Cartier Tank Américaine

Cartier Tank Américaine

Un elegante reloj de vestir nacido durante la crisis del cuarzo y que destaca lo mejor del espíritu de diseño de Cartier

Últimamente hemos presentado novedades en relojes deportivos pero también hemos repasado relojes de vestir presentados a lo largo de este año, sobre todo en el pasado Watches and Wonders. Uno de los más elegantes relojes que ha visto el paso de la historia es, fuera de toda duda y partiendo de que Cartier, tanto en relojería como en joyería, es la marca que más destaca en este aspecto, el Cartier Tank Américaine. La icónica forma de caja característica de la primera mitad del Siglo XX colma de elegancia este modelo, ahora bien representado en el catálogo de la lujosa marca.

El icónico reloj de pulsera rectangular de Cartier, el Tank, nació en 1917, se cree que por inspiración en las austeras líneas de los tanques Renault FT-17, el tanque ligero francés de la Primera Guerra Mundial. En las décadas posteriores el diseño del Tank se mantuvo, enfocándose más en aportar una elegancia extra y en ampliar los límites de las formas de las cajas, y es que en cuanto a relojes cuadrados o rectangulares, no hay otra marca con tanta experiencia.

100 años de historia del Cartier Tank

Cartier Tank Cintrée

Cartier Tank Cintrée

El modelo que realmente inspiró el diseño del Cartier Tank fue el Tank Cintrée, un reloj elegantísimo de caja más alargada, con otro concepto de esfera y creado garantizando el confort y la ergonomía en la muñeca. El Cintrée, que el pasado año 2021 cumplió 100 años, es un reloj que sin duda ha enamorado en cualquiera de sus versiones, cambiando la forma en la que el usuario percibía el concepto de reloj de pulsera. Con estos modelos de Cartier, la elegancia va un paso más lejos, llegando a ser una forma de autoexpresión, dejando de lado el reloj como herramienta en la que consultar la hora. Curiosamente, pese a la geometría de la caja, el Cartier Tank Cintrée original era un reloj grande, estirado, midiendo hasta 46,5 mm entre asas (largo). En la esfera también se alargan tanto los números como los indicadores de minutos. Los primeros Cintrée se produjeron en pocas unidades, lo que hace muy buscados aquellos modelos de la década de 1920.

Cartier Must

Modelos del Cartier Must

La crisis del cuarzo provocó el cambio y la adaptación de muchas marcas, y Cartier no fue una excepción, creando el Must, extendiendo el estilo de la marca a un público más amplio. Los primeros modelos del Cartier Must, con movimientos mecánicos, estaban hechos de vermeil o plata con una fina capa de oro, diferentes materiales a los anteriormente utilizados por la firma, y no fue hasta 1982, que el Must montó el primer calibre de cuarzo, ayudando notablemente en cifras de venta a la marca.

Una evolución hasta el Cartier Tank Américaine

Los legendarios diseños de Cartier, sobre todo el Tank y el Santos, datan de la primera mitad del Siglo XX, pero el Tank Américaine es un modelo más reciente. Conservando el espíritu vintage de aquellos años 20, el concepto del Américaine floreció en 1989. Similar al Cintrée, las más proporcionadas dimensiones del Tank Américaine van más acorde con los relojes de mayor tamaño, siendo también algo más ancho y grueso. Han sido muchas ediciones desde entonces, con diferentes modificaciones y movimientos, tanto de cuarzo como manuales y automáticos, pero siempre conservando la forma inicial.

Cartier Tank Américaine 811905

Un Cartier Tank Américaine referencia 811905

El primer Tank Américaine era un reloj de cuarzo presentado en dos versiones, en oro amarillo y oro blanco, referencias 811905 (con segundero pequeño y fecha a las 3 horas), y 819908, que presentaba además fase lunar.

El diseño base radica en sus asas alargadas, una corona octogonal, engastada con una espinela facetada o un zafiro, y un fondo de caja asegurado al cuerpo de la caja con ocho tornillos (primero en dos líneas paralelas a lo largo de los flancos de la caja, y luego a lo largo de la circunferencia del fondo de la caja). En 1993, cuando Cartier introdujo el Américaine de tamaño grande, de 44 mm entre asas, el modelo se asento en el catálogo, siendo un reloj que se ha mantenido y por el que la marca ha apostado con fuerza, añadiendo complicaciones, como un cronógrafo para la referencia 1730 o un tourbillon volante (referencia 3200). En la colección actual encontramos el Tank Américaine también en modelos de acero y varios tamaños. El pequeño mide 34,8 mm x 19 mm y utiliza un movimiento de cuarzo, mientras que los tamaños mediano (41,6 mm x 22,6 mm) y grande (45,1 mm x 26,6 mm) funcionan con un movimiento automático, modelos que veremos más adelante.

