico modelo de alarma con fecha.

Jaeger-LeCoultre Calibre 956

Los ingenieros de la Manufactura han revisado exhaustivamente el calibre automático 956 para esta nueva generación de relojes con alarma. Anteriormente, los relojes Memovox tenían un fondo de caja cerrado, al que estaba conectado el timbre de la sonería. Sin embargo, la nueva caja del reloj Master Control cuenta con un fondo de cristal de zafiro transparente que permite al usuario ver el movimiento del martillo. Para ello, fue necesario rediseñar completamente el mecanismo de sonería, que ahora une el timbre al lateral de la caja. Un nuevo rotor esqueletado de oro rosa, con decoración Côtes de Genève en sintonía con el delicado acabado de las platinas de movimiento, muestra claramente el funcionamiento de la sonería. Sin embargo, un importante elemento permanece inalterado: el característico sonido de “campana escolar” de la alarma, que confiere un gran encanto al modelo Memovox.

JAEGER-LECOULTRE MASTER CONTROL MEMOVOX

El nuevo reloj Master Control Memovox presenta el diseño clásico de alarma y visualización de la fecha sobre una esfera plateada tornasolada, en una reinterpretación moderna y aerodinámica de la esfera elegante y depurada del original Memovox de 1950. Los índices aplicados confieren refinamiento y su estilizada forma triangular, sello distintivo de los modelos Memovox de mediados de siglo, se refleja en las agujas Dauphine. El segundero azul aporta un sutil toque de color para animar la paleta de color blanco plateado.

JAEGER-LECOULTRE MASTER CONTROL MEMOVOX TIMER

Para destacar el valor práctico de los relojes con alarma, a lo largo de las décadas, Jaeger-LeCoultre ha incorporado varias funciones útiles a sus modelos Memovox, como el huso horario y la hora del parquímetro. Con el mismo espíritu, sus ingenieros han desarrollado ahora una nueva función práctica: el temporizador.

Esta función permite al propietario ajustar la alarma según el número de horas que deberían transcurrir antes de que suene la alarma (por ejemplo, la duración de una reunión o las horas de sueño en una noche determinada). Asimismo también se puede configurar la alarma de manera tradicional, es decir, en función de una hora específica (como la hora de una cita o un despertador para tomar un vuelo). Los indicadores están sincronizados, de manera que, cualquiera que sea el método elegido para configurar la alarma, el segundo indicador se desplazará automáticamente a la posición correspondiente.

La esfera se compone de anillos concéntricos, en dos tonos de azul con un acabado tornasolado, complementados por un anillo interior con cifras pulidas grabadas en bajorrelieve. En el anillo interior, una pequeña aguja con el logotipo JL en rojo en la punta indica las horas transcurridas hasta la alarma. Ubicado en el borde exterior de este anillo, el emblemático índice triangular del Memovox señala la hora a la que sonará la alarma.

El Master Control Memovox Timer se editará en una serie limitada de 250 piezas.

Los dos modelos Memovox se presentan con una nueva caja Master Control de 40 mm. El diseño hace gala de una elegancia contemporánea relajada gracias a su bisel inclinado, sus dinámicas asas curvadas y una combinación de superficies pulidas y satinadas.

Datos técnicos del Jaeger-LeCoultre Master Control Memovox

Dimensiones: 40 x 12,39 mm
Calibre: movimiento mecánico automático, Jaeger-LeCoultre Calibre 956
Funciones: horas/minutos/segundos, fecha, alarma (función Memovox)
Reserva de marcha: 45 horas
Caja: acero inoxidable con acabados satinados y pulidos
Esfera: esfera plateada tornasolada
Fondo de caja: abierto
Hermeticidad: 5 bar
Referencia: Q4118420

Datos técnicos del Jaeger-LeCoultre Master Control Memovox Timer

Dimensiones: 40 x 12,39 mm
Calibre: movimiento mecánico automático, Jaeger-LeCoultre Calibre 956
Funciones: horas/minutos/segundos, fecha, alarma (función Memovox), indicación horaria (aguja con logotipo JL)
Reserva de marcha: 45 horas
Caja: acero inoxidable con acabados satinados y pulidos
Esfera: esfera bicolor azul tornasolada, cifras grabadas sobre el anillo Memovox
Fondo de caja: abierto
Hermeticidad: 5 bar
Referencia: Q410848J, limitado a 250 unidades

Jaeger-LeCoultre Reverso One. El reverso de estilo femenino

Jaeger-LeCoultre Reverso One. El reverso de estilo femenino

Hace casi 90 años, Jaeger-LeCoultre lanzó un reloj de pulsera destinado a convertirse en un diseño clásico del siglo XX: el Reverso. Su forma y función hábilmente sintetizadas le han convertido en uno de los relojes más reconocibles de todos los tiempos, con un aspecto tan fresco y moderno desde su primera aparición hasta la actualidad.

Jaeger-LeCoultre Reverso One q3288560 lifestyle

Para 2020, La Grande Maison presenta nuevas interpretaciones estéticas de su más admirado modelo para mujer, el Reverso One. Caracterizado, como todos los modelos Reverso, por la fuerza y pureza de la línea derivada del diseño original Art Déco, el nuevo Reverso One puede identificarse por los tres “godrons” de líneas rectas que definen los bordes superiores e inferiores de la caja. Además, introduce colores frescos y un nuevo refinamiento a la colección.

Jaeger-LeCoultre Reverso One Red-Wine

Jaeger-LeCoultre Reverso One q3288560 detalle
Jaeger-LeCoultre Reverso One q3288560 detalle 10
Jaeger-LeCoultre Reverso One q3288560 detalle 9

Con su caja estilizada –un diseño inspirado en el primer modelo de 1931 del Reverso Lady– y “godrons” con engaste de diamantes en grano en los bordes superiores e inferiores de la caja, el Reverso One interpreta la feminidad con un clásico y elegante estilo. Líneas delicadamente dibujadas definen las cuatro esquinas, donde las ligeras y luminosas cifras árabes parecen haber sido dibujadas a mano.

Jaeger-LeCoultre Reverso One q3288560 detalle 8

Para el 2020, esta bella y sobria composición recibe una sacudida de color imponente a través de una nueva esfera de un vivo color rojo vino. Su gran brillo se consigue mediante una aplicación múltiple de capas de laca sobre una sutil decoración guilloché tornasolada, que se complementa con un disco horario blanco y el fresco brillo de la caja de acero pulido. Como toque final, el nuevo color rojo vino del brillante brazalete de piel de aligátor garantiza una combinación perfecta con la esfera.

Jaeger-LeCoultre Reverso One q3288560 detalle 7
Jaeger-LeCoultre Reverso One q3288560 detalle 6
Jaeger-LeCoultre Reverso One q3288560 detalle 5

El sólido fondo de acero del Reverso One constituye un lienzo en blanco, que invita a la propietaria a personalizarlo con un grabado: un mensaje especial, una fecha importante o un diseño a medida. Las posibilidades son infinitas, como las habilidades de los diseñadores y grabadores de la Manufactura Jaeger-LeCoultre.

Celebrando el color del amor y de la energía positiva, el nuevo Reverso One color rojo vino le aporta una feminidad joven y extrovertida a la colección Reverso.

Jaeger-LeCoultre Reverso One q3288560 detalle 4
Jaeger-LeCoultre Reverso One q3288560 detalle 3
Jaeger-LeCoultre Reverso One q3288560 detalle 2

Datos técnicos del Jaeger-LeCoultre Reverso One

Dimensiones: 40 mm x 20 mm x 7,9 mm

Calibre: 657

Funciones: Horas y minutos

Esfera: esfera guilloché lacada color rojo vino

Caja: Acero

Fondo de caja: Cerrado – Espacio libre para grabados

Diamantes: 27 diamantes – 0,3 quilates

Hermeticidad: 3 bar

Referencia: Q3288560

Nuevos Jaeger-LeCoultre Master Control

Nuevos Jaeger-LeCoultre Master Control

JAEGER-LECOULTRE PRESENTA UN NUEVO DISEÑO Y NUEVOS MODELOS PARA SU COLECCIÓN MASTER CONTROL

Jaeger-LeCoultre Master Control Chronograph Calendar q4138420

Desde su presentación en 1992, la colección Master Control de Jaeger-LeCoultre se ha definido por el rigor técnico, la moderación estilística y su constante evolución infundida con el profundo respeto de la Maison por la tradición y la búsqueda constante de la innovación.

