El Speedmaster ref. 376.0822, conocido como Holy Grail, fabricado y vendido por Omega en los años 80, es uno de los relojes más coleccionables y buscados del mundo. Se cree que alrededor de 2000 unidades de este Omega Speedmaster fueron producidas, sólo en los años 1987 y 1988, pero este reloj es singular y cotizado no sólo por su escasez, sino por la capacidad del reloj y su calibre.

Omega Speedmaster Holy Grail 376.0822 Lifestyle

El Omega Speedmaster Holy Grail se ganó su apodo gracias a Chuck Maddox, uno de los más ávidos coleccionistas de cronógrafos de las últimas décadas, en especial de Omega y todos sus Mark. En 1999, cuando la proliferación de foros e información sobre relojes en internet no estaba tan extendida ni de lejos como en la actualidad, Maddox detalló en Timezone su búsqueda de esta complicada rareza relojera, con un empeño y obsesión comparable al de la leyenda artúrica, la búsqueda del Santo Grial.

Calibre Omega 1045

Lo más relevante del Omega Holy Grail es su calibre y esfera. El movimiento que monta es el calibre 1045, que toma como base el Calibre Lemania 5100, un cronógrafo automático realmente fiable y funcionalmente optimizado, producido durante años a un coste reducido y utilizado por marcas Como Sinn, Heuer y también Omega. El calibre 1045, además de cronógrafo, incorpora la indicación de día de la semana, fecha y 24 horas.

La caja del Omega Speedmaster Holy Grail es, como la del Speedmaster Moonwatch, de gran tamaño, 42 mm de diámetro y 15 mm de grosor. Es destacable que el incremento de grosor de esta caja respecto a la del Speedmaster Moonwatch, manual, es muy ligero, teniendo en cuenta que alberga la carga automática del movimiento, además de las funciones añadidas.

Omega Speedmaster Holy Grail 376.0822 Detalle subesfera

Omega Speedmaster Holy Grail 376.0822 Detalle fechador

Omega Speedmaster Holy Grail 376.0822 Detalle esfera

La esfera del Speedmaster Holy Grail es muy bonita, en negro mate y con un diseño muy bien estructurado de la información. Incorpora tritio en índices y agujas, que han tomado una pátina amarillenta en cada modelo con el paso de los años, añadiéndole un mayor atractivo estético. Como todo Speedmaster, monta un útil bisel con escala taquimétrica. El brazalete original del Speedmaster 376.0822 es la referencia 1450 con end links 808, algo que añade más valor si cabe al reloj, siendo considerado el mejor brazalete vintage de Omega.

Como curiosidad, la firma «CRS» está grabada en el interior de todas las tapas de este reloj, lo que indica que fueron fabricados por C. R. Spillman, fabricante de las cajas de muchos Rolex Daytona de cuerda manual.

El paso de los años, reparaciones y cambios de propietario, han hecho que haya unidades de este reloj que ya no montan piezas originales, incluyendo el brazalete, por lo que, como en toda compra de un reloj vintage de precio elevado, se recomienda informarse al máximo e inspeccionar el reloj cuidadosamente para asegurar una compra de confianza.

– Fotografías de un Speedmaster Holy Grail vendido por Sotheby’s, en las que se aprecian detalles como el grabado de las iniciales CRS en el interior de la tapa.

Caja, esfera, brazalete, cristal y agujas en detalle

Aunque hubo varios tipos de bisel para este reloj, la mayoría llevaban la tipografía con trazo «Serif» en el 7 del 70 en el bisel, dato importante para contrastar la originalidad del mismo.

El brazalete original, el 1450, lleva grabado la palabra «Speedmaster» en el cierre, mientras que los de reemplazo o de servicio, montados posteriormente, fueron las referencias 1479 y 1171/1, que no llevan más que el logo de Omega en el cierre, y diferentes eslabones finales, más conocidos como «end links».

Sobre la caja, se han visto diferentes perfiles de carrura. Hay quien estima que existen 2 tipos de caja, aunque también es muy probable que sea debido a sucesivos y agresivos pulidos en la zona de las asas. La posición de la corona y de los pulsadores, con seguridad de un sólo tipo, es bastante profunda respecto al borde de la caja.

El cristal que monta el Speedmaster Holy Grail es realmente especial, ya que, estando hecho de hesalite como es habitual en estos relojes, tiene la peculiaridad de llevar fijado en el interior un anillo biselado con las indicaciones del minutero, algo que no puede verse en ningún otro Speedmaster. Se estima que el logo de Omega en el cristal sólo se encuentra en modelos de 1987, aunque no es algo que influya en el valor del reloj.

Las esferas de este Omega fueron hechas por Singer, y la manera de identificar una esfera original diferenciándola de una de servicio, así como de esferas repintadas o falsificadas, es el hecho de que la esfera original tenía problemas de luminosidad tanto en el cuadrante superior derecho como en el inferior izquierdo y, en la mayoría de los casos, en la posición de las 3 en punto. El lumen es cremoso y las subesferas cuentan con una textura en círculos concéntricos. La impresión en blanco en todo el dial es densa y nítida, sin fusionarse ningún elemento con otro. En otras esferas, de servicio o no originales, pueden detectarse diferencias en estos aspectos, así como subesferas más pequeñas, pintura más delgada, carencia de elementos o elementos fusionados e impresión de baja calidad.

Sobre las agujas, elemento difícil de contrastar, la manecilla de hora original es larga y solo un 25 % más ancha que la manecilla de minutos. Las manecillas horarias de reemplazo o servicio son aproximadamente un 50 % más anchas que las manecillas de los minutos, y significativamente más cortas.

Datos técnicos del Omega Speedmaster Holy Grail

Referencia: 376.0822
Caja de acero inoxidable de 42 mm de diámetro y 15 mm de grosor
Cristal de plexiglás
Índices y manecillas con tritio
Calibre Omega 1045, de carga automática
Brazalete referencia 1450 con end links 808
Ancho entre asas de 20 mm
Precio en la actualidad: entre 20.000 y 30.000 euros, dependiendo de la condición y dotación