Los Cartier Tank Américaine más importantes

Las referencias de cuerda manual (1734 en platino, 1735 en oro amarillo, 1736 en oro blanco), de principios de la década de 1990 eran de un tamaño medio-grande. La curva del cristal, de zafiro, y la inclinación hasta las asas hacían a estas referencias adelgazar el grosor de caja hacia los extremos. La caja estaba terminada en cepillado en los laterales hasta las asas, mientras que el frontal era pulido. La corona iba pulida y engastada con un cabujón de zafiro en todas las versiones.

En cuanto a la esfera, plateada, contaba con un ligero adorno en patrón guilloche ondulante, ya característico del modelo. El anillo de indicaciones, los números romanos, así como las manecillas, en forma de espada, dan el toque final y permiten leer la hora con estilo pero de forma clara.

El movimiento que montaban estas referencias del Tank Américaine era el calibre 9P2, con base en el Piaget 9P, un movimiento ultrafino que ofrece 36 horas de reserva de marcha a 19.800 alternancias por hora. De una técnica sobresaliente para sus 2 mm de espesor, la terminación de este calibre era muy buena, con Côtes de Genève para los puentes, ruedas cepilladas radialmente o escape de oro macizo, entre otras. El calibre que sustituyó a este movimiento fue el 430 MC, que puede verse en el Santos-Dumont.

En resumen, el Americaine es un reloj que proporciona buenas sensaciones y que fluye a través de sus superficies, con un tamaño, peso y ergonomía notables, y que se ajusta como una segunda piel a la muñeca. Podría decirse que es parecido a llevar un brazalete o una pulsera, pero con mucha más presencia. La visualización de la esfera, tan detallista, destaca la elegancia del reloj de una forma muy efectiva, y en cuanto a precios, la línea Tank Américaine no es excesivamente cara, como veremos a continuación repasando los modelos actuales a 2022 con sus precios.

Cartier Tank Américaine de acero

  • Ref. WSTA0045 – 6.200 euros. Este es un modelo grande, con movimiento automático, esfera plateada y manecillas azules. Se completa con una correa de piel de aligátor azul semi-mate con cierre intercambiable. Las medidas son: 45.10 mm x 26.60 mm, el grosor es de 9.65 mm.
  • Ref. WSTA0044 – 5.050 euros. Con las mismas características que el anterior, ésta es la versión de tamaño medio. Las dimensiones son: 41.60 mm x 22.60 mm, el grosor es de 9.50 mm. La correa cuenta con cierre intercambiable
  • Ref. WSTA0043 – 3.950 euros. Siendo la variante de tamaño más pequeño, con 34.80 mm x 19.00 mm y un grosor de 6.50 mm, monta un movimiento de cuarzo y un cierre de tipo hebilla.
  • Ref. WSTA0018 – 6.200 euros. Similar al primer modelo de tamaño grande pero con un cierre ajustable.
  • Ref. WSTA0017 – 5.050 euros. La diferencia con la referencia mediana anterior, del mismo precio, está en el tipo de cierre, ajustable.
  • Ref. WSTA0016 – 3.950 euros. El modelo pequeño con cierre ajustable, a diferencia del de hebilla de la referencia WSTA0043.

Cartier Tank Américaine de oro rosa

  • Ref. WGTA0047 – 16.500 euros. Este modelo es el de tamaño grande, con un movimiento automático que además ofrece función de fecha en una ventana a las 6 horas. La correa es de piel de aligátor en tono marrón y monta un cierre intercambiable. Las dimensiones son de 45.1 mm x 26.6 mm, con un grosor de 8.85 mm.
  • Ref. W2609156 – 16.500 euros. Versión también de tamaño grande con las mismas características pero con cierre de tipo hebilla.
  • Ref. WGTA0046 – 14.900 euros. Versión de tamaño mediano, 41.60 mm x 22.60 mm, con un grosor de 9.65 mm, con cierre desplegable intercambiable.
  • Ref. W2620030 – 14.900 euros. Mismo modelo que el anterior pero con cierre de tipo hebilla.
  • Ref. W2607456 – 11.500 euros. Referencia de tamaño pequeño, con movimiento de cuarzo y unas medidas de 34.8 mm x 19 mm, con 6.33 mm de grosor. El cierre es de tipo hebilla