En 2020, la Grande Maison vuelve a lanzar la colección, inspirándose en los relojes redondos clásicos de los años 50, como los modelos Futurematic, PowerMatic y Memovox, y añadiendo un toque de estilo del siglo XXI.

En lugar de rendir homenaje a una única referencia histórica, Jaeger-LeCoultre presenta una gama de relojes que incluyen algunas de sus complicaciones más emblemáticas.

Cada elemento de la línea Master Control ha sido rediseñado para la sofisticación urbana. Los diseñadores de Jaeger-LeCoultre han aprovechado y modernizado las características de diseño clásicas de la Maison para crear una estética refinada pero totalmente contemporánea que pone de relieve las complicaciones de la colección. El nuevo diseño de la caja anuncia la introducción de una nueva aleación de oro rosa, Le Grand Rose gold®.

Cuando se lanzó en 1992, la línea Master Control fue la primera de las colecciones de Jaeger-LeCoultre que se benefició de su pionera certificación, la “Prueba de las 1000 horas” (1000 Hours Control, en inglés), que inspiró el nombre de la colección. Este proceso exigente que examina todo el reloj encajado (no solo el movimiento) estableció un nuevo punto de referencia y ha evolucionado continuamente en respuesta a los avances tecnológicos, para seguir siendo uno de los protocolos de prueba más estrictos de la industria relojera.

Es evidente que, con este bagaje y la larga historia de innovación técnica de la Maison, el relanzamiento de Master Control no es simplemente un ejercicio estilístico. Los ingenieros de la Manufactura han revisado exhaustivamente y actualizado los movimientos, aumentando las reservas de marcha hasta 70 horas y mejorando el rendimiento y la fiabilidad general. Como todos los relojes de Jaeger-LeCoultre, los relojes Master Control tienen una garantía de 8 años además de la certificación de la prueba de las 1000 horas.

CÓDIGOS DE DISEÑO ATEMPORAL CON UN GIRO CONTEMPORÁNEO

Jaeger-LeCoultre Master Control Date q4018420 lifestyle

Con su diámetro de 40 milímetros, su bisel inclinado hacia afuera y sus asas curvadas dinámicamente, la nueva caja Master Control irradia una elegancia relajada y discreta, atemporal y absolutamente contemporánea. El cepillado satinado en los lados de la caja se complementa con el bisel pulido, coronas y asas. Abundan los detalles refinados, que incluyen grabados en bajorrelieve en el bisel posterior y un fondo de caja de cristal de zafiro para revelar los movimientos, finamente terminados y decorados.

En las esferas, los diseñadores de Jaeger-LeCoultre han reinterpretado los códigos clásicos de la Maison en un estilo moderno y aerodinámico, para resaltar las complicaciones de cada modelo. Los índices aplicados agregan refinamiento, su forma triangular alargada acompasada por las agujas Dauphine. Uniendo la colección, el cepillado radial hace destacar el color de fondo, blanco y plateado, un segundero central azul agrega un toque sutil de color y, según el modelo, las manecillas azuladas de las subesferas acentúan aún más las complicaciones.

LE GRAND ROSE GOLD® – UNA NUEVA ALEACIÓN DE ORO ROSA

Jaeger-LeCoultre Master Control calendar q4148420 lifestyle 2

La versatilidad de la nueva colección está subrayada por la elección de dos materiales para la caja: acero y Le Grand Rose gold®. Vista por primera vez en la nueva línea Master Control, la nueva aleación de oro rosa tiene un brillo y una profundidad de color notables. La adición de paladio a la fórmula patentada del metal (cuyos detalles exactos siguen siendo un secreto muy bien guardado) protege contra la oxidación y garantiza que el color radiante no se desvanezca con los años.

NUEVAS CORREAS DE CUERO NOVONAPPA®

Jaeger-LeCoultre Master Control Calendar q4148420 lifestyle

Las correas también se han rediseñado para la nueva colección. Para complementar la informalidad atemporal de las cajas de acero, los diseñadores de Jaeger-LeCoultre han elegido el acabado suave y mate del cuero de becerro Novonappa® en bronceado. Producida por la mejor curtiduría de Francia, a través de un proceso de curtido, a base de vegetales, que conserva las variaciones naturales de las pieles, Novonappa adquiere una pátina distintiva con el tiempo. Gracias a un accesorio de asa, Presto Spring, y un sencillo clip para quitar y volver a colocar el cierre desplegable, las correas Novonappa se pueden cambiar rápidamente, sin la necesidad de ninguna herramienta. El clásico cuero de cocodrilo en negro o marrón chocolate le da un encanto más formal a las cajas Le Grand Rose gold®, que también se pueden equipar con correas Novonappa si se prefiere.

CALIBRES ACTUALIZADOS Y NUEVAS COMPLICACIONES

Con el objetivo de mejorar la fiabilidad, la reserva de marcha y el rendimiento a largo plazo, los ingenieros de Jaeger-LeCoultre han revisado y rediseñado exhaustivamente el Calibre 899, el pilar de alto rendimiento de la colección Master Control. Las mejoras, que se han incorporado a toda la gama de calibres Master Control, incluyen un escape de silicio, un barrilete rediseñado y varias mejoras de ahorro de energía.

JAEGER-LECOULTRE MASTER CONTROL CHRONOGRAPH CALENDAR

El modelo principal de la nueva colección Master Control presenta un movimiento recientemente desarrollado, EL Calibre 759, que combina un cronógrafo con una ventana de triple calendario y fase lunar. Reunida por primera vez en un reloj Jaeger-LeCoultre, esta alianza de complicaciones evoca los antiguos vínculos entre la relojería y la astronomía. El nuevo Calibre 759 presenta un cronógrafo de rueda de pilares con embrague vertical, un indicador de fase lunar y una reserva de marcha de 65 horas.

Con un diseño de esfera equilibrado, que combina la familiaridad de dos complicaciones clásicas: un triple calendario y un cronógrafo bi-compax, los diseñadores de Jaeger-LeCoultre han hecho que la lectura de los indicadores sea sencilla e intuitiva a pesar de la complejidad de la información mostrada. El contador de 30 minutos del cronógrafo, a las 3 en punto, está equilibrado por la subesfera de los segundos a las 9 en punto, mientras que las ventanas de día y mes en la parte superior del dial están equilibradas por el indicador de fase lunar y fecha a las 6 en punto. Toda la esfera está anclada por el segundero central del cronógrafo y está contenida por la escala pulsométrica marcada alrededor del borde de la esfera. Como complemento del estilo atemporal del Chronograph Calendar, los pulsadores de cronógrafo, rectangulares, agregan un aire moderno y útil a la bien proporcionada caja de 12.05 mm de espesor, que se ofrece en acero o en Le Grand Rose gold®.

JAEGER-LECOULTRE MASTER CONTROL DATE

Con su paleta de colores blanco plateado, diseño minimalista y detalles refinados, el Master Control Date asienta la nueva colección. Gracias a su delgado movimiento, el Calibre 899, la caja de acero de 40 mm del Master Control Date tiene solo 8,78 mm de grosor. Un pilar de Jaeger-LeCoultre desde su introducción hace quince años, el Calibre 899 se ha actualizado repetidamente para incorporar la última tecnología para mejorar el rendimiento.

Revisado otra vez para la nueva colección Master Control, el Calibre 899 de última generación presenta un nuevo escape y paletas: reconstruidas en una forma ligeramente modificada, están hechas de silicio para minimizar la fricción y, por lo tanto, consumen menos energía. La rueda de segundos centrales ha sido rediseñada para eliminar el temblor; los tornillos de fijación de la rueda oscilante están hechos de titanio altamente resistente, en lugar de acero; y se han utilizado nuevos aceites, específicamente formulados para los nuevos materiales. Para aumentar la reserva de energía a 70 horas, el barrilete fue rediseñado para acomodar un resorte principal más fuerte y más largo sin aumentar la altura de 3,3 mm del movimiento.

