Seguimos repasando algunos de los relojes vintage de las principales marcas, en esta ocasión, una rareza de Rolex poco conocida. El Rolex Commando es una de esas piezas extremadamente raras de Rolex, si no la que más. Un reloj sinónimo de coleccionismo en cuanto a relojes se refiere. Se trata de un Rolex de 3 manecillas y sin fecha, vendido en escasas unidades a finales de los sesenta, muy similar al Explorer de la época, siendo su referencia la 6429.

La caja, de 34 mm de diámetro, es «Swimpruf Oyster», elaborada a partir de un único bloque de acero inoxidable, hermética hasta 50 metros (165 pies), y monta el brazalete Oyster 7205. Fue el Rolex de precio más económico en aquel momento, destinado exclusivamente al mercado americano, y vendido por «Abercrombie & Fitch» en los Estados Unidos, más en concreto en sus bases militares.

Rolex Commando 6426

Es casi seguro que todos los Rolex Commando tienen un número de serie del tipo 2075xxxx, probablemente todos vendidos en 1969. Dentro del Commando encontramos el Calibre Rolex 1225, de cuerda manual, lo que contribuye a la delgadez de la caja del reloj.

Esfera y agujas del Commando

La esfera de este Rolex es muy bonita y sencilla, en negro mate y con índices 3-6-9 con tritio, así como en las manecillas, y cuenta con la inscripción «Commando» a las 6 en punto.

Las agujas del Rolex Commando son un poco más gruesas que las de otros modelos Rolex sencillos de la época (principal diferencia con el Rolex Explorer), lo que mejora la legibilidad, dentro de las especificaciones del ejército estadounidense para esta referencia, que había de ser sólida y eficiente. Se trata de un reloj austero, simplificado y que no cuenta con certificación de cronómetro COSC.

Rolex Commando 6426 Frontal

Curiosidades del Rolex 6429

Algunos, aunque muy escasos, de estos Rolex Commando se han vendido recientemente en subasta en Christie’s a precios superiores a los 25.000 euros, lo que da una idea de lo codiciado de este reloj, en relación a su precio de venta original.

Hay quien afirma que los Rolex Commando no vendidos en las bases militares fueron posteriormente vendidos, hasta el año 1972, directamente por Abercrombie, teoría que parece 100% acertada, ya que hay anuncios de Abercrombie sobre este modelo y recibos de venta del mismo en 1972.

Tratándose de un modelo tan sumamente raro, siendo sencillo, debe tenerse cuidado con posibles falsificaciones o relojes construidos a partir de cajas Oyster que no corresponden con el modelo, tapa diferente, etc. Hay que tener en cuenta que la caja del Rolex Commando 6429 es ligeramente más ovalada que la del resto de modelos de 34 mm de diámetro, lleva la referencia 6429 entre las asas y también grabada en el interior de la tapa. Básicamente, la caja y las agujas son los elementos diferenciadores del Commando.

Este reloj es el perfecto ejemplo del incremento de precio en un reloj vintage exclusivamente derivado de su rareza, ya que, en sí no es un reloj de un gran valor intrínseco.