Cartier Tank Américaine oro blanco y oro rosa con diamantes

  • Ref. HPI00724 – 60.000 euros. Este modelo, de reducido tamaño monta una caja de oro blanco y diamantes de corte brillante. La esfera es plateada con manecillas azules, lleva un movimiento de cuarzo. El brazalete es del mismo material, también con diamantes.
  • Ref. WB707931 – 22.400 euros. Esta versión, de tamaño pequeño y también movimiento de cuarzo monta una caja de oro rosa con 49 diamantes. La correa es textil mate con un cierre desplegable ajustable.
  • Ref. WJTA0003 – 23.900 euros. Modelo pequeño similar al anterior pero en oro blanco y con correa de piel.
Cartier Santos-Dumont. Ediciones limitadas con caja lacada

Cartier Santos-Dumont. Ediciones limitadas con caja lacada

Cartier presentaba durante el pasado Watches and Wonders tres nuevas versiones del Santos-Dumont con elegantes biseles lacados

Cartier Santos-Dumont Oro rosa CRWGSA0054 Lifestyle

Este modelo de Cartier, destinado en su origen al intrépido aviador brasileño Alberto Santos-Dumont, es ya un icono de la marca, siendo probablemente el reloj cuadrado más reconocible de la relojería hasta nuestros días.

Repleto de historia, Santos-Dumont se labró un papel como pionero, volando su dirigible alrededor de la Torre Eiffel en 1901 y dando su nombre a un aeropuerto en Río de Janeiro, aunque seguramente su nombre es más reconocible en relación al Cartier Santos, el primer reloj de pulsera, primero diseñado para llevar en la muñeca. Fue gracias a su amistad con Louis Cartier, quien lo diseño, que Santos-Dumont pudo llevar un reloj que le permitía leer la hora sin echar mano al bolsillo durante el vuelo. Con 118 años a sus espaldas, el legendario modelo se presentaba este 2022 con adornos lacados en caja y bisel, un trío de relojes para la más apreciada de las líneas de la lujosa marca.

Santos y Cartier, mentes pioneras

Caracterizados por el diseño y el lujo, los relojes Cartier se anticiparon al espíritu del periodo Art Deco con los Santos y los Tank, durante las dos primeras décadas del Siglo XX. Compartiendo pasión por la aviación y en unión con Santos-Dumont, Cartier creó este práctico reloj que utilizar durante el vuelo, modelo que tratamos hoy. El Santos original montaba un bisel cuadrado de tornillos visibles, que rompía en cuanto a diseño con las habituales esferas redondas. Existiendo ya relojes de pulsera femeninos, el Santos fue el precursor del reloj de pulsera de caballero, siendo también el primer reloj de aviador del mundo. No es casualidad el estilo elegante de este Cartier, y es que Santos-Dumont, además de situarse en París, teniendo en cuenta la época, era un ejemplo de estilo, con sus trajes de lino, sombreros Panamá y cuellos de pajarita.

El Cartier Santos pasó a producirse para el público general en 1911, montando calibres LeCoultre, pero no fue hasta 1970 cuando se encumbró como reloj con tornillos en bisel y brazalete. En los últimos años, el Santos se ha renovado y ha ganado en presencia, con un aspecto más deportivo y sugerente. En 2020 se introducía el Santos-Dumont XL, con el espíritu de aquel primer reloj y equipado con un movimiento extraplano, seguido de una edición limitada de la misma línea.

Cartier Santos-Dumont Colección 2022

Cartier Santos-Dumont lacados. Colección 2022

Estos tres modelos se caracterizan por sus atractivas superficies lacadas, que resaltan la elegante geometría de la caja y otorgan una nueva originalidad al reloj. Presentadas en oro rosa, acero y platino, las cajas miden 43,5 mm x 31,5 mm, con un perfil ultradelgado de tan solo 7,3 mm. Descrito por la marca como un tamaño «Grande», estos modelos son más pequeños de lo habitual para muñecas masculinas, compartiendo dimensiones con las ediciones limitadas de 2020.

El modelo de oro rosa llama la atención por la laca de color beige cremoso del bisel y las asas. En lugar de cubrir toda la caja, el lacado sólo se aplica a los huecos grabados en el bisel y las asas y luego se pule a mano para crear una superficie lisa. La belleza de esta diseño radica en que se limita a dichas superficies, respetando los bordes de la caja, dorados y redondeados, que le otorgan su distintiva silueta. Agregando brillo y profundidad al reloj, la laca translúcida agrega un toque realmente elegante al Santos-Dumont.

El modelo de acero inoxidable, con elegantes toques lacados en negro y una esfera en el mismo tono, es en gran medida un reloj de etiqueta. Aunque la idea de un reloj de color burdeos puede sonar extraña, el modelo de platino con laca burdeos y esfera blanca funciona muy bien, con un resultado estético remarcablemente atractivo.

