Los Rolex Comex son relojes, modelos tanto del Submariner como del Sea Dweller, entregados a Comex por la marca suiza para una utilidad profesional. Primero veremos algunos datos de esta compañía francesa, especializada en ingeniería y mundo submarino, y luego analizaremos estos ya legendarios y cotizados relojes.

Rolex Sea Dweller 1665 Comex

Rolex Sea Dweller 1665 Comex

Comex

La Compagnie Maritime d’Expertises, o COMEX, fue fundada en Marsella en 1962 por Henri Germain Delauze. En poco tiempo se convirtió en la empresa líder mundial en ingeniería, tecnología e intervenciones subacuáticas humanas o robóticas. En 1964, Comex inició la construcción de su primer Centro de Pruebas Hiperbáricas y en 1968 lo instaló en Marsella, ubicado en el fondo de Riaux, en Estaque, un conjunto hiperbárico de 300 metros y un gran conjunto modular de saturación para estudios fisiológicos. Este último es adecuado para bucear en saturación bajo hidrógeno hasta 800 metros. En cincuenta años, Comex ha realizado más de 5.300 operaciones con más de mil buzos, incluidas casi 2.700 inmersiones experimentales con humanos y más de 400 inmersiones con animales. Tiene récords de inmersiones en el mar a −534 metros (HYDRA 8, 1988) y en cajones a −701 metros (HYDRA 10, 1992).

El Grupo Comex alcanzó su punto máximo en 1981 con una facturación anual de 322 millones de euros, en particular a través de su filial Comex Services, que a su vez tenía numerosas filiales en todo el mundo. Comex disfrutó de una gran notoriedad en los años setenta y ochenta, tanto es así que el mismísimo Leonid Brezhnev pidió visitar la empresa.

En la actualidad Comex ofrece servicios tales como:

  • Ingeniería hiperbárica y diseño de máquinas especiales
  • Pruebas hiperbáricas e hipobáricas en el Centro de Pruebas Hiperbáricas (CEH)
  • Operaciones marinas con los recursos de los buques de investigación oceanográfica (Minibex y Janus)
  • Ensayos de flotabilidad neutra en tanques de ensayo,

así como diseño de tecnologías en sistemas hiperbárico, fabricación de cámaras de oxigenoterapia hiperbárica en hospitales y otros tipos de sistemas industriales. También realiza estudios aerospaciales, como los llamados experimentos de “Bed Rest” en Toulouse, para los que los sujetos debían permanecer acostados durante un mes. Al final de este reposo en cama, los sujetos se enderezaban verticalmente durante la «prueba de inclinación», simulando el regreso a la tierra de los astronautas a una gravedad de 1g, estudios de contención y aislamiento (programa de investigación HYDREMSI) y simulaciones EVA (de Actividad Extra Vehicular, comúnmente conocidos como paseos espaciales).

Historia de Rolex y Comex

La colaboración entre Rolex y Comex, en cuanto a relojes, tuvo lugar entre los años 1970 y 1992, pero continúa a día de hoy, por ejemplo con el tanque hiperbárico desarrollado por la compañía de Marsella específicamente para los relojes Rolex Deepsea.

Lo característico, y la diferencia entre un Rolex Submariner Comex o Sea Dweller Comex y uno de serie regular es el logo de la marca sobre fondo blanco en la esfera y el grabado en la tapa, con la numeración correspondiente a la pieza.

No son series limitadas como tal, sino que se trata de unos pocos relojes de cada modelo que sólo se entregaron a Comex con una finalidad profesional, tanto a buzos como a trabajadores de la empresa, nunca estuvieron a la venta por parte de la marca. Son tan cotizados en la actualidad por esa razón y por su escasez.

A los buzos de Comex, que durante las décadas de 1970 y 1980 centraron el grueso de su trabajo en buceo de profundidad las plataformas petrolíferas, se les hacía necesario un reloj con una válvula de helio, ya que los cristales de los relojes se llegaban a romper en la descompresión al subir a la superficie. Puedes leer más información acerca de la válvula de helio en nuestra entrada sobre la resistencia al agua.