JAEGER-LECOULTRE MASTER CONTROL CALENDAR

En las décadas de 1940 y 1950, Jaeger-LeCoultre era famosa por sus movimientos con triple calendario y fases lunares, y el nuevo Master Control Calendar trae esa tradición al siglo XXI. Con una caja de 40 mm x 10.95 mm, se ofrece en acero o Le Grand Rose gold®.

Se conserva el diseño clásico finamente equilibrado de la esfera, con las fechas marcadas alrededor de la periferia, indicadas por una aguja con punta roja, los días y meses mostrados en la parte superior de la esfera, y la fase lunar ubicada en la subesfera de segundos pequeños, en la parte inferior. Pero hay un nuevo giro en la visualización de la fecha: además de actualizar el Calibre 866 con los mismos avances para mejorar el rendimiento hechos al Calibre 899, los ingenieros de Jaeger-LeCoultre han agregado una deliciosa nueva complicación de salto. Cada mes, la manecilla de fecha da un salto de 90 grados del 15 al 16, para no entorpecer la visualización de la fase lunar.

JAEGER-LECOULTRE MASTER CONTROL GEOGRAPHIC

La interpretación única de Jaeger-LeCoultre del reloj de viaje ha sido un rasgo de la colección Master Control desde 1990, muy apreciada por los conocedores. En lugar de indicar sólo la hora de una segunda zona horaria, el Geographic también tiene un indicador de noche / día de 24 horas y, en una abertura en la parte inferior de la esfera, muestra el nombre de la ciudad en relación con la zona. Esto ofrece a los viajeros la opción de configurar la segunda hora por ubicación, en lugar de tener que calcular la diferencia horaria. El dial se adhiere al familiar diseño geográfico, con indicadores de zona horaria equilibrados por la subesfera de fecha y el indicador de reserva de marcha, y las agujas de acero de color azulado que agregan un toque de color para mejorar la legibilidad. Pero ahora, toda la esfera está cepillada de forma radial, contenida dentro de un ancho borde convexo en el que se establecen los índices triangulares alargados. El perfil de cada índice ha sido diseñado para encajar perfectamente con la curva donde el borde se encuentra con la esfera, un desafío para los artesanos de Jaeger-LeCoultre pero totalmente acorde con la atención al detalle de la Maison.

El Calibre 939 de nueva generación aumenta la reserva de marcha del Master Control Geographic a 70 horas, mientras que la caja está disponible en opción de acero o Le Grand Rose gold®.

Inspirada en el pasado y rediseñada en el espíritu confiado del siglo XXI, la nueva colección Master Control combina la creatividad y el profundo conocimiento de la manufactura Jaeger-LeCoultre, donde todos los movimientos mecánicos se realizan internamente. Combinando un estilo atemporal con la relajada elegancia de la vida urbana moderna, está destinado a convertirse en un punto de referencia de la relojería contemporánea.

Datos técnicos del Jaeger-LeCoultre Master Control Chronograph Calendar

Diámetro: 40 mm

Grosor: 12,05 mm

Calibre: movimiento mecánico automático, calibre Jaeger-LeCoultre 759

Funciones: horas / minutos, segundero pequeño, calendario con indicaciones de fecha, día y mes, fases lunares, cronógrafo

Reserva de marcha: 65 horas

Caja: acero inoxidable o Le Grand Rose gold®, acabados satinados y pulidos, fondo de cristal de zafiro

Resistencia al agua: 5 bar

Esfera: acabado plateado radial, índices aplicados

Correa: cocodrilo o becerro Novonappa®

Referencia: Q4138420 (acero inoxidable), Q4132520 (Le Grand Rose gold®)

Datos técnicos del Jaeger-LeCoultre Master Control Date

Diámetro: 40 mm

Grosor: 8,78 mm

Calibre: movimiento mecánico automático, calibre Jaeger-LeCoultre 899 (nueva generación)

Funciones: horas / minutos / segundos, fecha

Reserva de marcha: 70 horas

Caja: acero inoxidable, acabado satinado y pulido, fondo de cristal de zafiro

Resistencia al agua: 5 bar

Esfera: acabado plateado radial, índices aplicados

Correa: becerro Novonappa®

Referencia: Q4018420

Datos técnicos del Jaeger-LeCoultre Master Control Calendar

Diámetro: 40 mm

Grosor: 10,95 mm

Calibre: movimiento mecánico automático, calibre Jaeger-LeCoultre 866 (nueva generación)

Funciones: horas / minutos, segundos pequeños, día, fecha saltante, mes, fases lunares

Reserva de marcha: 70 horas

Caja: acero inoxidable o Le Grand Rose gold®, acabados satinados y pulidos, fondo de cristal de zafiro

Resistencia al agua: 5 bar

Esfera: acabado plateado radial, índices aplicados

Correa: cocodrilo o becerro Novonappa®

Referencia: Q4148420 (acero inoxidable), Q4142520 (Le Grand Rose gold®)

Datos técnicos del Jaeger-LeCoultre Master Control Geographic

Diámetro: 40 mm

Grosor: 10,96 mm

Calibre: movimiento mecánico automático, Calibre Jaeger-LeCoultre 939 (nueva generación)

Funciones: horas / minutos / segundos, fecha, segunda zona horaria, visualización de 24 horas, 24 zonas horarias, indicación de reserva de marcha

Reserva de marcha: 70 horas

Caja: acero inoxidable o Le Grand Rose gold®, acabados satinados y pulidos, fondo de cristal de zafiro

Resistencia al agua: 5 bar.

Esfera: acabado plateado radial, índices aplicados

Correa: cocodrilo o becerro Novonappa®

Referencia: Q4128420 (acero inoxidable), Q4122520 (Le Grand Rose gold®)

Jaeger-LeCoultre Reverso, 85 años revelando lo inesperado

Jaeger-LeCoultre Reverso, 85 años revelando lo inesperado

Revelar lo inesperado…

A la Maison Jaeger-LeCoultre le gusta intensificar lo imaginario y aportar un toque de audacia al savoir faire. Decididamente, el Reverso encarna el deseo de lo inesperado. Con un gesto natural, intuitivo, los dedos hacen pivotar la caja, que revela un mundo sorprendente.

En esta pieza icónica, el anverso es el reverso. En el reverso se expresan los oficios artísticos inauditos que se practican en la Manufactura, como el grabado, el engaste o el esmaltado, para responder a todos los deseos, simples o sofisticados. El lugar en el que se despliegan el savoir faire relojero de la Maison y su inventiva sin límite, que adopta la forma de una segunda esfera en los modelos Duetto y Duoface.

Desde 1931, fecha de su creación, la emoción no desfallece. La fascinación permanece intacta, año tras año, ante esta incontestable manifestación de estilo. Con sus líneas puras, casi discretas, el Reverso es un pilar de la elegancia, común a todas las generaciones y culturas del mundo.

‘‘Para conmemorar su 85 aniversario, deseamos ofrecer una nueva lectura del Reverso, para que cada persona reconozca de entrada la colección que le corresponde y el modelo destinado a ser suyo. Es precisamente por ello que decidimos realizar una respetuosa evolución de este reloj legendario presidida por los siguientes imperativos:
preservar la personalidad de este reloj de excepción, que concentra el talento de nuestra Manufactura, así como su elegancia y su espíritu contemporáneo;
clarificar las colecciones, creando tres expresiones estilísticas, Reverso Classic, Reverso Tribute y Reverso One, con universos y aspiraciones bien distintas;
estructurar los tamaños, (proponiendo tres opciones: small, medium y large);
introducir un movimiento automático en numerosos modelos de la línea Reverso Classic para ofrecer un verdadero confort de uso;
y, por último, invitar a cada persona a imaginar su propio reloj a través del Atelier Reverso.
Esta ha sido nuestra misión. Hoy nos sentimos orgullosos de desvelarles el resultado’’. Daniel Riedo, CEO de Jaeger-LeCoultre.

