Un elegante reloj de vestir nacido durante la crisis del cuarzo y que destaca lo mejor del espíritu de diseño de Cartier

Últimamente hemos presentado novedades en relojes deportivos pero también hemos repasado relojes de vestir presentados a lo largo de este año, sobre todo en el pasado Watches and Wonders. Uno de los más elegantes relojes que ha visto el paso de la historia es, fuera de toda duda y partiendo de que Cartier, tanto en relojería como en joyería, es la marca que más destaca en este aspecto, el Cartier Tank Américaine. La icónica forma de caja característica de la primera mitad del Siglo XX colma de elegancia este modelo, ahora bien representado en el catálogo de la lujosa marca.

El icónico reloj de pulsera rectangular de Cartier, el Tank, nació en 1917, se cree que por inspiración en las austeras líneas de los tanques Renault FT-17, el tanque ligero francés de la Primera Guerra Mundial. En las décadas posteriores el diseño del Tank se mantuvo, enfocándose más en aportar una elegancia extra y en ampliar los límites de las formas de las cajas, y es que en cuanto a relojes cuadrados o rectangulares, no hay otra marca con tanta experiencia.

100 años de historia del Cartier Tank

Cartier Tank Cintrée

Cartier Tank Cintrée

El modelo que realmente inspiró el diseño del Cartier Tank fue el Tank Cintrée, un reloj elegantísimo de caja más alargada, con otro concepto de esfera y creado garantizando el confort y la ergonomía en la muñeca. El Cintrée, que el pasado año 2021 cumplió 100 años, es un reloj que sin duda ha enamorado en cualquiera de sus versiones, cambiando la forma en la que el usuario percibía el concepto de reloj de pulsera. Con estos modelos de Cartier, la elegancia va un paso más lejos, llegando a ser una forma de autoexpresión, dejando de lado el reloj como herramienta en la que consultar la hora. Curiosamente, pese a la geometría de la caja, el Cartier Tank Cintrée original era un reloj grande, estirado, midiendo hasta 46,5 mm entre asas (largo). En la esfera también se alargan tanto los números como los indicadores de minutos. Los primeros Cintrée se produjeron en pocas unidades, lo que hace muy buscados aquellos modelos de la década de 1920.

Cartier Must

Modelos del Cartier Must

La crisis del cuarzo provocó el cambio y la adaptación de muchas marcas, y Cartier no fue una excepción, creando el Must, extendiendo el estilo de la marca a un público más amplio. Los primeros modelos del Cartier Must, con movimientos mecánicos, estaban hechos de vermeil o plata con una fina capa de oro, diferentes materiales a los anteriormente utilizados por la firma, y no fue hasta 1982, que el Must montó el primer calibre de cuarzo, ayudando notablemente en cifras de venta a la marca.

Una evolución hasta el Cartier Tank Américaine

Los legendarios diseños de Cartier, sobre todo el Tank y el Santos, datan de la primera mitad del Siglo XX, pero el Tank Américaine es un modelo más reciente. Conservando el espíritu vintage de aquellos años 20, el concepto del Américaine floreció en 1989. Similar al Cintrée, las más proporcionadas dimensiones del Tank Américaine van más acorde con los relojes de mayor tamaño, siendo también algo más ancho y grueso. Han sido muchas ediciones desde entonces, con diferentes modificaciones y movimientos, tanto de cuarzo como manuales y automáticos, pero siempre conservando la forma inicial.

Cartier Tank Américaine 811905

Un Cartier Tank Américaine referencia 811905

El primer Tank Américaine era un reloj de cuarzo presentado en dos versiones, en oro amarillo y oro blanco, referencias 811905 (con segundero pequeño y fecha a las 3 horas), y 819908, que presentaba además fase lunar.

El diseño base radica en sus asas alargadas, una corona octogonal, engastada con una espinela facetada o un zafiro, y un fondo de caja asegurado al cuerpo de la caja con ocho tornillos (primero en dos líneas paralelas a lo largo de los flancos de la caja, y luego a lo largo de la circunferencia del fondo de la caja). En 1993, cuando Cartier introdujo el Américaine de tamaño grande, de 44 mm entre asas, el modelo se asento en el catálogo, siendo un reloj que se ha mantenido y por el que la marca ha apostado con fuerza, añadiendo complicaciones, como un cronógrafo para la referencia 1730 o un tourbillon volante (referencia 3200). En la colección actual encontramos el Tank Américaine también en modelos de acero y varios tamaños. El pequeño mide 34,8 mm x 19 mm y utiliza un movimiento de cuarzo, mientras que los tamaños mediano (41,6 mm x 22,6 mm) y grande (45,1 mm x 26,6 mm) funcionan con un movimiento automático, modelos que veremos más adelante.