Rolex Sea Dweller 16600 Comex

Un Rolex Sea Dweller 16600 Comex, último Sea Dweller Comex fabricado

Rolex Submariner Comex

Rolex Submariner 5513 Comex

Uno de los modelos de los que menos unidades se fabricaron pero que fue muy utilizado en en inmersiones. Llevaba válvula de helio y montaba el brazalete 9315. Se fabricaron 80 unidades en 1970. Llevaba esfera mate y se cree que es incluso más exclusivo que el 5514, identificándose frecuentemente otros modelos del 5513 como Pre-Comex.

Rolex Submariner 5514

Un reloj histórico, ya que fue el único modelo del Submariner exclusivo para Comex, con válvula de helio. Se hicieron 280 unidades en el año 1972. Montaba ya el brazalete 91350 y el calibre 1520.

Rolex Submariner 1680 Comex

Puede que el más raro de los Rolex Comex, con 60 ó 80 unidades, fabricadas en 1978. Se rumorea que algunas unidades fueron dadas a trabajadores de Comex no buzos, siendo también los primeros en ser vendidos posteriormente.

Rolex Submariner 16800 Comex

Ya con cristal de zafiro, el Submariner 16800 Comex montaba el calibre 3035, tuvo un completo rediseño de la caja y llevaba ya índices aplicados en la esfera. Se hicieron 300 unidades, en 1982.

Rolex Submariner 168000 Comex

Modelo de transición, ya de por sí muy exclusivo, del que se fabricaron 100 unidades Comex en 1988. Algunas esferas de este modelo han tomado un color marrón con el paso de los años. En cuanto al Submariner 168000, fue el primero en utilizar el acero 904L, lo que lo diferencia del 16800.

Rolex Submariner 16610 Comex

El ya histórico Rolex Submariner Date 16610 también tuvo sus modelos Comex, 150 unidades fabricadas en 1986. El Submariner por excelencia, modelo con el periodo más largo de fabricación, montaba ya el calibre 3135 y fue el último Rolex Comex.

Rolex Sea Dweller Comex

Rolex Sea Dweller 1655 Comex

El primer Sea Dweller y primer reloj con válvula de escape de helio, fue uno de los grandes iconos en cuanto a los relojes de submarinismo en los setenta. Realmente bien construido y siendo probablemente el reloj que llevó a Rolex a lo más alto, también tuvo su modelo Comex, en dos versiones, 600 y 610 metros, de los que fueron fabricadas 300 unidades en 1978.

Rolex Sea Dweller 16660 Comex

El famoso Sea Dweller «triple Six», ya con cristal de zafiro y una mejorada resistencia al agua de 4.000 pies o 1.220 metros, tuvo 200 unidades Comex en 1980 y, probablemente, en 1985. Fue el reloj utilizado por 8 buzos para la primera inmersión de prueba del HYDRA VI en Comex en 1986, que estableció un récord de 520 m con hidrógeno durante 33 días. El 16660 Comex, al ser uno de los primeros, montaba esfera mate de índices pintados, aunque también hay otras unidades del otro tipo de esfera, de índices aplicados.

Rolex Sea Dweller 16600 Comex

El ya histórico y último de los Sea Dweller Comex fue uno de los primeros 16600, modelo que tantos años estuvo en producción, con 200 unidades en el año 1992. Los 16600 Comex son muy raros, con pocas unidades.

Comprar un Rolex Comex

Si eres coleccionista y te lo planteas algún día, a la hora de comprar un Rolex Comex hay que tener un cuidado realmente especial y contar con un asesoramiento específico y del máximo valor posible, de personas que conozcan bien el grabado de la tapa, los números de serie correspondientes a los Comex de cada modelo, etc., teniendo en cuenta que son piezas muy falsificadas (sólo se modifica la esfera y dicho grabado en la tapa), y que posiblemente tengamos que pagar entre 100.000 y 400.000 euros por uno de estos relojes tan cotizados.