Tudor ha presentado el Black Bay Pro, un nuevo modelo GMT que ofrece una función de zona horaria dual para realizar un seguimiento de la hora local sin perder de vista la hora en una segunda zona horaria.

Tudor Black Bay Pro M79470-0001 Lifestyle

La caja, de 39 mm y hecha de acero inoxidable satinado y pulido, presenta un bisel fijo satinado y graduado de 24 horas y una rediseñada corona atornillada, con la emblemática rosa Tudor en relieve, que contribuye a que el reloj sea resistente al agua hasta 200 metros. / 660 pies.

Protegida por un cristal de zafiro, la esfera, negra y abombada, hace destacar la manecilla amarilla de 24 horas «Snowflake» utilizada para la hora de referencia, así como los grandes índices horarios, aplicados y hechos de cerámica monobloque luminosa.

Tudor Black Bay Pro M79470-0001 Esfera

Tudor Black Bay Pro M79470-0001 Detalle bisel

Tudor Black Bay Pro M79470-0001 Luminiscencia

La hora local se indica con otra manecilla de «copo de nieve» más corta, que salta de hora en hora al configurarse, y que se puede mover hacia atrás o hacia adelante. La fecha, que se muestra a través de una ventanilla situada a las 3 en punto, está acoplada con la manecilla de la hora local, de modo que al ajustar la hora y pasar la medianoche en retrógrado, salta instantáneamente al día anterior.

Tudor Black Bay Pro M79470-0001 Esfera y luminiscencia

Tudor Black Bay Pro M79470-0001 Lifestyle wristshot

GMT, COSC, antimagnético y con una gran reserva de marcha

El Black Bay Pro funciona con el Calibre MT5652, patentado por Tudor, que late a una frecuencia de 4 Hz (28.800 alternancias por hora) y ofrece una autonomía de aproximadamente 70 horas.

Certificado como cronómetro por el Instituto Oficial Suizo de Pruebas de Cronómetros (COSC), este movimiento está equipado con un resorte de equilibrio de silicio no magnético.

El reloj se puede combinar con una correa de tela negra con una franja amarilla, una correa híbrida de caucho negro y tela con cierre desplegable o un brazalete de acero inoxidable con cabezas de remaches visibles en el lateral del mismo. Un nuevo cierre para el brazalete, con un sistema de ajuste rápido de tamaño que permite al usuario ajustar fácilmente su longitud en aproximadamente 8 mm, completa la lista de novedades de este modelo.

Entregado por Tudor con una garantía de cinco años, el nuevo Black Bay Pro ref. M79470 tiene un precio de 3.480 euros con correa o de 3.770 euros con brazalete de acero.