Los Cartier Tank Américaine más importantes

Las referencias de cuerda manual (1734 en platino, 1735 en oro amarillo, 1736 en oro blanco), de principios de la década de 1990 eran de un tamaño medio-grande. La curva del cristal, de zafiro, y la inclinación hasta las asas hacían a estas referencias adelgazar el grosor de caja hacia los extremos. La caja estaba terminada en cepillado en los laterales hasta las asas, mientras que el frontal era pulido. La corona iba pulida y engastada con un cabujón de zafiro en todas las versiones.

En cuanto a la esfera, plateada, contaba con un ligero adorno en patrón guilloche ondulante, ya característico del modelo. El anillo de indicaciones, los números romanos, así como las manecillas, en forma de espada, dan el toque final y permiten leer la hora con estilo pero de forma clara.

El movimiento que montaban estas referencias del Tank Américaine era el calibre 9P2, con base en el Piaget 9P, un movimiento ultrafino que ofrece 36 horas de reserva de marcha a 19.800 alternancias por hora. De una técnica sobresaliente para sus 2 mm de espesor, la terminación de este calibre era muy buena, con Côtes de Genève para los puentes, ruedas cepilladas radialmente o escape de oro macizo, entre otras. El calibre que sustituyó a este movimiento fue el 430 MC, que puede verse en el Santos-Dumont.

En resumen, el Americaine es un reloj que proporciona buenas sensaciones y que fluye a través de sus superficies, con un tamaño, peso y ergonomía notables, y que se ajusta como una segunda piel a la muñeca. Podría decirse que es parecido a llevar un brazalete o una pulsera, pero con mucha más presencia. La visualización de la esfera, tan detallista, destaca la elegancia del reloj de una forma muy efectiva, y en cuanto a precios, la línea Tank Américaine no es excesivamente cara, como veremos a continuación repasando los modelos actuales a 2022 con sus precios.

Cartier Tank Américaine de acero

  • Ref. WSTA0045 – 6.200 euros. Este es un modelo grande, con movimiento automático, esfera plateada y manecillas azules. Se completa con una correa de piel de aligátor azul semi-mate con cierre intercambiable. Las medidas son: 45.10 mm x 26.60 mm, el grosor es de 9.65 mm.
  • Ref. WSTA0044 – 5.050 euros. Con las mismas características que el anterior, ésta es la versión de tamaño medio. Las dimensiones son: 41.60 mm x 22.60 mm, el grosor es de 9.50 mm. La correa cuenta con cierre intercambiable
  • Ref. WSTA0043 – 3.950 euros. Siendo la variante de tamaño más pequeño, con 34.80 mm x 19.00 mm y un grosor de 6.50 mm, monta un movimiento de cuarzo y un cierre de tipo hebilla.
  • Ref. WSTA0018 – 6.200 euros. Similar al primer modelo de tamaño grande pero con un cierre ajustable.
  • Ref. WSTA0017 – 5.050 euros. La diferencia con la referencia mediana anterior, del mismo precio, está en el tipo de cierre, ajustable.
  • Ref. WSTA0016 – 3.950 euros. El modelo pequeño con cierre ajustable, a diferencia del de hebilla de la referencia WSTA0043.

Cartier Tank Américaine de oro rosa

  • Ref. WGTA0047 – 16.500 euros. Este modelo es el de tamaño grande, con un movimiento automático que además ofrece función de fecha en una ventana a las 6 horas. La correa es de piel de aligátor en tono marrón y monta un cierre intercambiable. Las dimensiones son de 45.1 mm x 26.6 mm, con un grosor de 8.85 mm.
  • Ref. W2609156 – 16.500 euros. Versión también de tamaño grande con las mismas características pero con cierre de tipo hebilla.
  • Ref. WGTA0046 – 14.900 euros. Versión de tamaño mediano, 41.60 mm x 22.60 mm, con un grosor de 9.65 mm, con cierre desplegable intercambiable.
  • Ref. W2620030 – 14.900 euros. Mismo modelo que el anterior pero con cierre de tipo hebilla.
  • Ref. W2607456 – 11.500 euros. Referencia de tamaño pequeño, con movimiento de cuarzo y unas medidas de 34.8 mm x 19 mm, con 6.33 mm de grosor. El cierre es de tipo hebilla

Cartier Tank Américaine oro blanco y oro rosa con diamantes

  • Ref. HPI00724 – 60.000 euros. Este modelo, de reducido tamaño monta una caja de oro blanco y diamantes de corte brillante. La esfera es plateada con manecillas azules, lleva un movimiento de cuarzo. El brazalete es del mismo material, también con diamantes.
  • Ref. WB707931 – 22.400 euros. Esta versión, de tamaño pequeño y también movimiento de cuarzo monta una caja de oro rosa con 49 diamantes. La correa es textil mate con un cierre desplegable ajustable.
  • Ref. WJTA0003 – 23.900 euros. Modelo pequeño similar al anterior pero en oro blanco y con correa de piel.