Estos tres relojes son ediciones limitadas (salvo el modelo de acero) fieles al reloj original de Louis Cartier con ocho tornillos en el bisel, números romanos, un contador de minutos de tipo vía de ferrocarril y un cabujón de zafiro (espinela sintética en el modelo de acero) o rubí, colocado en la corona, con cuentas. Sin embargo, la esfera de los nuevos modelos está animada por una secuencia de cuadrados que crecen en tamaño desde el centro y subrayan la la geometría general del reloj, creando un efecto óptico de pirámide. Los números romanos plateados, aplicados, y las manecillas, en forma de espada, completan la esfera.

Un movimiento ultraplano para el Cartier Santos

Tras el fondo de caja, con la firma de Santos-Dumont, se encuentra el calibre 430 MC, una versión con la marca Cartier del calibre ultraplano 430P de cuerda manual de Piaget, que ofrece funciones de horas y minutos. Con un espesor de sólo 2,15 mm, este finísimo movimiento funciona a una frecuencia de 21.600 alternancias por hora, o 3 Hz, y tiene una reserva de marcha, relativamente corta, de 38 horas.

Disponibilidad y precio

Tratándose de ediciones limitadas de Cartier, para relojes de platino, oro rosa, y la edición regular de acero, el precio de estos modelos no es descabellado. Las tres ediciones se acompañan de correas de piel de aligátor (verde oscuro para el Santos-Dumont de oro rosa, negro para el modelo de acero y burdeos para el de platino) y hebillas de tipo ardillón. La referencia en platino es una edición limitada de 150 piezas, con un precio de 16.000 euros, el modelo de oro rosa, limitado a 250 unidades, está en 12.000 euros, y el de acero formará parte de la colección regular, con un precio de 5.100 euros. Los tres relojes estarán disponibles a partir de noviembre de 2022.

Características técnicas de los Cartier Santos-Dumont en caja lacada

Caja: 43,5 mm x 31,4 mm y 7,3 mm de grosor – platino, oro rosa o acero inoxidable – laca burdeos con cabujón de rubí en la corona para el reloj de platino – laca crema con cabujón de zafiro para el reloj de oro rosa – laca negra con espinela sintética para el modelo de acero inoxidable – corona de cuentas – resistente al agua hasta 30 metros

Esfera: esfera blanca para el modelo de platino – esfera color crema para la versión en oro rosa – esfera negra para el modelo de acero – secuencia de cuadrados grabados en la esfera – números romanos aplicados – agujas de horas y minutos en forma de espada – minutero de tipo vía de ferrocarril

Movimiento: calibre 430 MC (base Piaget 430P) – cuerda manual, ultraplano – 20,50 mm x 2,15 mm – 18 rubíes – 21.600 alternancias/hora – 38h de reserva de marcha – horas y minutos

Referencia/Correa: CRWSSA0046 acero con correa de aligátor negra
CRWGSA0054 oro rosa con correa de piel de aligátor verde oscuro
CRWGSA0053 platino con correa de aligátor burdeos

Disponibilidad: acero inoxidable, no limitada
oro rosa, limitado a 250 piezas
platino, limitado a 150 piezas
Disponibles en noviembre de 2022

Precio: 5.100 euros – acero inoxidable y lacado negro
12.000 euros – oro rosa y lacado beige
16.000 euros – platino y lacado burdeos

Cartier Masse Mystérieuse

Cartier Masse Mystérieuse

Los relojes misteriosos de pared y pulsera representan un capítulo especial en la historia de Cartier. Se les llama «misterio» porque sus manecillas parecen flotar sobre el cuerpo transparente del reloj, sin conexión con el movimiento.

Cartier Masse Mystérieuse

El principio se basa en un ingenioso concepto: las manecillas no están directamente vinculadas al movimiento, sino que están unidas a dos discos de cristal provistos de bordes dentados de metal. Estos discos, activados por el movimiento, hacen girar las agujas, una para los minutos y otra para las horas. Para que la ilusión sea perfecta, los bordes de los discos quedan ocultos por el círculo horario.

Un nuevo reloj misterio de Cartier

La última expresión de esta especialidad de la alta relojería es el nuevo Cartier Masse Mystérieuse, un espectacular reloj cuyo corazón palpitante, un calibre manufactura en forma de semicírculo, se transforma en una masa oscilante esqueletizada.

El reloj Masse Mystérieuse reúne dos de las firmas relojeras de la Maison: el movimiento misterioso y el esqueleto. El movimiento no sólo se ha miniaturizado para adaptarse a las cajas de los relojes, sino que, para esta nueva creación, también se ha reinventado para convertir la masa oscilante en un auténtico adorno.