LA COLECCIÓN REVERSO CLASSIC

El Reverso Classic posee un estatus icónico que lo caracteriza, al tiempo que lo dota de una reconfortante seducción. Es como un rostro amado, mil veces admirado, pero que siempre da placer poder contemplar. Su inspiración Art Déco, su caja geométrica, sus molduras, sus números arábigos rectos y el tren de ruedas de su minutería se divierten con el transcurso del tiempo y con el cambio de las modas. Insensible a los caprichos e inaccesible a las
fluctuaciones, el Reverso Classic saca su fuerza de la proporción entre la altura y la anchura de su caja, que se inspira en la tradición pitagórica, nacida en la Antigüedad.

Los modelos Reverso Classic, que se ofrecen en tres tamaños –small, medium y large– encajan tanto en un vestuario masculino como femenino. Son más que un simple accesorio: transmiten elegancia y confianza en uno mismo. Las asas de la caja, replanteadas, son más finas y fluyen mejor sobre la muñeca. La decoración perlada sobre la base expresa con sutileza el refinamiento del reloj. La esfera negra y blanca del anverso, común a todos los modelos de la colección Reverso Classic, presenta una tenue textura guilloché en el centro y un delicado cepillado vertical en el exterior.

Más allá de los detalles que rinden tributo a sus códigos clásicos, el Reverso ofrece un verdadero contenido relojero, que se manifiesta en la voluntad de introducir un movimiento mecánico de carga automática en la mayoría de modelos de la colección Reverso Classic, algo que responde a las exigencias de funcionalidad y confort del modo de vida actual. Por tradición se asocia el Reverso al movimiento mecánico de cuerda manual. Sin embargo, Jaeger-LeCoultre, que cultiva con alegría el gusto por el desafío, siempre ha deseado conciliar dos aspectos opuestos: las complicaciones con la simplicidad de uso, lo útil con lo agradable. La concepción de un movimiento automático adaptado a las restringidas dimensiones de la esfera rectangular del Reverso movilizó el talento de los equipos de la Maison.

Jaeger-LeCoultre Reverso Classic

El reverso del Reverso Classic, propuesto en acero y en tres tamaños diferentes, constituye un espacio privilegiado para dar libertad a su imaginación, por ejemplo mediante un grabado. Con un minucioso gesto delicado, revela lo que se desea decir de uno mismo. O conserva un secreto, bien guardado, protegido por la base del reloj.

Jaeger-LeCoultre Reverso Classic Large Duoface

En el modelo Classic Large Duoface, presentado en acero u oro rosa, lo inesperado puede adoptar la forma de una segunda esfera que indica un segundo huso horario. Gracias al principio de la reversibilidad, la Manufactura ha concebido y realizado movimientos capaces de controlar las indicaciones visualizadas en dos esferas distintas. A día de hoy, este invento sigue siendo exclusivo de la Grande Maison.

En la esfera cepillada y guilloché del anverso destaca a las 6 horas un indicador día/noche. En el anverso, la esfera negra con acabados “clous de Paris”, de donde se desprenden amplios índices acuñados, luce la expresión “home time”. En lugar del tradicional dígito 12, el ancla que simboliza Jaeger-LeCoultre domina esta composición soleada, que contrasta con la linealidad del anverso del reloj. La segunda esfera presenta también otro efecto sorpresa: en su centro revela la presencia discreta pero tangible de la masa oscilante, que evoluciona libremente.

Jaeger-LeCoultre Reverso Classic Duetto

Este reloj merece ser contemplado, llevado y dominado. En sus dos tamaños, small y medium, en oro rosa o acero, realza cualquier muñeca. Con sus dos esferas –anverso y reverso– y un doble juego de agujas animado por un solo movimiento, seduce por su elegancia atemporal. En el reverso, la esfera negra se presenta con un puro estilo Art Déco, enaltecido por dos hileras de diamantes que cortejan las horas nocturnas.

El Reverso Classic se aprecia por sus cualidades, que surcan el tiempo con una elegancia que se renueva sin cesar. Son el fiel reflejo de la atención que la Manufactura Jaeger-LeCoultre concede a las mujeres y los hombres que le otorgan su confianza.

LA COLECCIÓN REVERSO TRIBUTE

La inspiración del Reverso Tribute procede del corazón mismo del savoir faire relojero de Jaeger-LeCoultre, como queda de manifiesto en los relojes Reverso con grandes complicaciones, como el Tourbillon y el Gyrotourbillon®. Este último forma parte de la colección Hybris Mechanica®, muestra de la inventiva de la Maison.

Su público está compuesto por ávidos y apasionados conocedores, no solo del contenido relojero, sino también de su corolario estético. Los rostros de esta colección se inspiran en los modelos originales inscritos en el patrimonio de la Maison. Desde su lanzamiento, estos modelos causan sensación e inspiran sin cesar a la Manufactura. El espíritu de “1931” le da un toque vintage realmente audaz, ya que los relojes de la época muestran con confianza
esferas color chocolate, azul e incluso rojo, para gran satisfacción de los coleccionistas.

Generoso en materia de complicaciones e innovaciones, el Reverso Tribute marca la diferencia con una caja dotada de proporciones ideales, esferas coloridas de textura ligeramente granallada, agujas estilo dauphine, índices aplicados a mano y, para colmo del refinamiento, una base decorada con un hermoso acabado soleado.

Todos los modelos Reverso están animados por un movimiento mecánico de cuerda manual y se benefician del concepto Duoface con indicador día/noche. Un discreto gatillo, integrado en la caja a la altura de las 6 horas para preservar su estética, permite el ajuste del segundo huso horario.

Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Duoface

El Reverso Tribute Duoface posee una presencia discreta pero firme. Con su caja de acero y sus índices de color azul, adopta un aspecto contemporáneo. Su tamaño intermedio expresa una estética pura y sofisticada. Por el lado del anverso su esfera está ligeramente granallada para darle ese relieve que los apasionados connoisseurs reconocen con un simple vistazo. Está animado por un segundero pequeño de forma redonda y lleno de carácter. Cuando el
dedo hace pivotar la caja, el reloj se presenta bajo un nuevo día, revelando una faceta más atrevida de su personalidad. El color azul entra en resonancia con los códigos del Reverso. Dicta otro tempo. Más rico, más contundente.

Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Calendar

Más complejo, el Reverso Tribute Calendar ofrece una representación muy equilibrada del savoir faire de la Maison. Por un lado presenta una función tradicional, el calendario completo, y por otro una función única del Reverso, el Duoface. La expresión gráfica del anverso desprende una intensa sofisticación, cuya culminación es una fase de la luna martillada. Esta cautivante indicación de las fases de la luna se completa por el reverso con un indicador día/noche opulento coronado con un pequeño triángulo que facilita su lectura. La esfera gris antracita está finamente guilloché y luce un
acabado “clous de Paris”. Se conjuga con la elegancia del oro rosa de la caja. Los conocedores distinguirán entre todos este Reloj Reverso Tribute Calendar, animado por el calibre JaegerLeCoultre 853.

Todos los modelos Reverso cumplen la misma misión: encarnar una forma de sabiduría relojera que cultiva el gusto por la belleza, la exactitud y la reflexión. Da igual que sea un Reverso Classic o un Tribute: todos están impregnados de la penetrante temática elegida para 2016. Cuando lo inesperado se une con la perspicacia del contenido técnico y estético, cuando la sorpresa se funde con la naturaleza misma del tiempo, es momento de saborear y
maravillarse.

