¿Qué es el pavonado de metales? El pavonado es un proceso mediante el que se da un acabado superficial al acero o el metal, tanto para protegerlo como para proporcionarle una bonita terminación en color azul oscuro o negro, tendencia en muchos relojes deportivos desde hace unos años, por el tono que se obtiene tras este tratamiento. Este proceso también se realiza comúnmente en otros objetos de metal, como armas de fuego, cuchillos, herramientas, tornillos etc. logrando protegerlos de la corrosión y dándoles un aspecto muy atractivo. Hay que indicar que, aunque sí es común el pavonado en relojes, que también es un recubrimiento, el acabado en negro y otros colores que muchas marcas dan a algunas de sus piezas hoy en día es el conocido como PVD (Physical Vapor Deposition), tratamiento mediante el cual se añade una capa mayor sobre el metal mediante un proceso iónico similar al baño de oro.

El pavonado en frío, el que podemos realizar nosotros mismos (ya que en caliente sería necesario un horno especial), es el que mejor calidad, durabilidad y aspecto proporcionará al reloj, aunque requiere de tiempo.

Cómo pavonar acero

El proceso que recomendamos para pavonar acero requerirá desmontar el reloj o las piezas que queramos pavonar, paciencia, una serie de líquidos, un recipiente y algo similar a una rejilla para que las piezas sumergidas en el líquido no entren en contacto con el fondo del recipiente. No es un proceso costoso o caro, ya que los líquidos no tienen un precio muy elevado. El resultado compensa con creces el coste.

Acero pavonado

El acero recibe en este tratamiento una capa de magnetita (Fe3O4), de unas micras de espesor, que le da un tono azulado oscuro realmente singular, protegiendo el metal. Se suele pavonar el acero de bajo índice en carbono, el de más alta calidad.

Pavonar metal. Proceso

Para pavonar un reloj o pieza de metal necesitaremos, primero, limpiar bien la superficie, asegurándonos bien de que no tiene óxido o grasa, para lo que es recomendable el líquido adecuado, sumergir, usando guantes, la pieza unos 5 minutos en el mismo, en un recipiente, frotarla con un paño tras este proceso y limpiarla también después com agua.

Una vez la pieza o piezas están completamente limpias y listas para el pavonado químico, las sumergiremos en el primero de los elementos para pavonar, el líquido acondicionador, diluido en agua según las indicaciones del fabricante, durante 1 minuto. Tras esto, teniendo de nuevo las piezas en agua unos segundos, procederemos a sumergirlas en el líquido pavonador, también durante 1 minuto, no más.

La última parte del proceso, la que más tiempo llevará, requerirá sumergir las piezas en aceite, utilizando la rejilla en el recipiente para que las piezas no toquen el fondo, durante unos 15 minutos. Nos servirá cualquier tipo de aceite. Una vez pasados estos 15 minutos, escurriendo y secando al aire las piezas del reloj o metal tratado, ya lo tendremos pavonado, sólo queda limpiarlo suavemente con un paño de algodón. Comprobaremos que este pavonado en frío casero otorga un buen acabado, y los líquidos utilizados, al ir diluidos, nos servirán para otro día al utilizar poca cantidad. También es recomendable, una vez secas las piezas, aplicarles alguna cera y dejar reposar durante 1 día, asegurando la curación del pavonado por completo. Aunque se trata, en este caso, de un proceso en frío, el mejor resultado se obtiene a una temperatura media-alta del ambiente, de los líquidos y de las piezas, si es posible por encima de los 25 grados.

Mejor pavonador en frío

El pavón en frío más recomendable que podemos adquirir es el kit que te proporciona todos los líquidos, junto con el acondicionador y el pavonador, que también podrás comprar por separado. Una opción fácil para hacerlo en casa, obtendrás un color azulado-negro uniforme y las piezas quedarán protegidas.

Pavonador kit (4 x 250 ml) - Concentrado de pavonado'frío' de inmersión
63 Opiniones
Pavonador kit (4 x 250 ml) - Concentrado de pavonado"frío" de inmersión
  • ¡pavonado fácil para principiantes y profesionales
  • 4 componentes: desengrasante, acondicionador, pavonador y aceite de deshidratación
  • ¡muy productivo!
  • capas negras de pavonado en un santiamén
  • para aceros, hierros y fundiciones