Cartier Masse Mystérieuse Lifestyle

Cartier Masse Mystérieuse Detalle

Cartier Masse Mystérieuse Detalle calibre

Montando una caja de platino de 43,5 mm de diámetro y 12,64 mm de grosor, con una corona con un cabujón de rubí engastado, el nuevo Calibre 9801 MC requirió ocho años de trabajo para garantizar que los efectos de la gravedad no afectaran al su precisión cronométrica. Se necesitaron cinco construcciones diferentes antes de poder lanzar un prototipo, y se necesitaron dos prototipos más para desarrollar la versión final del calibre.

Las manecillas, en forma de espada, flotan en el espacio de la caja, sin estar conectadas a ningún engranaje, pero también todo el movimiento parece ingrávido cobrando vida con el más mínimo toque del usuario. Todos los componentes que reciben la energía del movimiento, transmisión y regulación están integrados en el rotor, algo nunca visto.

Un calibre ultrasofisticado e innovador

En el centro, se ha integrado en el movimiento un sistema diferencial ultrasofisticado, tomado de la industria automotriz, para evitar que la visualización de la hora quede atrapada en la masa.

El misterioso rotor utiliza un principio innovador que asegura que el volante permanezca siempre en la misma posición vertical. Para que esto suceda, el rotor gira en ambos sentidos a una velocidad irregular.

Cartier Masse Mystérieuse Frontal

Latiendo a una frecuencia de 28.800 alternancias por hora, este extraordinario movimiento garantiza una autonomía de 42 horas.

Combinado con una correa de piel de aligátor gris oscuro semimate, el Cartier Masse Mystérieuse es una edición limitada numerada de 30 piezas con un precio de 305.000 euros. También está disponible una versión en platino engastada con diamantes talla baguette, así como una versión engastada con diamantes talla baguette y un brazalete de platino engastado con diamantes talla baguette.

Cartier Pasha Chronograph

Cartier Pasha Chronograph

El Pasha de Cartier es un icono de la marca, realmente querido por muchos de los aficionados, y la variante con cronógrafo presentada en el Watches and Wonders de 2021, con una caja de 41mm, ha llegado para destacar en la colección, manteniendo la tradición relojera de Cartier.

Cartier Pasha Chronograph WSPA0018 Frontal

El Cartier Pasha es ya un reloj histórico, amado por igual por los usuarios ocasionales y por los coleccionistas empedernidos. Incorporado a la colección permanente de Cartier en 1943, en 1985, el Pasha renació con el diseño que ahora resulta familiar, con la ayuda del único e inigualable Gerald Genta. En los últimos 35 años, el Pasha ha conocido varias complicaciones (incluido el calendario perpetuo) y pequeñas variaciones de diseño, pero todas conducen a lo que ahora es un conjunto de características icónicas. El modelo que vemos hoy tiene todas las características conocidas, algunas con un toque moderno.

El reloj Pasha de Cartier

El Pasha de Cartier en versión cronógrafo es un reloj con caja de acero de 41 mm con cubierta de corona acanalada, corona y pulsadores engastados con espinelas sintéticas, esfera flinqué plateada, manecillas de acero azulado en forma de diamante, brazalete de acero con «Sistema de ajuste SmartLink», segunda correa de piel de aligátor gris oscuro, hebilla desplegable de acero intercambiable, e impulsado por el movimiento mecánico manufactura, cronógrafo de carga automática de Cartier, el Calibre 1904-CH MC.

Cartier Pasha Chronograph WSPA0018 Esfera

Cartier Pasha Chronograph WSPA0018 Detalle

Cartier Pasha Chronograph WSPA0018 Perfil

La legendaria caja redonda

El rasgo característico de este reloj es su caja, redonda. Fabricada en acero y con un diámetro de 41 mm, destaca por su sistema de montaje de correa/brazalete «Vendome» y por la cubierta de la corona, atornillada. También icónico es el bisel, giratorio y de acero, con diseño inclinado y marcas grabadas al estilo diver.

Por supuesto, el cabujón azul está presente no sólo en el capuchón y los pulsadores del cronógrafo, sino también en la propia corona, que con su profundo patrón ofrece un agarre excepcional para realizar los ajustes y darle cuerda.

La histórica protección contra el agua (la razón por la que nació el Pasha) está ajustada a 100 m, y la protección de los elementos roscados y el brazalete de metal lo convierten en un reloj apto para el agua excepcionalmente refinado, si bien no es lo más adecuado para el buceo de profundidad. El Cartier Pasha Chronograph monta el nuevo sistema QuickSwitch, ofrecido con el brazalete de acero (ajuste de tamaño SmartLink) y con una correa de piel de aligátor gris.

