Tudor siempre sorprende con sus relojes estrechamente vinculados al mundo del automovilismo desde 1970, cuando la marca presentó su primer cronógrafo. Este año la firma ha introducido en el pasado Watches and Wonders 2022 el Black Bay Chrono de acero y oro, combinando esta herencia en un cronógrafo deportivo y elegante, con subcontadores en contraste y un Calibre Manufactura automático de alto rendimiento, un excepcional cronógrafo con rueda de pilares y embrague vertical.

Tudor Black Bay Chrono SG M79363N-0007

Un Black Bay Mixto con una nueva esfera color champán

Montando la icónica caja de las últimas versiones, en 41 mm de diámetro, muy trabajada y que combina superficies satinadas con biselados pulidos, a este elemento no puede ponérsele ningún pero, uniéndose perfectamente con el brazalete e incorporando un bisel con escala taquimétrica, una corona cómoda y funcional, en oro amarillo, así como los pulsadores, roscados para garantizar la mejor hermeticidad.

Disponible en dos versiones, negro mate o color champán con acabado satinado en rayos de sol, la esfera incluye dos subcontadores empotrados en colores en contraste con el resto del dial, color champán y negro mate respectivamente, para una legibilidad óptima. Los contadores secundarios tienen un acabado granulado circular y se inspiran en la primera generación de cronógrafos de Tudor, contando con un contador de 45 minutos y una ventanilla de fecha situada a las 6 en punto.

Manteniéndose fiel a la estética del Black Bay, el Black Bay Chrono S&G ha adoptado las famosas manecillas «Snowflake», una firma de la marca para los relojes de buceo desde 1969, para garantizar una legibilidad excepcional frente a la esfera abombada.

Tudor Black Bay Chrono SG M79363N-0007 Lifestyle

Movimiento Manufactura Cronógrafo Calibre MT5813

El calibre cronógrafo manufactura MT5813, que alimenta el Black Bay Chrono, muestra las funciones de horas, minutos, segundos, cronógrafo y fecha. Con una reserva de marcha de 70 horas y un espiral de silicio, el calibre MT5813 está certificado por el Instituto Oficial Suizo de Cronometría (COSC), y su rendimiento supera los estándares establecidos por este instituto independiente. Se trata de un movimiento de alto rendimiento que ha sido elaborado con la más pura tradición relojera, con un mecanismo de rueda de pilares y embrague vertical. De acuerdo con la filosofía de calidad de Tudor, presenta una extraordinaria robustez y fiabilidad, garantizada por la serie de pruebas extremas aplicadas a todos los productos de la marca.

Tudor Black Bay Chrono SG M79363N-0007 Brazalete

Un cronógrafo con herencia acuática

Desde el lanzamiento en 1970 del modelo Oysterdate, el primer cronógrafo Tudor, estos relojes siempre han estado estrechamente ligados al mundo de los deportes de motor, e incluso antes, desde 1954, la marca ha tenido el máximo compromiso y mejora continua de sus relojes de buceo profesionales. El modelo Black Bay Chrono combina ambas tradiciones, siendo un cronógrafo deportivo que no presenta ninguna debilidad, preparado al máximo para lo más exigente de ambos mundos. El precio del Black Bay Chrono de acero y oro con brazalete, referencia M79363N-0007, es de 6.840 euros. Junto con este modelo también se han presentado las referencias M79363N-0008 y M79363N-0006, con correa de cuero marrón y correa de tejido negra respectivamente. Los precios son de 5.650 euros para ambas versiones.

Características técnicas del Tudor Black Bay Chrono mixto acero y oro ref. M79363N-0007

Movimiento: Calibre manufactura MT5813 (COSC). Movimiento mecánico automático con sistema de rotor bidireccional

Cristal: Cristal de zafiro abombado

Resistencia al agua: resistente al agua hasta 200 metros (660 pies)

Brazalete/Correa: Brazalete de acero y oro amarillo remachado con acabado pulido y satinado