Jaeger-LeCoultre Reverso Classic

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

MOVIMIENTO
Small
• Cuarzo, Calibre Jaeger-LeCoultre 657
• 43 piezas
• 2,15 mm de altura
Medium & Large
• Mecánico de carga automática, Calibre Jaeger-LeCoultre 965
• 197 piezas
• 28.800 alternancias por hora
• 38 horas de reserva de marcha
• 30 rubíes
• Diámetro: 20 mm, 4,02 mm de grosor

FUNCIONES
• Anverso: horas, minutos

CAJA
• Acero
• Hermeticidad: 3 bar
Small
• Dimensiones: 34 mm x 21 mm
• Grosor: 7,4 mm
Medium
• Dimensiones: 40 mm x 24,4 mm
• Grosor: 9,00 mm
Large
• Dimensiones: 45,6mm x 27,4mm
• Grosor: 9,70 mm

ESFERA
• Dígitos transferidos
• Plateada, cepillada vertical y guilloché

AGUJAS
• Bastón, azuladas

BRAZALETE
Small
• Piel de aligátor negro con hebilla desplegable de acero de 14 mm
• Brazalete de metal de acero
Medium
• Piel de aligátor negro con hebilla desplegable de acero de 16 mm
Large
• Piel de aligátor negro con hebilla desplegable de acero de 18 mm

REFERENCIA
Small
• Con pulsera de piel: Q2618430
• Con brazalete de metal: Q2618130
Medium
• Con pulsera de piel: Q2538420
Large
• Con pulsera de piel: Q3828420

Jaeger-LeCoultre Reverso Classic Large Duoface

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

MOVIMIENTO
• Mecánico de carga automática, Calibre Jaeger-LeCoultre 969
• 229 piezas
• 28.800 alternancias por hora
• 38 horas de reserva de marcha
• 30 rubíes
• Diámetro: 20 mm, 4,77 mm de grosor

FUNCIONES
• Anverso: horas, minutos, indicador día/noche sobre 24 horas
• Reverso: doble huso horario

CAJA
• Acero u oro rosa de 18 quilates
• Dimensiones: 47 x 28,3 mm
• Grosor: 11,6 mm
• Hermeticidad: 3 bar

ESFERA
• Anverso: plateada, cepillada vertical y guilloché, dígitos transferidos negros
• Reverso: negro, guilloché clous de Paris, índices blancos

AGUJAS
• Anverso: azuladas, horas, minutos, indicador día/noche sobre 24 horas
• Reverso: dauphines, horas y minutos, doble huso horario

BRAZALETE
• Piel de aligátor negro con hebilla desplegable en acero 18 mm

REFERENCIA
• Acero: Q3838420
• Oro: Q3832420

Jaeger-LeCoultre Reverso Classic Duetto

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

MOVIMIENTO
• 38 horas de reserva de marcha
Small
• Mecánico de cuerda manual, Calibre Jaeger-LeCoultre 844
• 100 piezas
• 21.600 alternancias por hora
• 18 rubíes
• 15,3 mm x 13 mm, 3,45 mm de grosor
Medium
• Mecánico de carga automática, Calibre Jaeger-LeCoultre 968A
• 207 piezas
• 28.800 alternancias por hora
• 30 rubíes
• Diámetro: 20 mm, 4,27 mm de altura

FUNCIONES
• Anverso: horas, minutos
• Reverso: horas, minutos

CAJA
• Acero u oro rosa de 18 quilates
• Hermeticidad: 3 bar
Small
• Dimensiones: 34,2 x 21 mm
• Grosor: 8,7 mm
Medium
• Dimensiones: 40 mm x 24,4 mm
• Grosor: 9,6 mm

ESFERA
• Anverso: plateada, cepillada vertical y guilloché, dígitos transferidos
• Reverso: guilloché negra, dígitos espolvoreados plateados o dorados

AGUJAS
• Anverso: Bastón, azuladas
• Reverso: Dauphines plateadas y doradas

BRAZALETE
• Piel de aligátor negro con hebilla desplegable en acero u oro rosa de 18 quilates
• Brazalete de metal de acero o de oro rosa de 18 quilates

REFERENCIA
Small
• Oro rosa: Q2662130 (brazalete de oro rosa) y Q2662430 (pulsera de piel)
• Acero: Q2668130 (brazalete de acero) y Q2668430 (brazalete de piel)
Medium
• Oro rosa: Q2572120 (brazalete de oro rosa) y Q2572420 (pulsera de piel)
• Acero: Q2578120 (brazalete de acero) y Q2578420 (brazalete de piel)

Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Duoface

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

MOVIMIENTO
• Mecánico de cuerda manual, Calibre Jaeger-LeCoultre 854A/2
• 180 piezas
• 21.600 alternancias por hora
• 45 horas de reserva de marcha
• 21 rubíes
• 17,20 mm x 22 mm, 3,8 mm de grosor

FUNCIONES
• Anverso: horas, minutos, segundero pequeño
• Reverso: doble huso horario, indicador día/noche sobre 24 horas

CAJA
• Acero
• Dimensiones: 42,8 mm x 25,5 mm
• Grosor: 9,15 mm
• Hermeticidad: 3 bar

ESFERA
• Índices aplicados a mano
• Anverso: opalina granallada, índices azules
• Reverso: guilloché clous de Paris azul, índices plateados

AGUJAS
• Dauphines
• Anverso: azuladas, horas, minutos, segundero pequeño
• Reverso: plateadas, horas, minutos, indicador día/noche

BRAZALETE
• Piel de aligátor azul oscuro con hebilla despegable en acero 18 mm

REFERENCIA
• Q3908420

Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Calendar

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

MOVIMIENTO
• Mecánico de cuerda manual, Calibre Jaeger-LeCoultre 853
• 283 piezas
• 21.600 alternancias por hora
• 45 horas de reserva de marcha
• 21 rubíes
• 17,20 mm x 22 mm, 5,15 mm de grosor

FUNCIONES
• Anverso: horas, minutos, día, mes, fecha, fases de la luna
• Reverso: doble huso horario, indicador día/noche

CAJA
• Oro rosa de 18 quilates
• Dimensiones: 49,4 mm x 29,9 mm
• Grosor: 12,06 mm
• Hermeticidad: 3 bar

ESFERA
• Índices aplicados a mano
• Anverso: opalina granallada plateada, índices dorados
• Reverso: guilloché clous de Paris gris antracita, índices dorados

AGUJAS
• Dauphines
• Anverso: doradas, horas, minutos,
• Reverso: doradas, horas, minutos, segundero pequeño

BRAZALETE
• Piel de aligátor marrón con hebilla desplegable de oro rosa de 18 quilates 20 mm

REFERENCIA
• Q3912420

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Squelette, la fusión entre el arte relojero y los Oficios extraordinarios (Métiers Rares)

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Squelette, la fusión entre el arte relojero y los Oficios extraordinarios (Métiers Rares)

La ligereza es una manera de ir a lo esencial. Atrevido pero lleno de finura y elegancia. Esa es justamente la sensación que transmite la colección Master Ultra Thin Squelette, compuesta por cuatro relojes que causan sensación y se exponen plenamente a las miradas, prestos a mostrar tanto su interior como su exterior, aquellos espacios íntimos en los que el talento de los maestros artesanos ha obrado para entregar su alma con pasión. Por su belleza, y por el saber hacer que requiere su creación, el Master Ultra Thin Squelette se inscribe en el linaje de la colección Hybris Artistica, encarnación de la creatividad y la unión de los 180 conocimientos de excelencia preservados por Jaeger- LeCoultre bajo su techo. A su vez, el Master Ultra Thin Squelette desea transportarnos al corazón del esqueletizado, donde el arte del vacío se erige como un arte absoluto.

En Jaeger-LeCoultre, lo ultraplano configura una larga tradición desde 1907. La Grande Maison ha elegido asociarlo a otras esferas de excelencia: el esqueletizado, el grabado, el esmaltado y el engaste. Esta alianza es una audaz elección.

Para nutrir la emoción, Jaeger-LeCoultre ha integrado en esta pieza el muy fiable Calibre Jaeger-LeCoultre 849ASQ. Las miradas se infiltran en el corazón de su laberinto, perdiéndose en los meandros de los rodajes, trazando su camino a lo largo de los puentes achaflanados y grabados a mano y llegando hasta los más recónditos e inalcanzables rincones, donde el artesano entra para introducirle su destello. Las miradas acarician también la milimetrada decoración, ejecutada con la mayor precisión y destreza, y quedan cautivadas por un juego de luces característico que solo la pericia de la Alta Relojería puede dibujar.

Para engalanar este hermoso movimiento, Jaeger-LeCoultre imaginó un escenario de las horas y de los minutos que lleva su firma. La armonía y la claridad, auténticos credos de la Grande Maison, están inscritos en el patrimonio genético de cada nueva creación. La Manufactura le ofreció al Master Ultra Thin Squelette un marco recortado en doce zonas, delimitadas por índices realizados en absoluto respeto de la gran tradición relojera. Así, la lectura de la hora es fácil y agradable. Asimismo, el círculo de los minutos que corona el movimiento se desvela como un objeto singular no exento de funcionalidad.