Cartier Pasha Chronograph WSPA0018

Una magnífica esfera guilloché para el Pasha

Con sólo mirar la esfera se puede reconocer el Pasha por sus grandes números arábigos y el cuadrado central. Para no sobrecargar el conjunto con las subesferas, las 3, las 6 y las 9 en punto llevan índices aplicados de bastón pequeño como el resto del dial. Excepto por el habitual triángulo presente a las 12 en punto. Estos elementos ahora están presentes (con un poco de variación) en la mayoría de los Cartier Pasha lanzados recientemente. Las manecillas, azules, combinan espectacularmente con la esfera guilloché floreada plateada.

Cartier opta en este reloj por mostrar el cronógrafo de forma horizontal, con una subesfera de 30 minutos a la derecha y un contador de 12 horas a la izquierda, reservando la posición más baja para el segundero principal del reloj. Esta configuración es inteligente e intuitiva, más fácil de leer que otras opciones tri-compax.

Todas las subesferas están por debajo de la superficie principal y presentan su propio patrón circular e índices impresos. La indicación de la fecha está en una posición clásica para un cronógrafo: entre las 4 y las 5 en punto. La legibilidad es excelente y la función de crono es fácil y cómoda de utilizar.

Cartier Pasha Chronograph WSPA0018 Trasera

Calibre 1904-CH MC

El Cartier Pasha Chronograph funciona con el calibre automático, in-house, 1904-CH MC, un cronógrafo de rueda de pilares y embrague vertical que ofrece una agradable sensación al accionar el cronógrafo pero también garantiza que no disminuya la amplitud de la rueda del volante. Estos elementos hacen que sea un gran cronógrafo, manteniendo el accionamiento preciso y agradable de los pulsadores.

El escape, de 4 Hz, se alimenta de un sistema de doble cilindro pero ofrece sólo 47 horas de reserva de marcha. Se trata de una configuración que garantiza un par más consistente, pero debido al tamaño más reducido del barrilete, la autonomía se reduce. Otro bonito detalle es el diapasón, en forma de «C».

En cuanto a acabados, el calibre es correcto pero no excepcional. Fue diseñado con ValFeurier (fabricante de calibres in-house para algunas de las marcas del grupo Richemont), y está terminado a máquina. El precio podría justificar la falta de acabados más serios, pero sin duda sería de agradecer una mayor atención a los detalles, algo más propio de una marca como Cartier.

Cartier Pasha Chronograph WSPA0018 Detalle brazalete y correa

El Pasha es uno de los relojes diver deportivos más bonitos, y tiene mucho que ofrecer. El conjunto de caja y esfera, repletos en detalles, son un auténtico placer en la muñeca. Siendo un reloj con un público muy específico, la versión con cronógrafo no es una excepción, resulta muy cómodo tanto con brazalete como con correa y el sistema QuickSwitch asegura poder usar ambos haciendo un cómodo y rápido cambio.

En definitiva, el toque deportivo y elegante que te otorga el Cartier Pasha Chronograph de 41 mm lo hace un reloj versátil y universalmente aceptado, siendo una pieza realmente hermosa. El precio, adecuado para el segmento al que pertenece, es de 9.800 euros, siendo la referencia la WSPA0018.

Cartier Pasha Chronograph WSPA0018 Estuche

Datos técnicos del Cartier Pasha Chronograph ref. WSPA0018

Movimiento

Calibre 1904-CH MC
Diámetro: 11 líneas 1/2
Dimensión total: 25,58 mm
Espesor: 5.715 mm
Número de joyas: 37
Frecuencia: 28.800 alternancias por hora
Reserva de marcha: 47 horas

Caja

41 mm, grosor: 11,97 mm
Acero
Corona engastada con cabujón de espinela sintética azul

Brazalete/Correa

Brazalete de acero QuickSwitch intercambiable y correa de piel de aligátor gris
Sistema de ajuste de tamaño SmartLink para el brazalete de acero

Cartier nos desvela su Mysterious Double Tourbillon

Cartier nos desvela su Mysterious Double Tourbillon

La firma de alta relojería Cartier acaba de lanzar una novedad para este 2013 dentro de su serie Mysterieuse: el Cartier Mysterious Double Tourbillon calibre 9454 MC. Se trata de un extraordinario ejemplar donde destaca por el uso de un tourbillon doble. Ambos tienen su propio eje: el primero rota a una revolución por minuto mientras que su soporte hecho de titanio parece no tener conexión alguna con el resto de las piezas.

Ese detalle hace que esté dentro de la colección Mysterieuse. Esta complicación está montada sobre discos de zafiro, los cuales completan una revolución en 5 minutos (el tourbillon da una revolución por minuto y completa una vuelta al dial en cinco).

