Actualmente los relojes suelen ser herméticos para la humedad accidental, nadar sin bucear, y se pueden mojar, pero en relojes más antiguos o modelos que no son resistentes al agua en absoluto, podría entrar agua simplemente en días de mucha lluvia y humedad.

Qué hago si mi reloj se empaña

Si has notado que a tu reloj le ha entrado agua al ver humedad dentro, o directamente ves algo de vaho o pequeñas gotas por condensación en el cristal, tienes que hacer lo siguiente:

Si tienes humedad en tu reloj, sacar la corona y meterlo en un vaso grande o bol con arroz, completamente cubierto. Si lo metes en un vaso con arroz, ten cuidado al introducirlo para que no se golpee con el vaso y pueda arañarse. Déjalo durante 1 día completo y el arroz absorberá la humedad. Puede parecer un remedio un tanto extraño, pero funcionará. También lo puedes introducir rodeado de sobres de gel desecante, pero siempre es más sencillo el remedio del arroz crudo, ya que normalmente no tenemos a mano una buena cantidad de estos sobres, o bien no los guardamos.

Después de tenerlo durante 24 horas en el arroz, podrás comprobar cómo la condensación ha desaparecido. Te recomiendo que, tras esto, lleves el reloj lo más rápidamente posible al relojero ya que, aunque haya desaparecido la humedad, puede que el agua haya dañado el calibre, y el óxido en movimientos antiguos puede arruinar el reloj. El relojero podrá ver lo que ha ocurrido y cambiar las juntas del reloj para evitar que vuelva a ocurrir

Si por alguna circunstancia a tu reloj le hubiera entrado mucha agua, me temo que el remedio del arroz no solucionará el problema. Llévalo cuanto antes al relojero.