Los Oficios extraordinarios (Métiers Rares®), presentes tanto en el anverso como en el reverso, son la esencia misma de este modelo, presentado en cuatro versiones distintas. Cada reloj Master Ultra Thin Squelette representa un nivel de integración, perfectamente ideado, entre diseño, arte relojero y saber hacer excepcional.

El Master Ultra Thin Squelette y el arte del esmalte

El esmalte es un arte. Es el arte del color que nace del fuego, que le da su intensidad única y su inmutabilidad ante el paso del tiempo. Idear el esmalte para ornamentar el Master Ultra Thin Squelette supuso un desafío importante, ya que combinar esta técnica tan delicada con el esqueletizado del movimiento y además en una caja ultraplana de 3,6 mm de grosor es una verdadera proeza. El oro blanco, o rosa, se debe guillochear previamente con un motivo que aporta un cierto ritmo a la estética global del reloj. Seguidamente el artesano coloca el esmalte a flor de esfera y procede a realizar las etapas sucesivas de cocción, que revelan la tonalidad elegida: un azul profundo, con pigmentos fuertes para la versión en oro blanco, o un marrón glacé, que se armoniza maravillosamente con el oro rosa de la caja. El fondo esmaltado reproduce en espejo el diseño secuenciado de las zonas de las horas, destacadas por la fuerza del color. Estos dos modelos se proponen en series limitadas de cien piezas, que marcan un territorio de expresión contemporáneo y con una firme personalidad.

Master Ultra Thin Squelette y el arte del engaste y del grabado sobre nácar

Nácar y diamantes en un reloj masculino. ¡Qué idea más atrevida! La precisión y la personalidad de esta pieza se aprecian desde el momento en que el reloj se posa sobre la palma de la mano. En ese preciso instante resulta evidente que el hilo conductor del Master Ultra Thin Squelette engastado es su fulgor. Para empezar, se aprecia la luz que corre sobre los componentes del reloj, grabados o elaborados con una gama de acabados que crean sutiles contrastes. Luego se perciben el nácar y sus reflejos tornasolados. Cada compartimiento de las horas está decorado con nácar natural blanco, grabada a mano para darle una textura especial a esta materia delicada. Por un efecto cinético, esta técnica también aporta ritmo a la esfera. Por último, el fuego de los diamantes del bisel, de talla brillante, confirma la refinada sofisticación de esta pieza de excepción. Todas las superficies del reloj Master Ultra Thin Squelette engastado fascinan. Sobre su caja de 38 milímetros de diámetro y un grosor de solo 4,7 milímetros, la fina banda de la carrura también está grabada a mano. Por último, el fondo del reloj ofrece una réplica idéntica del rostro del reloj. En él encontramos también las zonas de las horas, decoradas con nácar grabado, que componen un aura en torno al movimiento esqueletizado visible a través del cristal de zafiro. El Master Ultra Thin Squelette engastado se presenta en versión de oro blanco con un espíritu gráfico, o en oro rosa con matices cálidos. Cada modelo se propone en serie limitada de cien piezas.

FICHA TÉCNICA del Master Ultra Thin Squelette

Movimiento

Movimiento mecánico de cuerda manual,
Calibre Jaeger-LeCoultre 849ASQ
33 horas de reserva de marcha
119 piezas
19 rubíes
1,85 mm de altura

Esfera

Esqueletizada, esmaltada – o esqueletizada, nácar grabado

Agujas

Hojas

Funciones

Horas, minutos

Caja

Oro rosa
Oro rosa engastado con diamantes talla brillante
Oro blanco
Oro blanco engastado con diamantes talla brillante

Brazalete

Piel de aligátor, hebilla de hebijón

Referencia

Q13425SQ
Q13435SQ
Q1342501
Q1343501

Rendez-Vous de Jaeger-LeCoultre Una colección de relojes muy femenina que responde a todas las expectativas.

Rendez-Vous de Jaeger-LeCoultre Una colección de relojes muy femenina que responde a todas las expectativas.

Símbolos del tiempo, los cronógrafos, las fases de la luna y otros calendarios, que durante mucho tiempo suscitaron un entusiasmo muy masculino, hoy ya no son un misterio para las mujeres atraídas por la tecnicidad de las complicaciones. En 2012, con su experiencia relojera ancestral, la Manufactura Jaeger-LeCoultre se dedicó a responder a las expectativas de este nuevo público conocedor. Su deseo se ha hecho realidad con una nueva colección que ofrece una simbiosis ideal entre bella relojería y feminidad. Así nació el reloj Rendez-Vous.

La seducción de hoy adopta nuevas vías. La belleza se construye con el tiempo y no contra él. Concebido y desarrollado con esta filosofía, el reloj Rendez-Vous ofrece sus trazos únicos para encarnar a la mujer contemporánea. Para ella, Jaeger-LeCoultre ha elegido dotar a la colección con todas sus innovaciones desarrolladas en el seno de la Manufactura del Valle de Joux. Cada avance técnico, cada sorprendente funcionalidad, enriquece el corazón relojero de esta colección con una estética intensamente refinada.

El nacimiento de una línea emblemática

La génesis del reloj Rendez-Vous se inspira, ante todo, en los códigos clásicos de la Manufactura, cuya esencia ha logrado extraer para magnificar la carrera del tiempo. El Rendez-Vous posee el vocabulario y la gramática de aquellos años que atribuyeron una gran importancia al estilo denso y puro. Los tan característicos dígitos de las horas han estirado su silueta contemporánea para conferirle una elegante seguridad al rostro del reloj. Las miradas se sienten irresistiblemente atraídas por el motivo guilloché realizado según la tradición ancestral de este arte decorativo. El Rendez-Vous reserva la finura de su ornamentación a aquellos que se acercan lo suficientemente a su esfera para abrazar con la mirada la sutileza de su dulce relieve.

La estética de esta colección constituye un vínculo entre el saber hacer artesanal de la Grande Maison y su libertad de creatividad. El punto de equilibrio se alcanza cuando, paradójicamente, el tiempo no tiene control sobre el reloj. Tan expresivo y fácil de reconocer entre los demás, cada nuevo reloj Rendez-Vous tiene el poder de sorprender mientras tranquiliza a quien lo descubre.

Relojero, de espíritu y de corazón

La graciosa y elegante silueta del Rendez-Vous atesora un movimiento mecánico de carga automática que palpita con regularidad y sin fallas, y cuya masa oscilante se puede admirar a través del cristal de zafiro del fondo de la caja. El movimiento desvela maravillosos acabados, realizados con el mayor respeto de la más pura tradición de la Alta Relojería. Sin ostentar, estos refinados detalles aportan un toque de sofisticación al reloj.

Para Jaeger-LeCoultre, inventar es un credo. Desde las funciones más tradicionales hasta las complicaciones más prestigiosas, sin olvidar las innovaciones que requieren muchos años de investigación en el seno de la Manufactura, la creatividad relojera de Jaeger-LeCoultre se manifiesta en la línea Rendez-Vous. Sin compromisos, pero con una sola exigencia: armonía entre estética, funcionalidad y proezas técnicas.

Un reloj para vivir

Cómplice de los días y de las noches, el reloj Rendez-Vous pone en escena la vida cotidiana con un dominio y una confianza fascinantes. Para las mujeres activas, la legibilidad de la visualización es esencial. Todas y cada una de las informaciones que destila el reloj al ritmo de sus distintos modelos se proponen bajo un ángulo de funcionalidad y de placer. El indicador día y noche, junto con su delicada puesta en escena, o las fases de la luna permiten vivir al ritmo del astro más femenino. Ya se trate de la ergonomía de un pulsador que se activa delicadamente o del brazalete ajustable a la perfección, la inquietud por el detalle solo tiene un objetivo: asegurar la ósmosis entre el reloj y la mujer que lo lleva.

JAEGER-LECOULTRE Y LAS MUJERES, UN AMOR ETERNO

Para una mujer, llevar un reloj es todo un arte, y esto desde el siglo XVI. En colgante, anillo o en pendiente, acompañada de su llave en la extremidad de una cadena, la joya relojera firma su pertenencia a la más elevada condición.