La caja de este guardatiempos mide un total de 45 mm de diámetro y está hecha en platino. Además, tiene una reserva de marcha de un total de 52 horas.

¿Qué os parece esta exclusiva pieza?

Leído en: embelezzia.com

Cartier podría lanzar una oferta de compra sobre la joyería Tiffany’s

Cartier podría lanzar una oferta de compra sobre la joyería Tiffany’s

Imagínense a Audrey Hepburn en Desayuno con Diamantes, luciendo joyas de Cartier, ¿imposible?, no del todo. Cuando el río suena agua lleva y parece que Richemont, el propietario de Cartier, está interesado en hacerse con la joyería estadounidense. De hecho, incluso se ha puesto un precio a la transacción: 130 dólares por acción para hacerse con las inigualables cajas azules de Tiffany´s.

tienda cartier en madridSegún informan distintos blogs, de llevarse a cabo esta operación, Cartier estaría dispuesta a vender el negocio de relojes de la joyería estadounidense a la suiza Swatch. Cabe recordar que Cartier es conocido por sus relojes y Tiffany´s intenta expandirse en dicho área de negocio de mano de Swatch. Esto daría cierto respaldo a la posibilidad de que Cartier quisiera comprar a la estadounidense y deshacerse de las unidades de negocio menos desarrolladas, en este caso la de relojes, que vendería a la suiza. De momento, las acciones de Tiffany´s suben cerca de un 1,7% en la New York Stock Exchange.

Cabe recordar que hace unas semanas, el analista Peter May, situó el precio objetivo de Tiffany´s en los 100 dólares. Actualmente los títulos de la compañía se cambian alrededor de 73 dólares.

En un principio también se barajaba la posibilidad de que el conglomerado de lujo francés PPR podría estar interesado en hincarle el diente a la fructífera Tiffany´s, pero, sin embargo, la gala desmintió a través de un comunicado que tuviera intención alguna de hacer ninguna compra de tales características. Los rumores indican que PPR también echó el ojo a Burberry pero la británica le pareció demasiado cara y busca adquisiciones de menor nivel.

Leído en: eleconomista.es

En Colombia, Cartier está multiplicando por dos

En Colombia, Cartier está multiplicando por dos

La tienda de Bogotá será ampliada y remodelada.

cartier - Stephane LeforestierStephane Leforestier, vicepresidente de ventas para América Latina, anunció la ampliación y remodelación de la tienda en Bogotá, que reabrirá en noviembre con un espacio de 120 metros cuadrados, la más grande de la marca en la región.

En Colombia, Cartier se está multiplicando por dos. Por estos días cerró su tienda en Bogotá, pero para ampliarla. Cuando sea reinaugurada en noviembre, tendrá el doble de fachada, el doble de altura, el doble de empleados y sus directivos esperan que esta renovación incentive las ventas y se dupliquen en menos de tres años.

La remodelación del local actual obedece a una mayor confianza de la marca de lujo en el futuro del país y su potencial.

Así lo explicó Stephane Leforestier, vicepresidente de ventas para América Latina, quien estuvo en Colombia.

Él no habla del costo de esta inversión, pero da a enterder que pasa del millón de dólares.

“La tienda va a tener un mayor impacto visual, porque tomamos locales de lado y lado, y ahora queda prácticamente en una esquina. También se puede parquear en frente, lo cual es muy importante porque sabemos que a mucha gente con dinero no le gusta comprar en una boutique que esté en un shopping”, comenta este francés con muy buen español.

Él, que vio en 1998 abrir las puertas de esta tienda, reconoce que el país merece tener un local de 150 metros cuadrados, el más grande en América Latina, título que ostentará por un par de años, pues en el 2013 abrirán una en Sao Pablo de 280 metros cuadrado.

“La primera vez que vine a Bogotá fue en enero de 1995 y me sorprendió mucho ver militares patrullando la ciuadad. Yo dije ‘¿por qué quiere Cartier una tienda en este país?.

Y Colombia se convirtió en uno de los mercados, junto con Panamá, de mayores ventas en la región para la marca”, comenta.

Sin embargo, México y Brasil son los líderes en América Latina, en parte por el tamaño de su población. De ahí que en el país de la samba haya seis tiendas y la marca tenga proyectado abrir cuatro más este año.

“Brasil tiene todavía unos cinco años potenciales de gran crecimiento y esto va a ayudar a la economía de la región, porque va a demandar muchos productos básicos que producen los países de América Latina”, explica.

Este lado del mundo se ha convertido en uno polo de crecimiento para Cartier y sus ventas, eso sí después de Asia liderado por China.

