Con motivo del Watches & Wonders 2022 que ha comenzado hoy, A. Lange & Söhne ha presentado el Richard Lange Minute Repeater, un repetidor de minutos de edición limitada a 50 unidades. Un precioso reloj con caja de platino y una esfera de tres partes de esmalte blanco.

A. Lange & Söhne Richard Lange Minute Repeater 606.079F

Entre los relojes de pulsera con mecanismos de sonería, los repetidores de minutos son probablemente los más difíciles de crear. En los últimos años, A. Lange & Söhne presentó esta complicación en otros dos modelos.

En 2013, el impresionante Grand Complication marcó el regreso de un repetidor de minutos a la colección, en combinación con otras complicaciones, como son el cronógrafo rattrapante y el calendario perpetuo. Dos años más tarde, el Zeitwerk Minute Repeater introdujo un mecanismo llamativo que hace sonar las horas, los intervalos de diez minutos y los minutos, reproduciendo con precisión la hora mostrada digitalmente.

Con el Richard Lange Minute Repeater, el centro de atención está completamente en el mecanismo de repique, implementado aquí como una singular complicación.

A. Lange & Söhne Richard Lange Minute Repeater 606.079F Detalle esfera y bisel

A. Lange & Söhne Richard Lange Minute Repeater 606.079F Detalle

El reloj monta una caja de platino de 39 mm x 9,7 mm perfectamente proporcionada, con flancos satinados y asas prominentemente abombadas. La corredera, integrada en el lado izquierdo, activa el mecanismo de sonería que marca las horas, los cuartos de hora y los minutos.

Su programa mecánico utiliza dos gongs afinados de manera diferente para tocar 720 secuencias diferentes, una por cada minuto en el ciclo de doce horas.

Las horas suenan más grave, los cuartos de hora suenan con doble tono y los minutos transcurridos desde el último cuarto de hora pueden oírse con un tono más agudo.

Por ejemplo, las 2:52 sonarían con dos tonos bajos, tres tonos dobles y siete tonos altos.

La secuencia ejecutada por los martillos de gong pulidos a espejo mientras golpean los dos gongs que envuelven el movimiento se puede admirar a través del fondo de caja, que lleva un cristal de zafiro.

A. Lange & Söhne Richard Lange Minute Repeater 606.079F Detalle trasera

A. Lange & Söhne Richard Lange Minute Repeater 606.079F Detalle corredera

Un refinado sistema de bastidores, caracoles, palancas y ruedas controla el mecanismo, de 191 piezas. La calidad acústica es excepcional, como cabría esperar de un instrumento musical perfectamente afinado. Los gongs, afinados a mano, y las características acústicas del platino aseguran un sonido limpio y reverberante. En cuanto a los martillos, las cuestiones fundamentales son el material, la forma, el tamaño, el peso, la dureza y, sobre todo, el golpe.

Todos los componentes están cuidadosamente armonizados entre sí por un maestro relojero de la marca. Esto requiere múltiples desmontajes, reelaboración, montaje y, finalmente, pruebas. Gran parte del tiempo de fabricación se dedica a perfeccionar el sonido.

Tres de las soluciones técnicas utilizadas son particularmente innovadoras:

  1. El mecanismo de repique tiene una función de eliminación de pausa que salta la pausa común entre la hora y el minuto cuando no se debe tocar el doble tono durante los cuartos de hora en los primeros 14 minutos después de la hora.
  2. Para evitar daños en el mecanismo de sonería, un dispositivo de seguridad impide la activación de la repetición de minutos mientras se extrae la corona. Además, la corona no se puede sacar cuando el mecanismo de sonería está activo.
  3. El bloqueador de martillos, patentado, hace que los martillos permanezcan en su posición inicial durante una fracción de segundo después de que se hayan tocado los gongs. De esta forma, los martillos no pueden rebotar y volver a golpear los gongs.

Elaborada internamente, la esfera, de esmalte blanco, tiene un núcleo de oro macizo y está hecha en tres partes: el anillo exterior, la parte central y la esfera secundaria de los segundos, hechas a mano individualmente en un elaborado proceso antes de unirlas.

El radiante fondo blanco hace que las manecillas de acero azulado térmicamente destaquen, siendo perfectamente legibles. Las inscripciones impresas, incluidos los delgados números romanos, la escala de minutos de la circunferencia periférica, de tipo vía de ferrocarril, y el segundero pequeño a las seis en punto, están grabados a fuego en la superficie. Una fina línea roja a las 12 en punto añade un toque de color.

Visible a través del cristal de zafiro transparente, el Calibre L122.1, de cuerda manual, se ensambla a mano con los más altos estándares de Alta Relojería, con rasgos típicos como la platina de tres cuartos hecha de plata alemana sin tratar y decorada con nervaduras de Glashütte, el volante, finamente grabado, y seis joyas con engastes en chatones de oro pulido, cuatro de los cuales van asegurados con tornillos azulados térmicamente. El tren de engranajes de la cuerda manual, decorado con solarización, queda visiblemente integrado en la placa.

Los martillos de los gongs están acabados con pulido negro, y los gongs doblados manualmente también están pulidos. Todos los puentes del mecanismo de repique van combinados visualmente con la solarización.

El puente sobre el regulador centrífugo, el componente que da ritmo al mecanismo de percusión, está esqueletizado. Las grandes aberturas revelan el componente más dinámico del movimiento: equilibrado con dos pesas de oro pulido a espejo, el gobernador centrífugo gira a una velocidad de más de 2.000 revoluciones por minuto cuando el mecanismo de percusión está en marcha. Esto garantiza la cadencia uniforme de los golpes.

Latiendo a una frecuencia de 21.600 alternancias por hora (3 Hz), este movimiento, de 415 partes, garantiza una reserva de marcha de 72 horas.

Combinado con una correa de piel negra cosida a mano con hebilla desplegable de platino, el A. Lange & Söhne Richard Lange Minute Repeater ref. 606.079F es una edición limitada de 50 relojes, disponibles a través de las boutiques de la marca. El precio está disponible bajo consulta a la marca.