Jaeger-LeCoultre siempre ha otorgado una atención muy particular a las creaciones femeninas, no solo a su estética sino también a su mecanismo. Este interés muy real se manifiesta desde la década de 1880, cuando la Manufactura desarrolló los primeros movimientos redondos de muy pequeño diámetro, entre los que destaca el Calibre LeCoultre 7HP. Este movimiento instrumenta relojes preciosos, esmaltados y muchas veces engastados con diamantes y perlas, que se llevan en torno al cuello.

El siglo XIX fue testigo del nacimiento del reloj de pulsera. Tras la llegada de los trajes sin mangas del Directorio y del Imperio, que desvelaban brazos y muñecas, los joyeros visionarios tuvieron la brillante idea de decorarlos con joyas y ceñirlos con delicadas piezas. Algunos integran un mecanismo relojero. De este estilo nació una revolución. El reloj de pulsera, que inicialmente era una especialidad femenina, muy pronto sedujo al público masculino, convirtiéndose, sobre todo, en un vector de la expresión de la personalidad. Accesorio por excelencia, el reloj de pulsera es esencial y desvela todo de la persona que lo lleva.

Rendez-Vous Ivy, la belleza eterna de la relojería

La colección Rendez-Vous de Jaeger-LeCoultre se inspira en una trinidad que la hace singular: en cada reloj se dan cita una estética clásica, un corazón relojero dotado de una o varias complicaciones y unos elementos artísticos exclusivos e insólitos que le aportan el toque de gracia. Para sus recientes creaciones, la Grande Maison ha elegido además un elemento estético y simbólico común: la hiedra. Su presencia abre las puertas de una tierra de abundancia, de una prosperidad reservada a los reyes y grandes de este mundo.

Un simbolismo apasionante

Con sus hojas que nunca palidecen y su vigorosa arborescencia, la hiedra emana una vitalidad que en numerosas culturas encarna la idea de lo eterno. Su resistencia se ha asociado a una forma de amor indestructible, capaz de superar todas las pruebas a las que nos somete la vida. Y es que la hiedra, siempre inmutable, pervive a lo largo de las épocas con una singular obstinación.

En la Antigüedad clásica, su hoja carnosa sirvió de inspiración para representar el corazón, órgano de la vida y sede de las pasiones. Se trenzaron con ella coronas que ciñeron las cabezas de los atletas. En Roma, también se empleó en las representaciones de los sabios y eruditos. Emblema de lealtad, fidelidad y reconocimiento, ejerce desde entonces una potente seducción, que se manifiesta en la decoración de todos los estilos y épocas.

Ornamentación universal

La hiedra ha inspirado con fervor la creación. Encontramos sus arabescos vegetales en los manuscritos ilustrados de la Edad Media. Luego, desde el Barroco hasta el Rococó, se adopta para ornamentar frisos. Poco después, se presta al sorprendente estilo de decoración de la época victoriana, ornamentando los papeles pintados de las casas señoriales en las que destacan las lámparas Tiffany. En orfebrería, los temas naturalistas son el esplendor del Art Nouveau, y la hiedra forma parte de esta decoración.

En el patrimonio de Jaeger-LeCoultre, sus rasgos se muestran por primera vez hacia 1890 en un reloj de bolsillo con fondo esmaltado rojo escarlata decorado con hiedras engastadas con diamantes. En esta creación, la hiedra no solo rinde tributo a la opulencia con las tiaras reales de las cabezas coronadas, sino que también se expande en una profusión de gemas preciosas con su fuga característica. En 2008, la Grande Maison se inspiró en ella para crear un aderezo extraordinario, editado en una pieza única en la que una hiedra de apariencia increíblemente realista se convierte en la preciosa alegoría del glamour.

RENDEZ-VOUS IVY TOURBILLON, EL PLACER DE UNA COMPLICACIÓN EMBLEMÁTICA

El tourbillon, un actor magistral

Menos de un año después del lanzamiento del Rendez-Vous Ivy Minute Repeater, que sedujo por el encanto de su melodía pura y femenina, la magia vuelve a hacer acto de presencia con una complicación emblemática de Jaeger-LeCoultre. En esta nueva creación, el tourbillon expone la mecánica de altos vuelos con su jaula móvil, que efectúa una vuelta por minuto sobre sí misma con independencia de la posición adoptada por la muñeca, compensando así las variaciones de marcha del reloj ocasionadas por la gravedad terrestre.

Las miradas, atrapadas por sus cautivadoras revoluciones, convergen irresistiblemente en el tourbillon. La apertura sobre esta complicación relojera emblemática luce una destellante hilera de diamantes que forman una delicada diadema. La hiedra, auténtica protagonista de la escena, también impulsa el tourbillon para eclosionar sobre la esfera.

Una esfera con un encanto bucólico

Como una guirnalda cuyo corazón sería el tourbillon, las hojas de hiedra se despliegan en volutas. A la altura de las 3, las 6 y las 12, la arborescencia culmina en los dígitos de las horas, tan característicos de la colección Rendez-Vous. Se desprenden como las graciosas flores de un bouquet estilizado.

Esta pieza luce dos tipos de guilloché. Uno clásico en la superficie de la esfera y otro con un efecto vegetal, que reproduce las nervaduras de la planta. Para sublimar la complicación, Jaeger-LeCoultre eligió una tonalidad ciruela, sumamente elegante y contemporánea, que se conjuga con una decoración estilo encaje orgánico. Este color, destacado por un esmalte translúcido, se ilumina por debajo del destello del engaste del bisel, de las asas y de la corona. Para consagrar la sofisticación de esta pieza realizada en oro blanco, la banda de la carrura, así como una parte de la hebilla del brazalete, también están engastadas. El Rendez-Vous Ivy Tourbillon está animado por el Calibre Jaeger-LeCoultre 978, que ofrece el confort de uso de un movimiento de carga automática. Además, sus 39 mm de diámetro lo convierten en un reloj muy agradable de llevar.

Cada nuevo día permite redescubrir con felicidad la decoración estilo hiedra del Rendez-Vous Ivy Tourbillon y su mensaje de afección eterna. Esta es la deliciosa promesa de esta nueva creación.

RENDEZ-VOUS IVY SECRET, EN TRAJE DE GALA

Una primicia para la colección Rendez-Vous

Himno a la mujer, la colección Rendez-Vous explora los distintos rostros de aquellas que trazan su camino con pasión. El acabado de cada modelo permite variar los placeres y aprehender los matices de una personalidad. Una complicación sabia y fácil de llevar. Y un oficio exclusivo, delicado y sutil. Con esta nueva obra, Jaeger-LeCoultre propone un traje de gala que se ofrece a las miradas como una creación preciosa y enigmática. El Rendez-Vous Ivy Secret es el primer reloj-joya de la colección femenina de Jaeger-LeCoultre y tiene la apasionada vocación de ayudar a deslumbrar a la mujer que lo leve.

Inspiración Alta Joyería

Esta pieza de excepción se inspira en la estética de un reloj perteneciente al patrimonio de Jaeger-LeCoultre, que en el momento de su creación, en los años sesenta, impresionó por la suntuosidad de su engaste. Hoy vuelve con los rasgos de la colección Rendez-Vous, con una intención más gráfica que la del reloj original. El Rendez-Vous Ivy Secret alcanza el punto de equilibrio entre el encanto de una joya antigua de colección y la fuerza de expresión de una creación contemporánea.

Tres tipos de diamantes –talla brillante, baguette y marquesa— perfilan sobre la tapa ligeramente abombada una flor, dotada de una belleza infinita, que parece estar plasmada tras el cristal. El talento del engastador se puede apreciar en la manera en que enaltece cada uno de los 304 diamantes que ornamentan el Rendez-Vous Ivy Secret y multiplica el destello de las gemas eternas. Este trabajo no solo requiere de mucha reflexión, sino también de un gran dominio técnico. El maestro artesano compone con el brillo de cada piedra, que se une al conjunto y lo realza, para finalmente crear un paisaje de luz. Llevar en la muñeca el Rendez-Vous Ivy Secret se convierte entonces en una experiencia única. El reloj se ilumina al ritmo de cada movimiento y parece estar dotado de vida propia cuando refleja sutilmente hasta el más mínimo rayo de luz.