“Hay países como Perú y Chile que vienen creciendo a más de un 7 por ciento en los últimos años y eso va a serguir.

Así mismo, la población en la región también está creciendo, su poder adquisitivo está aumentado y a la gente le gusta gastar y comprar productos de lujo. Así que América Latina tiene mucho potencial”, agrega.

Tanto, que los cáculos que hace la firma es que en los próximos cinco años las ventas pueden crecer entre un 20 y un 30 por ciento cada año.

“Todavía hay muchas personas que no se han acercado a la marca porque no saben que tenemos artículos de joyería y relojería desde 800 dólares. Por ahí comienzan y después van accediendo a productos de alta gama”.

Incluso, hay proyectos de abrir más tiendas como en Lima y Santiago de Chile, donde la marca aún notiene una presencia directa con una boutique. Y no descarta abir otra en Colombia.

“Hay ciudades, como Medellín, que tienen un desarrollo fuerte. Podría abrirse allí una tienda en unos cuatro o cinco años”.

EL APETITO CHINO

Esto, incluso, a pesar del alza de los costos que representa el aumento del precio internacional de la onza de oro y de otras materias primas, lo cual llevará a que la marca aumente sus precios un 4,5 por ciento en los próximos meses.

Y está seguro de que esto no va a alejar a los clientes, pues, por lo menos en China, tienen un mercado seguro.

“China está jalonando todo. Por la demanda de China sube el precio del oro. Tiene una población que está creciendo económicamente y quiere comprar lujo. Están empezado a tener acceso a un coche Mercedes, a un bolso Louis Vuitton, a una joya Cartier”.

El afán de consumo de los chinos –cuenta como ejemplo– ha hecho que el 50 por ciento de las ventas del mercado suizo corran por cuenta de ellos. Su apetito hace que la mraca tenga en China 30 tiendas y abra una nueva cada dos meses, de un tamaño entre los 600 y 700 metros cuadrados.

Sin embargo, mercados maduros como Estados Unidos se están recuperando rápidamente y Europa se mantiene bien posicionado, eso sí, gracias al turismo.

“Gran parte de las ventas de Francia, por ejemplo, son de turistas chinos, rusos y de Medio Oriente”, concluye.

Leído en: portafolio.co

El reloj Cartier Multiple Time Zone

Un reloj exclusivo de Cartier para comenzar el día. El calibre de Cartier Multiple Time Zone incluye una de las mejores funciones que he encontrado en un reloj: un disco de ciudades laterales; además cuenta con un ajuste automático del horario de invierno y verano, el Norte y el Sur.

Una joya clásica con toda la tecnología. A primera vista, un sencillo reloj con números romanos y manecillas en azul klein. El detalle para los más viajeros, dos horas y ciudades a tener en cuenta girando sin más la muñeca. Viajar sin preocuparse.

Me sería realmente útil la manecilla de la diferencia horaria a la hora de meter el calendario de la NBA con todas sus horas… En su interior, tecnología suiza y máxima precisión. ¿El reloj perfecto para viajar? Yo creo que sí.

Leído en: embelezzia.com

El beneficio del grupo Richemont creció el 79% en su año fiscal 2010-2011

El beneficio del grupo Richemont creció el 79% en su año fiscal 2010-2011

El beneficio neto del grupo de lujo Richemont en el ejercicio 2010-2011 -que concluyó el pasado 31 de marzo- creció un 79 por ciento y totalizó los 1.920 millones de euros.

Según este grupo empresarial, su volumen de negocio aumentó el 19 por ciento y fue de 6.890 millones de euros.

La firma, propietaria de marcas de relojes como Jaeger-LeCoultre, Piaget, Baume & Mercier, así como de joyas firmadas por Cartier o Van Cleef & Arpels, registró una subida del 63 por ciento en su resultado operacional, que alcanzó los 1.350 millones de euros.

En la presentación de los resultados anuales, el director del grupo, Johann Rupert, consideró que éstos «demuestran que Richemont ha sabido lograr un fuerte crecimiento de sus ventas, en todas sus actividades y zonas geográficas, a pesar del entorno difícil».

Sostuvo que sus marcas de relojes y joyas consiguieron cifras de negocio y beneficios récord, a pesar de la apreciación del franco suizo frente a divisas como el euro y el dólar.

El directivo expresó su confianza en que esta tendencia positiva se mantendrá a pesar de los problemas geopolíticos y de la inestabilidad del tipo de cambio.

Además, reveló que su firma tiene la intención de favorecer su crecimiento orgánico aumentando sus inversiones en la producción, en detrimento de la red de venta al detalle, una estrategia que representará del 6 al 8 por ciento de su cifra de negocio en los próximos dos años.

Leído en: expansion.com