Silencio… ¡es un secreto!

Como una confidencia, o un secreto que se desvela con mucho pudor, la tapa del reloj se abre para entrever la hora sobre la esfera. Entonces descubrimos los códigos de la línea Rendez-Vous: los dígitos arábigos estirados que se alternan con los diamantes sobre la superficie tornasolada del nácar blanco. La esfera con reflejos irisados es una oda a la gracia de los oficios exclusivos e inauditos. Las hojas de hiedra están grabadas y pintadas a mano, para enaltecer el motivo con precisión y poesía. Como en un silencioso fresco, la hiedra queda fijada para siempre bajo el cristal, ajena al paso del tiempo.

El hechizo y el fulgor de esta pieza, que revela la escritura estética de Jaeger- LeCoultre, cautivan las miradas. Así es la visión creativa de la Manufactura, en la que cada detalle desempeña un papel preponderante en la construcción del conjunto. Así, en esta pieza íntegramente realizada en oro blanco, el canto de la caja está grabado con un elegante motivo estilizado. El brazalete, ligeramente rígido para que se ciña perfectamente a la muñeca, está compuesto por una doble hilera de diamantes que iluminan alegremente el pulso. El Rendez-Vous Ivy Secret enlaza la piel presionándola delicadamente, y su recuerdo permanece grabado para siempre.

Como un corazón que encapsula el deseo, el Rendez-Vous Ivy Secret palpita al ritmo de un minúsculo movimiento, creado gracias a la pericia que Jaeger-LeCoultre ha cultivado en materia de miniaturización desde hace más de cien años.

Rendez Vous Ivy Tourbillon

FICHA TÉCNICA

Movimiento:

• Movimiento mecánico de carga automática, Calibre Jaeger-LeCoultre 978.

• 45 horas de reserva de marcha.

• 302 piezas.

• 33 rubíes.

• 7,10 mm de grosor.

Esfera:

• Esmalte translúcido grabado.

Agujas:

• Florales.

Funciones:

• Horas, minutos, segundos, tourbillon.

Caja:

• Oro blanco engastado con diamantes.

Brazalete:

• Satén.

Referencia:

• Q341 34 E3.

Rendez-Vous Ivy Secret

FICHA TÉCNICA

Movimiento:

• Movimiento mecánico de cuerda manual, Calibre Jaeger-LeCoultre 846/1.

• 38 horas de reserva de marcha.

• 93 piezas.

• 18 rubíes.

• 2,90 mm de grosor.

• Encajado: 15,3 mm de diámetro.

Esfera:

• Nácar transferido y pintado a mano.

Agujas:

• Florales.

Funciones:

• Horas-minutos.

Caja:

• Oro blanco grabado a mano sobre el canto.

Brazalete:

• Oro blanco, engastado con diamantes grises.

Referencia:

• Q355 33 07.

Jaeger-LeCoultre y la UNESCO organizan un evento en Nueva York para la promover la preservación de los 47 sitios marinos que aparecen en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO

El 22 de abril, en el 45º aniversario del Día de la Tierra – una fecha simbólica que invita a reflexionar sobre las cuestiones medioambientales de nuestro planeta – Jaeger-LeCoultre y el Programa sobre el Patrimonio Mundial Marino de la UNESCO organizaron un evento especial en la boutique de Jaeger-LeCoultre en Nueva York para destacar la importancia del Parque Nacional de la Bahía de los Glaciares (EEUU), uno de los sitios marinos inscritos en el Patrimonio Mundial Marino de la UNESCO.

Philippe Bonay, el Presidente de Jaeger-LeCoultre en Norte América y Fanny Douvere, la Coordinadora del Programa sobre el Patrimonio Mundial Marino, invitaron a los asistentes y amigos de la marca a vivir la experiencia y el viaje a la Bahía de los Glaciares para descubrir el compromiso de la marca para proteger los 47 lugares marinos que aparecen en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Jaeger-LeCoultre y la UNESCO estrenaron un corto sobre el Parque Nacional llamado The Guardians, que reconoce el trabajo de científicos y colaboradores que ayudan a preservar este lugar. Una exposición fotográfica del galardonado fotógrafo Mark Kelley fue exhibida en la boutique durante la 5ª Semana de la Relojería de Madison Avenue, del 20 al 25 de abril.

“Este evento tan especial en la boutique de Nueva York en la celebración del Día de la Tierra era una oportunidad única para compartir algunos de los resultados que hemos podido lograr gracias a esta asociación. En el transcurso de nuestra cooperación, no sólo hemos duplicado el área marina protegida por la Convención del Patrimonio Mundial.

pero asegurado el primer plan de conservación de 35 años para emblemática Gran Barrera de Coral de Australia, una red mundial de 47 directores que comparten las mejores prácticas y soluciones y un ambicioso plan de trabajo para los próximo años dirigido a conservar el segundo arrecife de coral más grande del mundo (en Belice) de la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro. Nada de esto hubiera sido posible sin el apoyo de Jaeger-LeCoultre y esperamos poder ofrecer muchos más éxitos de la mano a Jaeger-LeCoultre”, explicó Fanny Douvere Coordinadora del Programa sobre el Patrimonio Mundial Marino.

El apoyo que Jaeger-LeCoultre ofrece para la conservación de los sitios marinos del Patrimonio Mundial de la UNESCO es parte de una misión dedicada al mantenimiento
de algunos de los lugares más preciados de nuestro planeta cuya desaparición sería una pérdida irreparable para la humanidad.

Forma parte de la historia de la asociación entre Jaeger-LeCoultre y la UNESCO con #JLCandUNESCO

Unete a la historia de nuestra boutique de Nueva York con #JLCinNYC

Programa Marino del Patrimonio Mundial:

http://whc.unesco.org/en/marine-programme/

Jaeger-LeCoultre continúa su compromiso solidario

Con nuestro planeta en la Bahía de los Glaciares, uno de los sitios marinos inscritos en el Patrimonio Mundial de la UNESCO

Desde 2008, Jaeger-LeCoultre y la UNESCO colaboran activamente para proteger 47 sitios inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Jaeger-LeCoultre brinda su apoyo para la conservación de estos irremplazables tesoros marinos, como parte de su compromiso con la salvaguardia de los más preciosos recursos de nuestro planeta.

Para destacar su compromiso a largo plazo, la Manufactura ha producido un film basado en el Parque Nacional de la Bahía de los Glaciares, ubicado en EEUU, llamado The Guardians.

En él, se celebra la dedicación de los científicos y todas las personas que trabajan de manera efectiva para la conservación de este lugar.

La Grande Maison y la UNESCO han elegido el día hoy, 22 de abril, el 45º aniversario del Día de la Tierra para destacar la asociación y desvelar este video en la boutique Jaeger-LeCoultre de Nueva York. Una fecha muy simbólica que invita a la reflexión sobre los problemas medioambientales.

Una verdadera inspiración para todos los defensores de la preciosa vida marina, este parque fue una elección obvia para Jaeger-LeCoultre. No sólo cobijan algunos de los últimos glaciares y vastos campos de hielo no polares de nuestro planeta, sino que también alberga un bosque espectacular al lado del océano con impresionantes fiordos.

La Bahía de los Glaciares es el hogar de muchos mamíferos marinos como delfines, focas, leones marinos, y varias especies de ballenas, así como las nutrias marinas cuya valiosa piel causado casi su extinción hace varios siglos.

El compromiso de Jaeger-LeCoultre ha aumentado la conciencia entre el público en general de la necesidad de preservar nuestro precioso patrimonio marino. El programa ha ayudado a duplicar la zona marina protegida por la Convención del Patrimonio Mundial y establecer una importante red de administradores de sitios marinos que ponen en común sus esfuerzos y sus buenas prácticas.

El fotógrafo de Alaska y explorador Mark Kelley, quien ha pasado más de 200 días en el Parque Nacional de la Bahía de los Glaciares, se ha unido a Jaeger-LeCoultre y la UNESCO, llevando el reloj Geophysic® 1958, para capturar el ecosistema único de la región y observar los esfuerzos realizados por científicos y gestores de proyectos que trabajan para preservar el sitio.